Guía máxima para crear tu marca personal en sólo 3 pasos

¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué no has conseguido un buen trabajo?

A ver, eres una persona profesional, con conocimientos y experiencia en tu área, pero sin embargo no te toman en cuenta, es más… ni siquiera saben quién eres.

Aunque te parezca injusto, hoy en día es mucho más efectivo hacer conexiones con las personas correctas y que el mundo te conozca, que ser solo un profesional del montón.

Puedes ser el mejor en tu trabajo y no me cabe la menor duda de que es así, pero con eso no es suficiente para que te escojan por encima de los demás.

A mí me pasó, me sentí frustrada, desesperada y no sabía que hacer con mi vida, porque pensé que tenía todo lo necesario para triunfar. Por suerte encontré el por qué me estaba pasando eso y es posible que tú estés pasando por lo mismo.

Había perdido tanto tiempo enfocándome en otras cosas, que jamás pensé en que debía construir mi marca personal para lograr lo que quería.

No pensé que fuera importante, me costó un poco aprender todo lo que debía hacer, pero dejé de excusarme y me puse manos a la obra. Solo así conseguiría darle un giro a mi vida.

Antes de que lo pienses, no se trata de convertirte en una marca comercial, ni tampoco de venderte a ti como un producto.

Es cierto, de igual forma vas a aprender a vender, pero no es una venta común y corriente. 

Cuando buscas construir tu marca personal debes vender una buena imagen de ti mismo, vender quién eres realmente, tus valores y tu esencia.

Todos esos atributos te ayudarán a resaltar entre la competencia y a dejar de ser parte del montón.

Y no solo eso, también conseguirás el empleo que siempre has soñado, relacionarte con otros profesionales, te preferirán a ti antes que a otra persona y mucho más.

¿Suena bien? Pues hoy es tu día de suerte, porque aquí te ayudaré a lograrlo de la misma manera en la que yo lo hice.

Te explicaré qué es realmente una marca personal, cómo la vas a crear y desarrollar y cómo sacarle todo el jugo a las redes sociales para multiplicar tus resultados.

 

 

¿Qué es una marca personal?

Una marca personal se trata de vender tu “verdadero yo”, lo que te caracteriza y te hace diferente a los demás para destacar entre la competencia.

Y para ello, una herramienta que te puede ayudar es el copywriting.

En otras palabras, lo que vendas será lo primero que piensen las personas al escuchar tu nombre. Por ejemplo: buenos precios, muy profesional, honestidad, confiabilidad o buen trato a los clientes.

Lo que transmitas, será lo que piensen de ti.

Lo más importante al construir una marca personal es que siempre seas tú mismo. No es necesario que busques encajar para tener éxito.

Yo pensé que debía dejar de ser quien era realmente o aparentar ser otra persona para que me tomaran en cuenta, pero no era así. Ese fue mi primer error.

Y como de los errores se aprende, tenlo presente para que no pases por lo mismo que yo.

Tú seguirás siendo tú, la misma persona, la misma profesionalidad, conocimientos y habilidades. La diferencia es que con tu marca personal nada pasará desapercibido.

Además, al tener tu propia marca personal podrás sobresalir en lo que sea que te guste (y hagas bien, por supuesto).

No sólo te ayudará a destacar frente a otros empleados, en el caso de que estés buscando un nuevo empleo. Sino que también te servirá con amigos, posibles clientes o cualquiera que sea tu objetivo.

Poco a poco, harás que las personas confíen en ti. Y por lo tanto será mucho más fácil relacionarte y hacer alianzas con otras personas de interés.

No te diré que lo conseguirás en un par de horas, porque te estaría mintiendo. Pero tampoco tardarás toda una vida para lograrlo.

Muchas personas lo dejan a un lado por flojera o miedo al fracaso y muchas otras lo hacen, pero lo hacen mal y al final, se dan cuenta de que simplemente han estado perdiendo su tiempo.

Lo primero que necesitarás es definir qué es lo que te diferencia de los demás y a quién querrás mostrárselo. 

Y para eso en el siguiente apartado te explicaré cómo lograrlo con todos los detalles (y errores que cometí) para que en menos de lo que pienses consigas construir tu marca personal. 

 

 

¿Cómo crear una marca personal?

Si estás por comenzar la creación de tu marca personal deberás definir qué es exactamente lo que te diferencia de los demás, luego identificar tus objetivos y por último, crear un plan de acción. Ayúdate con estas técnicas de copywriting para crear tu marca personal.

Para todo lo que desees hacer en tu vida debes ser organizado y saber cuál es el próximo paso a dar, de lo contrario podrías perder el rumbo.

No cometas el error de querer comenzar de una vez sin antes tener una planificación. Puede que por un momento logres tus objetivos, pero si se te presenta un inconveniente no sabrás como resolverlo.

Aquí te diré cómo crear tu marca personal en tan solo 3 pasos.

 

1. Define quién eres y lo que te va a diferenciar de los demás

Si tu objetivo es crear tu marca personal, deberás invertir horas de trabajo y dedicación para lograrlo. No pensarás que la marca llegará a tu vida por arte de magia o puedes comprarla en una tienda lista para usar.

Así que para comenzar, deberás responderte varias preguntas a ti mismo: quién eres en realidad, qué tienes para ofrecer, si usarás tu nombre y apellido o crearás un nombre nuevo, etc.

También deberás saber qué valores vas a transmitir como marca y los mensajes y palabras claves que usarás para llegar a tu público.

Una vez que te hayas respondido, sabrás quien eres y lo que tienes para ofrecer e impresionar. Ahora puedes comenzar a pensar en cómo vas a mostrarte.

La imagen que des también forma parte de ti y de lo quieres mostrar. Debe ser una foto donde luzcas serio (pero amigable) y de buen aspecto, como todo un profesional. No coloques una foto en la playa o de fiesta.

Debe ser una foto que al verla llame la atención, ya que será la que uses en todos los medios.

 

 

Luego, deberás saber qué es lo que te va a diferenciar de los demás. Hoy en día hay mucho de todo, así que saber en qué eres diferente es una gran ventaja.

Si eres como todo el mundo, la gente no te prestará atención y por lo tanto, no sabrán qué pensar de ti.

Por ejemplo: si estás buscando empleo o iniciando tu carrera profesional y ofreces más de lo mismo, no querrán contratarte. Hoy en día vale más aquél que sea capaz de dar aún más.

Alguien que muestra tener cualidades diferentes (y mejores), tendrá muchas más oportunidades.

La clave del éxito cuando quieres crear tu marca personal es ser diferente a los demás. Además de tener una especialización en el área que vayas a desenvolverte.

Lo que no emociona, no vende… ¡No lo olvides!

Todas estas preguntas (y sus respuestas) te ayudarán a pasar al segundo paso y te acercarán a tu marca personal.

 

2. Identifica tus objetivos y metas

Una vez que ya sabes quién eres, qué vas a ofrecer para que te reconozcan con tan solo oír tu nombre y sepas qué te va a diferenciar de los demás, es hora de ir un poco más allá.

Ahora vas a identificar cuáles serán tus objetivos específicos y metas, y para lograrlo deberás hacerte otras preguntas (sí, de nuevo).

Sé que sonará repetitivo, pero ¿quién podría conocerte mejor que tú mismo?

Yo cometí el error de querer comenzar con los objetivos y metas de otras personas que también querían crear su marca personal, hasta que me di cuenta que debía tener los míos propios.

Cada persona quiere alcanzar objetivos diferentes. Puede que tu quieras ampliar tu circulo laboral para conseguir mejores conexiones, pero yo quería conseguir un buen trabajo.

Así que aquí debes preguntarte: por qué quieres desarrollar tu marca personal, a dónde quieres llegar y a quiénes vas a dirigirte.

El objetivo solo lo sabes tú, es posible que se parezca al de otra persona, pero jamás será igual. Y esto es una ventaja, ya que te ayudará a conseguir mejores oportunidades.

Si todos están buscando lo mismo, la competencia es mayor. Pero al no ser así, es muy probable que el sector donde estés pensando crear tu marca personal aún no haya sido explotado por completo.

Por si no sabes por qué quieres hacerlo o qué estás buscando realmente, te dejo algunas ideas para que puedas guiarte: ofrecer tus servicios, vender productos, dar conferencias o encontrar socios para tu nuevo proyecto.

Esto te ayudará a saber a quién vas a dirigir todos tus esfuerzos y por lo tanto, a actuar para que todo se haga realidad.

Una vez que lo sabes, puedes comenzar a pensar en las estrategias que usarás para hacerles saber quién eres y de qué estas hecho. Te lo explico mejor un poco más abajo.

 

 

3. Afina los últimos detalles

Como dije, si no sabes realmente a quién te diriges, no podrás saber qué estrategias usarás y la verdad es que sin ellas es imposible que crees tu marca personal.

Aunque no te guste escucharlo, si no tienes un plan, no llegarás a ninguna parte. Pero no te preocupes, hacer uno no es nada complicado.

Además sin darte cuenta, con los pasos anteriores ya tienes una parte fundamental de tu plan. Ya sabes quién eres, qué vas a mostrar y a quién, solo faltan unos detalles y ponerte manos a la obra.

Con la creación de tu plan dejarás de soñar con tu marca personal para hacerla realidad.

En este paso deberás pensar en las personas que quieres que te conozcan y que tengan una buena percepción de ti. En base a ellas vas a escoger los medios para hacer llegar la información.

Puedes hacerlo a través de las redes sociales, relacionándote con influencers, dando conferencias o con una página web o blog.

Si piensas hacerlo con las redes sociales, más adelante te explicaré todo lo que debes tener en cuenta para construir tu marca personal allí.

Si por el contrario, prefieres relacionarte con influencers, procura escoger los correctos y que sean relacionados a tu área. Así su público tendrá algo en común con el tuyo.

En cuanto a hacerlo por Internet, teniendo una página web o un blog será más que suficiente y yo particularmente, te recomiendo que lo hagas cuanto antes.

Un blog puedes crearlo sin tener que gastar un solo centavo de tu bolsillo y te servirá para darte a conocer y relacionarte con otras personas a través de tus publicaciones. Luego deberás difundirlas a través de redes sociales.

Si no tienes ni idea sobre qué escribir y te quedas en blanco, te recomendamos que leas estas ideas que han plasmado nuestros amigos de Seis60.

En el blog puedes escribir artículos, colocar imágenes y vídeos y mucho más. Además, te ayudará a posicionarte en Google y a expandirte cada vez un poco más.

Te recomiendo que uses WordPress o Blogger si no tienes nada de conocimientos sobre esto, pero si los tienes entonces, hazlo tú mismo y crea tu propio dominio.

Por otra parte, si te gusta hablar en público y eres hábil para hacerlo, entonces no dudes en compartir información útil de esa manera.

Recuerda que todo dependerá de las personas a las que quieras hacer llegar la información y tu objetivo.

Luego, podrás pensar en los mensajes que darás y el tono que usarás para cada uno de ellos. Así como también en un logo y los colores que van a representarte.

 

 

10 consejos para desarrollar tu marca personal

Como te lo he comentado en esta guía, todo está basado en mi experiencia creando y desarrollando mi marca personal.

Durante todo este proceso necesité a alguien que me guiara a seguir los pasos correctos, pero como nunca conseguí a alguien que me tendiera la mano y me aconsejara cuando más lo necesité, tuve que hacerlo solo.

Como no quiero que te pase lo mismo, sino que seas el mejor y alcances el éxito, yo seré esa persona para ti. Y para lograrlo, te daré los consejos que me llevaron a donde estoy hoy.

Te daré los 10 mejores consejos que a mi me funcionaron y que no cabe duda de que también te funcionarán a ti.

El primero, y el que más me sirvió fue que hay que especializarse siempre, porque hay mucho de todo en este mundo.

Si te especializas, por mucho que tengas en común con otras personas o marcas personales, jamás conseguirás a alguien igual a ti.

Consigue aquello que te haga ser diferente al resto y hazlo notar a donde sea que vayas. Si lo haces, verás que se abren muchas más puertas y tus oportunidades se multiplican.

El segundo, debes ser organizado y planificarte para que nada se escape de tus manos.

 

 

La organización te ayudará en todo lo que desees hacer: tener tus objetivos claros, saber qué estrategias vas a usar, cuáles serán las fechas y horas para publicar, tener presente si tienes alguna reunión, etc.

Si no lo haces, comenzarás a olvidar las cosas que tienes que hacer y será más difícil alcanzar tus metas.

Tercero: no te desesperes, ni pienses que en cuestión de horas habrás conseguido la mejor marca personal jamás antes vista.

Tómate todo el tiempo que necesites para que las cosas salgan bien. Recuerda que hacerlo, pero hacerlo mal es perder el tiempo.

De nada va a servir que hagas todo por salir rápido de ellas y luego tengas que repetirlas porque no quedaron como debían.

Cuarto, mantente siempre motivado. Como te lo he dicho, tu marca personal necesita tiempo, es imposible que de un día para otro tengas todo.

Yo pasé por eso, quería tener todo para el mismo día, hasta que con el tiempo me di cuenta de que debía ser paciente y así vería los resultados que quería.

Te entiendo, esperar puede ser muy desesperante, pero debes hacer tu mejor esfuerzo. Todo dependerá de ti, yo no puedo decirte cuánto tiempo vas a tardar porque te estaría mintiendo.

Aunque si sigues todos los consejos que te he dado, no cabe duda de que tardarás mucho menos que otras personas que tienen años y aún no consiguen buenos resultados.

Número cinco: se constante, es la única manera de alcanzar tus objetivos y ver buenos resultados.

 

 

No cometas el error de aparecer una vez al mes o una vez a la semana, la idea es que lo hagas seguido para que la gente note tu presencia, que sepan que estás ahí.

Si no lo haces, pensarán que no eres serio en lo que haces y dejarán de confiar en ti. Lo que te aleja de que la gente piense bien de ti cuando escuchan tu nombre.

Encárgate de hacer publicaciones de calidad con frecuencia, así estarán siempre pendientes de ti y de lo que haces.

Sexto consejo: interactúa cada vez con más personas y a través de la mayor cantidad de medios posibles: redes sociales, páginas web, blogs, ir a eventos, etc.

Todo lo que te permita comunicarte con la audiencia que quieres que reciba tu información, es bienvenido.

Con eso no solo podrás mostrar quién eres, sino que también podrás resolver dudas y ayudarlos o escuchar comentarios y sugerencias.

Gracias a eso poco a poco irás ganándote su confianza y sus comentarios positivos cada vez que escuchen tu nombre, así como también comenzarás a crear un lazo que debes mantener con el paso de los años.

 

 

Séptimo, utiliza siempre imágenes de calidad. Te sorprendería saber el valor que les dan a las fotos con buena resolución y donde se aprecie bien tu cara.

Son súper importantes ya que las colocarás en todas tus redes y presentaciones.

Recuerda que una imagen vale más que mil palabras, por lo que es mucho más probable que recuerden una buena foto, a que recuerden un mensaje.

Yo te recomiendo que las coloques también tu página web, así cuando escuchen tu nombre, podrán ponerle una cara y sentirse en confianza.

Para las imágenes que colocarás en tus mensajes, podrías usar algunas de bancos de imágenes como Pixabay que son gratuitas (además de una tuya).

En el puesto número 8 de los consejos que quiero darte te digo que crees y consigas un logo y los colores que van a identificarte. Deben ser de esos que con verlos, ya sabes quién es la persona.

Es parecido a lo que te pasa con tus marcas favoritas, que no hace falta leer el nombre, con tan solo ver el logo ya sabes de quién están hablando. Así que tu debes convertirte en esa “marca favorita” de todos.

Además estos dos últimos combinados con el mensaje y el tono del mismo, serán los encargados de transmitir sensaciones y te representarán. 

Ya casi terminamos, vamos con el consejo 9 y uno de los que más útiles me resultaron en el proceso de construir mi marca personal y diferenciarte: usar el storytelling

Si no sabes qué es o cómo hacerlo, aquí te lo voy a explicar para que tengas una idea y comiences a usarlo cuanto antes.

El storytelling es simplemente contar historias para poder interactuar con quienes te siguen y te rodean. La idea es que se emocionen y sientan interés al escucharlas para que las recuerden.

Cuenta tu experiencia, anécdotas de tu vida personal, ideas que tienes en mente, etc.

 

 

 

Para que tengas una mejor idea, yo coloque en mi página web una sección donde hablo sobre mi y los puntos que te acabo de mencionar y nunca pensé que tanta gente se fuera a sentir tan identificada.

Entonces, si haces lo mismo podrás crear un vínculo con ellos y ellos sentirán que te conocen de toda la vida, aún cuando no sea así.

Y por último y quizás el más importante de todos: nunca, pero nunca dejes de ser tú mismo.

No hace falta que te compares con otras personas que han creado su marca personal y han tenido éxito. Piensa en que si él/ella pudo, tú también puedes hacerlo (incluso mucho mejor).

Tú vales lo suficiente para lograr lo que te propongas y no tienes que dudarlo jamás.

Muéstrate tal y como eres, tus esencias y valores y verás que no te hace falta más nada para que tu marca personal sea un éxito.

 

¿Qué debes tener en cuenta al construir tu marca personal en las redes sociales?

Las redes sociales son indispensables a la hora de construir tu marca personal. Debes de tomar en cuenta tus objetivos, el contenido, tu público y en base a eso, escoger las que más te convengan para tener presencia en ellas.

Yo no sabía ni siquiera cómo usarlas, así que no te preocupes si tú estás igual que yo. Te diré las 5 cosas que debes de tener en cuenta antes de comenzar.

Pero antes debes saber que al menos comenzando no puedes estar en todas las redes, lo más probable es que no lo hagas bien y pierdas tu tiempo. No por estar en más redes conseguirás mejores resultados.

Por eso lo mejor es comenzar poco a poco, luego si podrás ir uniéndote a mas redes y así conseguir que cada vez más personas tengan una buena imagen de ti.

Lo primero que debes de tener en cuenta es al público al que quieres llegarle. 

De acuerdo a ellos es que decidirás en qué redes sociales debes estar. Investiga las que usan, las que más revisan en su día a día y en base a eso, identifica la que más te convenga. 

Si estás buscando, por ejemplo, tener más visibilidad o relacionarte con tu audiencia, tu mejor opción es Facebook.

 

 

Pero no solo debes guiarte por eso, también debes de tomar en cuenta el número de usuarios que tiene la red, el tipo de contenido que allí se publica y si realmente la gente lo mira.

Si la red que escogiste no cumple con esos requisitos, lo mejor es que busques otra que te ofrezca todo en una.

Una donde se encuentre tu público, pero que al mismo tiempo tenga una buena cantidad de usuarios que revisen a diario los posts que allí se encuentran.

Entre las más usadas están Facebook, Instagram, Twitter, Youtube y LinkedIn

Esta última es una de las mejores para fortalecer tu marca personal. En ella puedes crear tu currículum web para que recibas más conexiones y compartir contenido estrictamente profesional. Evita estos errores en LinkedIn para tener un perfil potente.

En Instagram puedes hacerte notar si publicas buenas imágenes y vídeos, que son los contenidos favoritos de los usuarios. Así como Twitter podría servirte para darte a conocer si usas los hashtags correctos.

Es decir que, si piensas que colocando cientos de hashtags cuando escribes un Tweet conseguirás construir más rápido tu marca personal, estás equivocado. Tienes que usar los que se relacionen contigo. 

En Youtube, harás lo mismo solo que a través de vídeos en tu canal que se relacionen contigo. Luego ocúpate de crear vídeos que destaquen y de promocionarlos a través de tu página web.

Luego, lo segundo a tomar en cuenta es la imagen y la biografía que vas a usar para colocar en tu perfil.

No sé a ti, pero a mi me ha pasado que si veo una imagen poco profesional, simplemente ignoro el perfil y busco otro que me inspire más confianza.

Por eso tú debes colocar una donde se aprecie bien tu cara, luzcas amigable y donde no salgas con otras personas.

Lo mejor que puedes hacer es conservar la misma foto por un tiempo para que las personas se familiaricen con ella, si la cambias es probable que no te reconozcan.

Con respecto a la biografía, debes escribir una para que puedas colocarla en tus perfiles. 

De acuerdo a la red social que decidas usar escríbela con más o menos formalidad, pero que siempre sea la misma. Agrégale lo que sabes y haces mejor, así como también tus mejores cualidades.

En tercer lugar y creo que quizás sea donde más fallan las personas: postear contenido de calidad.

 

 

El contenido es lo que ve todo aquél que te sigue, por lo que debe ser útil para las personas a las que piensas dirigirte y relacionarse contigo. 

No hables solamente de ti en las publicaciones, la gente pensará que al no tener nada bueno que ofrecer solo te queda hablar de ti y perderás credibilidad. 

De vez en cuando varía el contenido, siempre y cuando mantenga una relación con quien eres y lo que ofreces.

También procura que los mensajes que vayas a publicar sean personalizados. Si los haces todos iguales, las personas pueden sentir que están hablando con un robot.

Por eso, lo más recomendable es que te dirijas a ellos como si ya los conocieras. Sin dejar de ser respetuoso, por supuesto.

También debes tomar en cuenta la planificación y estrategia que usarás en la red que escojas.

Deberás escoger los mejores días y horas para publicar. Si no sabes cuáles son te recomiendo que vayas probando haciendo publicaciones a diferentes horas y días.

En el caso de que no tengas mucho tiempo para gestionar tus redes, estas herramientas serán tu mano derecha.

PostCron o quizás Buffer, son exclusivas para ayudarte a organizar y a dejar programadas las publicaciones para que se hagan automáticamente. No tendrás que preocuparte por nada.

Recuerda que si no te organizas, no verás buenos resultados.

Sería bueno que te tomaras un par de horas a la semana para ver los temas, imágenes o mensajes que vas a compartir y así te evitas estar corriendo a última hora.

Además, si posteas casi siempre los mismos días a las mismas horas, tus seguidores lo notarán y estarán siempre atentos.

No olvides que debes de hacer notar tu presencia. Si publicas hoy y luego pasas dos o tres semanas sin ningún contenido nuevo, probablemente te dejen de seguir y tu marca personal sería un fracaso.

Lo último que debes de tomar en cuenta al construir tu marca personal en las redes sociales, son los resultados que obtuviste con los pasos anteriores.

Analiza y evalúa cómo te fue y en base a eso, verifica que no tengas nada que cambiar.

Si te propusiste un objetivo y no lo alcanzaste (en un tiempo razonable), lo mejor que puedes hacer es cambiar las estrategias y verificar en qué has fallado.

Para ello puedes usar herramientas como Metricool, Klout, Peer Index o la que tú prefieras. Te ayudarán a comprobar los resultados con mucha más precisión.

No te preocupes si los primeros resultados no son lo que tú esperabas. Todos podemos cometer errores, lo importante es reconocerlos y hacer los cambios necesarios para que todo marche en orden.

 

 

Si has llegado hasta aquí, no me cabe la menor duda de que te mueres de ganas por comenzar a crear tu marca personal ya mismo. Te entiendo, yo también estaría igual.

Si sigues todos los pasos de esta guía, en menos de lo que te imaginas serás reconocido como una de las personas más exitosas jamás vistas.

¿Qué otros consejos incluirías tú para crear una marca personal exitosa? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *