5 lecciones que aprendí al cometer errores en mi vida

Te encuentras asustado, no sabes qué hacer, ni tampoco cómo reaccionar.

Tu boca está seca. Tu corazón late aceleradamente. Tus dedos llenos de ansiedad aprietan tu pecho.

Algo terrible sucedió. Tu mente está llena de implacables pensamientos negativos que no se pueden calmar.

¡¡¡Cometiste un error!!!

Al menos eso era lo que me sucedía a mi en el pasado cuando cometía un grave error. Me mortificaba completamente con los desenfrenados pensamientos negativos que corrían por mi mente.

Pero hoy no fue así. Hoy cometí un error. Un error enorme, horrible y necesario de arreglar tan pronto como fuese posible. Y sí, me dejó sin aliento por un minuto.

Puede que incluso haya maldecido un poco, pero eso fue todo.

Si hay algo que he aprendido con el paso de los años acerca de los errores, es que no tiene sentido detenerse en una oportunidad perdida o preocuparse por lo que deseé haber hecho y no hice. Eso simplemente, no funciona.

Si has tenido un mal día, o una semana, o un mes, aquí te doy algunos consejos que debes tomar en cuenta al cometer errores.

Espero te ayuden a poner las cosas en su lugar, seguir adelante y volver más fuerte que nunca.

 

5 cosas que debes saber al cometer errores

 

1. Incluso los monos se caen de los árboles

Y eso que ellos nacieron para escalar. Entonces si ellos caen, se levantan y vuelven a subir hasta la siguiente rama y siguen su camino, ¿Por qué tu no haces lo mismo?

Cuando caigas o falles en cualquier aspecto de tu vida (que seguramente te pasará), levántate a ti mismo, péinate y sigue adelante. Ya mañana tendrás otra oportunidad de hacer las cosas diferentes. 

No importa cuantos errores cometas o lo lento que pareces progresar, te aseguro que estás mucho más adelante que aquellos que ni siquiera han intentado o se rindieron la primera vez que fracasaron.

Estás creado para cometer errores y así es como se aprende.

Cuando eras un bebé aprendiste a caminar cayéndote, así que si nunca te has caído y te has levantado mil veces, es porque no sabes caminar aún. 

Por el contrario, cuando eres un adulto se trata de aceptar el hecho de cometer errores como parte de tu experiencia para crecer como persona. 

 

 

2. Tus errores no definen quién eres

La verdad es que sólo un puñado de errores a lo largo de nuestra vida, son los que tendrán permanentes y desastrosas consecuencias. 

En cuanto al resto (aún cuando tardes en aprender la lección), te ayudarán a ser más fuerte y resistente para el regreso, además de ser de gran ayuda para situaciones futuras.

He aprendido todo tipo de cosas de la gran cantidad de errores que he cometido. Lo único que no he podido aprender es ¿cómo dejar de cometerlos?

Es por eso que me convertí en una profesional para solucionar errores. Los errores no definen quién eres, lo que te define es cómo los enfrentas.

 

 

3. Concéntrate en lo que quieres

Es muy fácil quedarse atrapado, pensando en el por qué cometiste un error. No te des mala vida por ésto.

Cuando los pensamientos negativos quieran llevarte dentro del agujero del arrepentimiento, prueba pensar y distraerte con otras cosas.

Imagínate haciendo algo diferente la próxima vez y obteniendo resultados diferentes. Verás como se reduce la sensación de que volverás a cometer el mismo error.

Este ejercicio mental le envía un mensaje a tu cerebro para ayudarlo a ponerte en el camino correcto la próxima vez que atravieses una situación similar.

Mantén el foco y verás que con un poco de práctica podrás dominarte a ti mismo al cometer errores.

 

 

4. Es mejor equivocarte que hacer lo correcto

Nunca te sientas mal por cometer errores. Solemos aprender más cuando nos equivocamos, que cuando hacemos lo correcto.

La vida es como un gran experimento y tienes todo el derecho a equivocarte.

Como dijo Andy Rooney con la regla del 50-50-90: cada vez que tienes una probabilidad del 50-50 de estar en lo correcto, existe también una probabilidad del 90% de que te vas a equivocar.

Por eso debes sonreír frente a todos los errores tontos que has cometido y que te han llevado a donde estás hoy. Los hechos siempre están cambiando, por lo tanto los errores no son permanentes.

El éxito está más cerca de lo que crees.

 

 

5. Hay vida después de cometer un error

Independientemente del error que cometas, el sol volverá a salir mañana y tu tendrás un nuevo día y un nuevo comienzo para hacer las cosas como deben ser.

Si yo tuve la oportunidad de cometer errores y encontrar la manera de resolverlos (y de encontrarme a mí misma), tú también puedes hacerlo.

Una vez que decides ver que hay una vida luego de cometer un error, generarás mayor confianza en ti mismo y nunca más la volverás a perder.

La vida se volvió mucho más fácil cuando decidí aceptar que soy un ser humano y que al igual que todos, tengo fallas y cometo errores. Todos lo hacemos y lo seguiremos haciendo.

Tenemos que echarnos un buen vistazo, conocernos a nosotros mismos y tomar una actitud que nos permita ayudarnos, más de lo que puede dolernos.

Ahora ve y comete errores increíbles, comete errores fantásticos. comete errores enormes y deslumbrantes. Rompe el molde y haz del mundo donde vives, un lugar fascinante para ti.

 

The following two tabs change content below.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *