Cómo conseguir tus metas personales (4 estrategias mentales)

Metas personales

Lograr nuestras metas personales es algo que todos deseamos pero que pocos conseguimos, y da igual cuál sea el objetivo: adelgazar, mejorar en el trabajo, iniciar nuestro propio negocio, ser más organizados en casa…

Siempre empezamos con muchas ganas, motivación y energía; pero a medida que pasan los días, poco a poco nos vamos desinflando como un globo hasta que nos rendimos y abandonamos ese objetivo que queremos conseguir.

¿Cuántas veces te has propuesto adelgazar y al tercer día has mandado al carajo la dieta que seguías?

¿Cuántas veces has intentado montar un negocio online, pero dos horas después de buscar información en Internet has tirado la toalla?

La culpa de esto no es tuya, ni de los blogs que te dicen cómo emprender un proyecto, ni siquiera de tu dieta… El problema es que nadie nos enseña cómo organizar y motivar nuestra mente para lograr nuestros objetivos con los pasos adecuados.

Por eso hoy te voy a enseñar las 4 estrategias mentales que he aprendido en estos años para que tú consigas todas tus metas personales (sean cuales sean) igual que he hecho yo.

 

Estrategia #1: Lo que quieres contra Lo que debes hacer

Ah, esta lucha eterna, la batalla entre hacer lo que te gusta y hacer lo que es tu obligación. Todos hemos pasado por eso. De hecho, muchos de nosotros nunca salimos de esa encrucijada en toda nuestra vida.

Si reconoces este dilema dentro de ti, ya has dado el primer paso para superarlo. Al menos eres consciente de ello y ya has ganado la mitad de la batalla.

La mayoría de personas ni siquiera llegan hasta este punto. Simplemente se marcan un objetivo, hacen aquello que les hace sentir bien o aumenta su ego, pero nunca avanzan hasta llegar a la meta.

Así que si lo que quieres es alcanzar tu objetivo, tienes que responder a esta pregunta:

¿En qué cualidades, atributos, o comportamientos DEBES centrarte para llegar hasta donde quieres?

Por ejemplo: si quieres abrir tu propio negocio algunas de las características que debes tener son la constancia, la motivación, no rendirte ante el primer obstáculo, y aceptar que deberás trabajar duro al principio.

Metas personales

 

Una vez hayas respondido a esa pregunta, debes plantearte una segunda cuestión: ¿son estos los comportamientos que estás poniendo en primer lugar para conseguir tu meta?

Puede que en tu planificación des prioridad a hacer las cosas que te gustan en vez de a las que son obligatorias.

Siguiendo con el anterior ejemplo, quizás para emprender tu negocio estés motivado pero no seas constante en trabajar cada día en él (investigas un lunes los pasos que debes dar para lanzarlo pero hasta una semana después no ejecutas esos pasos para hacerlos realidad).

 

Estrategia #2: Diversión contra Resultados

No te equivoques. Divertirse es uno de los beneficios más infravalorados de cualquier actividad. Tener diversión mientras haces algo es genuinamente importante para conseguir el éxito a largo plazo.

 

Metas personales

 

El problema empieza cuando la diversión se cruza en el camino del trabajo duro para lograr más adelante tus metas personales más importantes.

Algunos ejemplos hipotéticos de esto son:

  • Quieres adelgazar y te encanta cocinar comidas saludables pero odias hacer ejercicio, así que pasas todo tu tiempo cocinando en vez de ejercitando tu cuerpo.
  • Quieres conseguir pareja y adoras probarte ropa que te haga más sexy pero te sientes incómodo saliendo a la calle a conocer gente nueva, así que te la pasas todo el día en casa viendo vídeos de YouTube sobre moda para saber qué ponerte (si no sales a la calle, ¿cómo vas a conocer gente y encontrar pareja?).
  • Quieres emprender un negocio en casa y adoras leer historias de éxito de otras personas como tú, pero te da flojera buscar información para iniciar tu emprendimiento, así que pasas días enteros leyendo blogs sobre emprendedores que ya tienen sus propios negocios.

 

Si alguna vez te has visto a ti mismo en alguno de los ejemplos anteriores (o en situaciones similares), el único consuelo que puedo darte es que es la naturaleza humana ser así.

Todos tendemos a centrarnos en aquello que hacemos bien y evitar lo que hacemos peor o no nos gusta.

Para remediarlo y conseguir vencer a tu flojera, te recomiendo que leas este artículo: Cómo vencer tu procrastinación (aprende a no retrasar tus tareas).

 

Estrategia #3: Realiza una práctica deliberada

La práctica deliberada es una técnica que consiste en realizar actividades fuera de nuestra zona de confort. Cuando hacemos algo con lo que estamos cómodos, puede que avancemos un poco, pero no todo lo que necesitamos.

Es cuando nos enfrentamos a nuestros mayores retos cuando conseguimos los mayores logros.

Para conseguir tus metas personales con la práctica deliberada debes tener en cuenta estos 3 aspectos:

  1. Las tareas para conseguir tu meta deben ser retos alcanzables. No deben aburrirte pero tampoco deben abrumarte.
  2. Cada tarea que hagas debe tener un objetivo. Piensa que no sólo estás trabajando, sino que trabajas para conseguir algo en concreto.
  3. Busca y recibe opiniones (tanto de otras personas como de ti mismo) para poder completar cada tarea. Así estarás más motivado y te animarás para seguir adelante con tu proyecto.

 

Estrategia #4: El método de gratificación tardía

La anterior estrategia de la práctica deliberada puede ser un poco difícil de llevar a cabo porque por definición requiere una constante atención a tus puntos débiles mientras dejas atrás tus fortalezas.

Sin embargo, hay otra estrategia para ayudarte a hacer lo correcto para lograr tus metas personales y empezar a ganar medallas por conseguir lo que te has propuesto. Es una forma de hacer la práctica deliberada más agradable.

Yo lo llamo el método de gratificación tardía.

Seguro que tus padres utilizaron este sistema exacto contigo cuando eras pequeño. Si te comías la comida, tenías postre. Si no comías el primer plato, no había postre.

El punto de esto es sencillo: si haces lo correcto, tendrás una recompensa; si no lo haces, no hay nada.

 

Metas personales

 

Para poner este método en práctica primero tienes que determinar dos cosas:

  1. ¿Qué es “lo correcto” que debes hacer ahora?
  2. ¿Cuál es la recompensa adecuada por tu buen comportamiento?

 

Esto es igual que los días libres de comida que se hacen en una dieta: si haces lo correcto (no saltarte la dieta) tendrás una recompensa (un día a la semana podrás comer lo que tú quieras).

Si tu meta personal es comenzar un negocio, lo correcto es trabajar duro para hacerlo realidad, y la recompensa inmediata poder descansar el fin de semana; a largo plazo, tu premio sería generar ingresos como tú quieres y tener tu propia libertad económica.

Las aplicaciones de este sistema son infinitas y pueden servirte para miles de objetivos que te plantees. Además, este método es suficientemente flexible para poder adaptarlo según vayan cambiando también tus necesidades.

 

Ganar dinero con encuestasSi decides probar esta estrategia, empieza aplicándola con un solo comportamiento o costumbre que quieras modificar para mejorarlo. Te será más fácil realizarlo de esta manera.

 

 

 

Haz estos ejercicios para alcanzar tus metas personales

Ahora que ya sabes cuáles son las 4 estrategias mentales que te permitirán alcanzar tus metas personales, quiero que cojas papel y lápiz y realices los siguientes ejercicios para lograr tus objetivos:

 

1. Haz una lista de tus malos hábitos, comportamientos o tendencias

Esto no es una lucha del bien contra el mal. Sólo es una cuestión de identificar aquellos comportamientos que te llevan a alejarte de tus metas o que tienden a retirarte de tus hábitos más productivos.

Así que coge papel y lápiz y empieza a hacer tu lista.

Esta lista puede incluir cosas como dormirte muy tarde en la noche, no despertarte temprano, entretenerte demasiado viendo vídeos de YouTube o entrando a Facebook, etc., dependiendo del objetivo que quieras alcanzar.

Cuando hayas terminado, escribe al lado el comportamiento positivo que sustituya a esa mala acción (recuerda: anota tanto los hábitos que te gustan como los que te dan más flojera hacer).

 

2. Determina la recompensa

Una vez hayas terminado tu lista, escribe las recompensas que obtendrás por hacer esas tareas que son obligatorias. Recuerda la analogía del postre aquí.

Si consigues terminar tu trabajo, obtendrás un poco de diversión (además de una satisfacción personal).

Metas personales

 

3. Desarrolla parámetros cuantificables

Si haces esto, conseguirás hacer esto otro, y tendrás tu recompensa. Asegúrate de definir estos parámetros claramente y de forma concreta para que no puedas “saltarte” las reglas.

Un modo sencillo de lograrlo es pensar en tu meta y dividirla en varios pasos ordenados para llegar hasta ella.

 

Ahora dime tú: ¿qué es lo que necesitas mejorar para alcanzar tus metas personales? Déjame un comentario aquí abajo y cuéntame tus experiencias.

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

8 comments on “Cómo conseguir tus metas personales (4 estrategias mentales)

  1. hola he llegado a esta pagina buscando como volver a empezar con mi vida, porque me he separado recientemente y siendo madre de tres tengo que encontrar la manera de seguir adelante, estube mirando varias notas que hay en la pagina pero esta me dejo pensando y mucho.
    muchas veces he dejado de hacer cosas que a mi me han gustado por temas de horarios, mis hijos o mi pareja de turno, y hoy me pregunto ¿y ahora que hago? necesito un trabajo pero no puedo dejar a mis hijos solos, quiero realizarme como mujer y sentirme util de nuevo y no me alcanzan las 24 hs del dia!!
    lo bueno que saque de esta nota es que puedo organizarme de una manera diferente y lo del postre lo voy a usar con mis hijos jaja!!

  2. Hola Don Andrés, creó que la mayor parte del tiempo los obstáculos los ponemos nosotros mismos, me gustaría ser como tu, ayudame por favor, gracias

  3. Es totalmente cierto que cuando pensamos mucho para realizar algo la mayor parte de las veces decidimos no hacerlo. Es mejor empezar por lo que no nos gusta o nos resulta mas dificil, asi cuando tengamos que hacer lo facil sera mas agradable.

  4. Muy buen artículo.

    Es penoso que mucha gente no conozca los beneficios de las estrategias y ejercicios mentales. Es posible incrementar la creatividad, encontrar soluciones más rápidamente o mejorar en habilidades tan necesarias como la memorización usando esos acercamientos.

    Algo que recomiendo encarnizadamente es el desarrollo continuo de mapas mentales. Existen muchos sitios de internet relacionados con el tema y bastante en español. Diseñarlos es una experiencia muy útil y divertida, además de redituable en más de un sentido si lo que se busca es el éxito emprendedor.

    Felicidades, amigo.

    • Si ahora mismo me preguntasen con quien me gustaría pasar una tarde hablando, sería contigo Tony. Parecemos hermanos paridos por la misma madre con mismas ideas! 😛

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *