Por qué tu negocio sigue siendo sólo una idea

¿Hace cuánto estás pensando en iniciar un negocio, pero todavía no has dado el paso para comenzar? ¿Cuántas veces le has dado vueltas a un proyecto – publicar un libro, comenzar un emprendimiento, o trabajar desde casa – pero no has hecho nada para conseguirlo?

A mí me ha pasado. Muchas veces. Muchísimas. Y una de ellas fue cuando decidí empezar Gananci.com.

Ojalá pudiese decirte que un día, haciendo nada en particular, pensé “oye, ¡voy a abrir una web para ayudar a la gente a ganar dinero! Se va a llamar Gananci, y hoy mismo publicaré el primer artículo”.

Pero lo cierto es que te estaría mintiendo.

Desde que se me ocurrió la idea, hasta que publicamos el primer post, pasaron unos 16 meses.

 

Cómo comencé Gananci.com

La idea de hacer una página como esta surgió en Diciembre del año 2012. Ya sabes que todos nos ponemos un poco nostálgicos en esas fechas, pensamos en todo lo que hemos hecho durante el año, y en lo que NO hemos hecho.

Sentía que tenía tanto que contar de mis experiencias vividas siendo emprendedor y ganando dinero con nuevas estrategias…

En aquel tiempo, ya tenía un grupo de estudiantes que confiaban en mí y a los que hoy en día sigo enseñando y cuidando. Pero quería llegar a más personas a las que poder ayudar y que, quizás, les sirviera lo que yo ya había vivido.

Además, había un mensaje, una filosofía de vida que quería transmitir, y así fue como la semilla de esta idea se plantó en mi cabeza.

Cada mañana, durante 4 meses, me despertaba y sólo pensaba en los artículos que escribiría, en como llamaría a la web. En mi cabeza veía las caras de gente (quizás tú eras uno de ellos) a los que estaría ayudando a conseguir una vida mejor para ellos y sus familias.

 

Hombre en el campo mirando al cielo y pensando

 

Mientras gestionaba mis negocios en mi computadora cuando viajaba o en la oficina de mi casa, me prometía a mí mismo que al terminar o regresar a casa, empezaría a desarrollar esa idea.

Pero siempre me ponía excusas.

 

El día ha sido muy largo y hoy estoy demasiado cansado. Mejor empiezo mañana.

Ha surgido algo en este negocio y hoy no tengo tiempo para empezar la página. Mejor empiezo mañana.

Me apetece disfrutar hoy un poco y no preocuparme por mi proyecto. Mejor empiezo mañana.

Tengo miedo de que la página no funcione. Voy a pensarlo mejor mañana cuando no me sienta tan estresado.

 

¿Te suenan de algo esas frases?

Un día tranquilo de trabajo, pensé en salir de casa, ir a una cafetería para estar más relajado, y ponerme sí o sí con el proyecto en serio; elaboré varios borradores con las secciones de la página, pensé un buen nombre para mi proyecto…

 

 

Imaginé y anoté cuál sería el perfil de las personas que me visitarían: sus edades, por qué querrían ganar dinero, sus miedos, sus sueños, todo lo que podía imaginar.

Al terminar, volví a no hacer nada para conseguirlo.

Regresé a mi rutina de gestionar mis emprendimientos y a mi vida cotidiana, y decidí dejar este proyecto, otra vez, para mañana. Seguía pensando cada día en ello, pero no encontraba ese empujón que necesitaba para dar el salto.

Hasta este punto, no le había contado a nadie mi idea de una página web para emprendedores, pero a partir de aquí, empecé a hablar de Gananci con mis amigos, mi familia, y mis estudiantes durante los siguientes meses.

Todo el mundo me preguntaba de vez en cuando cómo iba esa idea, si ya había empezado a montar la web, y cuando contestaba con un no, me preguntaban: “¿y por qué no has empezado?

 

Así vencí a mis miedos… y a mi flojera

Seguro que te preguntas por qué carajo estoy contándote todo esto.

Y es porque quiero que te des cuenta que, hasta que comencé Gananci.com, pensé en mil cosas y las excusas y la flojera eran lo que realmente me separaba de lo que de verdad deseaba.

Tú no eres el único ser del mundo que ha pensado en hacer algo, y ha tardado meses o incluso años en empezarlo. A mí me ha pasado, y a emprendedores mucho más inteligentes e importantes que yo también les ha pasado.

Estoy seguro de que por tu mente ahora mismo están pasando cientos de ideas únicas para crear un negocio propio, y que estás dispuesto a trabajar para conseguir lo que quieres, pero hay algo que te frena.

 

Manos en un teclado escribiendo

 

Así que volvamos a la pregunta que me hacía la gente: “¿y por qué no has empezado?”

Te diré la respuesta: porque no me había marcado una fecha límite para empezar.

Pasé meses sin establecer una meta y una fecha concretas; “un día abriré mi página”, “creo que estos serán mis lectores”, “en un futuro tendré lectores a los que poder enseñar lo que sé”.

Todas esas palabras resaltadas en negrita, ¿ves lo abstractas y poco específicas que son? Al final me cansé de mí mismo, y le puse una fecha exacta a la apertura de esta página: el 22 de Abril de 2014.

 

Ponte una fecha exacta para iniciar tu negocio

Hay distintas estrategias que funcionan para lograr tus objetivos, pero hoy vas a aprender algo mucho más simple y con lo que conseguirás realmente lo que quieres:

Los proyectos que tienen una fecha exacta son los que se hacen realidad; los que dejas “para mañana“, nunca se cumplirán.

No hay más. Es así de sencillo.

¿Recuerdas que siempre entregabas tus trabajos en la escuela, aunque los hicieses la noche anterior deprisa y corriendo? Era porque tenías una fecha límite.

Cuando un miércoles haces planes con tus amigos para el sábado a una hora concreta, aunque te dé flojera salir ese día, lo haces porque te has comprometido a estar allí en esa fecha exacta.

Todo esto no me lo invento, hay multitud de estudios científicos que lo prueban.

Y si yo he conseguido dar el paso para crear esta página, y que tú puedas leer en este mismo instante este artículo, TÚ también puedes lograrlo.

 

Hombre con los brazos en alto mirando una ciudad satisfecho de haber llegado al exito

 

Ahora es tu turno: si desde hace meses estás pensando en emprender, en crear tu propio negocio para conseguir los ingresos que te permitan darle la vida que se merece a tu familia, ponte una fecha límite para iniciarlo.

Piensa cuáles son los primeros pasos que deberás dar (o busca cómo hacerlo en cualquier artículo escrito aquí en Gananci), y decide cuándo lo harás. Así, no tendrás más remedio que cumplir aquello con lo que te has comprometido.

 

Te invito además a que te suscribas a mi nuevo boletín de noticias en el que ya somos más de 21.474 emprendedores, y con el que recibirás en tu correo mis consejos y tutoriales para iniciar tu propio negocio que sólo compartiré con mis suscriptores.

Puedes hacerlo en la caja de aquí abajo introduciendo tu nombre y tu correo electrónico, y pinchando en el botón “Únete Ahora”.

Ahora, déjame un comentario abajo y dime: ¿qué negocio has pensado abrir en estos últimos meses pero todavía no has empezado? ¿CUÁNDO vas a comenzarlo?

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

109 comments on “Por qué tu negocio sigue siendo sólo una idea

  1. Hola quiero contarte que en este momento mi deseo es montar una jugeria pero me asusta empezar pienso cantidad de cosas negativas y positivas pero sobre todo el miedo quiero hacerlo

    • Hola Maritza: piensas qué puede salir mal, pero ¿has pensado en todo lo que te puede salir bien con tu juguetería, y todas las cosas que ganarías con ella? 😉

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *