10 cosas que te ayudarán a superar tus momentos difíciles

Momentos difíciles

La vida es como una montaña rusa: a veces estás arriba y parece que todo pasa tal y como tú quieres sin ni siquiera hacer un esfuerzo; pero otras veces estás abajo.

En esos momentos difíciles piensas que todo sólo puede ir a peor, que tu mundo se está derrumbando, y que no hay nada que puedas hacer para salir de ahí.

Pero es precisamente en esas situaciones donde tienes que dar lo mejor de ti, y encontrar la motivación y la fuerza que tú ya tienes en tu interior para dejar atrás esos problemas y preocupaciones.

Estas 10 cosas te ayudarán a superar esos momentos difíciles por los que estás atravesando, y a darte cuenta de que tu vida es preciosa y tú puedes con todo.

Léelas cada vez que te duela el corazón y que tu espíritu esté roto, cuando quieras rendirte pero sientas en tu interior una voz que todavía tiene esperanza.

Léelas mientras respiras hondo porque, aunque ahora mismo sientas que estás pasando por una época dolorosa, todo tiene solución y todo tiene una cura.

 

10 cosas que te ayudarán a superar tus momentos difíciles

 

1. Está bien no estar bien

Cuando pasamos por momentos difíciles, a menudo nos hacemos sentir peor a nosotros mismos teniendo expectativas que no son reales.

Nos culpamos por tener problemas y no saber resolverlos. Pero todo eso es una mentira que hemos creado para engañarnos.

Tú eres igual de importante y sigues siendo una persona muy valiosa aunque tengas conflictos ahora mismo en tu vida; y las personas que te quieren lo seguirán haciendo pase lo que pase.

Así que no te preocupes por estar en esta situación ahora: no es tu culpa, y tampoco durará para siempre.

 

Momentos difíciles

 

2. Mantente positivo

Sé que esto suena muy típico, pero suele ser verdad y funcionar bastante bien. Mantenerte positivo es una pequeña tarea que debes hacer para superar tus momentos difíciles, pero es de las más importantes que debes tener en cuenta.

Cuando tienes pensamientos positivos, te estás poniendo a ti mismo en la mejor posición posible no sólo para vencer esa mala época, sino para convertirte en una mejor persona también.

Puedes hacer dos cosas cuando las cosas se ponen feas y tienes que enfrentarte a un problema: mantenerte positivo y recordarte que puedes hacer algo para superarlo, o bien quedarte en un rincón llorando desperdiciando tu tiempo.

No quiero decir que no tengas derecho a tener un mal día, o que a veces te desmotives un poco o que no puedas llorar; eso es bueno para desahogarte y es normal sentirte a veces así.

Pero al final tienes que tomar una decisión: hacerte la víctima y que no pase nada, o recomponerte y seguir adelante.

 

Momentos difíciles

 

3. Deja que la culpa se vaya

Cada vez que pasamos por una mala situación, en vez de analizar qué ha pasado, hacemos una de estas dos cosas: nos culpamos a nosotros mismos por ello, o culpamos a los demás de lo que nos pasa.

Al principio es normal expresar rabia o frustración cuando tenemos un problema; pero si nos hundimos en esos sentimientos, sólo conseguiremos sentirnos peor y malgastar nuestro tiempo.

¿De qué te sirve echarle la culpa a alguien o a ti mismo? ¿Acaso con eso puedes conseguir solucionarlo, o volver al pasado para que no suceda nunca? NO.

Lo único que lograrás así es sentirte mal contigo mismo y desperdiciar tus energías. La salida a tus problemas se encuentra buscando soluciones, y no haciéndote sentir mal a ti o a los demás por lo que pasó.

 

Momentos difíciles

 

4. Aprende de esos momentos difíciles

Cuando me encuentro a mí misma ante una situación difícil, lo que realmente me ayuda es analizarla y ver parte por parte qué pasó (o qué hice yo mal), y qué podría haber hecho diferente.

Al final siempre termino aprendiendo algo que me ayuda a resolver ese problema, y que me deja claro qué debo hacer la próxima vez para evitar una situación similar en el futuro.

Es mucho más fácil pasar por una época difícil cuando has aprendido de otras dificultades del pasado que te han enseñado cómo manejar el problema que tienes ahora.

 

Frases budistas

 

5. No hay NADA que dure para siempre

Lo más terrible de los momentos difíciles es que se sienten como si fuesen a durar para siempre. Pero lo cierto es que nada dura por siempre, incluso las emociones más horribles o las peores circunstancias.

Si recuerdas esto cada vez que atravieses un mal momento, te ayudará a ver con más claridad las cosas y sentirte un poco más aliviado al mismo tiempo.

 

Momentos difíciles

 

6. Haz las cosas paso por paso

¿Nunca te ha pasado que al enfrentarte a un problema parece que todo se te viene encima a la vez y que no tienes control sobre nada? Eso suele pasar debido a la angustia que nosotros mismos nos creamos.

En los momentos difíciles es importante no perder la perspectiva, y dar un paso atrás para verlo todo con más claridad.

Al hacer esto, podrás identificar cuál es el problema real, y qué cosas son las que necesitas arreglar para superarlo.

Cuando te hayas dado cuenta de esto, lo mejor es que pases a la acción para solucionarlo, pero siempre paso a paso para poder ir en la dirección correcta sin agobiarte.

Si intentas poner en práctica varias soluciones a la vez, quizás te estreses demasiado y al final no sirvan de nada.

Por eso es mejor ir poco a poco, paso a paso, con motivación y confiando en que tú puedes lograrlo.

 

Momentos difíciles

 

7. Mira por lo que debes estar agradecido

Ser agradecido significa mostrar aprecio por todas las cosas buenas que tienes en tu vida en vez de concentrarte en aquellas que están mal.

Así que haz una lista y escribe todo por lo que deberías dar las gracias; puede ser cualquier cosa, desde las personas que tienes en tu vida, hasta experiencias que hayas vivido, o cosas que tengan un valor especial para ti.

Un ejercicio aún más poderoso es pensar en la persona por la que más agradecido estás de tener en tu vida, y escribir una nota en la que expliques tus razones por las que le das las gracias.

Luego puedes darle esa nota a ella o a él, o leérsela en persona o por teléfono.

Los momentos difíciles por los que estás pasando parecerán menos malos cuando hagas esto y te des cuenta de que en tu vida hay muchísimas más cosas que están bien, y que eres afortunado por tenerlas.

 

Momentos difíciles

 

8. La gente quiere ayudarte de verdad

A veces, en los momentos más difíciles de nuestras vidas creemos que tenemos que pasar por ellos solos, o no queremos molestar a los demás con nuestros problemas y por eso no pedimos ayuda.

Sin embargo, la mayoría de personas que conocemos y que nos quieren serían muy felices si nos pudiesen ayudar; quieren estar ahí para ti para escucharte y apoyarte porque les importas de verdad.

No temas ni sientas vergüenza alguna a la hora de pedir un poco de ayuda: te vendrá bien compartir la carga de tus preocupaciones con otra persona que te entienda y que sepa estar a tu lado.

 

Momentos difíciles

 

9. Ya has pasado por malos momentos antes…

Cuando algo falla en la vida y se convierte en un problema, nosotros mismos nos hacemos más pequeños de lo que somos. Perdemos nuestra motivación, nuestras energías y fuerzas para seguir adelante.

Y de lo que nos olvidamos es de que en el pasado también hemos pasado por momentos duros, y que en aquel entonces tuvimos la fortaleza emocional suficiente para salir de ese agujero.

Recuérdate esto siempre que sientas que vas a tocar fondo: si antes has podido superar cosas igual de malas o peores a las que te enfrentas ahora, ¿por qué no vas a poder hacerlo ahora de la misma forma?

Valórate y date el crédito que te mereces por todo lo que has logrado hasta ahora, y ten la seguridad de que tú eres lo suficientemente fuerte como para superar estos nuevos obstáculos que ahora están en tu camino.

 

Momentos difíciles

 

10. No hay NADA que sea el fin del mundo

Hay poquísimos problemas que te puedan hacer dejar de respirar literalmente, da igual si son pequeños o grandes. Puedes sobrevivir a ellos y tener una vida maravillosa cuando los superes.

Piensa que ahora mismo tienes lo más valioso que cualquier ser humano puede poseer: tu vida.

Tu corazón late, tus pulmones respiran, y si estás leyendo esto, tu cerebro funciona perfectamente para encontrar una salida a cualquier cosa que te pase.

Mientras que esos tres órganos sigan vivos, tú puedes conseguir cualquier objetivo que te propongas.

No pierdas la esperanza: todo tiene arreglo y tú cuentas con el coraje suficiente para superarlo TODO.

 

Momentos difíciles

 

¿Qué te funciona mejor a ti para superar tus momentos difíciles en la vida? Déjame un comentario aquí abajo.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *