Cómo ser una persona feliz y positiva cuando todo va mal

Ser una persona positiva se trata de enfocarte en las cosas buenas de la vida y esperar resultados positivos de ella.

Sin embargo, desarrollar y mantener una actitud positiva implica mucho más que simplemente pensar en cosas lindas y felices.

Se trata de creer que los obstáculos, las situaciones, las dificultades, la felicidad, el éxito y la salud, conspirarán a tu favor. Y será el karma el que dictará lo que tenemos que enfrentar y resolver en la vida.

Una persona positiva no deja la negatividad a un lado; la reconoce y se enfoca en la parte buena (aunque parezca imposible).

Para nadie es un secreto que mantenerse positivo puede ser difícil y que las emociones negativas pueden nublar totalmente tu panorama. Más aún cuando te bombardean con fracasos, desamor y malas noticias.

Cuando nos enfrentamos a situaciones como esas, poco a poco perdemos fe y resistencia. Allí es cuando debemos recargar nuestras energías positivas más que nunca.

Por eso aquí te comparto una lista con 13 formas efectivas para recargar tu alma de buena energía, y ser una persona feliz y positiva incluso cuando las cosas se pongan difíciles.

 

13 formas de ser una persona feliz y positiva

 

1. Disfruta de la naturaleza

¿Cuándo fue la última vez que disfrutaste el aire puro de una montaña o del sonido del mar de las olas?

Si fue hace mucho tiempo, ya es hora de recargar energías positivas en un ambiente diferente y salir de las 4 paredes de tu oficina.

Según estudios, el contacto con la naturaleza es capaz de beneficiar la salud de los seres humanos.

Cuando pasas tiempo compartiendo con la naturaleza, bien sea en la playa o acampando en el bosque, tus niveles de estrés bajan.

También te sientes rejuvenecido y mejora la memoria a corto plazo.

Cuando entres en contacto con la naturaleza procura hacer ejercicios de respiración; ayudan a expulsar el aire tóxico de tu cuerpo y a recargarlo con aire fresco.

Además de ayudarte a despejar tu mente y a ver tu vida con mayor claridad.

 

 

2. Sé amable

Aunque no lo creas, hacer sonreír a otros puede también hacerte feliz a ti. Además de funcionar como una excelente manera para ser una persona feliz y positiva.

¿Alguna vez has escuchado la frase “haz lo que te gusta que te hagan a ti”? Bueno, aplícala en tu vida y verás qué bien te va.

Deja de pensar solamente en ti, existe un mundo que te rodea y que también importa.

Cuando eres amable con los que te rodean, dejas de enfocarte en las cosas negativas de tu vida y comienzas a ser energía positiva en la vida de otros.

Verás que hacer el bien a los demás, también te hará bien a ti mismo. ¿Qué podría ser mejor?

Además, mejora tu estado de ánimo y aumenta tu autoestima.

Cuando aumentas tu autoestima, dejas de auto-criticarte y te ves a ti mismo capaz de enfrentar tus desafíos actuales.

 

 

3. Despeja tu mente

Si te sientes agotado, puede que esa sea la causa por la cual la negatividad ha tocado la puerta de tu vida.

Por si no lo sabías, el agotamiento es un asesino de la energía positiva y de la felicidad.

Así que si este es tu caso, el mejor consejo que puedo darte es: descansa.

No importa todo el trabajo que tengas pendiente, las miles de diligencias que debas hacer, siempre debes de tomar un tiempo para descansar.

Aprender a tomar descansos cuando las cosas se tornan difíciles puede ayudarte a despejar tu mente.

Tus descansos pueden ir desde tomar una siesta de media hora al final de la tarde, hasta un fin de semana donde vayas a la playa y disfrutes de la compañía del mar.

Sentirás como tu mente olvida la mayoría de los problemas y desafíos a los que debas enfrentarte, mientras que fluyen nuevas soluciones.

Despejar tu mente es necesario para convertirte en una persona más feliz y positiva.

Todo en exceso es malo, no te satures.

 

 

4. Ríe, ríe y ríe

Reírse es la cura y la mejor medicina para todos los males, más que todo para los sentimientos negativos.

Conclusión: si te sientes mal, ríete.

Si encuentras una manera de reírte todos los días, aportarás un sinfín de beneficios a tu vida.

Por ejemplo: fortalecer tu sistema inmunológico, disminuye cualquier dolor que sientas, te protege y aleja del estrés y por si fuera poco, ayuda a recargar energías positivas.

Existen muchas maneras de reírte. Puedes ver un programa de comedia en la televisión, vídeos chistosos a través de tu teléfono o pasar la noche con el amigo más loco que tengas.

Ir a una reunión con tus amigos, ir al cine, visitar un parque de atracciones con tu familia… Todas son opciones que te harán dejar las tripas de la risa.

 

 

5. Rodéate de gente positiva

Los estudios han demostrado que el estrés y los pensamientos negativos son contagiosos.

Por lo tanto, si sueles rodearte de gente con esas características… ¡Aléjate de inmediato!

No queremos que las malas energías se apoderen de tus pensamientos.

La buena noticia es que, así como el estrés y la negatividad se contagian, la felicidad también lo hace.

He aquí el motivo por el cual debes escoger minuciosamente quienes te rodean a diario. Debes de tener cuidado con quien dejas entrar a tu círculo de amistades.

Si te rodeas con gente positiva tendrás la oportunidad de recargarte de sus energías cada vez que mantengan un encuentro.

Si consigues un amigo con esas características, podrías conversar con el más a menudo.

Hablar con alguien te permite, no solo admitir y discutir lo que sientes, sino también ver el problema con otros ojos y oídos.

Es posible que al hablarlo con la otra persona, se te ocurran nuevas ideas para resolver tus problemas.

Además tener la seguridad de que alguien estará ahí para escucharte, darte apoyo emocional y sostener tu espalda, hace una gran diferencia.

 

 

6. Ejercita tu cuerpo

Hacer ejercicio y sudar no solo sirve para tu corazón y para tener el cuerpo que deseas, también sirve para tu salud mental.

Existen estudios que demuestran que ejercitar tu cuerpo puede reducir los niveles de ansiedad, estrés y depresión.

Así como también aumenta tu estado de ánimo, despeja tu mente de problemas y ayuda a recargar energías positivas (eliminando pensamientos negativos).

Si por el contrario, sudar no es lo tuyo. ¿Por qué no empiezas por caminar?

Dar paseos y/o hacer caminatas diarias es una de las mejores opciones para alejar la negatividad de tu vida.

Al agarrarle el ritmo, querrás desafiarte a ti mismo e ir por una actividad que implique un mayor esfuerzo.

 

 

7. Escribe en un diario

Si no has hecho esto antes, debes saber que escribir un diario es una de las mejores formas de lidiar con la negatividad.

Lo mejor de este método es que solo necesitas dos cosas: un cuaderno y un lápiz. Bastante económico, ¿cierto?

Tener tu propio diario te ayuda a expresarte libremente, sin miedo a ser criticado o juzgado por quienes te escuchen. Es como hablar contigo mismo pero escribiendo.

Escribir puede servirte para encontrar las soluciones que tanto has buscado.

Si escribes por un tiempo prolongado, también podría ayudarte a identificar el origen o el por qué surgió ese pensamiento negativo en tu vida y así atacar el problema desde la raíz.

 

 

8. Duerme lo suficiente

Descansar es fundamental para mantener una actitud positiva durante el resto del día.

Así que si eres de los que te gusta dormir, este es tu momento de recargarte de nuevas energías (y más positivas).

Dormir 8 horas diarias será suficiente para mantenerte a tope para las actividades que tengas que hacer durante el día.

Menos de eso estarías extra-limitándote.

La falta de sueño puede provocar estrés, tristeza, molestias y por si fuera poco, te hace sentir exhausto mentalmente.

¿Cómo te mantienes positivo cuando todas esas emociones negativas se encuentran dentro de ti? ¡No se puede!

Por eso debes descansar por lo menos 8 horas. Tus energías se verán repotenciadas y tu cuerpo te lo agradecerá.

 

 

9. Celebra pequeños triunfos

¿A quién aquí no le gusta una buena celebración? ¡Porque a mi me encantan!

Celebrar pequeños triunfos, por muy insignificantes que parezcan, te ayuda a sacar los pensamientos negativos de tu vida de una vez por todas.

Si te levantaste hoy de tu cama, celébralo. Si no rompiste tu dieta por 2 horas, celébralo. Si te quedaste dormido y descansaste más, celébralo.

En vez de enfocarte en lo negativo, hacerlo en las cosas positivas que te salieron bien hoy es una de las mejores formas de ser una persona feliz y positiva en tu vida.

 

 

10. Habla contigo mismo

Aunque puedas pensar que hablar contigo mismo te hará ver como un loco, te equivocas.

Cuando mantienes conversaciones internas, te convences de que las cosas saldrán bien y que al final solo habrá sido un mal susto.

Decirlo en voz alta, te ayudará a reafirmarlo y a sentirte más seguro de ti mismo.

 

 

11. Cuídate espiritualmente

Si ya cuidas lo que comes, las horas que duermes y los ejercicios que realizas para mantener una buena figura, es hora de que también empieces a cuidar tu mente y tu alma.

Prestarte atención y cuidarte a ti mismo no solo es la mejor inversión que harás en tu vida, sino también te ayudará a ser una persona más feliz.

Toma algunas horas a la semana para alimentar a tu alma y mantener una conexión sana y fuerte con tu cuerpo, espíritu y mente.

Para lograrlo puedes practicar la meditación, la oración, o la lectura de materiales espirituales y religiosos.

 

 

12. Vive en el presente

Preocuparse y obsesionarse con hechos del pasado o que pudieran perjudicar tu futuro, no tiene sentido alguno.

Si vives constantemente preocupado y llenas tu mente de pensamientos negativos, no podrás disfrutar de las cosas buenas que te da la vida.

Vivir en el presente se trata de estar consciente de que cada momento es valioso, único e irrepetible.

Si te concentras en vivir cada minuto como si fuese el último, no tendrás tiempo para atraer pensamientos negativos a tu vida.

 

 

13. Haz lo que te haga feliz

Hacer algo diferente, algo fuera de lo común a tu rutina diaria, algo que ames hacer, es la mejor manera de ser una persona feliz y positiva.

Solo necesitas descubrir qué te hace sentir feliz y vivo y luego… ¡Hazlo de inmediato!

Si te hace feliz quedarte en tu casa en pijama viendo Netflix, no dudes en hacerlo. Si te hace feliz irte de excursión a tierras desconocidas, hazlo.

Lo importante es que te diviertas a tu manera.

 

 

Si bien existen muchas maneras de sentirte bien cuando las cosas se ponen difíciles, estos 13 consejos te ayudarán a ser una persona feliz y positiva hasta el tope cuando más lo necesites.

Sin importar como te sientas, vuelve a levantarte y a comenzar de nuevo.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *