7 pasos simples para vivir feliz (el #5 cambió mi vida)

La mitad de mi vida he sido una persona muy infeliz. No me daba cuenta de ello porque pensaba que así era yo, y que esa era la vida que me había tocado vivir.

Ahora, mirando hacia atrás, me doy cuenta de que en esos años sí había cosas que me hacían feliz; pero por algún motivo, siempre me concentraba más en todo lo malo que me pasaba.

Durante mi vida, he pasado por momentos en los que no tenía nada, y otros en los que lo tenía todo (o, al menos, yo creía que lo tenía todo).

Pero nada me importaba realmente. Daba igual que estuviese rodeada de los mejores amigos y de las cosas más fantásticas.

Cuando volvía a mi casa, y cerraba la puerta detrás de mí, la sensación que me inundaba era siempre la misma: tristeza y un vacío enorme en mi interior.

Hoy por fin puedo decir que tengo una vida feliz y que soy una persona alegre la mayoría del tiempo.

¿Qué crees que ha cambiado en mí? ¿Que he ganado la lotería? ¿Que ahora todo lo que hago me sale bien? No, ninguna de esas cosas ha pasado.

Lo que he hecho ha sido trabajar por cambiar y buscar la felicidad y la serenidad en cada cosa que hago.

Quiero ser una persona mejor cada día. Quiero ser más feliz. Y sé que cuanto mejor esté conmigo misma, más podré ayudarme a mí y a todos mis seres queridos que me rodean.

La mayoría de estas cosas las he aprendido a base de duros golpes y pasando por épocas muy difíciles. De hecho, hoy en día todavía tengo momentos en los que la negatividad se intenta apoderar de mí, y debo luchar contra ella.

Pero sigo intentándolo y esforzándome por ganar esa batalla para ser un poco más feliz y mejor cada día.

Y tú, ¿quieres vivir feliz? ¿Quieres tener más paz y alegría en tu vida? Aquí te comparto todos los pasos y consejos que me funcionaron a mí para recuperar mi felicidad, y que tú también puedes empezar a practicar hoy mismo.

 

 

¿Qué se necesita para tener una vida feliz?

Necesitas comenzar a creer en ti mismo, ver tus problemas como una forma de aprendizaje y disfrutar de todo lo que se presenta en tu camino.

Si te es muy difícil tener una vida feliz, es porque tu forma de pensar y ver las cosas te refrena a ti mismo de poder ver lo que es la felicidad en su totalidad.

Nos enfocamos tanto en ver las cosas peor de lo que realmente son, así como hacernos creer que necesitamos algo o a alguien para ser feliz.

Lo que te puede hacer feliz a ti, es muy posible que no sea lo mismo para mí, pero si dejas de lado lo material y tu entorno, podrás ver los aspectos básicos que necesitas para alcanzar tu felicidad.

Todos necesitamos lo mismo si queremos llegar a tener una vida feliz, ya que mientras no cambiemos nuestra mentalidad de ver la felicidad, no podremos encontrar paz en nosotros mismos.

Por eso, aquí quiero mostrarte las 5 cosas que necesitas para ser feliz:

 

1. No gastar tanto dinero

No te sientas mal por querer un par de zapatos nuevos o la camisa de tu banda favorita, es normal que de vez en cuando quieras complacer ciertos gustos.

El problema surge cuando haces de esas adquisiciones y gustos un sinónimo de lo que te hace feliz.

Con esto, no quiero decirte que renuncies en su totalidad a lo que es el dinero y las cosas materiales. Es más bien que dejes de creer que es lo que necesitas para ser feliz.

Muchas veces tenemos que dejar ir cosas e incluso personas, porque sencillamente no podemos quedarnos o permanecer con ellas. Sé que es difícil pero debes aprender a renunciar cuando es momento de hacerlo.

No es necesario que dejes de relacionarte o ganar y gastar el dinero, pero que seas consciente de que el algún momento, debes renunciar a algo que crees que forma parte de tu felicidad.

Podrías verlo como una forma de aceptación para dejar de aferrarte a algo o alguien.

Ahora, renunciar no se limita simplemente a algo tangible, sino también a los bienes inmateriales. Te preguntarás, ¿qué quiere decir inmaterial?

Me refiero a las cosas o personas que no tienes en tu vida pero piensas que las necesitas bajo toda costa para poder ser feliz.

El querer un auto último modelo, tener cierta cantidad de amigos, una pareja, eso y más, puede que para ti representen los medios para ser feliz pero pensar que la única forma de tener una vida feliz es teniendo algo en específico, te detiene de poder encontrar la felicidad.

 

 

2. Cuidarte por dentro y por fuera

Recuerdo que una vez me preguntaron, “¿qué es más importante para ti, la educación o la salud?”.

Posiblemente para ti la respuesta sea obvia, así como lo fue en ese momento para ti, pero conozco muchos que escogerían la educación sobre la salud.

¿Su lógica? No lo sé, pero lo importante es que tú entiendas que la salud es primero que muchas cosas.

Si lo piensas un segundo, no podrías trabajar, estudiar, divertirte o simplemente salir, si no te sientes bien tanto física como mentalmente.

Mientras disfrutes de una buena salud, siempre podrás salir por nuevas aventuras y hacer las cosas que traen felicidad a tus días.

Pero si la descuidas y te exiges a ti mismo, te verás limitado la mayoría de las veces por no poder disfrutar de las cosas más simples de la vida.

 

 

3. Evitar la envidia

En algún momento debió pasar por tu cabeza “me gustaría ser como él o ella”, “si tuviera el mismo auto”, “ojalá me hubieran dado el ascenso”. Es inevitable que al menos una vez en tu vida, no hayas sentido envidia por los logros o apariencia de alguien más.

La envidia solo te trae irritación, tristeza y malestar, pero más allá de eso, solo te detiene de concentrarte en tu felicidad mientras estás demasiado ocupado viendo la de los demás.

No es cuestión de desear ser alguien más, de querer tener lo que otros poseen y tú no, o de compararte con ellos.

Si tienes tanto tiempo para pensar en ese tipo de cosas, inviértelo mejor y comienza a abogar por las cosas que quieres.

Ve a la envidia como un germen, un virus que drena tu felicidad y salud mental, que con el tiempo va drenando tu vida de a poco.

 

 

4. Encontrar tu motivación

Para poder tener una vida feliz, debes tener el deseo primeramente, de querer vivir.

No todos tenemos una vida fácil, si me lo preguntas, creo que nadie la tiene. Por eso es bastante común ver cada día más personas que quieren ponerle un punto y final a su historia.

Como te mencioné, necesitas cambiar tu mente y dejar de creer que algo es indispensable para ser feliz, pero además de eso, es importante que lo hagas para comenzar a ver la vida con más colores.

Pierdes mucho tiempo lamentándote y pensando en que algo es imposible, en resumen, te enfocas demasiado en las partes negativas de absolutamente todo.

Lo cual puede llevarte a perder tu motivación en las cosas básicas hasta llegar a un punto de no querer vivir.

Es importante que encuentres algo que te motive diariamente, que haga que las ganas que a veces tienes de detenerte y dejar de intentarlo desaparezcan.

Escucha tu música favorita, habla con tu familia, lee frases motivadoras. Hay muchas formas de encontrar motivación, solo debes encontrar la correcta para ti.

 

 

5. Ser amable y agradecido

No andes por la vida con una cara de pocos amigos o queriendo pelear por cualquier cosa. Hasta donde sé, buscar conflictos solo trae problemas todo el tiempo además de irritación en lugar de felicidad.

Por otro lado, todos sentimos una gran satisfacción al ayudar a otros, el querer encontrar una vida feliz no significa que debes estar todo el tiempo pensando únicamente en ti.

Es mucho mejor dar que recibir, ser amable en lugar de conflictivo. No solo te evitara muchos malos ratos en el futuro, sino que te ayudará a apreciar mejor lo que tienes ahora y porqué deberías estar agradecido por ello.

Podrás comenzar a disfrutar de las cosas simples de la vida, como hacer sonreír a alguien o poder ayudar aportando tu grano de arroz.

 

 

¿Qué tengo que hacer para ser feliz?

 

1. Vive el presente

Nos concentramos en pensar en el pasado y lo que nos depara el futuro, que olvidamos disfrutar de lo que nos ofrece la vida en el ahora.

Saca el mayor provecho de lo que tienes en frente, deja de tener remordimientos, sentir miedo o estar en un apuro constante para poder conocer que te depara el futuro.

Más de una vez mientras estás atendiendo un compromiso o realizando alguna de tus actividades favoritas, tu cabeza debió estar llena de recuerdos (que normalmente son tristes o malos) y en que si no terminas o te vas dentro de 1 hora llegarás tarde a algún sitio.

El tiempo podrías considerarlo tu peor enemigo, pero solo si tú decides verlo de esa forma.

Tienes un tiempo limitado en esta vida, deja de desaprovecharlo en pensamientos innecesarios y comienza a disfrutar más cada segundo.

 

 

2. Aprovecha cada momento

Una de las principales razones por las que no puedes tener una vida feliz, es porque no aprovechas cada minuto de ella, y eso casi todo el tiempo se debe a los hábitos que tienes.

Levantarte casi al mediodía, comer mucha comida chatarra, no hacer ejercicio, dejar todo para después. Todos esos malos hábitos te detienen de ser feliz.

Muchas veces dejé de hacer cosas que me gustaban, que complementaban mi felicidad y las abandoné por simple pereza. Además del poco cuidado que tenía respecto a mi alimentación y lo sedentaria que era.

Todo eso ocasionó que dejara de hacer muchas actividades, de comer cosas que me gustaban pero sobre todo, de sacarle el mayor provecho a mi día.

Por eso, comienza a crear buenos hábitos, levántate más temprano, ejercítate, come más sano y bebe mñas líquido. Comienza hacer lo que te gusta.

No crees remordimientos que en el futuro solo te harán preguntarte por qué no hiciste ciertas cosas o aprovechaste mejor tu tiempo.

 

Frases lindas

 

3. Sé positivo

Deja de cubrirte con una nube oscura de negatividad y comienza a pensar que puedes lograr lo que sea. Nunca he escuchado de alguien con pensamientos negativos que sea feliz.

Ser negativo no solo te sumerge en un estado de tristeza, a su vez evita que hagas lo necesario para ser feliz y las cosas que complementan tu felicidad.

Siempre mira el lado bueno de las cosas, cómo puedes sacarle provecho, aleja todo lo que traiga pensamientos negativos a tu vida y concéntrate únicamente en los buenos.

No pienses en que algo está mal, en que no funcionará, incluso si muchas veces una situación o algo que haces termina mal, siempre debes mantener una mente positiva de que la próxima vez será mejor y aprenderás una lección de todo lo malo.

 

 

4. Pasa más tiempo con tus seres queridos

No hay nada como un buen abrazo o una cálida conversación con alguien que aprecias, que no pueda calmar nuestros sentimientos de irritación y tristeza.

Cada vez que tengo un mal día, suelo llamar a mis padres, hablo con ellos y suelo decirles lo que ocurrió, así como hay veces que solo basta con saber que están bien y me aman tanto como yo a ellos.

La soledad nos afecta a todos, por eso cuando nos encontramos solos es normal sentirse todo lo opuesto a feliz.

Intenta pasar más tiempo no solo con tu familia, sino también con cualquier persona capaz de sacarte una sonrisa en un día gris.

Si quiere ser feliz, has todo lo posible por mantener ese sentimiento contigo y evitar la soledad.

 

 

5. Ámate a ti mismo

Deja de ver siempre tus defectos, de desear un mejor físico, de querer ser alguien más.

Comienza a amarte a ti mismo tal cual como eres y deja de enfocarte en cada detalle que crees que está mal de ti.

Pierdes mucho tiempo pensando en qué puedes o quieres mejorar de ti. No tengas tantas inseguridades.

Si no lo sabes, yo te lo diré, eres perfecto o perfecta como eres ahora, porque eres un ser humano único entre los millones que hay en el mundo.

No tienes que demostrarle a otros que vales y mucho menos a ti mismo. Acepta tanto tus virtudes como defectos, porque te hacen ser tú.

 

 

6. Dedícate más tiempo

Sé que tienes responsabilidades, deberes o quieres ayudar a otros, pero recuerda siempre tener algo de tiempo para ti mismo.

A veces pasamos gran parte de nuestro tiempo haciendo cosas que no nos gustan o por obligación, lo que nos lleva a casi siempre a olvidar dedicarnos un poco más de tiempo para disfrutar de nosotros, de nuestra vida.

Por ello, tómate un día, una hora o incluso 5 minutos, para ir a la playa o escuchar tu canción favorita.

Lo importante es que siempre te dediques tiempo, recuerda que la persona más importante para ti antes que alguien más, eres tú.

 

 

7. Celebra tus logros y metas

No es cuestión de ser presumido, se trata de saber apreciar tus logros y celebrarlos cuando es necesario.

Todos tienen derecho a sentirse felices por una meta cumplida, por sentirse realizados en algún aspecto de su vida. Por ello, celebra cada vez que logres un paso más hacia tus sueños y aún más, el haberlos alcanzado.

Así como celebramos y acompañamos a otros a disfrutar de su éxito, hazlo tú también. Compártelo con las personas más preciadas para ti, las que han estado siempre y que realmente te importa que lo sepan.

Te mereces una celebración, no dejes que nadie te diga lo contrario.

 

 

¿Cómo puedo ser feliz sin dinero?

Para ser feliz sin dinero debes dejar de pensar que las cosas materiales y el dinero en sí, son esenciales para serlo. Recuerda que la verdadera felicidad no consiste en tener más, sino en ser mejor persona y disfrutar de cada minuto.

El dinero lo vemos como un limitante y a su vez, como un medio que nos abre muchas puertas.

No puedo decirte con total seguridad que el dinero no es importante en la sociedad que vivimos, pero estoy 100% segura que no es fundamental para ser feliz. Si tú crees lo contrario, entonces tu problema comienza allí.

Solemos darle demasiada importancia a las cosas materiales, a un regalo nuevo o que incluso para salir a pasar un rato con algún amigo necesitamos tener los bolsillos llenos.

Déjame decirte que hay muchas formas de tener algo que queremos y de compartir con otros sin necesidad de revisar nuestro estado de cuenta cada 5 minutos.

No soy alguien con mucho dinero, tengo para lo necesario y darme algunos gustos pero en algún punto de mi vida, para lo único que apenas me alcanzaba el dinero, era la comida.

Era estresante, no voy a negarlo, pero en un punto dejé de preocuparme por ello y ser feliz. Comencé a desprender mi felicidad del aspecto económico.

Debes aceptar el hecho de que no tienes suficiente dinero para gastar en cosas que suelen ser innecesarias.

Honestamente, lo único que necesitamos las personas para vivir es agua y comida (fisiológicamente), pero nuestro lado vanidoso y consumidor, siempre quiere dinero para poder comprar cosas que no son indispensables para ser feliz.

Comienza por aceptar tu situación, el estado económico en el que te encuentras y podrás dejar de verlo como un obstáculo para que puedas comenzar a trabajar por tu felicidad.

 

 

Cuando pensamos que no podemos ser felices sin dinero, es porque lo relacionamos principalmente a las cosas básicas que hacemos diariamente.

Ir al trabajo, comer, salir a beber con amigos, estudiar. Aunque pienses que no puedes hacer nada cuando no tienes o cuentas con muy poco dinero, el truco es adaptarte precisamente a eso.

Por ello, es momento de que busques alternativas en lugar de amargarte por creer que no puedes hacer algo.

Si te invitan a salir pero la opción que tus amigos dan, representa un gran gasto de dinero que no tienes o guardas para algo más importante, en lugar de deprimirte porque creer que debes negarte, busca otra opción.

Busca opciones que se adapten a ti y que pueda gustarle a ellos.

¿Deseas viajar? En lugar de comprar pasajes, comienza a viajar en cola, con lo básico. ¿Quieres estudiar? Busca una beca, esfuérzate en estudiar y aprender.

Todo tiene una solución donde no debas gastar casi o nada de dinero. Solo debes ingeniártelas un poco más que los demás, pero no dejes que el “no tengo dinero”, te detenga de encontrar tu felicidad.

 

¿Cómo puedo ser feliz sin pareja?

Comienza por ver los beneficios de no tener pareja y deja de verlo como un castigo divino. Ser feliz sin pareja es posible mientras le saques el mayor provecho a tu soltería.

Sentirnos queridos y estar con alguien para poder compartir tanto las buenas como malas noticias, forma parte de la felicidad de cada uno de nosotros.

Sin embargo, el estar en una relación sentimental con otra persona no es el centro de nuestra felicidad.

He tenido dos relaciones duraderas a lo largo de mi vida, de esas que hace que quieras vivir con esa persona el resto de tu vida, que pienses que su nombre es el sinónimo de felicidad.

Fui feliz, pero un día todo terminó. Me sentí triste, sobre todo porque aún quería a esa persona, pero aunque en su momento no pensé que mi vida volvería a ser igual de feliz…

Me alegra saber que con el tiempo me di cuenta de lo equivocada que estaba.

Tener una pareja también es una responsabilidad y debes cumplir con ella y no pensar sólo en ti.

Cuando me di cuenta de todas las cosas que pude volver a hacer por mí misma y a dedicarle tiempo, el estar sin pareja dejó de ser menos oscuro y más colorido.

Es cuestión de que puedas ver lo positivo de la situación en lugar de solo sumergirte en un mar de lágrimas y lamentos.

Si has tenido pareja pero no funcionó o si nunca la has tenido, no te preocupes, en algún momento ocurrirá pero mientras, no pienses que no puedes ser feliz.

¿Estás soltero o soltera? No te deprimas, hay muchos aspectos en los que puedes trabajar para ser feliz nuevamente y mejor todavía, increíbles beneficios que obtienes por tu soltería.

¿Recuerdas cuando hablamos sobre dedicarte más tiempo? Pues si estás soltero o soltera, es una gran oportunidad para comenzar a hacerlo.

 

 

Cuando estás en pareja, es normal querer y también tener que dedicarle tiempo a esta, pero muchas veces por hacer eso dejamos escapar oportunidades o dejamos de hacer cosas que nos gustarían.

En ese tiempo, a veces hasta dejamos de conocernos a nosotros mismos.

Por eso no tienes que ver todo ese tiempo extra como algo problemático. ¡Aprovéchalo!

Inscríbete en las clases de baile que tanto querías, sal más seguido con tus amigos o simplemente quédate en casa pensando en ti y en lo que quieres hacer ahora.

Tómalo también como una etapa de crecimiento, para madurar y ser mejor persona.

Cuando esa relación se acaba, no tienes que ver tu sacrificio como una pérdida, nunca es tarde para volver a retomar lo que dejaste o abandonaste. Sobre todo si se trata de tus sueños.

Una forma muy buena para volver a recuperar tu felicidad es comenzar a hacer lo que te hacía feliz anteriormente.

El tener una pareja siempre nos hace pensar en ellos cuando queremos cumplir un sueño, por eso, si no tienes ninguna, en muchas ocasiones es mejor para que te puedas enfocar en perseguir lo que has querido todo este tiempo.

Al estar sin pareja, también es muy normal que presentes una baja autoestima, pero no porque sea común significa que debes mantenerla de esa forma.

Para ser feliz sin pareja, debes estar bien contigo mismo. No importan las razones de tu soltería.

Muchas veces olvidamos preocuparnos por nosotros al estar pendiente de alguien más. En algún momento debiste dedicarle más tiempo a tu pareja que a ti, por lo que es normal dejar de trabajar en nuestra autoestima en cierto punto.

Aprovecha esta oportunidad y libertad que te ofrece una nueva etapa sin pareja.

Recuerda, debes amarte y sobre todo, respetarte. Subir tu autoestima y tenerte confianza es un gran paso para poder disfrutar de una buena vida y comenzar a ser feliz nuevamente.

 

 

Aunque somos felices cuando tenemos una pareja, siempre hay altos y bajos en una relación.

El estar sin pareja te evita todo el proceso de discusiones, problemas, celos, y cualquier otro factor que podría producirte estrés.

No todo es color rosa, las cosas no son perfectas. Una relación puede traerte mucho más estrés y preocupación que felicidad en muchas ocasiones, por lo que entrar en depresión o sentirse irritado es bastante común.

No quiero que tengas miedo de iniciar una relación algún día o darle otro intento, pero está comprobado que las personas solteras tienen menos problemas emocionales y evitan muchos más conflictos.

Así que en lugar de deprimirte y sentirte infeliz por no tener pareja, siéntete feliz por no tener que pasar por esa montaña rusa de emociones que pueden afectar de forma negativa tu estado emocional.

 

32 frases para ser feliz cada día

 

1. Para ser feliz no debes ver hacia el pasado ni el futuro, vive y abraza el presente.

2. La felicidad de tu vida depende de la calidad de tus pensamientos.

3. Dentro de veinte años probablemente estarás más decepcionado por las cosas que no hiciste que por las que hiciste. Así que suelta las amarras. Navega lejos del puerto. Atrapa los vientos favorables en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.

4. Si quieres vivir una vida feliz, átala a una meta, no a una persona.

 

 

5. No pienses en tus errores como un fracaso, cuando en realidad son otra oportunidad para hacer las cosas mejor.

6. Ten fe y confianza en ti mismo, así podrás encontrar el camino a la felicidad.

7. La felicidad no es algo que experimentas, es algo que recuerdas.

 

 

8. La felicidad se alcanza cuando lo que uno piensa, lo que uno dice y lo que uno hace están en armonía.

10. Sonríe más. Es la mejor cura a la tristeza y preocupación.

11. No busques cuentos con final feliz, busca ser feliz sin tanto cuento.

12. Tienes la edad adecuada para ser feliz y la energía justa para hacer de tu vida una aventura inspiradora.

9. La vida es muy simple, pero insisten en hacerla complicada.

 

 

13. El momento perfecto para ser feliz es hoy. No mañana ni dentro de unos años.

14. Deja de esperar que las cosas sucedan. Sal ahí fuera y haz que pasen.

15. Respétate lo suficiente como para alejarte de lo que sea que no te sirva, no te haga crecer, o no te haga feliz.

 

 

16. Dedícale más tiempo a tus sueños y a lo que te hace feliz.

17. Para ser feliz sólo es necesario disfrutar de la vida y no dar importancia a los pequeños problemas que te puedas encontrar.

18. No pienses en tus errores como un fracaso, cuando en realidad son otra oportunidad para hacer las cosas mejor.

19. Si sufres es por ti, si te sientes feliz es por ti, si te sientes dichoso es por ti. Nadie más es responsable de cómo te sientes, sólo tú  y nadie más que tú. Tú eres el infierno y el cielo también.

20. Los niños son felices porque no tienen un archivo en sus mentes llamado “Todas las cosas que podrían salir mal”.

21. Vive simple. Sueña grande. Da gracias. Da amor. Ríe mucho.

22.  El mejor sentimiento del mundo es darte cuenta que puedes ser perfectamente feliz sin aquello que creías que necesitabas para ser feliz.

 

 

23. Cuenta tu edad por amigos, no por años. Cuenta tu vida por sonrisas, no por lágrimas.

24. Ser feliz no significa que todo sea perfecto, quiere decir que has decidido ver más allá de las imperfecciones.

25. No tengo todo lo que quiero, pero quiero todo lo que tengo, y así soy feliz.

26. Deja de gastar tiempo en cosas innecesarias y comienza a hacer lo que has querido desde siempre.

27. Preocuparse es una pérdida de tiempo. La preocupación se mete en tu mente y roba tu felicidad.

 

 

28. La felicidad no está en la mera posesión del dinero; se encuentra en la alegría del logro, en la emoción del esfuerzo creativo.

29. El momento actual está lleno de alegría y felicidad. Pero si no estás atento, no lo ves.

30. La felicidad no depende de lo que tengas, sino de lo que piensas.

 

 

31. Lo que parece imposible, a veces sólo tarda un poco más.

32. La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte, que pueden ocurrir pocas veces, sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días.

 

Vivir feliz depende únicamente de nosotros, de cómo decidimos ver la vida y si al final del día escogeremos enfocarnos en la felicidad o dejarnos consumir por las preocupaciones y malos momentos.

Ayer ya pasó y mañana es muy tarde, comienza hoy y proponte cada día ser más feliz que el anterior.  Cuéntame en los comentarios cómo es tu vida siguiendo estos consejos.

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Una frase inspiradora me acompaña cada día para lograr mis metas. "Al final, lo que importa no son los años de vida, sino la vida de los años". - Abraham Lincoln

4 comments on “7 pasos simples para vivir feliz (el #5 cambió mi vida)

  1. hola maria! muchas gracias por tu artículo, la verdad me cuesta bastante ser más positivo y obviamente feliz pero tus consejos ayudan bastante y me siento de mucho mejor animo ahora. creo que me enfocare en las cosas buenas como dices y dejaré de pensar tanto en lo malo que suele sucederme.

    • ¡Acabas de dar un gran paso Jorge! Precisamente eso necesitas, enfocarte. El resto vendrá con el tiempo mientras te mantengas así de positivo. Tú puedes 🙂

  2. hasta ahorita, pensaba que mi situación era critica y no sabia que hacer… leí tu articulo y te juro que me motivo a ponerlos en practica… gracias!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *