¿Qué es una ICO y cómo funciona? [Guía máxima 2018]

Cada vez somos más las personas que disfrutamos de las ventajas que nos ofrecen las criptomonedas.

Estos activos se vuelven más comunes a diario y cada día son más las maneras que tenemos para disponer de ellos de una forma sencilla.

Pero… ¿alguna vez te has puesto a pensar en cómo se inicia una criptomoneda?

La mayor parte de las personas que invertimos en estos activos conocemos lo que son, pero no tenemos ni idea de cuál es el origen o cuáles fueron los inicios de las criptomonedas en las que estamos invirtiendo.

Puede que no todo el mundo esté atento a este tipo de detalles, pero créeme, conociendo la manera en la que se lanza una moneda digital al mercado puedes obtener más beneficios de ella.

Lo primero que debes saber es que al igual que cualquier proyecto financiero (compañías o empresas), la creación de una criptomoneda requiere de un financiamiento.

En otras palabras, es necesario cierto capital para que una moneda digital salga al mercado.

Aquí es en donde entran las famosas ICOs.

ICO es la abreviatura en inglés para Initial Coin Offering, lo que sería lo mismo a Oferta Inicial de la Moneda, en español.

Una ICO es el método más común que existe para conseguir el capital necesario para financiar el lanzamiento de una criptomoneda al mercado.

En términos simples, una ICO consiste en ofrecer a un público cerrado una cantidad determinada de la nueva criptomoneda a cambio de otra criptomoneda de mayor valor como Bitcoin o Ethereum o directamente la moneda de algún país (generalmente el dólar o el euro).

La ventaja real es que esta criptomoneda es ofrecida al participante de la ICO en un precio menor al que será estipulado como mínimo cuando la criptomoneda salga a la venta.

Esto quiere decir que la inversión hecha por la persona que participa en la ICO debería ser recuperada y sus ganancias deberían ser aún mayores.

Esta es la razón por la cual invertir en una oferta inicial puede traerte muchos beneficios. Sin embargo, pocas personas manejan esta información aunque inviertan en criptomonedas.

Sin embargo, debes tener en cuenta  que necesitas tener ciertos cuidados.https://gananci.com/tecnologia-blockchain/

¡Sí! No todo es color de rosa. Al igual que ocurre con las plataformas para comprar y vender criptomonedas, debes tener cuidado de que la ICO en la que quieres invertir no sea un fraude.

Al igual que existen proyectos muy confiables en la web, también existen los grupos fraudulentos que solo buscan tu dinero y no cumplen con los acuerdos pautados.

Si te interesa este tema y quieres saber ABSOLUTAMENTE TODO lo necesario para sacarle el mayor provecho a estas ofertas iniciales de monedas virtuales, solo sigue leyendo este artículo.

 

¿Qué es una ICO de criptomonedas?

Lo primero que debes conocer sobre las ICOs es qué es lo que son.

Una ICO no es más que una forma de financiar el lanzamiento de una criptomoneda al mercado a través de la web.

Como te mencioné antes, ICO es la abreviatura de Initial Coin Offering, también conocido como Oferta Inicial de la Moneda en nuestro idioma.

Este mecanismo de financiamiento es utilizado por las empresas que utilizan la tecnología Blockchain para financiar sus proyectos de creación de criptomonedas.

Pero, ¿qué es lo que te puede ofrecer una ICO?

Al ser un método para financiar el lanzamiento de una criptomoneda, prácticamente lo único que tiene que ofrecer una ICO son tokens de la plataforma que se quiere lanzar.

En este caso, las personas que están interesadas en invertir su dinero en este proyecto lo que hacen es recibir criptomonedas de la nueva plataforma a cambio de otras criptomonedas de mayor valor o monedas de circulación.

Lo que ganan estos inversores es la posibilidad de que los tokens que recibieron aumenten su valor cuando el proyecto se consolide.

La idea es que las personas que invirtieron recuperen su capital y además tengan ganancias, bien sea a través del aumento del valor de los nuevos activos o de beneficios por parte del sistema.

Ahora, es importante que tengas en cuenta que las ICOs según muchas fuentes son consideradas como inversiones no seguras.

Esto se debe principalmente a que estas invirtiendo tu dinero en un proyecto que está por ejecutarse.

A pesar de que recibas criptomonedas a cambio de tu dinero, esto no significa que el proyecto tendrá éxito.

¡CON ESTO NO QUIERO DECIR QUE NO DEBAS INVERTIR EN UNA ICO! La verdad es que las criptomonedas más exitosas en la actualidad comenzaron con estas ofertas.

Lo que quiero decir es que debes tener mucho cuidado con la oferta que escoges para invertir  tu dinero.

 

 

¿Cómo funciona una ICO?

Ya te comenté que el objetivo de una ICO es generar suficiente capital para financiar un proyecto de criptomoneda.

Para lanzar al mercado una moneda digital, sus creadores incurren es varios gastos que deben ser cubiertos en su totalidad.

Para recaudar ese dinero se buscan inversores a través de una oferta inicial de criptomonedas, la mayor atracción en este caso es ofrecer a sus participantes monedas digitales a un bajo costo.

Pero, ¿cómo funciona esta oferta inicial?

Todas las ICOs están llenas de operaciones en las que una persona cambia una moneda digital de mayor valor o dinero nacional a cambio de una nueva criptomoneda.

Todas estas operaciones normalmente son realizadas a través de contratos inteligentes.

Quizá ya has escuchado hablar de esta clase de contratos. Son acuerdos digitales que se hacen a través de plataformas específicas como Ethereum, que además de ser un sistema de criptomonedas, también ofrece esta clase de servicios a todos sus usuarios.

Los contratos inteligentes funcionan como una relación de causa y efecto entre dos o más partes.

Es decir, si una de las partes realiza una acción antes pautada por el conjunto, la otra parte se ve obligada a cumplir con la otra parte del trato.

 

 

En este caso las ICOs utilizan los contratos inteligentes para automatizar el proceso de distribución de las monedas digitales según lo establecido por sus creadores.

De esta manera cuando realices el pago correspondiente, el sistema a través de este contrato se encargará de asignar el número de tokens por el que pagaste directamente a tu monedero virtual.

Tu pago significa el cumplimiento de la primera cláusula del contrato y la consecuencia que se genera es la transferencia de las criptomonedas.

La idea de todo esto es que la empresa o proyecto reciba criptomonedas o monedas nacionales con mayor liquidez.

A cambio, vas a  recibir criptoactivos utilizables en la plataforma, que se pueden intercambiar y cuyo valor puede aumentar drásticamente.

Los contratos inteligentes utilizados para las ICOs son auditados y desarrollados por empresas especializadas, para garantizar que todo el proceso sea lo más transparente posible y que cualquier error que pueda surgir sea evitado.

De esta forma se lleva a cabo una ICO. Como puedes ver es un proceso automatizado y bastante seguro.

El componente esencial para que funcione de esta manera es la presencia de los contratos inteligentes.

Ahora, si lo que quieres es saber qué debes hacer para participar en una ICO, no te preocupes.

Más adelante te voy a explicar con detalles qué debes hacer si lo que quieres es invertir en estas ofertas iniciales.

 

 

¿Cuál es la diferencia entre una ICO y una OPV?

Es cierto que las ICOs son el método más común para conseguir el financiamiento de un proyecto de criptomonedas.

Sin embargo, ese no es el único método que existe para conseguir el capital necesario para la creación o el desarrollo de una moneda digital.

Otra de las maneras más comunes usadas por las empresas más consolidadas para recaudar dinero, son las OPV.

OPV es la abreviatura para Oferta Pública de Venta.

Este es  un método de financiamiento en el que una empresa coloca en la bolsa un porcentaje de sus acciones para que sean compradas por terceros.

Para hacer esto la empresa debe ser sólida, tener un objetivo claro y además contar con cierto prestigio, de lo contrario sus acciones no serían atractivas para la compra.

Al igual que ocurre con las ICOs, las OPV buscan la recolección de capital. Sin embargo, la primera diferencia entre estas dos está en el motivo de la recolección.

Las ICOs sirven para recoger fondos para el lanzamiento de una moneda digital al mercado. Lo que recibe el inversionista a cambio de su dinero en este caso son tokens de la criptomoneda que se quiere lanzar.

En el caso de las OPV, al tratarse de la venta directa de acciones se requiere normalmente de una empresa o proyecto bien constituido y no uno por consolidar.

Por eso es muy poco probable que una OPV sea utilizada para recolectar capital destinado a un proyecto de criptomoneda.

Por lo general las ofertas públicas de venta están destinadas a financiar el desarrollo de una empresa, bien sea a través de mejoras en el sistema o por la implementación de nuevas estrategias.

Además del motivo de la recolección del capital, el incentivo que se le da al inversionista en las ICOs y en las OPV también es diferente.

En una ICO el incentivo que recibe el participante son las nuevas criptomonedas que están por salir al mercado.

En este caso las monedas digitales le son vendidas a un costo mucho menor del que pueden alcanzar con el paso del tiempo. De hecho, pueden ser vistas como inversiones a mediano o largo plazo.

Por otro lado, el incentivo que recibe el inversionista en una OPV es mucho más jugoso  y concreto. A esta persona se le otorgan directamente acciones de la compañía.

Esto significa que le corresponde una parte de las ganancias de la empresa de forma definitiva.

Como puedes ver ambas propuestas son diferentes y tienen distintos beneficios económicos.

Otra cosa en la que varían ambos métodos de financiamiento es el funcionamiento.

Ya te expliqué que las ICOs funcionan a través de los contratos inteligentes. Estos permiten que los tokens se distribuyan de una forma efectiva una vez que el inversionista ha realizado el pago.

En el caso de las OPV el funcionamiento es más convencional.

Con estas últimas las acciones son enlistadas en la bolsa de valores, donde son negociadas. En este caso, los contratos inteligentes básicamente no tienen lugar.

Muchas personas suelen confundir ambos términos como si significaran lo mismo o funcionaran de la misma forma.

Sin embargo, a pesar de que tanto las ICOs como las OPV son métodos de financiamiento, las diferencias entre ellas son muchas.

En ningún momento debes confundirlas, ya que cada una tiene su funcionamiento, su momento de aplicación y su razón de ser.

De cualquier forma, en ambos casos se espera que las inversiones sean rentables y que tanto las criptomonedas como las acciones de las empresas aumenten su valor.

 

 

¿Qué necesitas para crear tu propia ICO de criptomonedas?

La creación de una ICO puede ser un poco tediosa, pero no es para nada difícil.

Al igual que para la creación de cualquier proyecto vas a necesitar ciertos elementos que le van a dar forma y estructura a la criptomoneda que vayas a hacer.

Toma en cuenta que el proceso para realizar una oferta inicial de monedas es similar al de cualquier otra recaudación de fondos digital.

Por eso, todo lo que vas a necesitar está enfocado en darle a tu proyecto una propuesta valor que sea interesante para el público.

La idea es que todas las personas que se enteren de la ICO se vean atraídas hacia lo que estás ofreciendo con el lanzamiento de tu criptomoneda.

Para que sepas cuáles son los elementos principales que vas a necesitar para lanzar tu ICO, he hecho una lista que seguramente te ayudará.

Ten en cuenta que estos son solo elementos indispensables con los que toda ICO debe contar. Más adelante te hablaré del proceso de la creación y sus diferentes etapas.

 

1. Libro Blanco

¿Has escuchado hablar antes del libro blanco de una criptomoneda?

Esta es una de las herramientas más importantes de cualquier moneda digital y por supuesto de cualquier ICO.

El libro blanco es una descripción completa del proyecto de oferta que quieres realizar.

En él debes incluir todos los detalles del equipo, procesos técnicos y etapas por las que pasará tu ICO.

Este documento también incluye una hoja de ruta en la que debes explicar concretamente cuál será el desarrollo de la criptomoneda.

Normalmente esta hoja de ruta específica el paso a paso que tendrá una ICO durante los primeros 6 meses. Después se enfoca en hacer metas trimestrales.

En pocas palabras el libro blanco será “La Biblia” de tu ICO. Si alguna persona o inversionista tuviese alguna duda, esta debería ser resulta tan solo con leer el contenido de este documento.

¿Por qué debes tener el libro blanco antes de lanzar tu ICO?

Aunque tu ICO aún no sea un hecho, es importante que sepas lo que quieres hacer y hacia dónde va dirigido  tu proyecto. Esta es la tarea de este documento.

El libro blanco será tu punto de partida, una vez que vayas concretando pasos para el lanzamiento de tu ICO podías incluso incluir o modificar ciertos detalles hasta que esté completo para su lanzamiento.

Es importante que sepas que una vez que la ICO haya sido lanzada el libro blanco, no puede ser modificado, ya que representa un compromiso con tus inversores.

Ahora… ¿cuántas páginas debe tener un libro blanco?

No hay alguna norma que especifique o limite cuál debería ser la extensión de un libro blanco, sin embargo, debes tener en cuenta que debe ser lo suficientemente largo como para explicar todo lo relacionado con tu criptomoneda con mucho detalle.

Un libro blanco no es algo que puedas concretar en solo 5 páginas, pero tampoco debería ser tan extenso como para ocupar 100.

 

 

2. Análisis previo de la ICO

Cuando haces una ICO o participas de ella lo que esperas es que sea realmente rentable eventualmente.

Toma en cuenta que estás trabajando con el dinero de otras personas y eso es bastante delicado.

Lo ideal es que antes de lanzar tu ICO realices una investigación de todos los aspectos relevantes que influyen en ella.

El mercado al que va dirigido, el impacto que puede llegar a tener, las técnicas y sistemas con los que vas a trabajar, todos estos son elementos que deben ser analizados para que tu ICO tenga éxito.

Por supuesto, estas investigaciones y análisis previos también van a hacer que tu ICO tenga una mayor credibilidad ante el público.

Piensa que en los últimos años con el aumento de la popularidad de las criptomonedas, también han incrementado las formas de hacer fraude a través de este medio.

Cada vez salen más plataformas fraudulentas y por supuesto, también hay ICOs que son una completa estafa.

Por esta razón debes aprovechar todos los elementos que estén a tu disposición para lograr que tu público confíe en ti. Solo de esta manera tu ICO tendrá éxito y todas las partes saldrán beneficiadas.

Ten muy presente que debes prestar mucha atención a todos los aspectos legales del país en el que te encuentres.

Aunque las monedas digitales no dependen de un organismo regulador, si quieres hacer un proyecto que esté basado en estos activos es importante que estés al tanto de todos los aspectos legales que te pueden competer más adelante.

Nadie puede decirte en cuáles ámbitos debes hacer la investigación previa para tu ICO.

Esto dependerá únicamente de la forma que le des a tu criptomoneda y hacia donde la dirijas.

 

 

3. Equipo

El equipo es posiblemente el factor más importante dentro de la creación de una ICO.

Si estás pensando en crear una oferta inicial de criptomonedas es fundamental que estés rodeado por profesionales o personas expertas que te ayuden a sacar tu proyecto adelante.

Para conformar un buen equipo de trabajo, te recomiendo que analices bien cuál será la propuesta que vas a desarrollar con tu proyecto, solo así te podrás asegurar reunir a un equipo con todas las aptitudes necesarias.

Con esto no quiero decir que una buena ICO no pueda surgir de un equipo pequeño o no tan preparado.

Pero debes tomar en cuenta que si tienes una meta de recaudación muy alta, es importante que cuentes con un equipo muy capacitado.

Jamás serán iguales los requerimientos de una ICO con una meta de recaudación de $ 20.000 a los de una ICO con una meta de $ 200.000.000.

También debes tener en cuenta que la experiencia y la formación de tu equipo será un elemento importante que les dará confianza a tus futuros inversores.

No es lo mismo que tu equipo de trabajo este conformado por personas sin experiencia en la materia de criptomonedas y finanzas a que tengas un equipo completamente capacitado en la materia.

Recuerda que todos los detalles acerca de las personas que trabajan contigo deben estar plasmados en el libro blanco, por lo que serán visibles para todo el público.

En caso de que tu ICO tenga una meta muy ambiciosa, te recomiendo que dividas tu equipo en posiciones gerenciales, posiciones de desarrollo y empleados ordinarios.

Separando a tu equipo de trabajo de esta forma lograrás que cada ámbito de tu proyecto esté cubierto y estarás más cerca de lograr tu meta.

Ahora, cuando vayas a incluir a tu equipo de trabajo en el libro blanco o en la página web de tu ICO, toma en cuenta estos aspectos importantes:

  • Debes presentar a cada miembro de tu equipo con la información correspondiente y enlaces directos a sus cuentas de Linkedin, Facebook y redes sociales en general.
  • En caso de que tu equipo sea pequeño puedes presentar a todos los miembros sin importar la posición que ocupen.
  • Si tu equipo es grande (Entre 20 y 50 personas), te recomiendo que coloques únicamente a las personas que ocupan los cargos más importantes, tanto del equipo gerencial como del equipo de desarrolladores.

Una de las cosas que puede pasar es que la idea de realizar la ICO surja en un grupo de personas que no tiene la suficiente experiencia en la materia.

En este caso, es un poco más complicado armar un equipo de especialistas. Pero esto no tiene por qué interferir en el desarrollo del proyecto.

Lo que puedo recomendarte en este caso es que busques un asesor en la materia, alguien completamente externo que pueda asesorar cada paso del proyecto y la selección del equipo correspondiente.

De esta forma, puedes llevar a cabo tu proyecto de una forma más segura, aún cuando no tengas experiencia en la materia.

 

 

4. Página web

Si quieres hacer una ICO, una de las primeras cosas que debes tener en cuenta es que vas a trabajar con público y tu principal interés es atraparlos a través de tu oferta.

Para hacer esto, el método más simple y seguro es tener una página web.

Al tratarse de una moneda digital, una página web es indispensable para mantener informados a los posibles inversores de cualquier novedad sobre el proyecto.

Al mismo tiempo, un sitio web te servirá para dar mayor confianza a los usuarios y permitir una mayor interacción y alcance de la información.

¿Tú invertirías en una ICO que no tiene un sitio web? Seguramente la respuesta es NO. Por eso, este elemento es tan importante dentro del desarrollo de una oferta inicial de monedas digitales.

Es importante que tengas en cuenta que si realmente quieres tener éxito a través de tu página web, debes tomar muy en cuenta su diseño y características.

Al momento de crear el website ya debes tener un nombre para tu proyecto y una idea clara de la imagen que quieres proyectar a tu público.

Debes aprovechar estos elementos para construir la marca de  tu criptomoneda y plasmarla a través de la página web.

Ten presente que gran parte del público reacciona mejor ante propuestas bien elaboradas y muy visuales. Así que un buen diseño y te acercará aún más al éxito que deseas tener con tu ICO.

 

5. Prototipo del producto

Este es un elemento completamente opcional. De hecho, puedes lanzar  tu ICO perfectamente sin contar con un prototipo del producto.

Pero lo cierto es que para la mayoría de las personas resulta mucho más cómodo invertir en una criptomoneda o tóken con el que ya están familiarizados.

Para es to puedes utilizar también tu página web. De esta forma, puedes llamar la atención de nuevos inversores al mismo tiempo que enganchas a los que visitan tu website a través de la interacción con código de la criptomoneda.

Por supuesto, la elaboración de un prototipo requiere de una programación específica que te permita contar con este elemento dentro de tu website.

Pero, sin duda alguna, valdrá la pena cuando comiences a ver los resultados.

 

 

¿Cómo crear una ICO de criptomonedas?

Una vez que hayas hecho todo el análisis necesario, tengas tu equipo conformado, tu página web elaborada y tu libro blanco culminado, puedes seguir con los aspectos más técnicos de la creación de tu ICO.

Lo primero que sebes hacer es seleccionar una plataforma para crear tus tokens.

Como te comenté antes, las ICOs están sustentadas por la tecnología de contratos inteligentes o “Smart Contracts”.

Esto quiere decir que tienes que utilizar una plataforma de contratos inteligentes que te permita crear tu criptomoneda y el protocolo para  su venta.

La primera plataforma en implementar los contratos inteligentes de esta manera fue Ethereum en el año 2014.

Sin embargo, hoy en día existen muchas otras en las puedes confiar, como Counterparty, por ejemplo.

En este punto los pasos específicos van a depender directamente de la plataforma que tú escojas.

Lo que te recomiendo es informarte bien sobre el funcionamiento de los sistemas que estés considerando para crear tu criptomoneda. Solo de esta manera puedes asegurarte de tomar la mejor decisión.

 

 

Al momento de crear los tokens, ya debes estar consciente de la manera en la que los vas a utilizar.

A pesar de que en teoría estás creando códigos únicos en una plataforma, la realidad es que estos tokens pueden ser utilizados de diferentes maneras.

Puedes usar estos códigos digitales como mecanismo de inversión, mecanismo de votación o como un medio de pago por servicios.

Esto va a depender de la forma en la que hayas concebido tu proyecto. Por eso es muy importante que a estas alturas ya tengas  tu libro blanco completo.

Una vez que hayas escogido la plataforma y sepas de qué manera vas a utilizar las criptomonedas, debes programar la cantidad de tokens que quieres distribuir y la forma en la que lo harás.

En este punto entra la programación de los contratos inteligentes. ¿De qué manera quieres que se distribuyan las criptomonedas? ¿Cuáles serán los métodos de pago?

Todas estas preguntas básicas debes tomarlas en cuenta a la hora de establecer el funcionamiento de los contratos.

 

 

Una vez que ya creaste los tokens y programaste los contratos con la plataforma es momento de darte a conocer.

Esto lo lograrás a través de la publicidad en las redes sociales.

Hoy en día existen comunidades virtuales para personas con cualquier gustos, y por supuesto, las personas que invierten en ICOs o criptomonedas en general no podían ser la excepción.

Si buscas en la web, vas a conseguir blogs, foros, websites y mucho más relacionado directamente con ICOs salientes al mercado.

Lo que te recomiendo es que aproveches la fecha de lanzamiento de tu ICO,  y te dediques a darla a conocer a través de todos los medios digitales posibles.

La idea es que promuevas la propuesta valor de  tu proyecto a través de la web, para que las personas interesadas sean dirigidas a tu website y ahí se enteren de todo lo relacionado a la ICO.

Como te puedes dar cuenta, en este punto entran la página web  y el prototipo de tu producto en la jugada.

Mientras más atractiva para el público sea la presentación de estos elementos, más probabilidades habrán de que decidan invertir.

Una buena opción que puedes tomar en cuenta para mejorar el alcance de tu ICO, es incluir un programa de referidos dentro de tu proyecto y tu hoja de ruta.

Es decir, otorgarle a una persona una cantidad mínima de tokens por cada inversor referido que traiga al sistema.

De esta forma las personas que verán motivadas no solo a invertir sino también a regar la información en busca de comisiones en criptomonedas.

Ten presente que la red está llena de listas de ICOs con fechas de salida programadas.

Uan excelente opción es comunicarte con varios sitios web e intentar incluir a tu ICO en estas listas, de esta forma el público de estas páginas estará atento a la fecha de salida al mercado de la oferta inicial de monedas.

La mayoría de estos sitios web se conforman con recibir participación dentro del programa de referidos de la ICO.

Esto quiere decir que no tendrás que pagar (al menos directamente) por la publicidad en estos sitios web.

 

 

Por último, recuerda que debes seguir siempre tu hoja de ruta y cumplir al pie de la letra lo que estableciste en tu libro blanco.

Las criptomonedas están respaldadas por la confianza de sus usuarios, por lo que es vital que tu tóken cuente con una excelente reputación para que aumente su valor.

Todo lo  que plasmaste en el libro blanco de la ICO y en la hoja de ruta que lo acompaña, debe ser considerado una ley, tanto por todos los inversores como por todo tu equipo.

 

 

¿Cómo invertir en una ICO?

Invertir en una ICO es casi tan sencillo como comprar cualquier criptomoneda. La única diferencia es que el procedimiento puede variar ligeramente.

Algunas ICOs te piden que antes de invertir, te registres en su página web como un participante.

En este caso, en el formulario de inscripción deberás colocar la cantidad de dinero que quieres invertir en sus tokens.

Otras ICOs solo te llevan a una página web en donde puedes realizar directamente la compra de la criptomoneda.

Generalmente, la realización de las ofertas iniciales de monedas digitales hoy en día se realiza por etapas.

Sin embargo, esto no siempre ha sido así. El modo en el que las ICOs se llevan a cabo ha cambiado mucho durante los últimos años.

Las primeras ICOs en salir al mercado (la de Ethereum y la de Mastercoin) se hicieron en solo una fase.

En estos casos solo se les daba un bono a aquellos inversionistas que participaban antes, es decir, las personas que invertían primero eran beneficiadas.

En la actualidad la mayoría de las ICOs se ejecutan en dos etapas.

La primera fase es la de Pre- ICO, en ella se venden las primeras criptomonedas de forma privada o cerrada.

Lo que se busca en la etapa de Pre- ICO es levantar la mayor cantidad de capital posible a través de grandes inversionistas.

A estos inversores se les otorgan muy buenos beneficios dentro de la plataforma y bajos precios en las criptomonedas, esto se hace como una especia de premio por considerar invertir en una ICO que aún no ha alcanzado una etapa de madurez.

Es necesario que sepas que muchos proyectos estipulan ciertas reglas para la participación de un posible inversor en la etapa de Pre- ICO.

Por supuesto, la principal regla está relacionada con la cantidad de dinero o criptomonedas que se debe invertir.

Es decir, si un proyecto estipula que la cantidad mínima para que una persona pueda participar en su etapa de Pre- ICO es de $ 1.000, ninguna persona entrará en esta fase sin invertir al menos esa cantidad.

La segunda etapa es la de la ICO pública. En esta fase la oferta pasa a estar abierta a cualquier persona sin importar la cantidad de dinero que quiera invertir en tokens.

Las limitaciones que existen en la etapa de Pre- ICO desaparecen o se minimizan cuando el proyecto entra en una etapa pública.

Sin embargo, también debes tener en cuenta que  los beneficios también disminuyen cuando la criptomoneda sale de la etapa de Pre- ICO.

En otras palabras, el precio del tóken aumenta y los beneficios dentro de la plataforma tienden a disminuir, ya que el proyecto ya recaudó una buena parte del capital que necesitaba para su lanzamiento.

Puedes escoger cualquiera de las 2 etapas para invertir, pero debes tener en cuenta los requerimientos de cada criptomoneda en cada una de sus fases.

Si quieres informarte mejor al respecto siempre es bueno que acudas al libro blanco de la ICO y más específicamente a la hoja de ruta.

En este documento podrás encontrar todo lo relacionado a las fechas de Pre- ICO, los requisitos que debes cumplir y todo el funcionamiento de la criptomoneda.

Recuerda siempre que el pago generalmente se hace a través otras criptomonedas con mayor poder adquisitivo, como Bitcoins o Ethers.

Algunas ICOs también aceptarán que realices tu pago en moneda nacional.

Lo realmente importante es que estés atento a que después de que realices el pago, las criptomonedas por las que pagaste caigan en tu monedero virtual.

El proceso de forma general va a depender directamente de la ICO en la que quieras invertir y cómo esté programada.

 

 

Ventajas de invertir en una ICO

A pesar de que se trata de un proyecto nuevo, una ICO siempre resulta muy atractiva a la hora de invertir.

Hay muchas ventajas que puedes obtener según la oferta que escojas, y la mejor parte es que tu dinero puede multiplicarse a mediano plazo de una forma que ni tú mismo te imaginas.

Si estás interesado en invertir en una ICO, hay 4 beneficios principales que puedes obtener, sin importar si participas en su etapa pública o en su fase de Pre- ICO.

La primera de las ventajas es que serás uno de los primeros usuarios de una moneda digital.

Por sí solo este punto ya trae distintos beneficios. Vas a poder ser testigo de primera mano del crecimiento de un proyecto con un gran peso.

Ser uno de los primeros inversores de una criptomoneda te asegurará el hecho de poder comprar una gran cantidad de tokens a precios muy bajos, antes de que su valor se dispare como ha ocurrido con las monedas digitales más importantes del momento.

Adicionalmente, los beneficios especiales que ofrece una ICO suelen desaparecer una vez que el valor de la criptomoneda sube gracias a su popularidad.

De manera que participar en una oferta inicial de criptomonedas te asegura en cierta medida un trato preferencial en la plataforma en la que vas a invertir.

La segunda ventaja y probablemente la más tractiva es la posibilidad de multiplicar tu inversión.

Adquirir criptomonedas en una ICO te asegura que las vas a comprar a un costo bastante bajo, aunque con el paso del tiempo los tokens pueden multiplicar su valor.

El ejemplo más común en estos casos es el de Bitcoin. Cuando esta criptomoneda salió al mercado en el 2009 costaba solo centavos de dólar.

Hoy en día el Bitcoin es la moneda digital más importante que existe y ha llegado a registrar un valor superior a las $ 17.000.

Si en el 2009 hubieses invertido solo $ 100 en la compra de Bitcoins, hoy en día serías multimillonario.

 

 

Esto también ocurre con todas las criptomonedas. Usualmente, comienzan registrando un valor muy bajo y con el paso del tiempo logran aumentar su valor gracias a su popularidad y a la confianza que sus inversores depositan en ella.

Invertir en una ICO puede ser una muy buena inversión a corto o mediano plazo, invirtiendo poco dinero podrías no solo recuperar tu inversión, sino también multiplicarla.

El tercer beneficio que puedes obtener por participar en una ICO es que los  tokens te pueden servir para pagar servicios de forma fácil y económica.

Una de las ventajas que tienen las ICOs actualmente, es que muchas nacen para sustentar proyectos empresariales que ofrecen servicios a sus usuarios.

Para pagar estos servicios se crea  un tóken especial que es aceptado por la compañía a cambio de su trabajo.

Esto quiere decir que dependiendo del proyecto de la ICO en el que quieras invertir, puedes obtener facilidades en el pago de servicios específicos a corto y mediano plazo.

La última ventaja de esta lista, es que participando en una ICO puedes adquirir conocimientos financieros muy importantes.

Para nadie es un secreto que las criptomonedas cada día están tomando más importancia en la economía mundial.

A pesar de que no existe ningún organismo o ente bancario que las regule, cada vez hay más formas de utilizar estos activos y cada día crece el número de personas que apuestan por ellos.

Invertir en una ICO es, sin lugar a dudas, dar un paso adelante en cuanto a tecnología financiera.

Si inviertes, puedes dar por sentado que estarás a la vanguardia en cuanto a procesos de inversión y formas de pago actuales.

Participar en una oferta inicial de criptomonedas es algo  que te puede ayudar a acostumbrarte al cambio que está ocurriendo en la manera en cómo se manejan las finanzas y el dinero en el mundo.

 

 

Riesgos de invertir en una ICO

A pesar de todos los beneficios que puedes obtener al invertir en una ICO, también existen algunos riesgos que debes tener en cuenta.

Como ya sabes, las ICOs son proyectos que aún no se concretan, este es el motivo principal por el que se realiza la oferta inicial de monedas.

El equipo de trabajo busca de alguna manera generar el capital que necesitará para comenzar a ejecutar el proyecto.

Gracias a estas condiciones todas las ICOs presentan algunos riesgos que no debes pasar por alto al momento de invertir.

El primero de ellos es la seguridad para el inversor.

Cuando inviertes en una ICO estás confiando plenamente en la idea de un proyecto que no está consolidado.

Esto quiere decir que muy pocas veces existen pruebas reales de la tecnología o el negocio que desarrolla la empresa.

Esto no solamente puede prestarse para que muchas personas realicen fraudes, sino que también se resume a que aunque se realice el proyecto, este pueda funcionar o no.

 

 

El segundo riesgo al que estás expuesto al invertir en una oferta inicial de criptomonedas es la incertidumbre que existe en torno al valor de los tokens.

Este riesgo lo vas a correr al comprar cualquier criptomoneda, no solamente al invertir en una ICO. Sin embargo, necesitas tener en cuenta de que el riesgo puede ser mayor.

Una ICO vende tokens que aún no están en el mercado y que están basados en un proyecto que aún no es una realidad.

Al momento en el que las criptomonedas salgan al mercado, tendrán un valor muy bajo y en caso de que el proyecto no funcione de la manera esperada, la moneda digital nunca tendrá un valor relevante que justifique tu inversión.

Por supuesto, esto no es lo que se busca, la idea de una ICO es que tanto los inversionistas como la compañía o el equipo de trabajo, se vean beneficiados con los resultados del proyecto.

Sin embargo, esto no siempre es una realidad.

Otro riesgo que debes tener presente son los constantes cambios en el valor de las criptomonedas.

Para que tengas una idea, durante el año 2017, la unidad de Bitcoin alcanzó el valor más alto en  su historia, llegando a los $ 17.000.

Sin embargo, actualmente la unidad de esta criptomoneda ronda los $ 7.000. Es decir, en solo unos meses su valor cayó en más del 50 %.

Esto mismo ocurre con todas las criptomonedas, su valor es inestable gracias a que no existe algún respaldo físico que justifique su precio.

Sin embargo, este riesgo al igual que el anterior lo correrás con el simple hecho de invertir en una criptomoneda, sin importar que esta se encuentre en su etapa de ICO o no.

En general, las criptomonedas son consideradas inversiones de alto riesgo por este motivo. Así que si deseas invertir bien sea en una oferta inicial o en cualquier moneda digital en general, debes estar preparado para esto.

Debes tener en cuenta que esto no significa que las caídas del valor de las monedas virtuales sean constantes. Sin embargo, su valor es bastante variante.

 

 

Otro de los riesgos más comunes de las ICOs es la falta de información de los inversores.

Es cierto que una ICO debe contar con un libro blanco que englobe toda la información que puedas necesitar, pero no hay ningún elemento que le dé información a la compañía que hace la ICO sobre las personas que están aportando su dinero.

La mayoría de las empresas desarrollan ICOs sin saber cuál es la identidad de sus inversores.

Esto es bastante delicado, ya que puede facilitar que cualquier persona u organización criminal lave dinero a través de la compra de criptomonedas.

Si esto llegara a ocurrir seguramente afectaría la reputación de la criptomoneda y esto de una u otra forma afectaría su precio.

El último riesgo que puedes correr al invertir en una ICO es el cambio de leyes que gira en torno a estos activos.

Como te dije antes, las criptomonedas no están reguladas por ninguna entidad bancaria.

Ningún país hasta los momentos puede considerarlas como una parte importante de su economía, ya que su valor no depende de ninguna entidad o nación.

Sin embargo, recientemente algunos países han optado por hacer regulaciones en su economía que afectan el desenvolvimiento de las operaciones con monedas digitales.

Es cierto que el valor de las criptomonedas no depende directamente de un banco o de un gobierno, pero estas instituciones pueden influir creando condiciones para estimular las operaciones con estos activos o pararlas.

De cualquier forma, con todos los riesgos que te mencioné antes, la realidad es que las ICOs son un instrumento que está muy en alza actualmente.

Para que tengas una idea de lo mucho que están creciendo estos métodos de inversión, durante todo el año 2017 se registraron alrededor de 350 ICOs.

Para los primeros tres meses del año 2018 ya se habían registrado más de 200 ICOs en toda la web.

Como si fuera poco, esas 200 ICOs llegaron a superar el capital que las 350 ofertas del 2017 habían logrado recaudar.

El hecho de que existan riegos no debe ser una excusa para no dar un paso adelante e invertir en una ICO.

Por supuesto, si lo que quieres es invertir una considerable suma de dinero en una oferta inicial, existen algunas precauciones que debes tener en cuenta.

Precisamente de eso te hablaré a continuación.

 

 

Precauciones que debes tomar antes de participar en una ICO

Uno de los riesgos más temidos al momento de invertir en una ICO, es que esta sea un fraude.

La verdad es que la popularidad de las criptomonedas y las facilidades que se presentan hoy en día en la web para crear una, han hecho que algunas personas se dediquen exclusivamente a estafar a inversores por este medio.

Sin embargo, en muchas ocasiones las estafan ocurren gracias a que la persona que quiere participar de la oferta no se asegura de que esta es confiable.

¡Sí! Existen formas en las que te puedes asegurar de que una ICO es segura.

Por supuesto, esto no implica que la ICO vaya a ser exitosa o que vaya a cumplir con los objetivos que se planteó.

Sin embargo, asegurarte de que una oferta inicial no es un engaño, te da más seguridad al momento de invertir.

Hay algunas precauciones que puedes tomar para que estés convencido de que la ICO en la que vas a invertir es confiable.

Lo primero que debes hacer es asegurarte de que la fuente de donde te enteraste de la existencia de la ICO es segura.

 

 

Cuando se trata de ICOs, no te recomiendo que confíes en publicaciones aisladas con información puntual.

Si estas interesado en invertir en una oferta inicial, existen muchos sitios web con mucha experiencia en este campo, en donde se publican listas de ICOs con detalles, fechas específicas y enlaces directos a sus redes sociales y páginas web.

Un buen elemento que te ayudará a saber si la información de un sitio web es confiable, es la interacción que hay en los comentarios.

Puedes revisar varios comentarios en el sitio web y ver cuál es la reacción de las personas acerca de las ICOs que se muestran en la página.

Otra precaución que debes tomar es revisar con cuidado  que el sitio web de la ICO cuente con toda la documentación necesaria.

Es decir, en el sitio web deben estar el libro blanco, la hoja de ruta y cualquier otra información que sea necesaria para que puedas estar tranquilo.

Si no consigues esta información fácilmente, puedes comenzar a sospechar.

La tercera precaución que debes tomar es leer todos los documentos relacionados con la ICO, el libro blanco, la hoja de ruta y cualquier otro que puedas encontrar en el sitio web.

Cada ICO funciona de manera diferente, este es un hecho que no se puede cambiar. Por esto es necesario que entiendas lo mejor posible todo acerca del proyecto.

Por supuesto, esto lo puedes hacer solo mediante la documentación correspondiente.

La cuarta precaución que debes tomar es estar al pendiente de cualquier indicio de fraude.

Toma en cuenta que una ICO a pesar de que puede llegar a ser un proyecto ambicioso, no debe hacer promesas extravagantes.

Si una oferta inicial te ofrece grandes beneficios como muy alto rendimiento, porcentajes de ganancias específicos o garantías en cuando a precios, puedes considerar que estás a punto de ser estafado.

Una ICO no puede asegurar esta clase de cosas porque aunque el proyecto sea bastante grande, aún no se concreta y no se conoce si va a ser exitoso o no.

Es importante que siempre recuerdes que las ICO son inversiones de alto riesgo, con la posibilidad de tener pérdidas.

Por esa razón, debes tener en cuenta todas las precauciones posibles a la hora de invertir, para que tu dinero esté a salvo.

 

 

Ejemplo de una ICO exitosa

Actualmente existen muchos ejemplos de ICOs que pueden ser consideradas como exitosas.

Con el aumento constante del número de ofertas iniciales de criptomonedas, no es raro que muchos proyectos hayan sido bastante exitosos y hoy por hoy gocen del fruto de su esfuerzo e inversión inicial.

Sin embargo, en este espacio quiero hablarte de la ICO más exitosa en la historia hasta hoy.

Aunque para la fecha ya hayan salido al mercado cientos de ICOs, la más importante hasta hoy ha sido una de las primeras, la ICO de Ethereum.

En Julio del 2014 el creador de Ethereum, Vitalik Buterin, lanzó la ICO de Ethereum desde el blog de la plataforma.

Para ese momento, el costo inicial era de 2000 Ethers por cada unidad de Bitcoin.

El éxito de esta preventa fue tal que en solo 12 horas habían vendido más de 7 millones de Ethers.

Para cuando finalizó la oferta, Ethereum había recaudado un total de 30 mil Bitcoins que estaban valorados para el momento en más de 18 millones de dólares.

El triunfo de esta ICO estuvo directamente relacionada con la buena promoción que tuvo y a la innovación dentro de la propuesta de su proyecto.

Como ya sabes, Ethereum fue la primera plataforma en utilizar la tecnología de cadena de bloques para el desarrollo de contratos inteligentes.

Hoy en día, este sistema no solo es usado como mecanismo de inversión, sino también como un medio de programación para la creación de otros tokens y criptoactivos.

El Ether ha alcanzado tanta relevancia dentro del universo de las criptomonedas que es la segunda moneda digital con mayor valor el todo el mercado.

Este activo ha llegado a alcanzar incluso los $ 8.000 por unidad, es decir, la moneda ha llegado a la mitad del costo máximo que ha alcanzado la unidad de Bitcoin.

Esto representa un éxito inminente si tomas en cuenta que durante la ICO, la relación entre estas criptomonedas era de 2.000 Ethers por cada Bitcoin.

Sin duda, la ICO de Ethereum es uno de los mejores ejemplos e inspiraciones si quieres lanzar una oferta inicial que sea exitosa.

 

 

En general, las ICOs tienes tanto aspectos muy positivos como aspectos negativos.

Lo que no puedes negar es que las ventajas y las posibilidades que tienes al invertir en una oferta inicial son sumamente atractivas.

Lo que debes tener claro es que el número de ICOs que salen al mercado anualmente va a seguir aumentando, mientras las personas se sigan interesando por esta forma de inversión en criptomonedas.

Después de todo, si las ICOs han crecido tanto en los últimos años y siguen tomando tanta fuerza en el mercado es porque han sido provechosas para muchas personas.

Mi recomendación es que no tengas miedo al invertir en una ICO. Toma todas las precauciones necesarias y arriésgate.

Piensa en todas las personas que dejaron de invertir en Bitcoin en el 2009 por pensar que era un proyecto sin futuro.

¿Crees que estarán arrepentidas de no haber invertido solo $ 100 hace 8 años?

¡Yo creo que sí!

Toma en cuenta que si bien es cierto que las criptomonedas representan una inversión de alto riesgo, todas las inversiones pueden generar pérdidas.

La cuestión está en que si nunca te arriesgas por miedo a perder, tampoco vas a ganar.

¿Te atreverías a invertir en una ICO? Déjame un comentario con tu opinión sobre este tema. Estoy ansioso por leerla.

The following two tabs change content below.

2 comments on “¿Qué es una ICO y cómo funciona? [Guía máxima 2018]

  1. Estimado Marco gracias por tu información atentamente tu amigo de México Federico A Damm!!!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *