Cómo vender comida casera online sin invertir dinero

Mi abuela hace un año decidió que estaba aburrida de “descansar” cuando en realidad a sus 70 años tiene más energía que yo (¡hasta a veces me provoca decirle que me regale un poco!).

Por eso, con sus conocimientos y su fascinación por la cocina, y lo que yo sé sobre ventas y emprendimiento, la he ayudado a abrir un negocio de venta de comida casera online.

Después de comentarme su idea y organizarnos para comenzarlo todo, al mes habíamos decidido probar abriendo una tienda en línea con un menú pequeño y con sus recetas. Así que con mi manejo del Internet, nos pusimos a la obra.

Por supuesto, otras personas de la familia ayudaron pero el punto es que, al día siguiente, ya habíamos recibido nuestro primer pedido de comida.

Era para un negocio pequeño de diseño gráfico con unos 10 trabajadores,pero que estaban cansados de probar siempre lo mismo o recurrir a la comida rápida, por lo que hicieron un pedido temprano para tenerlos listos a la hora del almuerzo.

Todo salió increíble. Preparamos la comida y ya fuimos directamente a dejarla y les encantó.

Así que nos siguieron contratando y nos sugirieron a otras personas, de allí, todo ha ido en crecimiento.

Actualmente, nos mantenemos como algo pequeño, pero la parte de mi familia que puede freír un huevo sin quemarlo, ayuda con el negocio.

¿Ha sido rentable? Totalmente, porque todo lo hacemos desde casa y hacemos las ventas únicamente atendiendo en línea.

Por eso aquí quiero mostrarte todo lo que necesitas saber para vender comida online sin gastar apenas nada, y ganar mucho dinero con ello como hemos estado haciendo mi abuela y yo.

 

 

¿Qué necesitas para preparar comida en casa?

Tus dos manos, una buena cocina y un buque de motivación.

Ya de por sí, trabajar en tu casa trae muchísima más motivación por el simple hecho de no tener que salir de ella, así que conseguirla no va a ser tan difícil como crees.

Por otro lado, no necesitas mayores cosas para preparar comida en casa, sólo lo mismo de siempre que utilizas para prepararle la cena a tu familia o sólo a ti.

No creas que porque abrirás un negocio, debes comprar toda la sección de instrumentos de cocina en la tienda por departamentos.

Lo que más influenciará en que puedas preparar la comida es tus ganas de hacerlo y que lo realices con todo el amor del mundo y siempre con la mejor calidad posible.

Siempre da tu 100% en la preparación de tu comida y verás que saldrá estupendo.

También, ten en cuenta que un par o dos de manos extras siempre viene bien, así que si tienes a alguien que se ofrezca a ayudarte o pueda hacerlo, no dudes en pedirla o aceptarla.

Por supuesto, también ten en cuenta que sepa lo básico de la cocina o en su defecto, seguir bien tus instrucciones y así no arruine tus platillos.

Todo es una combinación de dar el primer paso, darle con el 200% y siempre mantener una buena calidad de comida que como la que preparas en tu casa para tus seres queridos.

 

 

Requisitos para vender comida online

Para vender comida online, necesitas tener en cuenta la importancia que tiene la disposición de buenos ingredientes, el equipo y utensilios básicos, así como la higiene que debes mantener para que sea apta la venta de tu comida casera.

Antes que nada, cuando sueles cocinar para ti y tu familia, no siempre los ingredientes están precisamente frescos, quizás tienen un par de días o no los compraste estando frescos de por sí.

Pero si estás pensando en vender esa comida, ten en cuenta que los ingredientes que utilices para estas comidas deben ser buenos y eso incluye, estar totalmente frescos.

La calidad de tus recetas depende mucho de ellos, y aunque la preparación influye mucho en cómo quedará el plato, los ingredientes pueden hacerte una mala pasada si no están frescos o incluso, dañados.

Por otro lado, aunque te mencioné que no debías comprarte todos los utensilios de cocina, sí es bueno que tengas lo básico e incluso algo más.

No quiero decir con esto que te compres el pelador de papas que viste en la televisión, pero sí que tengas un utensilio adecuado para cada paso, como pelar, exprimir, moler, o rayar, entre otros.

No tanto porque haga una gran diferencia al momento de la preparación, sino por el tiempo que puedes ahorrar en casa al tener los utensilios adecuados.

Por ejemplo, una freidora no es indispensable, pero si piensas servir algo frito como un plato fijo entre tu menú, te recomiendo tenerla.

Uno, ahorrarás mucho aceite. Dos, desperdiciarás muchísimo menos tiempo al freír. Tres, quedará con mejor sabor y textura, en resumen, será una comida de mejor calidad y por la que incluso puedes cobrar más.

En este caso, tu comida si puede variar su calidad debido a la freidora, pero en otros casos no es tan drástico.

Todo esto puedes ir obteniéndolo con el paso del tiempo de igual forma, no necesitas comprar todo de lleno o al inicio.

 

 

Ahora, entrando en un tema más delicado al momento de vender tu comida, la higiene que debes mantener es mucha mayor de la que ya llevabas.

Como lavar las manos cada vez que tocas algo sucio, fuera de lugar o que no sabes con certeza si está lo suficientemente limpio.

Conozco muchas personas que tocan miles de cosas alrededor de la cocina mientras están cocinando y en especial, picando los ingredientes.

Piensan que simplemente porque está en la cocina, se encuentra limpio, cuando no saben la cantidad de bacterias que hay en su entorno.

No digo que seas un maniático de la limpieza y que porque te toques una parte del brazo ya debas lavarte las manos, pero si conservar cierta distancia de agentes o sitios no tan limpios mientras cocinas.

Y si los tocas o entras en contacto con ello, recuerdes lavar tus manos.

Uno de los errores más comunes de las personas, es utilizar antibacterial cada vez que se ensucian las manos.

Lo que muchos no sabe, es que la función del antibacterial es crear una capa entre tu mano en este caso, y las bacterias, pero las que ya se encontraban en ella siguen allí, sin limpiarse o desprenderse de ti.

En resumen, debes lavar tus manos y LUEGO, usar el antibacterial.

Este no actúa como un jabón y agua, es sólo un gel para evitar acumular más bacterias en tus manos.

Así que no olvides este pequeño detalle y abre el grifo y utiliza el jabón para manos, no cuesta nada y estarás también protegiéndote más.

 

¿Cómo vender comida hecha en casa por Internet?

Antes que nada, entiende que para vender cualquier cosa, en este caso, comida por Internet, necesitas conocer un poco el mercado en cuanto lo que más les gusta a las personas.

Por ejemplo, si piden más carnes rojas que pollo o pescado, como también puede ser todo lo contrario.

Además, independientemente de que sea por Internet o no, debes cumplir la regulación vigente de los alimentos, por lo que conservarlos bien es igual de importante como los ingredientes y todo lo que te mencioné en el punto anterior.

También ten en cuenta que la comida no es algo que puedas guardar mucho tiempo, de hecho, no dejes que pase del día o un par de horas.

Por lo que siguiendo esta sugerencia, no tendrás muchos “productos” que vender, es decir, no contarás con una gran cantidad para tener disponible las 24 horas.

Por ello mantén en cuenta que tendrás que llevar un control riguroso de la cantidad de comida que puedas preparar ese día y la que por ende, puedes ofrecer a tus comensales o compradores.

Lo ventajoso, es que todo esto del stock y la cantidad podrás definirlo antes de colocarlos a la venta online, y sí, es mucho más fácil que al tener una tienda física donde estás obligado a hacer inventario muy entrada la noche o en la madrugada para tener todo listo antes de abrir.

Mientras que tú puedes tomarte con más calma este proceso.

Es importante que tengas una imagen, ya sabes, un nombre, logo y todo lo que te representará en el Internet.

No se trata de simplemente poner a la venta algo sin ni siquiera darte un nombre ya que tu objetivo no es sólo vender, sino también abrir un negocio.

Además, tener algo que te identifique le da mucha más confianza a tus compradores al momento de hacer un pedido.

Ahora, para vender como tal tu comida por Internet, necesitarás crear una tienda online o alguna página donde puedas publicar tus servicios y producto.

Cuando estés haciendo esto, el diseño y contenido de esta será la que atraiga al público, donde dirán “quiero comprar aquí”.

 

 

Por lo que no te tomes a la ligera la configuración y creación del sitio donde planeas poner a la venta tu comida.

Sin embargo, más importante que eso (o al menos algo que debes hacer antes de diseñar tu página) es tener en mente y estar seguro cómo harás los envíos, entregas personales y todo lo que tiene que ver con hacer llegar tu comida a tus consumidores.

Estos detalles son los más importantes y una vez los tengas claros, ya podrás proceder a la creación y diseño de tu página.

La apariencia de esta será sumamente relevante, pero el contenido es lo que más hará que las personas quieran comprarte.

No sólo llenes tu página o tienda de tus productos, sino también de contenido útil para tus compradores.

Algo como un blog, donde puedes publicar algunas recetas o información nutricional, esto hará que despierten un interés mayor hacia tu comida y tu negocio en general.

Además, mientras mejor sepas aprovechar los contenidos que publiques y sacarles el provecho, mejor posición tendrás en los motores de búsqueda y más personas te verán al buscar “venta de comida casera”.

Tampoco debes pasar por alto los métodos de pagos que le ofrezcas a tus compradores.

Mientras más opciones, más posibilidades tendrás que te compren, todo por la comodidad de tener varios métodos y que no se limiten sólo a uno para al final no poder hacer la compra debido a que no lo tienen.

Uniendo todo eso, podrás vender tu comida casera online.

 

¿Dónde puedes vender tu comida hecha en casa?

 

1. En tu propia tienda online

Hay muchas formas de vender en Internet, pero al haber tantas, la mayoría suele desviarse de las principales al creer que habrá mucha más competencia en esos sitios.

De cierta forma, es cierto, pero por alguna razón son las más populares y que en este caso, las vuelve la mejor forma de vender.

Por ejemplo, una de mis favoritas, es a través de una tienda online propia.

¿Por qué? Porque es mucho más sencillo llevar un control de inventario, lo que publicas en tu contenido, las visitas y porque es como tener un negocio propio en todo su sentido.

Además, puedes diseñarlo completamente de la forma que más te parezca.

Uno de mis stios favoritos para crear una tienda online es Wix Stores.

Primero que nada, porque crear tu tienda es totalmente gratuito, así que tampoco debes preocuparte por hacer una inversión para poder crear tu tienda como en otros sitios.

Todo lo puedes diseñar desde cero y sobre lo que tú quieras, por lo que no tendrás que pasar por el proceso de “se siente incómodo hablar de comida con este diseño o colores”.

Absolutamente todo lo puedes personalizar, así que si quieres colocar una lasaña de fondo al entrar en tu tienda, puedes hacerlo.

 

  >> Cómo Crear Una Tienda Online Con Wix <<  

 

2. En una página de Facebook

Por otro lado, también están las populares tiendas de Facebook gracias a su opción de crear una página propia que vaya a estar destinada para la venta o interacción del público general.

Aunque para muchos Facebook está muerto, sigue siendo una red social que mueve mucha gente y por ende, es viable si aún quieres vender tus productos que en este caso, es tu comida.

Además, es mucho más fácil compartir esta página en tus redes sociales y darle más publicidad con las opciones que tiene Facebook si así lo deseas.

Claro, no debes pagar publicidad como una obligación, pero no es tan costosa y puede traerte clientes y seguidores rápido.

Sólo debes diseñarla tal cual como si fuera un perfil personal, pero dirigida a la venta de tu comida y todo lo referente a ella.

Aquí es muy fácil compartir recetas e información sobre cocina que veas incluso por la misma red, o sube vídeos que puedan interesarle a tus seguidores para incitarlos a comprar.

No requiere mayor información para que puedas crear tu página e incluso desde tu misma cuenta personal puedes hacer una.

Imagina que es sólo otro perfil más.

 

 

3. Creando un perfil en Instagram

Otra de mis opciones favoritas es Instagram. Las personas somos seres visuales, si se ve bien, queremos comerlo aunque pueda que no sepa tan rico como esperamos.

Pero cuando se trata de comida todo se vale y si quieres vender rápido y llamar la atención, toma muchas fotos de ella.

Las publicaciones de comida son como un boom en Instagram, todos aman ver un platillo bien presentado y que te hace agua la boca.

Ten en cuenta que crecer en Instagram es un tanto complicado ya que las personas no te siguen de la nada, pero el secreto es utilizar los hashtags de la forma correcta, poner buenos mensajes en los pie de tus imágenes y saber a quién seguir.

Todo en Instagram se trata de fotos y vídeos, tu servicio es muy fácil ponerlo en el pequeño resumen que está en tu perfil y resumir que vendes comida casera y todos los platos que observan en tus imágenes.

También puedes añadir el número de contacto y ciudad de donde eres para que tus pedidos vayan más rápido.

De esta forma podrán pedir tu comida y estarás vendiendo súper rápido además de haciéndote famoso a nivel mundial.

 

 

4. En apps de comida a domicilio

Finalmente,siempre puedes utilizar las apps de comida a domicilio tipo Uber Eats.

Hay muchas de ellas en la Play Store y Apple Store, pero entre tanta variedad, ¿cuál escoger?

La aplicación de Uber Eats es un método muy parecido a cuando pides un Uber y el tiempo de llegada de la comida por supuesto depende del restaurante, cuán lejos queda y su reputación.

Para un principiante, será algo difícil escalar entre los mejores pero no es imposible ya que si decides utilizar ya sea Uber Eats u otra app, siempre te mostrarán como opción hacia los comensales.

Sólo es cuestión de que mantengas un buen servicio de comienzo a fin y así ellos puedan darte tu calificación en la página.

En Uber Eats, el método de pago principal es tarjeta de crédito o transferencia a alguna cuenta bancaria que te den a disponibilidad.

Para la rapidez, te recomiendo aceptar sólo esas dos ya que es lo que te dará las ganancias rápido y de forma inmediata.

Lo mejor de ella, es que llevarás en tiempo real el seguimiento de tus pedidos, desde que se prepara, hasta un tiempo estimado de cuánto tarda hasta tu locación.

Como si fuera un pequeño rastreador y tú sigues los movimientos.

 

 

Deliveroo te pone en contacto a todos los comensales con más de 1000 restaurantes, puede parecerte mucha competencia, pero entre tanta variedad las personas buscan algo más específico en muchos de los casos.

Puedes subir muchas imágenes de los platillos que ofrezcas, de hecho, debes agregar al menos una por cada receta.

Esto le permite a los usuarios de la app saber con exactitud que deberían esperar en su comida, ahora, te pone un poco más de presión para que siempre luzca perfecto y sepa bien (aunque igual debería ser así siempre).

Recuerda que las personas pueden calificarte en ella, así que evita por lo que más quieras recibir calificaciones no tan buenas y en caso de que algún comensal se quejara, siempre responde y ofrece una solución para la próxima o de manera inmediata ya que la app te permite esto.

Esta app ya incluye el costo con IVA de la comida, así que ten en cuenta que el precio que coloques será el definitivo.

Foodpanda, aunque es una app que se encuentra en inglés, cubre muchos países donde se habla español.

De hecho, para mí es mi favorita ya que eso me permite ampliar en un ámbito más comercial. ¿En qué sentido?

Si decides vender tu comida en esta app, incluso si esas personas están en el país o no, podrán ver tu servicio de comida, así que si alguna vez deciden visitar el país, quién sabe si deciden pedirte comida a ti.

Si eres de los que se tardan un poco más al preparar la comida, puedes poner por cada platillo, el tiempo estimado que tarda en hacerse además del de entrega.

Por otro lado, esta app también permite que sus usuarios hagan una orden en la mañana pero que es para la hora de la cena.

Es decir, no es exactamente para pedir “comida rápida” o de forma inmediata.

Es como si estuvieran haciendo reservación en algún restaurante pero en este caso, para que les lleven su comida al sitio que elijan.

Esto es ventajoso para ti porque así podrás planificar bien tu horario y hasta llevar una agenda de las comidas que vas a preparar ese día.

Porque sí, también puede hacerse la solicitud de un día a otro.

 

 

Sin duda alguna la app más popular en España para medir comida es Muchacomida.

Hay veces que a los usuarios no les gusta irse a una app donde les muestre TODOS los restaurantes posibles y quieren algo más puntual.

Si por tu parte, quieres simplemente concentrarte en tu país y ciudad, en hacerte popular únicamente en esa parte del mundo, entonces es perfecto para ti.

Además de que reduce la competencia y sugerencias que verán los usuarios de acuerdo a la ciudad.

Lo que debes tener en mente (ya que esta funciona igual que el resto) es que pueden pedir comida por códigos postales y a barrios.

Así que si no estás de acuerdo con algunos términos, recuerda colocarlo en tu anuncio.

Si prefieres que te contacten directamente a tu celular o al teléfono del sitio donde estarás preparando la comida, puedes hacer que sea visible en la app ya que no tienen restricciones y sólo desean reducir los intermediarios.

El tipo de comida es variable, no te preocupes en no “seguir el estándar”, puedes vender el tipo de comida que quieras.

 

 

Cómo entregar tu comida hecha en casa

Aunque hay muchos servicios que ofrecen sus servicios de envío a sitios que desean entregas a domicilio, es mejor que lo hagas por tu cuenta.

Tener muchos intermediarios en un negocio puede traer muchos malentendidos y confusiones.

Por ello, siempre he creído que es mejor hacer el trabajo completo si al menos eso garantiza que en este caso, la calidad de la comida se mantenga y llegue completa.

Si tienes un auto o motocicleta, ya sabes qué hacer.

Ahora, seguramente el problema es quién lo hará ya que lo más probable es que tú seas el que se la pase ocupado en la cocina preparando todo.

Por esto te decía que inevitablemente necesitarás ayuda y si tienes a alguien con dos manos izquierdas en tu cocina, sácalo de allí y dile que conduzca y lleve los pedidos. Si no sabe, enséñale.

Esto también te ahorrará mucho dinero a la hora del pago por el transporte en el caso de que contrates a alguna empresa que ofrezca el servicio.

Así puedes ganarte ese dinero extra y recibir las propinas que le den al repartidor al dar cada entrega.

Si no cuentas con un vehículo, entoncesinevitablemente tendrás que recurrir a empresas de domicilio.

Estas varían según el país y no es algo tan simple como ir a una a hacer un envío de cualquier otro producto.

De hecho, tienes que preguntar en cada sitio de tu ciudad si pueden prestarte el servicio o si tienen disponible a alguien que se comprometa únicamente contigo.

Esto por lo general es mucho trabajo y toma tiempo encontrar un transporte para tu comida casera, sobre todo porque suelen juntar pedidos de varios sitios para así matar dos pájaros de un tiro y es propenso a que se intercambien las comidas.

No obstante, no te queda otra opción. Tampoco es de vida o muerte. Hay muchos servicios de entrega bastante buenos y responsables, sólo es cuestión de tantear bien las opciones que tienes en tu ciudad.

Pero lo que siempre te recomendaré en lo personal, es hacer las entregas con tu vehículo, alguien conocido y de confianza si es que no es familia y así asegurar que todo vaya excelente al igual que la sazón de tu comida.

 

 

¿Qué licencias necesitas para vender comida en línea?

Según el país, las licencias que necesitas pueden variar ya que algunos tienen más regulaciones que otros, pero las que necesitas con total seguridad, es una licencia de comida y un permiso de salubridad.

No es secreto para nadie que se debe mantener una buena higiene en cualquier negocio que tengas, pero la comida es el top en ello teniendo en cuenta que estás trabajando con algo que puede enfermar muy fácilmente a las personas.

Así que una de las primeras cosas que debes asegurarte de adquirir es un certificado de salud tanto tuyo como de todos los que te ayudarán en la cocina y negocio en general.

De hecho, este certificado te lo pedirán para poder sacar todas las licencias que necesites y debe ser bastante vigente.

Ya hecho esto, tienes que ir directamente al ayuntamiento y preguntar por todo el papeleo que debes hacer y los documentos que necesitarás para hacer los trámites.

Aunque habrán permisos que no requerirás ya que lo tuyo no se tratará de un restaurante en sí sino de una venta de comida casera a domicilio.

Sin embargo, si te irás hacia el área de mariscos y bebidas alcohólicas, ten presente que necesitarás sacar dos licencias a parte para ello.

Los productos más delicados en el área de la comida y su preparación, son los mariscos y eso estoy segura de que lo sabes.

Por otra parte, las bebidas alcohólicas siempre han tenido una regulación, por lo que para ofrecerlas debes estar autorizado para ello y así también puedan venderte al mayor los proveedores.

Estas dos van a parte de la licencia para la venta de comida que necesitarás y por la que solicitarás una vez tengas el certificado.

El resto de las licencias necesitarás informarte en tu provincia o comunidad debido a la variedad de normas por las que se ejercen y necesitas conocer al pie de la letra.

De cualquier forma, sin estos permisos no podrás vender comida y para ello, también debes registrar el negocio de forma legal aunque sea pequeño, lo que nos lleva a que ¡no evadas impuestos!

 

 

Cómo ponerle precio a tus platos

El precio que le coloques a tus platos debes sacarlo tomando en cuenta el costo de los ingredientes, tu mano de obra y el costo de la competencia.

Poner precio depende mucho de lo que tu gastes para poder conseguir ese resultado, hacer comida no es la excepción sin duda alguna.

Supongamos que vas a hacer una hamburguesa, obviamente necesitas comprar el pan, carne, lechuga, tomate y todo lo que necesites utilizar en ella.

Eso sin contar muchos ingredientes especiales que en ocasiones utilizamos para hacer una variación del mismo platillo.

Una vez tengas todos los materiales, revisa las facturas y haz la suma de todo el gasto que realizaste en los ingredientes para hacer hamburguesas.

Luego, calcula cuántas pueden salir de todos los ingredientes que compraste.

Teniendo ambas cifras, calcula en cuánto te saldría cada hamburguesa considerando lo que gastaste en los ingredientes.

La cifra que salga de cada una, sabrás que es lo mínimo que debes ganar por hamburguesa, de lo contrario, estarás perdiendo mucho dinero y ni siquiera conseguirás restaurar la inversión que hiciste.

Ahora, súmale el costo de mano de obra.

Normalmente, muchas personas siguen la regla del 20% adicional en el costo del platillo que corresponde a la mano de obra, pero todo depende de lo que tú consideres.

¿Cuánto vale tu mano de obra o la de algún familiar para ti?

Dependiendo de eso, también debes colocarle el costo que tu creas pertinente anexo al platillo.

Sin embargo, no se te olvide una parte muy importante y que en sí, es la que hablará más sobre qué precio ponerles: la competencia.

 

determinar el precio de un producto

 

Es un hecho que todos comparamos precios ya sea porque comprar algo más económico que en otro sitio o porque deseamos vender algo, tú eres el segundo caso y el primer caso son todos los comensales y hasta tú cuando te toca.

Hay personas que lo único que quieren es comer, escogen la primera opción que ven y sin preguntar nada, consume la comida.

Pero es más común que las personas comparen precios y si decides vender en una app por ejemplo, esto puede jugarte en contra o a favor.

Si una hamburguesa de otro restaurante cuesta menos o lo mismo que la tuya pero tiene una gran reputación y servicio, puedes ponerle el mismo precio, pero sabrás que estarás compitiendo con la misma eficiencia que tienen ellos, en la calidad como en la rapidez que llevas tu comida casera.

Si no crees cubrir con las mismas expectativas al menos al inicio, te sugiero colocar un precio más económico.

Recuerda que también estarás iniciándote en el negocio, así que los precios económicos por una buena comida serán tu técnica para poder conseguir personas que quieran probar tu comida casera y ordenarla todo el tiempo.

Teniendo todo esto en cuenta, es cuando podrás ponerle un precio a tus platos sacando un estimado y dándole al público una ganga al inicio para vender rápido y hacerte conocer.

Pero nunca olvides, igual debes tener ganancias siempre.

 

Qué medios de pago puedes aceptar para vender tus comidas online

Si decides abrir una página tipo tienda o vender por medio de tus redes sociales, te recomiendo utilizar métodos básicos como tarjetas de crédito y débito por medio de un sistema de pago online.

Para poder vender online, debes abrirte a varias opciones de medios de pago, normalmente todos optan por utilizar sus tarjetas de crédito, pero hay muchos otros que no cuentan con una.

Hay varios sistemas disponibles en Internet y que descubrirás al momento de preguntarle a un experto, donde te permiten aceptan tarjetas de débito como una de crédito.

Ahora, saliendo de lo cotidiano o lo básico el medios de pago, entramos a los métodos que incluyen dinero electrónico.

PayPal es el más popular en estas situaciones y últimamente no ves tienda online que no acepte este medio de pago.

Es una manera muy cómoda de mantener tu dinero a salvo y sólo necesitar tu correo electrónico y contraseña para realizar un pago facilita mucho el proceso tanto para ti como para el comprador.

Para ti, porque el dinero se hace efectivo inmediatamente y no tienes que esperar tanto tiempo a que el banco o medio acredite el pago a tu cuenta bancaria.

También existen otros métodos como Payoneer o Skrill que siguen siendo monederos para dinero electrónico que han estado tomando más popularidad con el paso del tiempo.

Quizás sean dos de los menos usados, pero le estarías dando más opciones a tus consumidores en cuanto medios de pago se trata.

Si quieres que te diga cuáles métodos añadiría yo específicamente a mi tienda (la cual ya tengo) serían las tarjetas de crédito Visa, MasterCard y AIMEX, también aceptaría las de débito.

 

Importar desde China

 

Pero en cuanto a dinero electrónico suelo dejar principalmente la opción de PayPal y para artículos o en tu caso, comidas más económicas, añado la opción de Payoneer y Skrill.

Esto es debido a que me vuelve mucho más fácil el mantener un control de mi dinero y los ingresos y así no tener que entrar en más de 5 cuentas distintas para sacar diariamente los gastos y ganancias.

No quiero decir que sea mala idea, pero si lo vas a hacer con varios medio, asegúrate de tener el tiempo necesario para poder verificar todos ellos a final del día o al menos la semana.

Otra opción que agregué recientemente y te sugeriría mucho, es que te hagan transferencias a una cuenta bancaria pero solamente desde el mismo banco que se hacen efectivas inmediatamente.

De esta forma, el banco siempre te notifica de la llegada de tu pago y puedes estar al tanto de que en efecto, se recibió el dinero.

No esperas nada de tiempo e inmediatamente tienes tu dinero en el banco.

En estos casos, si me diversifiqué un poco, ya que tengo 2 cuentas bancarias pero es que al cerrar cuentas, sólo necesito pedir un estado de cuenta y no tengo que revisar una por una las operaciones.

Imprimo simplemente el papel de los estados de cuenta y a partir de allí, saco mis cuentas con el resto de los medios de pago.

 

Formas de pago internacional

 

Cómo promocionarte para conseguir más clientes

Utiliza tus redes sociales personales, dile a todos tus conocidos y si puedes y crees que realmente vale la pena, paga algo de publicidad.

Anteriormente para atraer a alguien a tu negocio, los anuncios publicitarios en la televisión y los que ves en la calle al conducir eran de los más utilizados.

Ahora todo se trata principalmente del Internet y no sólo porque estés planeando hacer tu venta de comida casera online, sino porque todo se está manejando desde allí.

Aunque esta parte seguramente lo sabías.

Por ello, es importante que atraigas a personas de la red que inevitablemente en algún momento hasta te ayudarán con la publicidad, pero no demos saltos tan grandes y comencemos desde cero.

Primero, dispersa la información a todos tus conocidos y amigos.

Seguramente en tus redes sociales has visto un montón de anuncios de tus amigos promocionando que abrieron un negocio u ofrecen cierto servicio.

Puede sonar muy repetitivo, pero si tienes amigos realmente cercanos o al menos una cuarta parte de esos conocidos deciden probar tu servicios y pedir tu comida casera por Internet, pueden darte buenas referencias y dejar comentarios en tu perfil.

Por supuesto, para este momento ya debes tener montada tu página de ventas o decir en qué app de la Play Store estás ofreciendo la venta a domicilio.

También puedes aceptar pedidos que te escriban directamente, todo dependerá de cómo decidas manejar esta parte después de las sugerencias que te dí hace unos párrafos.

Una vez te hayas promocionado un poco entre tus conocidos, busca en redes sociales páginas de comida que acepten algo a cambio por darte un poco de publicidad.

Muchas páginas en Instagram por ejemplo, en lugar de dinero sólo quieren parte de tu servicio o productos, en tu caso puede ser 2 días gratis de comida o algo razonable.

Cosas que estarán en tus límites y si no lo están, entonces ve hacia la siguiente tienda que pueda ofrecerte la publicidad.

En estos casos, más que ofrecerles un trato por su publicidad, ofrece formar parte de algún sorteo o concurso que realicen, ya sabes, el típico “para ganarte los premios necesitas seguir las siguientes cuentas o visitar la página de los anunciantes”.

Ellos ganan más tráfico y por ende, más dinero al recibir pedidos de forma constante.

Esta es una forma muy fácil de conseguir más clientes.

Puedes hacer esto con todas las redes sociales y así también te ahorrarás un montón de dinero al no tener que pagar por avisos y publicidad.

 

 

 

No obstante, si quieres crecer aún más rápido y crees que vale la pena hacerlo, siempre puedes pagar por la publicidad y anuncios.

En todos los sitios web y redes sociales, encuentras apartados de publicidad, por supuesto, estos no son gratuitos y si involucran una cantidad de dinero.

Por ello, no tantas personas suelen pagar por el servicio y prefieren ir de a poco al buscar anunciantes como los que te mencioné anteriormente.

Pero no quiero que pienses que invertir en publicidad para conseguir más clientes no es una opción o no vale la pena. De hecho, la vale, mucho.

Sólo depende de tu presupuesto y qué tan dispuesto estás por pagarla.

Recuerda que buscar clientes y conseguirlos como tal, se trata principalmente de publicidad y encontrar una manera de estar en todos lados para que a cada momento las personas puedan verte y sentirse atraídas a probarlo.

Lo que si te sugiero, es que agotes todos los recursos y recurras a pagar por tu publicidad sólo si no ves muchos avances y crees que puedes pagarlo.

Por otro lado, puedes atraer y conseguir clientes, pero la calidad de tu servicio y comida son los que harán que decidan quedarse y hacer pedidos cada vez de forma más frecuente.

 

 

Consejos para vender comida casera online

Es lógico que vayas a comenzar desde lo más pequeño y por ende, ir de a poco en cuanto a la venta de tu comida, pero cuando hayas crecido más o si se presenta la oportunidad en algún momento que no esperabas de hacer un banquete para una fiesta o algún otro evento, no lo dejes pasar.

A menos que sólo quieras llevar un pacífico negocio que dé lo suficiente para mantenerte y darte ciertos gustos.

Pero si buscas crecer como la mayoría de las personas, esas son increíbles oportunidades que no debes pasar por alto.

Siempre llega alguna época del año donde los quinceaños, matrimonios y fiestas en general están en auge, así que debes aprovecharlos para vender más.

Tengo incluso unos amigos que venden comida pero sólo lo hacen en esta época debido a que sin mucho esfuerzo durante todo el año, tienen muchas ganancias como para pasar los otros meses en algo más tranquilo y que no representa un sacrificio.

Un ejemplo claro de ello, es la Navidad.

Dios, la cantidad de gente que suele pedir comida a nuestro negocio en esas fechas es increíble y con facilidad te digo que se hace el doble y un poco más en esos días o mes que el resto del año.

Por ello, haz promociones, anunciante aún más durante estas épocas y ofrece servicios como banquetes u otros que representan una gran masa de gente para sacarle todo el provecho posible.

Este es uno de los mejores consejos que te puedo dar si deseas crecer en el negocio de comida casera online porque independientemente de cómo estés vendiendo, serás como un restaurante sólo que sin mesas y un servicio presencial para ponerlo de alguna forma.

 

 

Algo muy importante y que te he repetido varias veces, son las fotografías en las redes sociales.

Puedo estar un poco pesada con ello,pero es que puede cambiar tanto cómo se desenvuelven las cosas para tu negocio que no quiero que lo pospongas una y otra vez.

Alguna vez en tu vida debiste probar algún platillo, dulce, café o cualquier comida, que se veía increíble pero no sabía tan bien como esperabas (espero que este no sea tu caso).

Lo que intento decirte es que las personas comemos primero con los ojos que con la misma boca. Si se ve bien, lo queremos.

Allí es cuando te das cuenta que cosas como la presentación son muy importantes.

El propósito de mantenerte tan activo en las redes publicando fotografías es que crezcas en las comunidades dedicadas a la comida.

Pinterest además de Instagram, es un gran sitio para publicar todas las fotos que tomes y que desees para hacerte algo de publicidad.

Créeme, en alguna hora de la noche todos terminamos viendo fotos de comida en alguno de estos dos sitios.

Son como una mina de publicidad gratuita y donde puedes crecer muchísimo nada más manteniéndote activo y postear al menos una fotografía diaria.

 

 

Mi último consejo, es que no pienses que vender es fácil.

Solemos menospreciar mucho a las personas que se dedican al comercio, ya sea porque tienen un negocio grande y próspero, o vendan repuestos y cualquier producto en una esquina.

Hacer que las personas quieran comprarte es como un arte, uno para el que no todos estamos hechos o somos capaces de aprender.

Así que cuando pienses en un comerciante y te refieras a él como vendedor de comida, repuestos o lo que sea, no lo hagas de forma despectiva e intenta pensar que esas palabras pueden resultar ofensivas y que menosprecias su trabajo cuando en realidad no es nada fácil.

Puedes tener una increíble idea de negocio, el producto o servicio perfecto, pero es muy probable que no tengas las habilidades necesarias para venderlo.

¿Nunca has escuchado a alguien decir “ese señor puede venderte hasta un lápiz si así lo quiere”? O al menos una frase parecidad.

Eso se debe a que hay personas que son capaces de venderte el producto más inservible del mundo y hacerte creer que hace maravillas, pero hay otras que pueden tener la innovación del momento en sus manos y no consiguen que se lo compres aunque se arrodille y te ruegue por ello.

En casos como estos, es bueno que te busques un socio o alguien que creas que puede ayudarte a vender rápido tu comida por Internet, eso, o simplemente puedes mejorar tus habilidades de marketing y ponerte a conocer todo lo que necesitas.

Pero soy una creyente en parte de que hay personas que nacieron con esa chispa y habilidad de vender, y eso es invaluable al igual que muchas otras cosas.

Por eso te digo que no te tomes el tener un negocio o vender algo a la ligera, lleva mucho trabajo y capaz no lo consigas no porque no sea buena la idea, sino porque no tienes madera para ello, si esto pasa, busca ayuda.

Ten esto en mente y no desesperes si al inicio todo va mal, recurre al plan b que es alguien que pueda ayudarte a mejorar tus ventas.

Esa persona, sí será una buena inversión para tu negocio si no lo consigues alcanzar tú solo.

 

 

Aunque parece un gran proceso para finalmente poder vender tu comida casera online, en realidad es mucho más fácil cuando estás en ello. Así que no te desanimes.

Si sigues todo paso a paso, los consejos que te di y por supuesto, sacas las licencias y papeles que necesitas, podrás venderla sin ningún problema y tener un negocio grande en el futuro.

Si te animas, estoy segura que te irá súper bien.

¿Qué medio para vender tu comida online te gustó más? Cuéntame en los comentarios 😘

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

2 comments on “Cómo vender comida casera online sin invertir dinero

  1. Gracias por esta guía! Desde hace tiempo ando pensando en crear un negocio de comida pero la plata no me alcansa para poner un restaurante y creo que esto puede ser la solusion. Crees que en Colombia también funcionaria esto?

    • Hola Jasmine, claro que funcionaría en Colombia! Recuerda que puedes abrir una página donde sea que estés y en cuanto a las apps, hay muchas opciones para cada país y estoy segura que alguna de las de arriba está disponible para el tuyo.

      Es una gran oportunidad para evitar todo el rollo de abrir un restaurante y el dinero que eso requiere así que, ve por ello! Te irá súper bien siguiendo las sugerencias de arriba y cómo lo hicimos mi familia y yo.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *