Cómo crear una franquicia en 11 sencillos pasos

Tanto en el mundo de los negocios, como en el terreno personal, tendemos a copiar de otras personas lo positivo y aquello que verdaderamente funciona, tratando de perfeccionarlo para ser incluso mejores.

Al fin y al cabo eso es lo que queremos todos: llegar a lo más alto y tener éxito en la vida.

En el caso de las franquicias, ocurre algo similar: quieres crear un negocio propio basándote en la experiencia positiva y exitosa de otros.

La franquicia se basa en un modelo de negocio que ha crecido un 66 % en el último año y con el que hoy se puede ganar incluso más 100 mil dólares al año.

El problema es que muchos emprendedores eligen mal el sector al que se quieren dedicar y no tienen muy claras sus ideas. Creen que para convertir un negocio en una franquicia tan solo necesitan firmar un contrato y leer los manuales.

Y ese es el motivo por el que fracasan.

Para que tú no formes parte de ese promedio de fracasados, debes cuidar estos detalles que se resumen a través de esta infografía.

 

 

Qué preguntas debes considerar antes de dar el paso

Antes de invertir en una franquicia, es normal que surjan algunas dudas como estas:

  • ¿Tengo las cualidades y capacidades idóneas para emprender un negocio bajo el modelo de franquicia?
  • ¿Qué tipo de empresa podría funcionar y cuál se adapta mejor a mi perfil?
  • ¿Cuál es mi situación económica? Y, ¿qué capacidad de inversión tengo?
  • ¿En cuánto tiempo recuperaré ese dinero invertido?
  • ¿Estás dispuesto a seguir las directrices marcadas por el franquiciador?

Tómate un tiempo para pensar en estas cuestiones y escribe las respuestas en un papel. Te aseguro que esto te ayudará a tomar una decisión correcta.

 

 

Si estas preguntas te han ayudado a reflexionar que quieres dar el paso definitivo y crear una franquicia, enhorabuena, estás a un paso más cerca de conseguirlo.

 

Cómo ser propietario de una franquicia paso a paso

 

1. Crea un plan de negocio para evaluar los costes y beneficios

Si no vas a disponer de la cantidad de un millón de dólares que es lo que cuesta la franquicia de un Mc Donalds o un Burguer King, ¿para qué perder tiempo investigando sobre estas marcas?

Por eso, es importante que crees un plan de negocios y valores qué cantidad de dinero puedes invertir en la franquicia.

 

 

Cuanta más información específica obtengas, mejor harás el análisis y más información de valor obtendrás para valorar el negocio y su rentabilidad.

En tu plan de negocios debes incluir esta información principal:

  • Objetivos definidos. Esto te ayudará a ver si llegas a tus objetivos, que son por ejemplo llegar a 30 mil dólares en seis meses.
  • El sector en el que vas a iniciar la actividad. Te permitirá saber si el sector elegido va en línea con tus intereses  y habilidades. Si al final decides montar un negocio de ropa, pero tú realmente tienes experiencia en restaurantes, algo falla, ¿no?
  • Un estudio de mercado para valorar si el negocio es rentable o no. Con este estudio, podrás saber a qué grupo específico dirigirte: mujeres, niños, hombres de 60 años, etc.
  • Los recursos de los que dispones: dinero, maquinarias, personal…
  • Incluir el plan de marketing del franquiciador y valorar el impacto que tiene. Esto te permitirá visualizar donde flaquea tu plan de marketing. Si tu estrategia en Facebook no funciona, habrá que probar otras opciones o solucionar el problema.

Una cuestión importante que digo siempre a todos mis clientes y fans de Gananci es que debes saber qué presupuesto tienes. Y a partir de ahí tomar decisiones.

Al inicio suele haber un cargo de franquicia y los franquiciadores fijan una cantidad de dinero elevada para las personas que quieren abrir una franquicia.

Así que pregúntate, “¿cuento con todo ese dinero?”

Esta información te ayudará a no perder el tiempo en buscar franquicias que no se ajustan a tus posibilidades.

 

2. Elige el sector al que te quieres dedicar

Ahora que ya tienes algunas ideas ordenadas, será más fácil elegir el sector de la actividad que quieres emprender: servicios, retail, alimentación, restauración, moda.

 

 

Aquí no solo tienes que enfocarte en las oportunidades de negocio, sino también en tus gustos personales y habilidades. Si te gusta la hostelería y tienes experiencia, ¿por qué vas a tirar por la moda?

Por otro lado, ¿serás capaz de aceptar que una parte de tus beneficios van para el franquiciador?

Solo un 10 % de las franquicias fracasan. Aunque es un número bueno, es muy importante leer mucho, preguntar y analizar en profundidad toda la información recabada de la franquicia que nos interese.

Es evidente que una empresa popular y con una buena reputación nos tranquiliza más que una que tiene que empezar de cero. Pero, no siempre tiene que ser así. Hay marcas que en sus inicios están obteniendo buenos resultados gracias a su creatividad y originalidad.

 

3. Infórmate sobre las franquicias que has elegido

El siguiente paso será informarse sobre la franquicia elegida en la que queremos invertir.

 

 

Estudia todos los detalles mínimos (los riesgos, el funcionamiento, las obligaciones y todo lo que conlleva).

Tranquilo, hoy todo lo que necesitas saber de una franquicia puedes encontrarlo fácilmente en revistas especializadas, directorios y guías de franquicias, ferias, exposiciones y seminarios, artículo de prensa, e incluso en los blogs y las redes sociales.

Toda la información la tienes a un clic.

 

4. Estudia el mercado al que te vas a dirigir

Otro de los análisis exhaustivos que debes hacer es a tus clientes, proveedores y a la competencia.

 

 

Si quiere tener una franquicia competitiva no te queda otra que conocer bien a estos tres elementos. Además de acudir a ferias y eventos, que te permitirán captar nuevos clientes.

Como ya te he dicho muchas veces, los clientes son la base de cualquier negocio, por ello debes escucharlos para saber qué necesidades tienen y descubrir la forma de ayudarles. ¿Cómo? Hazles preguntas directas a través de las redes sociales y realiza encuestas.

 

5. Contacta con otros franquiciados

La mejor forma de saber cómo funciona una franquicia es contactando con otras personas que ya hayan iniciado una franquicia. Además de contactar también con el franquiciador para que te dé información de primera mano sobre la franquicia que estás interesado.

Ya sabes que la experiencia es un grado y que no habrá nadie mejor para aconsejarte que aquellas personas que ya han emprendido en este modelo de negocio.

 

 

No lo dudes y contacta con franquiciados exitosos y no tan exitosos. De estos últimos también puedes aprender mucho para no cometer los mismos fallos.

Estos contactos puedes obtenerlos tú mismo, haciendo una búsqueda por Internet de las franquicias que hay cerca de donde vives. Puedes acercarte al establecimiento o incluso llamarles por teléfono para concertar una cita. La gente nunca se niega a ayudar.

Evidentemente yo no nací sabiendo. Cuando monté uno de mis primeros negocios asistí a todas las ferias de negocios de mi ciudad y alrededores, y pregunté ciento de veces a los expertos que estaban allí sobre la idea que tenía en mente. Sus pensamientos me ayudaron muchísimo y sus consejos fueron muy valiosos.

 

6. Asesórate legalmente antes de firmar nada

Te recomiendo que cuentes con un asesor legal especializado en franquicias que te ayude a adoptar la elección más adecuada según tus necesidades.

 

 

Tuve la suerte el año pasado de coincidir en una feria de franquicias y emprendimiento en Madrid con un abogado experto en estos temas. Y surgió una conversación muy interesante de la que saqué en claro lo siguiente:

  • Hay que comprobar si la marca está registrada
  • La franquicia tiene que estar dada de alta en el Registro de Industria
  • Hay que fijarse si tiene controles de calidad y si cuenta con algún código deontológico
  • El franquiciado debe contar con un dossier de información precontractual, enviado por el franquiciador, en el que debe aparecer los siguientes datos: datos de identificación, inscripción, licencia, sector, experiencia, características de explotación, estructura y extensión en España e información importante del acuerdo.

 

7. Firma el precontrato

Antes de firmar el contrato, es recomendable que se establezca un primer contacto entre ambas partes para evaluar el funcionamiento de la franquicia.

Si todo está correcto, podrás firmar el preacuerdo sin ningún agobio. Este contrato significa: que tú como franquiciado tienes derecho a reservar tu plaza hasta que encuentres un local apto.

 

8. Busca el local

Tienes dos opciones: alquilar o comprar un local.

 

 

Pero, ¿has pensado en qué punto estratégico quieres tener tu franquicia? La ubicación es importante y dependerá del tipo de negocio que sea.

Recuerdo que un amigo me llamó hace poco y me dijo que acababa de abrir una cafetería. Estaba triste porque no veía entrar a mucha gente. Me dijo:

“Andrés, no sé qué hacer. Llevo un mes con la cafetería abierta. Pero nadie entra”.

Lo primero que le dije fue: “¿Dónde está situada?”

¿A que no sabéis cuál era el problema? Había elegido un local para montar su cafetería que estaba en una calle escondida de un barrio que no conocía absolutamente nadie.

La ubicación es muy importante, ¿véis?

Por fin, una vez que has firmado el contrato de arrendamiento o compra del local, ¡ya podrás decorarlo! No como a ti te guste claro, sino tendrás que seguir la línea corporativa de la cadena.

 

9. Elige una forma jurídica para tu negocio

Llegados a este punto, tendrás que decidir la forma jurídica que tendrá tu empresa: como autónomo o como empresa.

Ambos tienen sus pros y sus contras, así que tendrás que analizar bien a la cadena y decidir qué se adapta mejor a tu negocio.

 

10. Firma el contrato

20 días antes de la firma del contrato, el franquiciado debe haber recibido información precontractual del franquiciador.

Si no lo recibes, no firmes nada, ni pagues nada. A veces, el franquiciado debe pagar un canon de entrada, esta cantidad dependerá de la franquicia.

En cambio, si todo está correcto, ¡adelante! Llega el momento de formalizar la relación empresarial entre ambos.

 

 

Seguidamente, deberás recibir los manuales de la franquicia.

 

11. Gestiona tu empresa

A veces con leer los manuales no es suficiente. Quedan dudas en el aire.

Por eso, muchas centrales ofrecen cursos de formación para que el franquiciado aprenda a gestionar el negocio y conozca las principales claves para administrarlo correctamente.

 

 

Después de la formación, será hora de que ordenes tus ideas y de que tomes decisiones acerca de: la contratación de personal, pedidos a proveedores, organización del establecimiento y promociones de la apertura.

Debes mentalizarte que ni el primer mes ni el sexto vas a notar un retorno de inversión. No será hasta el segundo o tercer año cuando consigas recuperar todo lo que has invertido. 

Pero recuerda que lo más importante en este periodo es que no tengas pérdidas y que encuentres un equilibrio en tus ventas.

Después de leer todos estos pasos, ¿te animas a crear una franquicia? ¿Qué sector elegirías?

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *