10 grandes errores que te harán fracasar como emprendedor

Te has cansado de aguantar a un jefe que no te valora, de no ganar el dinero que te mereces, y de no tener una flexibilidad de horarios para poder estar más con tu familia.

Así que decides emprender un negocio, y tomar al fin las riendas de tu vida. ¡Felicidades!

Pero hay una cosa que no sabes: iniciar un negocio no es lo mismo que trabajar para otros.

Cuando te conviertes en emprendedor, todo eso cambia.

Tendrás más autoridad, más libertad, pero también deberás ser más responsable de tus actos y las decisiones que tomes.

Es más: estos factores serán los responsables de tener un impacto directo en la salud y el futuro de tu negocio.

Si eres un mal jefe y cometes errores como emprendedor, tu empresa tendrá los mismos fallos y ambos fracasaréis.

 

Mis (malos) inicios como emprendedor

Cuando me decidí a crear mi primer negocio, yo era como tú: estaba lleno de emoción y energía por comenzar mi propio proyecto que me daría la libertad que tantos años había estado buscando.

Pero también era un principiante en el mundo de los negocios.

No sabía qué hacer en muchas situaciones, ¡ni siquiera conocía los pasos que tenía que dar!

No tenía empleados porque no había empezado a generar ingresos, así que realizaba todas las tareas que podía al mismo tiempo, cada vez que recibía un email, necesitaba atenderlo en ese instante dejando de lado la otra cosa que estuviese haciendo.

 

Hombre estresado

 

Llegaba tarde a reuniones con mis proveedores, no atendía bien a mis clientes porque no sabía organizar mi día.

Como te podrás imaginar, esta acumulación de errores al final resultó en un fracaso total. Tuve que cerrar mi primer emprendimiento.

Y lo que es peor: también se fueron mis ganas de intentarlo de nuevo.

Pero con el tiempo me di cuenta de que lo importante no es caer, sino volver a levantarte, y esa mala experiencia me hizo aprender de mis fallos para no cometerlos nunca más.

Quiero mostrarte a continuación cuáles son esos 10 fallos que tú también cometerás al iniciar un negocio, y cómo solucionarlos cuando se presenten delante de tus narices.

 

10 grandes errores que te harán fracasar como emprendedor

 

1. No organizar tu día (o tu semana)

Cuando trabajas para otra persona, no es esencial que tengas planeado qué acciones vas a tomar durante el día o la semana (de eso se encargará tu jefe o el encargado).

Pero como emprendedor, si tus prioridades no son claras, terminarás por hacer tareas que tienen poca importancia y olvidándote de las que realmente son cruciales.

 

Escribiendo en un cuaderno

 

Cada día, y cada semana, tienes que prever todo lo que necesitas hacer y organizar esas actividades basadas en el orden de importancia.

Te recomiendo que leas mi artículo Las 12 técnicas que yo uso para manejar mejor mi tiempo. En él encontrarás varias estrategias que te ayudarán mucho con este punto.

 

2. Atender un email en cuanto lo recibes

Responder rápidamente casi siempre es algo bueno, y no pasa nada por querer hacerlo tan pronto como te sea posible.

Pero pasarte el día contestando correos puede costarte dejar de lado otras tareas que son más importantes.

Planifica tus proyectos y tus actividades con antelación, y no dejes que un simple email te distraiga de otra cosa que es más prioritaria.

 

Enfadado con ordenador

 

La única excepción para esta regla es el servicio de atención al cliente.

Si recibes un email de un comprador, contéstale cuanto antes, porque esta rápida respuesta es lo que puede marcar la diferencia entre conseguir una venta o perderla.

 

3. Comunicarte de forma pobre

Los emails mal escritos o una conversación mal llevada en una reunión con alguien importante (un socio, un inversor, o un proveedor) pueden llevar a grandes problemas que te den muchos dolores de cabeza.

Y además, te harán parecer muy poco profesional.

¿Crees que un cliente te va a tomar en serio si le escribes algo como “muxas grax!!!” (en vez de “muchas gracias”) o “kiero pedir le disculpas” (en vez de “quiero pedirle disculpas”)?

No lo hará. De hecho, a nadie que le escribas así (sea un cliente u otra persona) lo hará.

 

Confundido por telefono

 

Haz una lista de tus habilidades comunicativas, y mejora aquellas que sean necesarias.

¿Te pones nervioso al hablar en público? Practica con gente que no conoces o toma algún curso para perder tu miedo y controlar tu ansiedad.

¿Tienes algunas faltas de ortografía al escribir? Utiliza un corrector automático y aprende de tus fallos, o ve a alguna pequeña clase donde den cursos básicos de gramática.

No te precipites al comunicarte con otras personas, y piensa cuidadosamente lo que quieres decir.

 

4. Caer profundamente en la rutina

Las rutinas son útiles para la productividad, especialmente para las tareas que si no entrasen en esa rutina, probablemente olvidarías hacer.

Sin embargo, caer profundamente o con demasiada firmeza en una rutina cuando eres emprendedor puede ponerte en una mala posición cuando las cosas cambian sin ningún aviso.

Y en un negocio, créeme, esto sucede mucho más a menudo de lo que piensas.

 

Trabajando en oficina

 

Como emprendedor, debes ser suficientemente flexible para cambiar tu punto de vista, tus planes o tus metas si la situación lo demanda.

Por ejemplo, puede que un día todas las estrategias de marketing que utilizas funcionen, y al día siguiente empiecen a fallar, y necesites cambiar por completo las técnicas que utilizas.

Así que debes estar siempre preparado para que haya un giro en los acontecimientos, y tú tengas que reinventarte y adaptar nuevas costumbres.

 

5. No tomar nunca un descanso

Cuando arranques un negocio, con frecuencia te vas a ver pensando que es buena idea trabajar en tus descansos para conseguir hacer más cosas.

¡Gran error!

Trabajar en tus ratos libres te supondrá un peaje demasiado caro que pagarán tu mente y tu productividad.

¿Sabías que la mayor productividad que tiene una persona es entre las primeras 4 y 6 horas de empezar a trabajar, y que a partir de ahí desciende de tal manera que se cometen más errores que aciertos?

 

Durmiendo en hamaca

 

Como emprendedor, es mejor 6 horas de gran trabajo que 8 horas en las que el trabajo es regular.

Y seguro que tampoco quieres correr el riesgo de agotarte y “quemarte” enseguida en tu nuevo emprendimiento…

 

6. Llegar tarde porque es tu costumbre

Cuando eres emprendedor, llegar 10 minutos tarde a una reunión con unos clientes potenciales, socios o proveedores puede dañar seriamente tu imagen.

Es más: si ya tienes un negocio en el que has contratado empleados, les estarás también dando un mal ejemplo a tu equipo.

No pasa nada por establecer tus propios horarios, y acordar una cita a una hora determinada porque antes de eso tienes que ir a recoger a tus hijos de la escuela, por ejemplo.

Pero si acuerdas con alguien estar en un determinado sitio a una hora concreta, debes presentarte allí en la fecha acordada.

 

Llegar tarde

 

Si sueles tener por costumbre llegar tarde a todos sitios, un truco que puedes emplear es el de adelantar todos tus relojes 15 minutos.

Así conseguirás ser puntual “engañando” a tu mente a través de tus relojes.

 

7. Procrastinar en proyectos difíciles

Quizás nunca hayas oído la palabra procrastinar, pero significa retrasar o dejar para después tareas importantes.

¿Recuerdas cuando tenías que hacer los deberes por la tarde, pero lo dejabas para después de ver tu programa de dibujos favorito en la tele? Pues eso es procrastinar.

Ahora, volviendo a tu negocio: ese gran proyecto que tienes preparado para tu emprendimiento, y que lleva descansando en tu mesa varios días, si procrastinas y lo sigues retrasando, sólo harás que empeoren las cosas.

 

Durmiendo en trabajo

 

Quizás lo has ido retrasando porque han surgido otras cosas más importantes, o porque no tienes tiempo de nada.

Pero si no puedes manejar algo, delega esa tarea en otra persona que tengas contratada o busca ayuda de una fuente externa (por ejemplo, un empleado temporal).

Nunca dejes de lado nada, porque un día abrirás tu cajón, lo verás ahí, y te darás cuenta de que debías haberlo hecho antes porque ahora es demasiado tarde.

 

8. Retrasar decisiones difíciles

Si ahora estás trabajando o has trabajado para otra persona, probablemente en tu puesto hayas tenido alguna vez que tomar ciertas decisiones.

Pero ni de lejos serán tantas decisiones, y a veces tan difíciles, como las que tendrás que tomar cuando eres emprendedor.

 

Pensando una decision

 

Las decisiones difíciles pueden ser una carga para ti, pero necesitas tomar acción y elegir una opción u otra.

Incluso una mala decisión es mejor que no tomar ningún tipo de decisión. Pero debes hacerlo y pasar a la acción.

 

9. Nunca decir que no

Cuando estás en los puestos bajos o intermedios de una empresa, decir que no es una especie de tabú, de palabra prohibida.

Lo normal es tener la costumbre de decir a todo y a todos que sí.

Pero cuando te conviertes en emprendedor, necesitas estar cómodo diciendo la palabra “no”.

No todos los clientes que recibas valdrán la pena, porque algunos te generarán más molestias y daños que ingresos o beneficios.

 

Stop

 

Cuando vayas a contratar a un nuevo empleado, tampoco puedes decir que sí a todos los candidatos que se te presenten, porque muchos de ellos no tendrán las habilidades que tú buscas para el puesto.

Y tampoco todas las ideas que te propongan, o que a ti mismo se te ocurran para mejorar tu negocio, valdrán la pena perseguirlas y ponerlas en marcha.

 

10. Ser un emprendedor multitarea

Ser multitarea (o querer hacer varias cosas a la vez) es uno de esos hábitos que sólo te hace creer que estás ahorrando tiempo.

Pero en realidad, con esto sólo conseguirás distraer tu mente.

Sí, terminarás varias cosas a la vez, pero lo harás de una forma mucho menos eficiente que si lo hicieses de forma individual, y con una concentración mayor.

 

Multitarea

 

Y como emprendedor, necesitas poner toda tu atención en cada actividad que realices.

Así que intenta siempre ejecutar cada acción por separado, y no trates de realizar varias cosas a la vez.

 

Estos 10 errores pueden hacerte fracasar como emprendedor, sobre todo si nunca antes te has adentrado en el mundo de los negocios.

Además, interferirán con tu habilidad para trabajar de forma efectiva y terminarán también por afectar a tu propio negocio.

Puede que te lleve un tiempo eliminarlos todos, pero cuando lo hagas, estarás en una mejor posición para alcanzar el éxito y llevar tu emprendimiento al siguiente nivel.

 

Y tú, ¿cuáles de estos errores cometes en tu negocio o en tu trabajo? Déjame un comentario aquí abajo y cuéntame tus experiencias.

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

9 comments on “10 grandes errores que te harán fracasar como emprendedor

  1. Hola Andrés, gracias por tu articulo. Creo que lo más complicado es el tema de multitarea, porque cuando tenemos tantas cosas a la vez que hacer, es muy dificil centrarse solo en una porque en la mente te van viniendl ideas sobre la otra, etc.

  2. Hace ya un año que comencé con mi emprendimiento y justo me estoy dando cuenta de todos esos errores que necesito corregir. Excelente artículo, Andrés!! 🙂

  3. Hola Andrés

    Llevo ocho años viviendo en mis propias carnés la decepción y maltratandome sicologicame la situación de haber puesto en marcha mi gran ilusión, poner un restaurante. Al primer año de tenerlo en marcha tuve un grave accidente de tráfico , después de estar dos años imedio de baja estoy en concurso de acreedores como persona fisica.y como consecuencia he caído en una gran depresión. Aun asi,sigo mirando al futuro y necesito poder realizarme como emprendedora.
    Tu artículo me a habierto los ojos en muchos aspectos.

    Graciass

    Un saludo

    • Miles de gracias 🙂 La vida te puso una prueba con eso, pero lo importante es que has tenido el coraje de levantarte y seguir mirando al futuro. No pierdas esa ilusión porque es una gran cualidad que tienes como persona. Ánimo y sigue siendo fuerte!

    • Pilar: Es complicado estar en depresión, yo estoy saliendo de una. Espero que pronto salgas de ella. Si es muy profunda busca ayuda profesional.

  4. andres yo acabo de enpezar un negocio de venta de ropa estoy motivado tengio fe de que voy a tener exito y gracias por tus consejos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *