10 lecciones que aprendí de la vida al dejar mi trabajo

Dejar trabajo

Todos nos sentimos perdidos de vez en cuando. La sociedad tiene una forma de golpearnos con sus “reglas de la vida” arbitrarias y sus expectativas.

Por eso mismo, dejar un trabajo en el que nos sentimos infelices es a veces muy complicado.

Nos asaltan preguntas, y te empiezas a cuestionar a ti mismo tu propia existencia.

 

¿Será esta la carrera profesional o el negocio adecuado para mí?

¿Podré ascender hasta el éxito e incrementar mis ingresos?

¿Es esto lo mejor para mí?

 

Cuando dejé mi empleo de $4.000 al mes, sentí eso y más.

Hasta el último día que me largué de aquella oficina me sentía atrapado en mi propia prisión mental, y eso estaba empezando peligrosamente a comerse mi propia alma.

No estaba 100% seguro de lo que quería hacer, pero sabía con absoluta certeza que algo tenía que cambiar.

Y así lo hice. Cuando acorralas a un animal en una esquina, éste no tiene más opción que salir y pelear.

Dejé mi trabajo y fue el momento en el que más miedo sentí en mi vida. ¿Crees que me hundí o que luché?

 

Dejar trabajo

 

Bueno, un año después tenía mi propio negocio y aunque definitivamente no fue fácil, las lecciones que aprendí en el camino tuvieron (y tendrán) un valor incalculable mientras sigo yendo hacia adelante.

Espero que si tú también estás en una posición en la que quieres dejar tu trabajo para cambiar a otro puesto o para empezar tu propio negocio, puedas aprender algo de las siguientes 10 lecciones de vida que yo experimenté.

 

 

10 lecciones que aprendí de la vida al dejar mi trabajo

 

1. No existe el momento perfecto

¿Tienes una loca idea que cambiará la vida de las personas, pero que estás retrasando iniciar porque crees que ahora no es el momento adecuado?

No eres el único ni la única. Yo luché con mi mente durante años antes de tener el coraje para dejar mi trabajo. ¿Y sabes qué?

Fue una grandísima pérdida de tiempo.

 

Dejar trabajo

 

La preparación está sobrevalorada. No importa cuánto pienses, planees y organices cada detalle para hacer algo: siempre habrá algo para lo que no estés preparado.

 

A la vida le importa un carajo lo preparado que estés. Quiere a gente con pelotas para hacer que algo suceda.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

2. La gente pensará que estás loco… ¡y eso es genial!

Somos individuos frágiles. A nuestro ego le gusta protegernos de toda la mala gente que existe en el mundo.

Aunque no nos guste admitirlo, muchas de nuestras decisiones en la vida las tomamos porque nos importa lo que otros digan.

Es naturaleza humana.

Después de dejar mi trabajo no pasó mucho tiempo hasta que los “detractores” empezaron a salir de sus agujeros y se rieron de mí por mis ideas; escuché de todo:

No puedes hacer eso. ¿Cómo vas a sobrevivir?

Deberías haber encontrado otro trabajo antes. Te arrepentirás.

¡Estás loco!

 

Dejar trabajo

Pronto aprenderás a dejar de lado a los “odiadores” y que es imposible complacer a todo el mundo. Por eso en el futuro es mejor que vivas tu propia vida en tus propios términos.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

3. Aprendes a ser responsable de tus propias acciones

Hacer algo tan drástico como dejar mi trabajo sin pensarlo bien antes me llevó a una profunda reflexión:

Ahora todo depende de mí.

No tengo compañeros de trabajo que me desmoralicen o un jefe narcisista que me parta el alma cada día.

 

Dejar trabajo

 

No hay nadie a quien culpar excepto a mí mismo si todo esto se va por el retrete.

 

Esa es la belleza de tomar el control de tu vida; estás sentado en el asiento del conductor y la explosión de motivación que recibes como resultado de tomar a la vida por las pelotas es increíble.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

4. Cada problema al que te enfrentas es el fin de todos tus problemas

¿La vida es más fácil una vez que dejas tu trabajo por una vida de incertidumbre? Por supuesto que no. Lo sentirás como si fuese un continuo ataque a tus sentidos.

¿Sabes lo que es tratar de no hundirte para salir a flote? Aquí tratarás de no hundirte en arenas movedizas.

Tan sólo mantener tu cabeza en la superficie será una tarea hercúlea por sí misma. Olvídate de intentar administrar un elegante y glamuroso negocio.

Poner comida sobre tu mesa y pagar tu renta se convertirán de repente en las únicas metas que te importarán.

Pero aprendes a seguir adelante.

 

Dejar trabajo

 

Y después miras al siguiente desafío que se te cruza en el camino. Y derrotas también ese obstáculo.

 

De hecho, aprendes rápidamente que la vida no es tan dura después de todo; es sólo como un videojuego en el que tienes activado el modo “invencible”. Eres a prueba de balas.

 

5. La vida no es un proceso lineal – no hay comienzo, mitad y final

Lo admito: cuando inicié mi negocio, pensé que con unos cuantos clientes fieles y haciendo un poco de dinero, todo se resolvería.

Qué inocente…

Cuando todo parecía a ir bien, sufrí un gran golpe: mis clientes se empezaron a ir, así de repente.

Estuve a punto de quedarme sin mi casa (que era la de mis padres) por las deudas; pero unos meses después, volví a renacer de mis cenizas y supe esperar al momento perfecto para reiniciar ese negocio de nuevo.

 

Dejar trabajo

 

Incluso ahora tengo meses buenos y meses malos, pero me he dado cuenta de que lo que cuenta es el proceso, no el destino.

 

La vida es demasiado grande para andarte preocupando. El momento presente es todo lo que cuenta.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

 

6. Puedes establecer tus propias reglas sobre la marcha

¿Quién en su sano juicio dejaría un empleo estable, su propio apartamento y su independencia por una vida de emprendedor con incertidumbre?

Si lo piensas bien, es de locos. Pero yo siempre me he movido en el filo de la conformidad: me gusta asomarme al precipicio para ver qué puede ser posible.

 

Dejar trabajo

 

¿Quién deja un empleo de $4.000 al mes para volver a mudarse con sus padres porque quiere empezar algo nuevo? ¿Quién se atreve a perder a algunos de sus mejores amigos porque no aceptan su “loca” idea de iniciar un negocio?

Yo. Lo hago porque puedo. Y porque he establecido mis propias reglas.

 

He aprendido que confundir a la gente con tus actividades del día a día significa que estás haciendo lo correcto con tu vida.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

7. Nadie te puede ordenar, pero necesitas disciplina

He trabajado bajo el mando de jefes totalmente ineptos. Psicópatas en el ambiente de trabajo, otros parecían matones de la calle, incluso había algunos que no eran más que bufones del jefe que tenían por encima de sus puestos.

Pero todos ellos tenían algo en común…

Ninguno podía decirme qué hacer.

Si quieres mejorar tu disciplina, esto te va a gustar… ¡Intégrate a un Grupo Mastermind!

 

Dejar trabajo

 

¿La peor parte? Que esto me llevó a darme cuenta de algo extraño: sin la estructura y disciplina de un trabajo a jornada completa me volví perezoso. 

La procrastinación y la flojera podían a veces conmigo, y hoy en día todavía en algunas pequeñas tareas puede conmigo. Pero si sigues estos consejos, podrás vencerla de una vez por todas.

 

He aprendido que decidas lo que sea hacer con tu vida, requiere disciplina para alcanzar la grandeza.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

8. El miedo es necesario para el crecimiento personal

Te voy a contar un pequeño secreto.

La vida me asusta muchísimo.

Solía pensar que había una gran diferencia entre las personas súper exitosas y los tipos como yo.

Que de alguna manera esos individuos nacían con superpoderes que les permitían ir por la vida con confianza y chulería.

 

Dejar trabajo

 

¡No podía estar más equivocado! El miedo no discrimina. Nos engulle a todos.

De hecho, la gente exitosa experimenta más miedo que cualquier otro porque a diario se atreven a hacer cosas que los demás no intentamos.

Si sientes miedo, es una buena señal. Significa que te estás empujando a conseguir algo, saliendo de tu zona de confort y experimentando cosas nuevas y diferentes.

 

Acepta y abraza el miedo porque el miedo es el mejor amigo de la gente excepcional.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

9. Nunca habrá suficientes horas en el día

Siempre queremos más.

Si no es más dinero, queremos más tiempo.

Si no es tiempo, entonces es más éxito.

Si no es éxito, es más respeto.

Si no es respeto, entonces es más dinero. Es un círculo vicioso, una adicción. Pedimos más, más, y más.

 

Dejar trabajo

 

La vida es un viaje interminable en el que buscamos más de lo que ya poseemos. Pero ¿qué pasa si simplemente hacemos un mejor uso de lo que ya tenemos?

¿Qué sentido tiene querer más tiempo si no utilizas bien el que ya tienes?

¿Qué sentido tiene querer más dinero si no puedes administrar bien tu economía ahora?

El tiempo, el dinero y el respeto primero deben ganarse y luego usarlos efectivamente. ¿Tienes sólo $50 en el banco? Deja de comprar comida rápida fuera de casa y empieza a usarlo sabiamente.

 

La gente exitosa saca partido de lo que tiene mientras continuamente buscan maneras de mejorarlo.

 

10. La excelencia es el 100%… lo demás es un fracaso

Durante años, hice sólo lo mínimo: estudiaba lo justo para aprobar, hablaba lo justo con otras personas… Toda mi vida la vivía con esa mentalidad, la de hacer lo mínimo posible.

Necesitaba cambiar y rápido. Para hacerlo tuve que mirarme a mí mismo en un espejo y aceptar que la única forma en que podía conseguir algo era con total transparencia.

 

Dejar trabajo

 

Descubrí que el éxito es un hábito forjado con una combinación de tiempo y esfuerzo. No hay atajos.

 

La consistencia es la clave. Elimina lo que te sobra de tu vida y pon el 100% en lo que queda. Establece este hábito y lograrás lo que desees.

¡Click aquí para tuitear esta frase!

 

Desde que he implementado esta mentalidad, mis resultados han mejorado drásticamente. Mis negocios hoy en día tienen más clientes que nunca. Las tareas para mantenerlos cada día me resultan más sencillas.

Y no es una coincidencia.

Al dejar mi trabajo, por fin he aprendido cómo vivir mi vida.

Pruébalo. Mira lo que pasa. Y déjame un comentario aquí abajo contándome tu experiencia.

 

Actualizacion Enero 2018: Preguntas de mis seguidores

 

¿Cómo dejar mi trabajo por estrés?

El estrés es perjudicial para tu salud y más aún en el trabajo, donde pasamos largas jornadas. Para dejar tu trabajo por estrés asegúrate de que es lo que realmente quieres, luego planifica que harás una vez que estés desempleado y necesites ingresos para vivir. La mejor manera es hacerlo legalmente (lee la siguiente pregunta).

 

¿Cómo dejar un trabajo legalmente?

1. Hazlo en el momento adecuado: es mejor dejar tu empleo cuando tu empresa tenga una época de poca productividad, y pueda dedicar más recursos a buscarte un sustituto.

2. Escribe una carta de renuncia: además de decirle a tu jefe que te vas, es buena idea que escribas una carta indicando todos los detalles de tu marcha por si en el futuro tu empresa intenta hacer alguna jugada sucia o llevarte a juicio.

2. Tu jefe debe ser el primero en saberlo: no comentes con tus compañeros que quieres irte. El primero al que debes decírselo es a tu jefe para no dañar tu reputación.

3. Díselo con tiempo: no te vayas de un día para otro de tu trabajo porque así tu jefe no tendrá tiempo para buscar a otro empleado. Avísalo con al menos 15 días de antelación.

4. Pero tampoco con demasiada antelación: si le dices a tu jefe que te vas dentro de un mes, puede desconfiar de ti, y hacerte la vida imposible en esos días, o intentar no pagarte todo lo que te corresponde.

5. No firmes nada si no estás de acuerdo: revisa bien el acuerdo que tu empresa ha hecho para marcharte, y comprueba que todo el dinero que te deben esté en ese documento. Si te falta alguna paga, o si no estás de acuerdo con todas las condiciones, no lo firmes.

6. Recoge los documentos de finalización del contrato: es muy importante que antes de irte, tu jefe te dé el certificado de empresa indicando que te vas. Esto es obligatorio, y si no lo recoges o no te lo dan, después no podrás reclamar si te falta dinero por cobrar.

 

 ¿Cómo dejar mi trabajo sin tener otro?

1. Crea un plan: no puedes simplemente renunciar y ya. Debes saber cómo lo harás, a quién le dirás y cuándo vas a hacerlo.

2. Busca referencias: no te vayas con las manos vacías. Consigue una referencia de alguien de tu trabajo actual para encontrar un nuevo trabajo.

3. Escribe tu carta de renuncia: así quieras hacerlo personalmente, una carta no estará de más.

4. Pon en marcha tu plan: una vez hayas cumplido con los pasos anteriores, estarás listo para despedirte y comenzar desde cero.

 

¿Cómo dejo mi trabajo si me da miedo?

El miedo a no tener dinero, al qué dirán o a fracasar, estarán siempre presentes. Sin embargo, si ya has tomado la decisión, deberás enfrentar el miedo y buscar soluciones. Busca un nuevo trabajo donde te sientas feliz y seguro de que has tomado la decisión correcta. Confía en ti mismo y en tus capacidades.

 

¿Cómo dejar mi trabajo voluntariamente?

Lo primero que debes hacer es un pre-aviso de 15 días, donde comentes a tu empresa tu decisión. Luego deberás presentar la baja voluntaria de manera escrita, aunque se admite verbal o mediante correo electrónico. Es de vital importancia que entregues una a tu empresa y te quedes con una copia.

 

¿Cómo dejar mi trabajo para emprender?

1. Toma la decisión: debes de sentirte seguro de que te conviene más tener tu propio negocio, que vivir de un sueldo. Si es así, pues la decisión está tomada.

2. Ten tus ideas claras: debes encontrar un emprendimiento que solucione un problema real y que a su vez, se adapte a tus fortalezas y lo que sabes hacer. Fija objetivos a corto y largo plazo, te ayudarán a mantenerte enfocado.

3. Asegúrate de tener el dinero: haz un presupuesto y en base a él, verifica si tienes el dinero o si debes pedir financiamiento. Toma en cuenta tus conocimientos y a habilidades, así como también a las personas que podrían ayudarte.

4. Ahorra primero: no dejes tu trabajo actual sin antes tener un emprendimiento que cubra lo que recibías con el sueldo anterior. Asegúrate de que tus ahorros puedan cubrir tus necesidad por al menos 3 meses.

5. Aprovecha la tecnología: cuando no tienes que comenzar un negocio físico, los gastos se reducen considerablemente. Enfoca tu nuevo negocio en las redes sociales e Internet.

 

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

343 comments on “10 lecciones que aprendí de la vida al dejar mi trabajo

  1. Hola yo también estoy queriendo dejar mi empleo, pero me da miedo el q pasará si lo que emprenda me irá bien o mal y eso me hace esperar y esperar. No se hasta cuando voy aguantar. A parte se q tengo capacidad para muchas cosas de igual forma me da miedo. Cuando salga de nuevo el arreglo con la empresa q te pagan el 100% de seguro lo tomo. Pla verdad todo lo q ley de esto sobre dejar mi empleo me re fortaleció parece. Gracias

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *