¿Por qué mi pequeño negocio ha fracasado?

Todo dueño de un nuevo negocio se enfrenta con batallas que nunca pensó que libraría. De hecho, la empresa financiera Bloomberg ha realizado un estudio en el que estima que hasta el 80% de los nuevos pequeños negocios suelen fracasar en un tiempo estimado de 18 meses.

Si eres un emprendedor, no desesperes: tanto si estás empezando el camino de comenzar una aventura empresarial, como si eres el dueño de una empresa que, por desgracia, va a tener que cerrar próximamente, aquí encontrarás todos los tips para tener éxito en tu nuevo negocio o reabrir las puertas de tu compañía.

 

Las principales razones por las que los pequeños negocios fracasan

Hay muchas razones por las que tu negocio ha podido fracasar: condiciones de mercado externas a ti (como nuevos competidores o incrementos inesperados de costes en tu compañía) problemas financieros, mala planificación…

Pequeño negocio


Pero hay otras causas mucho más comunes que tú, como dueño, podrías (y puedes) evitar a la hora de gestionarlo:

  • Reservas de dinero inadecuadas: debes saber que en al iniciar un negocio, necesitas al menos una reserva de dinero de 6 meses como amortiguador para manejar la situación hasta que empieces a tener beneficios.

  • Fracasar al no definir y entender claramente tu mercado, cómo ganar clientes potenciales, y cuáles son sus hábitos de compra.

  • Fallar en no marcar un precio adecuado para tus productos y servicios: muchos dueños quieren ofrecer sus productos como los mejores y, a su vez, los más baratos; pero esta es la peor estrategia que se puede tener, ya que si se eligen los dos caminos, no llegarás a ninguna parte (y tendrás que cerrar tus puertas).

  • Fallar al no anticipar el flujo de dinero de forma adecuada: algunos proveedores requieren que les paguen en el momento cuando se trata de nuevos negocios, lo que puede vaciar rápidamente tus reservas de dinero.
    Además, añádele a esto los largos meses de espera para recibir un reembolso si permites que tus clientes compren tus servicios o productos a crédito en varios meses. Esto, para ti, puede resultar en una trampa empresarial mortal.

  • Fallar en no saber anticiparte o reaccionar a tu competencia, tecnología, u otros cambios en el mercado: cuando estás ocupado, es fácil mirar hacia otro lado cuando las cosas alrededor tuyo están cambiando.
    Pero imagina que tus productos están dirigidos a una clientela de gente joven y a la última, y sin embargo tu negocio está situado en una comunidad en la que la población está envejeciendo (y tú no te has dado ni cuenta). Más pronto que tarde, esto te supondrá un grave problema.

  • Creer que puedes hacer todo tú solo: uno de los retos más grandes a los que se enfrenta un emprendedor es ser capaz de dejar las riendas de la empresa y delegar en empleados en los que confía. Por eso, debes concienciarte de esto y entender que no lo puedes hacer todo tú solo.
    Debes relegar en aquellos trabajadores que te han probado que pueden manejar las responsabilidades y hacer que pasen cosas, y confiar en su juicio.

 

Entonces, ¿qué es lo que puedo hacer para solucionarlo?

Para empezar, contrata a profesionales expertos en sus servicios, como abogados, contables, y encargados con experiencia en otras compañías como la tuya (y es mucho más sencillo de lo que puedes creer el encontrar a los mejores candidatos).

No importa lo entusiasta, inteligente y brillante que tú puedas ser porque, probablemente, no seas un experto en todos esos campos; aunque al principio pueda resultar duro dividir tu presupuesto para pagar a esos profesionales, a la larga te será muy rentable y construirás tu negocio sobre una base más sólida.

Además, deberías considerar seriamente aprender tanto como puedas sobre gestión empresarial. Puedes tomar cursos que ofrezcan en tu localidad o acudir a charlas y convenciones en la universidad.

Pequeño negocio


Conocer al menos lo básico sobre finanzas, contabilidad, marketing, y todo lo relacionado con ello puede realmente servirte de ayuda a tomar las decisiones correctas a lo largo del camino que recorrerá tu negocio.

 

Únete a una asociación de tu propio gremio

Un gran beneficio que se suele tener al ser el dueño de un pequeño negocio es que puedes confiar en la visión experta de otros dueños de empresas como la tuya que ya han pasado por lo mismo que tú antes.

Ciertamente, cualquier persona que haya lanzado antes un pequeño negocio podrá aconsejarte sobre todas las dudas que te surjan en tu proyecto. Así que busca amigos, familiares, o conocidos que posean (o hayan poseído) una compañía similar a la tuya, ya que ellos pueden ser un tesoro en cuestión de dudas que puedas tener.


Junto con todo esto, debes considerar seriamente unirte a una de las muchas asociaciones que haya sobre tu sector, y acudir a sus convenciones o reuniones de tu ciudad. Pronto aprenderás que incluso los dueños más exitosos también han estado en el mismo punto en el que tú estás y han experimentado las mismas inquietudes que tú tienes hoy.

 

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

4 comments on “¿Por qué mi pequeño negocio ha fracasado?

  1. Yo monté un negocio aquí en el País Vasco hace unos 3 años, y al año tuve que cerrarlo porque no tenía reservas de dinero suficiente y, como era un pequeño negocio, racaneé en no contratar empleados y querer hacerlo todo yo solo como decís en el artículo. Así que por querer abrirlo cuanto antes sin planificación, se fue a la mierda en cuestión de 1 año 🙁

    Vamos, que estoy totalmente de acuerdo con lo que dicen en el artículo.

    • ¡Hola Aitor! Sentimos mucho lo que te pasó con tu negocio, pero ¡no te desanimes! Si de verdad te gusta emprender, deberías volver a abrir otra vez tu negocio pero esta vez siguiendo los consejos que te damos aquí en este artículo 😉

      Seguro que esta vez ¡tendrás mucho más éxito!

  2. Les agradesco estos consejos porke yo estoy en proseso de abrir un negocio chikito y ay varias opciones en las ke iba a fallar!

    • ¡Vaya! Pues en ese caso Tania nos alegramos mucho que estos consejos te hayan ayudado antes de emprender tu pequeño negocio 🙂 ¡Mucha suerte en tu aventura empresarial!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *