5 preguntas que debes hacerte si tienes una idea de negocio

Las ganas de emprender un negocio comienzan por una pequeña idea que se forma en nuestra cabeza. El problema es que no sabemos si esa idea es lo suficientemente buena para dar el salto y empezar nuestro propio negocio y es que, no todas las ideas son buenas cuando las estudias más a fondo.

Nuestra invitada de hoy, Raquel Aldana, compartirá con nosotros 5 preguntas que debes hacerte cuando tienes una idea de negocio y así responderás la gran interrogante: “¿es buena o no?”.

 

¿Te has sentido frustrado porque constantemente tienes ideas de negocios innovadoras pero no sabes qué tan buenas son?

Muchas personas no tienen ningún problema en que se les ocurran nuevas ideas continuamente, pero sí luchan con la dificultad de no saber cómo detectar si una idea tendrá futuro o no.

Por lo mismo, muchas ideas de nuevos productos o servicios nunca logran ver la luz del día.

Y pienso, que a todas esas personas innovadoras y creativas simplemente les falta saber cuáles son las preguntas importantes que deben hacerse para saber si esa idea ganadora que tienen en mente, tiene futuro.

Tomarse un tiempo para evaluar y elegir una idea que tenga potencial, en las primeras etapas de un emprendimiento, considero que es mejor opción que empezar a ciegas.

Dedicar una gran cantidad de tiempo y dinero en lanzar una idea de negocio que finalmente no funcionará y peor aún, que no está alineada con tus objetivos personales y/o profesionales, solamente hará que termines fracasando y te sientas frustrado.

Por lo mismo, hoy te muestro 5 preguntas que te servirán como un medio para saber distinguir las ideas buenas de las no tan buenas.

Mi objetivo principal, es que puedas establecer un proceso mínimo que te sirva como filtro para poder evaluar cada una de tus ideas.

Estas cinco preguntas, te pueden servir como un cuestionario básico y una forma sencilla de descubrir el potencial de una idea de negocio.

Sin embargo, de ninguna manera debes creer que son el único paso que debes dar para validar tu idea.

Ellas formas parte de un proceso un poco más largo que explico en mi E-book “¿Cómo encontrar tu idea de negocio?”.

 

 

En este libro te explico mi paso a paso de cómo puedes encontrar no sólo una idea de negocio que te permita generar ingresos económicos, sino también esté alineada con tus deseos y sueños más profundos.

Considero que antes de adentrarse en un nuevo negocio, cada emprendedor debería por lo menos contestar éstas 5 preguntas básicas. Así que, ¡aquí vamos!

 

5 preguntas que debes hacerte para saber si tienes una buena idea de negocio

 

1. ¿Quiénes son tus clientes?

Describir a tu cliente objetivo es una de las primeras cosas que debes hacer y esforzarte por ser lo más específico que puedas.

Si tu servicio es coaching para personas que quieren bajar de peso, aquí no vale escribir que tu cliente ideal es una persona con el problema de bajar de peso, entre los 20 a 50 años.

Indicar que tu cliente potencial podría ser “cualquier persona” que tiene problemas de sobrepeso, es demasiado amplio.

En este punto debes ser muy específico y procurar que la descripción de tu cliente potencial sea bastante detallada.

De esta manera, te será más fácil poder crear productos o servicios que realmente cubran una necesidad existente en el mercado.

Sigamos con el ejemplo anterior, si eres un coach que ayuda a las personas a bajar de peso, entonces tu cliente ideal podría ser:

  • Una mujer.
  • Entre 25-35 años.
  • Que vive en la Ciudad de Guatemala.
  • Trabaja como secretaria para una empresa reconocida.
  • Su salario mensual está comprendido entre los $500 a $800.
  • Soltera.
  • No tiene hijos.
  • Estudia una carrera universitaria por lo que no tiene tiempo de hacer actividad física. Los fines de semana le encanta ir a comer a buenos restaurantes con su familia o salir a pasear con sus amigos.

Listo, ahora tienes el perfil de tu cliente potencial definido y sabes qué producto o servicio puedes crear para satisfacer sus necesidades.

 

Producto o servicio B2B (Business to Business)

Si tu producto o servicio está enfocado a empresas, como por ejemplo, un sistema para llevar la contabilidad.

Hay que tomar en cuenta que la misma solución puede ser dirigida a un pequeño negocio, a una empresa multinacional, pymes o a una cadena de tiendas.

Por lo que, te tocaría decidir quién será tu cliente ideal y con base en tu decisión, elaborar el perfil de ese cliente potencial.

Otro punto que es importante con los clientes B2B, es que debes especificar también al usuario del producto o servicio.

  • ¿El usuario final será un Gerente Financiero o el Contador de la Empresa? o ¿Serán ambos?
  • ¿Tu producto o servicio está dirigido para un propietario de un negocio pequeño, para un asistente o un especialista en facturación?

 

Cómo crear una tienda online

 

2. ¿Cuál es la necesidad real de tu cliente?

Dicho de otra manera, ¿cuál es esa frustración del cliente que tu producto o servicio puede satisfacer?

Los tipos de necesidad pueden ser diferentes, puede ser una necesidad insatisfecha ingeniosa o trágica.

Por ejemplo, una necesidad insatisfecha trágica puede ser un marcapasos.

Cuando en el año 2013 nos dijeron que mi padre estaba enfermo del corazón porque estaba latiendo lenta e impredeciblemente y que su vida corría peligro, nos recomendaron operarlo para colocarle un marcapasos lo cual le salvó la vida en ese momento.

Los inventores del marcapasos vieron una necesidad insatisfecha trágica e inventaron algo para satisfacerla.

Un ejemplo de una necesidad insatisfecha ingeniosa podría ser, cualquier servicio o producto que esté relacionado en satisfacer una necesidad pero que no dependa de salvarle la vida a alguien.

Por ejemplo, actualmente el mundo del Internet está lleno de personas ofreciendo sus propios productos o servicios.

Han creado sus propias marcas y han visto un mercado potencial a quién ofrecer sus creaciones.

He visto personas que ofrecen cursos muy completos, plantillas, libros descargables y hasta productos artesanales únicos, satisfaciendo necesidades de forma novedosa, ingeniosa e innovadora.

Entonces, si tu producto o servicio satisface una necesidad urgente encontrarás una mayor demanda.

Por el contrario, si tu producto o servicio resuelve una necesidad que no es urgente o que no es crítica para vivir, la demanda será un poco menor y tal vez te costará un poco más obtener beneficios económicos (ésta no es una regla, todo depende de la ejecución de la estrategia).

Sin embargo, también hay que tomar en cuenta que no siempre puedes crear un producto o servicio que satisfaga una necesidad urgente. Pero sí puedes crear algo que resuelva una necesidad que esté causando una verdadera frustración a alguien más.

¿Cómo están resolviendo tus clientes su necesidad ahora mismo?

Si has notado que existe una necesidad que puedes resolver de alguna manera, es importante que veas y analices cómo las personas están satisfaciendo esa necesidad en ese momento.

Aquí es en dónde puedes darte cuenta si las personas están utilizando una forma eficiente o menos elegante para resolver el problema y a partir de tus hallazgos puedas crear una forma distinta de satisfacer la necesidad.

Así es, como nacen muchas ideas innovadoras que satisfacen necesidades de forma ingeniosa.

 

Atraer clientes premium

 

3. ¿Cómo describes tu solución?

Poder describir tu solución de una manera clara, concisa y única, es algo en lo que tienes que trabajar desde el inicio.

Tener un elevator pitch que te permita transmitir el beneficio real de tu propuesta o que describa de una manera efectiva lo que las personas obtendrán de tu producto o servicio, es indispensable.

Una de las formas en que puedes validar tu idea de negocio es poniéndola frente a las personas. Y si no tienes un prototipo de tu producto o servicio, el elevator pitch es la forma perfecta de describir tu solución y que las personas comprendan por qué deberían tenerla.

Y para ponerla a prueba, ve allá afuera y díselas a varias personas que no saben nada de tu idea, producto o servicio. De esta manera podrás obtener comentarios que te permitirán perfeccionarla.

Asegúrate que las personas entienden si tu solución es un producto o servicio, si es una aplicación móvil o un producto físico.

No te imaginas la cantidad de empresarios que no pueden transmitir de una forma clara su solución y dejan confundidos a sus oyentes.

Recaba toda la información que obtengas y perfecciona cada vez más tu elevator pitch.

 

 

4. ¿Cuál es el beneficio de obtendrán tus clientes?

Esta pregunta está relacionada con la pregunta número dos: ¿cuál es la necesidad real de tu cliente?

Si te preguntas cómo se beneficiarán las personas al obtener tu producto o servicio, podrás elaborar más fácilmente una “propuesta de valor”.

Tener una propuesta de valor bien definida te ayudará a diferenciar a tu producto o servicio del resto, porque si las personas perciben que tu solución es igual a lo que existe en el mercado se convertirá en un commodity.

Para formular tu propuesta de valor puedes responder a cuatro preguntas más:

  1. ¿Cuál es el problema que resuelves?
  2. ¿Cuál es la oportunidad que detectas en el mercado?
  3. ¿Cuál es la necesidad que satisfaces?
  4. ¿Cuáles son los beneficios que proveerás?

Con el ejemplo anterior del coach para bajar de peso, podemos formular su propuesta de valor de la siguiente manera:

¿Cuál es el problema que resuelve?: Ayudar a mujeres solteras y ocupadas a bajar de peso.

¿Cuál es la oportunidad que se detecta en el mercado?: Que hay un grupo de mujeres que tienen ingresos económicos suficientes para poder pagar un entrenador que les ayude a llevar un estilo de vida saludable.

¿Cuál es la necesidad que satisface?: Que existen mujeres ocupadas que desean bajar de peso y llevar un estilo de vida saludable.

¿Cuáles son los beneficios que proveerá?: Ayuda personalizada, menús y ejercicios diseñados para personas que tienen un estilo de vida muy ocupado. Además de acompañamiento, apoyo y ánimo para que las personas no se den por vencidas tan fácilmente. Y un largo etcétera. Puedes añadir todos los beneficios que se te ocurran, siempre y cuando puedas cumplir con tus promesas.

 

 

5. ¿Vale la pena seguir adelante?

Algunas ideas pueden parecer fuertes a primera vista y conforme las vas filtrando, pronto te das cuenta que tienen muchos vacíos y que no prosperarán.

Para filtrar tus ideas puedes utilizar métodos como la elaboración de un Modelo de Negocios Canvas.

Un Lienzo Canvas te permitirá visualizar en una hoja de papel si las áreas determinantes del futuro negocio están cubiertas, si funcionarán, si las puedes mejorar o si por el contrario, la idea finalmente es débil.

Si descubres que la idea no tiene mucho potencial, es mejor abandonarla y continuar con la siguiente idea.

Ahora bien, si la idea preliminar muestra tener futuro entonces puede que valga la pena realizar un análisis más detallado, elaborando otras preguntas más profundas o un plan de negocios más sólido.

 

 

Conclusión

No existe un método infalible para validar una idea de negocio pero sin duda, hacerte las preguntas correctas cuando inicias en el mundo del emprendimiento te permitirá tener una idea más clara de si tu producto o servicio tendrá futuro.

 

Descripción del autor: Raquel Aldana es la fundadora de ¡Apuesta por ti!, donde comparte información esencial para emprendedores online, pequeños empresarios, bloggers o personas comunes y corrientes que están buscando nuevas formas de ganarse la vida en el mundo online. 

 

 

 

 

 

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *