3 hábitos financieros que te ayudarán a alejarte de las deudas

Yo diría que los únicos sin deudas en el mundo son los millonarios y sin embargo, creo que muchas veces deben rendir cuentas y pagar algún que otro préstamo. De resto, pienso que cada uno de nosotros tiene al menos una. Pero, ¿hay una forma de no tener ninguna o al menos, pasar de tener 10 a sólo 1 o 2?

Nuestro invitado de hoy, Comparabien, te contará sobre 3 hábitos que te ayudarán a dejar de saber qué es una deuda. 

 

Tener deudas es la pesadilla de todos, pero si mantienes una planificación constante y entiendes el manejo de tus finanzas, puedes librarte de ellas más fácil de lo que crees.

Cuando escuchamos hablar de personas que han logrado ser “exitosas” a nivel financiero, lo primero que se nos viene a la mente es la preparación académica y profesional que han recibido para lograrlo.

Aunque en muchos casos puede ser así, lo cierto es que, para alcanzar una estabilidad financiera, tener un buen historial crediticio y más cosas positivas, basta con empezar a aplicar algunos consejos básicos.

Cuando hablamos de ahorro, guardar todo nuestro dinero y vivir ajustados no es la idea, sino todo lo contrario, disfrutar de lo que tanto esfuerzo nos costó tener. La estabilidad financiera es la suma de pequeñas acciones que nos enseñan a elegir mejor cuando de cuidar nuestras finanzas se trata.

Si esa es una de tus metas no solo para este año, sino para el largo plazo, deberías aplicar estos tres hábitos para lograrlo.

 

3 hábitos que te ayudarán cuando alejarte de las deudas se trata

 

1. Sé totalero con tu tarjeta

Significa pagar las compras y lo que se gasta con la tarjeta de crédito en una sola cuota en el siguiente mes.

Esto te ayudará a ahorrar en intereses y a mejorar tu reputación con el banco al ver que eres puntual con los pagos y que no los extiendes mucho; y además, a ser más consciente al momento de gastar el crédito de la tarjeta, que, de acuerdo a distintos especialistas del mundo financiero, no debes gastar más del 40%, de lo contrario, al momento de pagarlo en el siguiente mes, terminarás con un desbalance en tu presupuesto.

En este punto debes recordar que, todo lo que compres con tu tarjeta, tienes que pagarlo.

Sin embargo, hay excepciones en las que puedes diferir el pago en cuotas; la principal, cuando el pago que debes hacer por las compras es muy elevado y justificado; por ejemplo, cuando deseas comprar un electrodoméstico o una computadora.

Al optar por esta opción (pago en cuotas), debes tener en cuenta que tampoco puedes abusar de ellas por los intereses, de lo contrario, podrías terminar pagando más de lo que te costó tu compra.

Las tarjetas de crédito son una herramienta financiera muy útil, y además de poder comprar con ellas, también son de mucha ayuda cuando de ahorrar dinero se trata.

Una de las formas más sencillas en que podemos lograr esto, es a través de los descuentos que te ofrece.

En algunos casos, éstos pueden ser de 20, 30 o incluso 40%, pero es importante que para poder aprovecharlos, difieras tus compras a una sola cuota, de lo contrario, el porcentaje de descuento lo pagarás en los intereses.

Es importante que conozcas los beneficios de tu tarjeta de crédito de acuerdo a tu perfil financiero para que puedas sacar provecho de éstos. Por ejemplo, si eres amante de la comida y sueles acudir a restaurantes, puedes preguntar por alguna tarjeta de crédito que, entre sus beneficios, te ofrece descuentos en restaurantes.

Recuerda que antes de aceptar una tarjeta de crédito de alguna entidad bancaria, debes comparar las alternativas de este producto o de cualquier otro que deseas adquirir (préstamos, seguros, etc), para asegurarte de elegir el que te ofrece mayores beneficios y una tasa de interés más baja al momento de pagar las cuotas.

 

ganar dinero vendiendo

 

2. Atrévete a buscar mejores opciones

El mundo financiero se renueva constantemente; esto quiere decir que cada cierto tiempo aparecen nuevas alternativas y herramientas financieras que debes aprovechar.

Para sacar provecho de ellas, es necesario que estés atento y compares las que te ofrece una entidad con otra, por ejemplo, las diferentes opciones en tarjetas de crédito, y si hay alguna que te convenga más, elígela; algunos de los cambios que podrían ofrecerte son: tasas más cómodas en intereses, más beneficios, entre otros.

Lo mismo ocurre si estás pensando en solicitar un crédito. Debes recordar que existen muchas entidades bancarias a las que puedes acudir y no quedarte siempre con la misma.

 

3. Planifica tus gastos y metas anuales

La planificación es el principal aliado cuando de finanzas saludables se trata. Tener metas para los ahorros y gastos es un paso básico que se debe cumplir.

Para hacerlo, es necesario que organices muy bien tu presupuesto mensual y una vez definidos todos tus gastos, puedes fijar un monto para ahorrar; de esa manera sabrás si puedes salir de vacaciones o comprar algo que deseas.

Si tus ahorros no son suficientes, recuerda que siempre puedes recurrir a algún tipo de financiamiento. Si tienes mucha prisa en obtener el dinero, un préstamo inmediato no sería mala idea, y hoy en día, acceder a ellos no es tan complicado; además, pagarlos puntualmente puede ofrecerte algunos beneficios.

Si bien este tipo de préstamos están disponibles para todos por lo fácil que es acceder a ellos, no significa que debamos usarlos en cualquier ocasión, ya que, al igual que con cualquier herramienta financiera, deben ser tomados como una responsabilidad más.

Si estás pensando solicitarlo para prestar el dinero a alguien más, hacer compras compulsivas, aparentar frente a amistades o para gastarlo en juegos de tragamonedas y apuestas, es mejor que des varios pasos atrás y dejes de considerar prestar dinero de las entidades financieras por estas razones, ya que corres el riesgo de que te vean como un mal cliente.

Los préstamos fueron creados para darte financiamiento en momentos en que tu presupuesto no te alcanza para los planes que tienes, pero eso no significa que lo solicitarás para todo.

Depende para qué quieres el dinero: un coche nuevo, una casa, alguna emergencia o incluso para algún curso académico que desees llevar, los créditos hoy en día están pensados en las necesidades de los clientes, por lo que elegir el correcto te ofrecerás muchos beneficios.

Por ejemplo, un préstamo hipotecario ofrece un plan de pago distinto al de un préstamo personal, ya que, en el primero, por tratarse de la compra de una vivienda, debes hacer el pago de una cuota inicial. Por otro lado, con el préstamo automotriz, puedes acceder a beneficios relacionados con un seguro de auto o a algún otro.

 

 

Recuerda que las deudas empiezan cuando no sabemos manejar nuestras finanzas. Empezar por acciones pequeñas, como apuntar los gastos que se hacen durante el mes y organizar y planificas el presupuesto teniendo en cuenta los principales gastos, ingreso y metas financieras es un paso fundamental para lograr la paz financiera.

Además, no debes olvidar que, si tienes pensado realizar un gasto fuerte para algo específico, puedes acceder a un financiamiento externo; es decir, por parte del banco.

 

Comparabien es una startup dedicada desde el 2014 a ayudar a las personas que buscan un servicio financiero a descubrir qué entidades le ofrecen los mejores beneficios y se adecuan más a su perfil de acuerdo al servicio que está buscando en un solo lugar y realizando el proceso desde su hogar de una manera rápida y sencilla.
The following two tabs change content below.

María Ng García

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *