Los 36 negocios rentables que puedes empezar en 2018

Estoy segura de que cada vez que le dices a alguien que quieres montar un negocio, te dicen que estás loco y hasta te hacen creer que es imposible.

Que si es muy complicado, que los trámites son infinitos, que no vas a tener éxito, que vas a tener que invertir un montón de dinero… Y si me pongo a hacer una lista de todas las excusas que se inventa la gente, no terminaría jamás.

A mi también me decían lo mismo y me dejé llevar por todos los comentarios que escuchaba a diario.

Perdí muchísimo tiempo. Tiempo que pude haber aprovechado para empezar mi negocio, pero hoy en día soy fiel creyente de que todo en la vida pasa por algo.

Tuve la oportunidad de investigar, de instruirme y de aprender de los errores de quienes fracasaron y es por eso que hoy quiero compartir contigo todo lo que aprendí, para que tú también comiences tu propio emprendimiento.

Pero antes de comenzar debes de echar afuera todo el miedo y los pensamientos negativos de tu cabeza.

Si comienzas así, sin duda vas a fracasar. Debes pensar en positivo y tener fe de que tu negocio será todo un éxito, porque solo así conseguirás que verdaderamente lo sea.

Una vez que te hayas encargado de eso, estarás listo para dar el gran salto.

Hoy, convertirte en tu propio jefe va a dejar de ser solo un sueño y lo vas a convertir en realidad siguiendo los pasos que te voy a dar en este artículo.

Aquí voy a enseñarte que sin importar que sea un negocio pequeño, que quieras hacerlo desde casa o que no tengas mucho dinero, de igual forma puedes lograrlo y existen infinitas opciones.

 

 

¿Cuánto cuesta abrir un pequeño negocio?

El monto que deberás invertir para abrir tu pequeño negocio va a depender del negocio que quieras comenzar.

En mi caso, yo quería comenzar con una pequeña tienda de ropa, por lo que en mis gastos tenía que incluir la mercancía que iba a vender, el local, además de los impuestos de mi país.

Así que si quieres saber cuánto puede costar abrir tu pequeño negocio, es necesario que elabores un presupuesto.

No te preocupes, ni te asustes. Desde que tengo mi negocio he hecho cientos de presupuestos y aquí voy a decirte todo lo que debes tomar en cuenta para hacerlo bien.

Lo primero que debes de tomar en cuenta para comenzar a hacer tu presupuesto son los gastos de incorporación.

Aquí vas a tomar en cuenta todo lo que necesitas antes de poner en marcha tu negocio, como por ejemplo: el estudio del mercado al cual te vas a dirigir, los prototipos que vas a presentar, los salarios, etc.

Así como también los viajes que necesites hacer para conseguir clientes o lo que debas invertir en publicidad.

Estas son solo algunas ideas, tú debes adaptarlas a las de tu negocio. Es decir que, si no vas a presentar ningún prototipo no será necesario que lo incluyas y lo mismo con los otros puntos.

En mi caso, yo cometí un gran error y como no quiero que te suceda lo mismo voy a contártelo.

El mercado es fundamental, ya que si no tienes un mercado al cual dirigirte, por muy bueno que sea lo que estás por comenzar, no tendrás éxito. Y eso fue lo que a mi me pasó en los primeros meses con mi negocio.

Pensé que no era tan importante y que serviría para cualquiera, pero aprendí que hay que ser más específico para asegurarte de que están recibiendo la información.

Hacer un estudio del mercado no es nada del otro mundo, deberás hacer una investigación para saber cuál es tu verdadero objetivo y desarrollar un plan para recoger información.

Ese plan te ayudará a saber qué métodos debes utilizar para hacerlo de la mejor manera. Pero eso no es todo, también deberás realizar encuestas y analizar los resultados.

Yo no sabía como hacer un buen estudio de mercado, pero lo logré. Por eso quiero recomendarte el siguiente artículo que fue mi guía en este proceso: Cómo hacer un estudio de mercado en 13 pasos.

 

 

Lo segundo que debes tomar en cuenta son los gastos para tramitar licencias y documentos legales. Todos estos van a depender del país donde vivas.

Si en tu caso deseas contratar a un abogado o asesor para que te ayude, deberás incluir lo que vas a pagarle en el presupuesto.

En tercer lugar, vas a agregar los sueldos de los empleados que van a trabajar contigo, así como también su seguro social y las contribuciones que tu país exija.

Por supuesto que si piensas montar un negocio tu solo, no deberás incluir este punto en tu presupuesto.

Luego, vas a tomar en cuenta el dinero que vas a invertir en los artículos que vas a ofrecer, así como también la maquinaria por si vas a fabricarlos tu mismo.

En esta sección también te recomiendo que incluyas los gastos de luz y agua que podrías generar en el local (solo un aproximado). Además del Internet y lo que deberás pagar de alquiler.

Por último (pero no menos importante), vas a tomar en cuenta los gastos que deberás hacer siempre, sin importar si tu negocio genera dinero o no.

Por ejemplo: los sueldos de los empleados y el tuyo y el alquiler de los equipos o maquinaria (solo si es tu caso). Si pediste financiamiento, deberás incluir los pagos de intereses de cada mes.

Aparte de todos los puntos anteriores, yo te recomiendo que hagas un flujo de caja. A mí me sirvió muchísimo, gracias a ella pude saber un estimado de los ingresos que iba a recibir y lo que iba a gastar durante el primer año.

También puedes hacerlo solo para 6 meses, pero mientras más tiempo le des a tu negocio para consolidarse, pues será mucho mejor.

Sé que parece ser complicado e interminable, pero te aseguro que no es así.

Si incluyes todos los puntos que te mencioné, podrás saber un monto aproximado para abrir tu pequeño negocio. Recuerda que los costos varían de acuerdo al país.

Lo importante es que sacudas toda esa flojera de tu cuerpo y comiences ahora mismo a hacer tu presupuesto. Así te evitarás los típicos lamentos de “¿Por qué no comencé antes?”… ¡Hazlo ya!

 

¿Cómo hacer un buen negocio con poco dinero?

Hacer un buen negocio con poco dinero es posible y hoy en día mucho más. Te lo digo yo que comencé con apenas algunos billetes en el bolsillo.

Si bien es cierto, quizás no podrás comenzar en el mejor local de la ciudad y debas comenzarlo desde tu propia casa, pero eso es otro tema que te explicaré más adelante.

El punto es que sí se puede y hoy quiero compartir contigo los trucos que yo puse en práctica para hacerlo realidad.

En primer lugar: escoge algo que te guste y en lo que tengas algo de experiencia. Si escoges algo que esté de moda en el momento, lo más probable es que termines abandonando la idea.

En cambio, cuando conoces el entorno en el que se va a desarrollar tu negocio, tienes mejores oportunidades de hacerlo bien, aún cuando no tienes mucho dinero.

¿Cómo? Pues sencillo, sabes cómo se mueve ese mundo y gastas el dinero en lo que es necesario.

En segundo lugar: no gastes dinero en rentas. Sí, se que es difícil imaginarte comenzar tu negocio sin un espacio físico, pero hay muchas otras opciones.

Puedes usar Internet o las redes sociales para vender y allí comenzar a atraer clientes y por lo tanto, dinero. En el caso de que tengas que entregar un producto, podrías pedirles que lo retiren por tu casa.

 

 

No te desilusiones, yo también tuve que comenzar así, pero no me quejo. El poco dinero que tenía, me sirvió para otros asuntos pendientes que tuve que hacerme cargo más adelante.

Si lo hubiese gastado todo en el alquiler, muy probablemente mi negocio no existiera hoy en día.

Así que si debes hacer ese pequeño esfuerzo, no lo dudes más. Verás como en poco tiempo puedes abrir tu propio local, mientras tanto… ¡No gastes en renta!

En tercer lugar: no contrates personal que no necesitas. Si está entre tus posibilidades, haz la mayor cantidad de actividades posibles por tu cuenta.

Se que tener personal es muy cómodo, pero contrata solo aquellos que sean indispensables.

Recuerda que nadie trabaja de gratis y mientras más empleados tengas, más vas a tener que gastar en salarios y esto no te conviene en lo absoluto.

Cuarto lugar: elabora un plan de negocios. Este te servirá no solo para organizarte y consolidar tu negocio, sino también para no perder de vista tus metas.

Si no tienes objetivos ni metas claras, no tendrás buenos resultados… por muy duro que suene.

En tu plan de negocios deberás hablar sobre lo que piensas hacer, si vas a trabajar con alguien o tu solo, tus clientes y las estrategias que piensas usar para atraerlos y todo el dinero que vas a necesitar para lograrlo.

El mejor consejo que puedo darte es: ten tu plan de negocios siempre a la mano, ya que también puede servirte si vas a pedir financiamiento.

Y de eso es justo lo que vengo a hablarte ahora. Ya te he dado algunos trucos que a mi me funcionaron para hacer un buen negocio con poco dinero, sin embargo existe otra opción: pedir dinero prestado.

No se trata de pedir dinero en la calle, por si eso era lo que estabas pensando. Se trata de pedir dinero en bancos o instituciones de tu gobierno o bien, a algún familiar, amigo o socio.

En mi opinión, yo consideraría tocar la puerta de un familiar o amigo como primera opción. Cuando hay confianza entre ambas partes, es mucho más probable que te presten el dinero.

Cuéntale lo que estás por hacer y para qué necesitarías ese dinero. Así como también en cuánto tiempo vas a devolverlo (eso es probablemente lo que más les importe).

Yo hice eso con uno de mis mejores amigos, el cual confió en mi con los ojos cerrados. Eso fue uno de mis motivos para dar este salto: no defraudarlo y demostrarle que podía con esto y mucho más.

En cuestión de unos pocos meses ya le había devuelto lo que me había prestado. Así que si tienes un amigo o un familiar con el que puedas hacer lo mismo, no lo pienses dos veces.

Si por el contrario, prefieres buscar un socio que sí tenga el capital necesario para comenzar, te diré algunas ventajas que he podido notar desde que entré al mundo de los negocios.

En primer lugar, tendrás el dinero que necesitas bajo unas condiciones mucho más flexibles que las de un banco, además de tener mejores ideas y mayor tiempo para rendir.

Y por si fuera poco, en momentos de estrés, podrás conseguir ese apoyo emocional que tanta falta hace para seguir adelante.

En el caso de las instituciones del gobierno, deberás acercarte al ayuntamiento de tu ciudad a ver cuáles son los organismos que se encargan de otorgar préstamos para pequeños empresarios.

Y por último: los bancos. Estos te van a ofrecer un montón de opciones que te resulten tentadoras y que si no miras las letras chicas, es probable que quieras aceptar de una vez. Pero… ALTO AHÍ.

Los bancos (o al menos la gran mayoría de ellos), suelen cobrar comisiones muy altas, lo que te puede mantener endeudado por meses. Además te dan opciones poco flexibles.

Por ello te recomiendo que acudas a ellos cuando ninguna de las opciones anteriores te ha resultado.

Si has llegado hasta aquí te habrás dado cuenta de que hacer un buen negocio con poco dinero no es imposible, siempre y cuando te decidas a dar el salto.

Y no cabe duda de que podrás lograrlo si sigues los consejos que aquí te he dado.

 

 

 

Los 12 negocios más rentables hoy en día

 

1. Empresa de catering

Si tienes un gran talento en la cocina y para preparar deliciosos platos, una empresa de catering podría ser el negocio que estabas buscando.

Por lo general las compañías y empresas siempre buscan personas aptas que se encarguen de deleitar los paladares de sus invitados con platos salados o dulces.

Sin embargo, te recomiendo que escojas algo en específico y hagas un menú de lo que eres capaz de preparar. Así te evitarás problemas con tus posibles clientes.

Si no tienes muchos recursos podrías comenzar tu solo, haciendo comidas para pequeños eventos, fiestas de cumpleaños o reuniones familiares. En este mundo las opciones son infinitas.

 

2. Venta de ropa

La ropa es una necesidad para cualquier persona, lo que la hace perfecta para ti si estás buscando un negocio que sea exitoso y rentable por un largo tiempo.

Podrías contactar a un proveedor y comprarle al mayor, para luego revender las piezas que compraste y obtener ganancias de allí o bien, podrías vender ropa de segunda mano (que ya no uses, pero que estén en buen estado).

Aquí lo importante es que tengas tu propia página web donde se aprecie bien la ropa que estás vendiendo. Además deberás colocar los precios y responder las preguntas de los posibles compradores.

 

 

3. Venta de artículos electrónicos

La tecnología está presente en todos los aspectos de nuestra vida, por lo que una tienda de este tipo podría atraer a cientos de clientes rápidamente.

Lo que deberás hacer es encontrar un proveedor de calidad, que sea capaz de ofrecerte los mejores productos del mercado por un precio accesible. Así podrás comprar más de un artículo para vender.

Luego, podrías montar tu propio local en un sitio estratégico o hacerlo a través de Internet en MercadoLibre o Ebay (si no tienes los recursos suficientes).

Aquí puedes vender de todo: móviles, computadoras portátiles, televisores, reproductores de música, etc.

 

 

4. Bar temático

Aunque parezca increíble, los bares temáticos son una excelente opción de negocio si tienes capital para invertir. Y es que… ¿A quién no le gusta compartir un rato agradable con sus seres queridos?

Es cierto, encontramos bares en todas partes, pero los temáticos llaman mucho más la atención que un bar tradicional.

Por eso deberás tener buena imaginación, para hacerle frente a tu competencia con nuevas opciones de bebidas, algunos platos para degustar y un ambiente que deje con ganas de volver.

 

5. Venta de productos orgánicos

Los alimentos libres de químicos y aditivos cada día son más buscados por cientos de personas que quieren comenzar una vida más saludable y tú podrías ayudarlos a conseguirlo.

Si buscas tener tu propia tienda, podrías comenzar buscando proveedores que ciertamente vayan a venderte lo que estás buscando (no querrás estafar a tus clientes).

Allí vas a vender: lácteos y sus derivados, productos verdes, frescos y naturales, carnes, etc. Lo importante es que estén libres de hormonas y no contengan ningún químico adicional.

 

6. Negocio de productos de belleza

El cuidado de la piel o el cabello, ha ido creciendo cada vez más con el paso del tiempo. Ya no son solamente las mujeres… ¡Ahora los hombres también quieren cuidarse!

Es por ello que la venta de cremas faciales y corporales, pomadas, exfoliantes y en el caso de las mujeres: el maquillaje, cada día se venden más a nivel mundial.

Lo importante es que conozcas los beneficios de estos productos, para que así tus clientes sepan que eres una persona que habla con base y te prefieran a ti antes que a tu competencia.

 

 

7. Venta de artículos para mascotas

Las mascotas son como otro miembro de la familia, por lo que su cuidado y salud es igual de importante que el de otro hijo o persona que amamos.

Si vives en una zona donde a diario ves a los dueños salir de paseo con sus mascotas, comenzar tu negocio allí será pan comido.

Puedes vender desde alimento para perros, gatos o aves, hasta juguetes y accesorios para personalizar con sus nombres y un número de teléfono que podrán contactar en caso de que la mascota se extravíe.

 

8. Tienda de productos ecológicos

Gracias a las miles de campañas que se han viralizado a nivel mundial, hoy en día el cuidado del medio ambiente se ha convertido en una prioridad, más que en una necesidad.

De ahí viene la idea de los productos ecológicos: aquellos que no dañen el medio ambiente con sus químicos. Por ejemplo: productos desinfectantes para el hogar, bombillos, bolsas y jabones.

Deberás encargarte de conseguir un proveedor confiable y a partir de allí, comprarle cada vez que necesites reponer los productos que ya has vendido.

 

9. Crea tu propio canal de Youtube

De seguro te estás preguntando, ¿Cómo es posible ganar dinero con solo tener un canal de Youtube? Y la respuesta es muy sencilla: subiendo vídeos de calidad.

Cuando tengas tu canal, sube tus primeros vídeos y compártelos en otras redes sociales donde tengas una cuenta. Verás como comienzan a multiplicarse tus seguidores.

Luego, podrás comenzar a hacer publicidad de otros youtubers o de productos, donde por cada venta que reciban a través de tu canal ganarás una comisión.

 

 

10. Negocio de bienes raíces

Ya que estás en la búsqueda de un negocio rentable y que te genere dinero constantemente, los bienes raíces son sin duda una muy buena opción.

Podrías dedicarte a ser un corredor inmobiliario, donde debes negociar la compra o la venta de una casa, terreno, departamento o edificio y ganarás una comisión por cada venta.

También está la opción de ser inversionista, en el caso de que cuentes con el capital necesario. Aquí deberás comprar propiedades a un buen precio y luego revenderlas por un precio mayor.

 

 

11. Venta de postres dietéticos

¿Quién dijo que comer saludable era aburrido? Hoy por hoy, puedes comer los postres más deliciosos sin tener que perder todo el esfuerzo que hiciste en la semana.

Si tienes habilidades en la cocina y sabes cómo sustituir los ingredientes tradicionales por otros mucho más saludables, tienes el éxito asegurado gracias a la cantidad de personas que cada día buscan cambiar sus hábitos.

Además tienes muchas opciones para preparar: tortas, galletas, malteadas, etc.

 

12. Salón de belleza

Un salón de belleza es uno de los negocios más rentables de hoy en día, gracias a la importancia que ha tomado la apariencia física tanto de hombres como mujeres. ¿Te has dado cuenta de que siempre están repletos de gente?

Aquí puedes ofrecer un montón de servicios: cortes de pelo, lavados, secados, cambios de color en el cabello, maquillajes, depilación, masajes relajantes, manicura, pedicura y mucho más.

Pero alto ahí, deberás conseguir un local que se encuentre bien ubicado y disponga del espacio suficiente para que los clientes se sientan cómodos y quieran volver.

Además deberás contratar personal profesional y capaz de cumplir con lo que el cliente pide para lograr superar sus expectativas.

 

Negocios rentables desde casa

 

1. Asistente virtual

Los empresarios, dueños de grandes negocios o presidentes de compañías no suelen disponer del tiempo para hacer llamadas o responder correos electrónicos, por lo que necesitan a un asistente como tú.

Hoy en día los asistentes virtuales son mucho más buscados que un asistente tradicional, y esto lo hace perfecto para ti que estás buscando trabajar desde casa.

Lo único que deberás hacer es usar computador desde donde podrás responder sus correos, hacer llamadas o planificar citas y reuniones de la semana.

Un buen sitio en el que empezar este negocio rentable es Asistademy, donde te pondrán en contacto con distintos clientes para que empieces a ser su asistente virtual y así ganar dinero desde tu casa.

 

2. Blogger

Si bien es cierto que para este negocio cada día hay más competencia, no me cabe la menor duda de que tú no serás uno más del montón y conseguirás cientos de lectores y seguidores.

Para conseguirlos deberás hacer publicaciones de calidad, bien sean imágenes (que puedes conseguir de bancos de imágenes gratis, libres de derechos), vídeos, textos o artículos sobre cualquier tema… Todos deben de dejar al lector con ganas de más.

Una vez que los tengas, otros negocios querrán ofrecerte cantidades de dinero por simplemente hacer un post sobre ellos

¿No sabes bien cómo empezar tu propio blog? Haz click aquí abajo para leer nuestro tutorial paso a paso para conseguirlo:

 

  >> Cómo Crear Tu Blog En Menos De 15 Minutos <<  

 

 

3. Traductor

Si sabes dos o más idiomas, esta podría ser una excelente opción para trabajar desde casa y hoy en día muchas personas buscan quien lo haga por ellos.

Dependiendo de tu nivel, podrías comenzar con traducir pequeños textos, artículos o bien, haciendo traducciones de libros o documentos importantes.

En plataformas como Gana Dinero En Pijamas podrás conseguir alguien que necesite de tus servicios. La buena noticia es que es un negocio con mucha demanda hoy en día.

 

 >> Gana Dinero Desde Casa Traduciendo <<  

 

4. Masajista

Los masajes son una excelente forma de relajarse y combatir el estrés para muchas personas. Así que si eres masajista, pero no tienes suficiente dinero para invertir, esta puede ser tu mejor opción.

Lo único que deberás hacer es adaptar un espacio de tu casa con una cama especial para masajes y algunas velas con olor agradable para que la visita sea mucho más agradable.

Para conseguir clientes puedes publicar tus servicios y tarifas en tus redes sociales o página web. Luego del masaje pídeles que escriban una buena reseña.

 

 

5. Vender por Internet

Como sabrás, el Internet sirve para todo hoy en día y las ventas no son la excepción. Es por ello que puede resultar un gran negocio para hacerlo desde casa.

Y no solo eso, también podrás despejar espacios que estaban ocupados por artículos u objetos que no utilices y con ese dinero comprar otros nuevos.

Lo que debes hacer es colocar imágenes nítidas de los artículos, junto con una buena descripción donde incluyas el precio y un número de contacto para poder coordinar el pago y el envío.

Para lograrlo podrías usar plataformas como MercadoLibre, Ebay, Amazon o crear una página en Facebook e Instagram.

 

 

6. Planificar eventos

¿Alguna vez pensaste que podrías planificar un evento desde tu sillón? Si no lo habías pensado, pues es hora de que lo hagas.

La mayoría de estas personas no tienen el tiempo suficiente, pero para eso estarás tu. Para encargarte de contratar a todo el personal: cocineros, músicos, decoradores y todo lo se necesite.

Con solo buscar por Internet los números telefónicos o correos electrónicos, podrás ponerte en contacto con ellos y encontrar a los mejores profesionales.

Además, es un campo bastante amplio. Podrías cubrir fiestas de niños, cumpleaños, bodas, fiestas de empresas u otras organizaciones, etc.

 

 

7. Venta de velas aromáticas

Para hacer tus propias velas aromáticas no necesitas hacer una gran inversión, ni tampoco ningún equipo en específico… ¡Y puedes hacerlas sin salir de casa!

Si eres una persona creativa y con buen gusto, no dudes en colocar tus velas en tu página web, junto con sus medidas y la esencia de cada una de ellas. Además de los precios y cómo podrías enviarlas.

Procura que las imágenes sean nítidas. Solo así lograrás conseguir una cartera de clientes y resaltar frente a la competencia.

 

 

8. Reparar computadoras

Aunque no lo creas, reparar computadoras es una excelente forma de hacer dinero, siempre y cuando tengas los conocimientos necesarios para hacerlo.

En mi caso, he sufrido cientos de problemas con mi computador y mi mejor técnico es… mi vecino. Jamás he tenido que ir a una tienda donde tenga que pagar un montón de dinero. Así que… ¡Tú podrías hacer lo mismo!

Yo te recomiendo que entregues folletos en las casas que se encuentran en tu mismo vecindario. Verás que no tendrás que esperar mucho para recibir tus primeros clientes.

 

 

9. Entrenador personalizado

Hoy en día, las personas llevan vidas bastante ajetreadas y luego de largas jornadas de trabajo, lo menos que piensan es en ir a un gimnasio.

Por eso, si tienes conocimientos sobre ejercicios y rutinas podrías invitarlos a que se acerquen a tu hogar y entrenarlos allí en un espacio que hayas escogido para ello.

O también, podrías ofrecer asesorías online a través de tu blog o página web.

 

 

10. Venta de comidas

Entre las agotadoras jornadas de trabajo y otras diligencias, las personas no tienen tiempo de cocinar y necesitan a alguien que lo haga por ellos.

Yo te recomiendo que hagas un menú, donde describas los platos que vas a ofrecer cada día de la semana y especifiques los precios y horas de entregas.

Si está entre tus posibilidades, podrías recibir pedidos y hacer las comidas que tus clientes te pidan, siempre y cuando lo hagan con un tiempo de antelación.

También podrías diseñar un folleto y entregarlos en los buzones de las casas cercanas a la tuya, para que cada vez más personas se enteren de tu nuevo negocio.

 

 

11. Cuidar niños

Muchos padres tienen cientos de diligencias que hacer en su día a día y en muchas de ellas, no es nada práctico estar con sus hijos.

Así que si eres madre o te gustan los niños, podrías convertirlo en un negocio sin necesidad de salir de tu casa. Con adaptar un espacio o una habitación amplia será suficiente.

Allí deberás hacer actividades con ellos, darles de comer, poner una película y estar al pendiente de que nada les vaya a suceder. De esa forma irás consiguiendo otros padres que confíen en ti.

 

 

12. Agencia de viajes virtual

Una agencia de viajes virtual es una gran herramienta para las personas que no tienen tiempo de estar conduciendo entre una agencia y otra para comprar sus tiquetes.

Lo único que deberás hacer es tener tu propia página web y en ella colocar los programas para la venta y reserva de los boletos.

Una vez la tengas, deberás encargarte de posicionarla entre los primeros resultados de los buscadores. Así cada vez que alguien compre un boleto a través de tu página, tu estarías recibiendo una buena comisión.

 

 

Negocios rentables de poca inversión y mucha ganancia 

 

1. Ser fotógrafo profesional

Para ser fotógrafo solo necesitarás una cámara de calidad, donde las imágenes se vean nítidas. Esa será la única inversión que deberás hacer, aparte de un trípode para sostenerla.

Podrías ofrecer tus servicios a empresas, agencias o incluso, eventos como fiestas o cumpleaños. Pero esa no es la única opción, porque hoy en día con el Internet todo es posible.

Si tomas buenas fotografías, podrías venderlas en páginas web como Foto Dinero Fácil, donde sólo necesitarás subir tus fotos para que otros las compren, y así empezarás a generar ingresos con ello.

 

 

2. Crear manualidades u objetos artesanales

Hoy en día, los clientes buscan productos diferentes y únicos. Así que si tienes habilidades con tus manos, no dejes pasar esta oportunidad para mostrar de qué estas hecho.

Podrás empezar comprando unos cuantos materiales y al tener tus primeras creaciones, venderlas en páginas web como Etsy, que es especial para este tipo de artículos hechos a mano.

Además tienes muchas opciones: collares, pulseras, cuadros, bolsos, libretas hechas a mano y todo lo que sepas hacer.

 

 

3. Ser diseñador gráfico

Hoy en día para un negocio o empresa, es vital tener ciertas características para distinguirse de la competencia. Pero muchas veces los dueños no tienen el tiempo (ni los conocimientos) para hacerlo bien.

Si eres diseñador gráfico o tienes conocimientos de Photoshop o algún otro editor de imágenes, podrías diseñar logotipos, plantillas para blogs, páginas web y mucho más.

Estarías haciendo lo que te apasiona, sin poner un pie fuera de casa y ganando mucho dinero.

 

 

4. Manejo de redes sociales

Las redes sociales hoy en día son vitales para cualquier negocio o emprendimiento que se encuentre en el mercado, pero también es cierto que gestionarlas no es algo que todo el mundo sabe hacer.

Así que si sabes manejar Facebook, Instagram o Twitter, hacer publicaciones y conseguir que cada vez más personas te sigan, esta es una oportunidad que no debes pasar por alto.

Además, no te ocupará muchas horas y cuentas con herramientas que te harán el trabajo mucho más fácil.

 

  >> Gana Dinero Con Tus Redes Sociales <<  

 

 

5. Escritor y editor de artículos

Si consideras que tienes buena ortografía y sabes redactar, te recomiendo que des el salto y te dediques a ser escritor y editor de artículos para revistas, blogs o páginas webs.

Hoy en día son muy solicitados, ya que es un trabajo que toma tiempo y dedicación, pero que sin duda puede traerte muy buenas ganancias. Por lo general te pagan por proyecto o por horas trabajadas.

La mejor parte es que deberás hacer solo una inversión: un buen computador que te permita trabajar con eficiencia.

 

 

6. Guardería para mascotas

Si te gustan las mascotas y no tienes problema con brindarles un espacio de tu hogar por unos días, este es el negocio perfecto para ti.

Hoy en día, muchas familias dueñas de mascotas desean viajar a lugares donde estas no son permitidas, por lo que necesitan a alguien como tú, que estén dispuestas a cuidarlas.

También deberás alimentarlas, jugar con ellas y llevarlas a pasear. La idea es que no estén encerrados en jaulas y que sean tratadas como su dueño lo haría.

 

 

7. Dictar clases de baile

El baile suele ser un buen ejercicio para muchas personas que necesitan sentirse y verse bien, por lo que montar una escuela de baile podría ser una muy buena idea donde no necesitas hacer una gran inversión.

Si eres un buen bailarín o bailarina, podrías dar clases en tu propia casa. O si tienes un poco más de dinero, alquila un salón donde puedas invitar a más personas a sumarse.

Para darte a conocer puedes grabarte a ti mismo y publicarlo en tus redes sociales. Demuestra de qué estas hecho y haz dinero haciendo lo que te gusta.

 

8. Desarrollo de aplicaciones para teléfonos inteligentes

Aunque no lo creas, ahora es posible desarrollar aplicaciones para tu teléfono sin necesidad de hacer una gran inversión y sin saber nada sobre programación. Y lo mejor de todo es que los resultados serán increíbles.

Hoy en día, las aplicaciones te permiten hacer cualquier cosa a través de tu móvil, sin necesidad de salir de casa, lo que hace que todo el mundo las desee.

Si desarrollas una que sea de gran utilidad, te aseguro que obtendrás miles de descargas.

 

 

9. Venta de artículos usados

Para comenzar, tienes que tomar buenas fotos donde se aprecien las características de los productos que vas a vender. Luego, súbelas a la plataforma de tu preferencia para que consigas un comprador.

Algunas de las más usadas son MercadoLibre, Ebay e incluso, Amazon. Allí deberás escribir la descripción del producto, los métodos de pagos que aceptas y cómo es el envío.

Además, procura mantenerte atento a las preguntas y comentarios que los posibles compradores hagan. No querrás dejar de vender por un error como ese.

 

10. Crear y monetizar tu propio blog

Si aún no tienes uno, podrías usar Wix, que es bastante sencillo de usar o WordPress (si tienes conocimientos un poco más avanzados). Cualquiera de los dos va a servir.

Lo que publiques tiene que ser de calidad, solo así conseguirás atraer y enganchar a más personas a tu página. Cuando consigas un número considerable de lectores y observadores, es hora de pensar en monetizar tu blog.

Esto puedes lograrlo a través de anuncios publicitarios y haciendo acuerdos con otros bloggers donde tú postees su contenido y ellos el tuyo, algo así como un intercambio.

 

11. Maquillaje a domicilio

¿Eres de esas que cada vez que sale a la calle recibe un halago por su hermoso maquillaje? Si es así o tienes habilidades, dedícate a maquillar a otras personas.

Hoy en día la mayoría de los establecimientos te cobran precios muy altos, por lo que las personas prefieren contratar a maquilladoras que trabajen a domicilio.

Podrías maquillar para eventos como: bodas, fiestas de cumpleaños, graduaciones o incluso, para sesiones de fotos a modelos.

Pero eso sí, primero deberás adquirir todos los productos básicos (bases, brochas, polvos, sombras, etc) y para diferentes tonalidades de piel.

 

 

12. Asesorías financieras

Ser un asesor financiero no es tarea fácil y es precisamente por eso que muy pocas personas lo hacen. Hoy en día, la mayoría prefiere emprender en negocios rápidos y comunes… Grave error.

Si buscas un negocio donde tengas muy poca competencia, ser un asesor financiero es una excelente opción.

Deberás encargarte de que los ahorros de los clientes se inviertan de la mejor manera, dar consejos y ayudar a pagar menos impuestos.

 

 

 

¿Cuál de estos negocios rentables te gustaría emepezar? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas.

6 comments on “Los 36 negocios rentables que puedes empezar en 2018

  1. MUY INTERESANTE , COMO REZA EL DICHO : DE TODO UN POCO Y PARA TODOS LOS GUSTOS. VERÉ POR CUAL ME ANIMO…..GRACIAS Y FELICITACIONES

  2. Hola.. Amigo.. me has inspirado.. Te agradezco que hayas escrito sobre el futuro de un sueño..
    Yo, tengo un gran sueño también y tú me has impulsado a emprenderlo..
    Gracias por conocerte.
    Jua

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *