Cómo encontrar tu pasión cuando te sientes perdido (5 pasos)

Encontrar tu pasión

¿Alguna vez te has preguntado por qué cada vez que te levantas por las mañanas te sientes vacío por dentro?

¿Por qué cuando vuelves a casa después de haber hecho algo con lo que has disfrutado sigues notando que hay una parte que falta en tu vida?

¿Qué ha pasado con esa chispa que antes ardía en tu interior, y que sin darte cuenta se fue apagando poco a poco?

Duele reconocerlo, pero según pasan los años, la pasión que antes había en nuestro interior la vamos perdiendo sin que nosotros hagamos nada para remediarlo.

Échale la culpa de esto a quien quieras: a la sociedad que no acepta a soñadores y visionarios que se atreven a pensar diferente; a las personas que conoces y que te tomarán por loco si haces algo que está fuera de lo políticamente correcto…

O incluso a ti mismo si así lo deseas.

Pero lo cierto es que ya no hay fuegos artificiales dentro de ti en nada de lo que haces.

Y lo peor de todo es que ahora es cuando has descubierto que todo este tiempo te has estado engañando a ti mismo, ocultándote que no eras del todo feliz, y necesitas encontrar tu pasión de nuevo.

Sin embargo, estás demasiado perdido y no sabes cómo hacerlo.

Llevas tanto tiempo desconectado de las cosas que antes te apasionaban que no tienes ni idea de por dónde empezar tu búsqueda.

 

Encontrar tu pasión

 

Pero ¿y si te digo que hay una simple receta para volver a descubrir tu pasión? ¿Que encontrar de nuevo ese fuego que alimente tu alma y te saque una sonrisa es más fácil de lo que piensas?

La primera vez que me hablaron de esto fue en un curso sobre la gestión de las emociones que hice; estaba en una época en la que parecía que nada de lo que hacía tenía sentido para mí ni me llenaba.

Cuando empezaron a explicarme los 5 pasos que debía dar para encontrar mi pasión y mi propósito en la vida, simplemente no me creí que eso pudiera ser verdad.

Y no podía creerlo por el simple hecho de que la solución había estado delante de mí todo ese tiempo, pero yo no había sabido verla.

Por eso aquí quiero compartirte esos pasos que me ayudaron a descubrir lo que realmente me apasionaba.

Porque todos necesitamos que alguna vez en la vida alguien nos ayude a encontrarnos a nosotros mismos, especialmente cuando nos sentimos perdidos.

 

Para encontrar tu pasión, primero debes sentirte perdido

Todos queremos encontrar la gran respuesta.

Somos adictos a perseguir la felicidad que llenará nuestras vidas, a descubrir esa pasión que hará que nuestro corazón vuelva a latir de nuevo.

Sin embargo, para conseguirlo, antes tenemos que sentirnos perdidos…

Piénsalo bien: cuando estás perdido, ¿acaso no eres más feliz y te sientes más emocionado desde el primer minuto en el que comienzas a buscar esas respuestas?

Encontrarnos a nosotros mismos es muy importante para saber quiénes somos.

Pero ¿no es más divertido perdernos? ¿Nunca te has preguntado por qué siempre estamos buscando algo que nos haga más felices, con lo que estemos más contentos con nosotros mismos y con lo que nos rodea?

¿Por qué crees que nos encantan los espacios abiertos como una bonita playa, un cielo estrellado de noche, o la maravillosa vista de unas montañas?

 

Encontrar tu pasión

 

¿Por qué cuando miramos al océano infinito sentimos tanto asombro?

Porque en vez de verlo como algo de lo que tendríamos que tener miedo, lo que nos atrae de ello es lo desconocido, el misterio, la pregunta que se esconde más allá.

Amamos ser el viajero que va en busca del significado, porque cuando encontramos la respuesta, ese camino de emoción se ha terminado.

La única forma de encontrarnos a nosotros mismos, de encontrar nuestra verdadera pasión, es estar primero perdidos.

 

Los 5 pasos que te ayudarán a encontrar tu pasión

 

1. Haz una lista con tus 25 intereses más grandes

El lugar más fácil por el que empezar a encontrar tu pasión es tomando un papel y un lápiz. Es mejor que lo hagas de esta forma en vez de con tu computadora porque así te será más sencillo crear esta lista y no te distraerás tanto.

Encuentra un lugar tranquilo en el que puedas estar a solas y pensar, y escribe en tu papel las 25 cosas que más despierten tu interés.

¿Cómo puedes saber qué es lo que te da más curiosidad? Simple: piensa en aquellas cosas que atraen tu atención y de las que te gustaría conocer un poco más.

Si tuvieses un fin de semana libre, ¿te gustaría leer un libro sobre cómo hacer manualidades para saber más de ese tema? Entonces apúntalo en tu lista.

¿Quieres investigar más sobre cómo se escribe un libro, cómo funciona un coche, o qué se necesita para fabricar jabones ecológicos? Escribe todas esas curiosidades en tu lista.

Lo más importante aquí es que seas tan específico como puedas. No vale con apuntar “me interesa la comida” o “quiero saber más sobre fútbol”. Eso es demasiado general.

Escribe de forma específica qué es lo que despierta tu interés, como por ejemplo “cómo se cocina un plato de comida japonesa” o “cuáles son las reglas para jugar un partido de fútbol”.

 

Encontrar tu pasión

 

2. Busca intereses de tu lista que estén conectados

Sólo con tener curiosidad no basta para encontrar tu verdadera pasión en la vida. En ese punto no existe suficiente energía para que pueda venirte la inspiración y de repente digas “¡ya sé qué quiero hacer!”.

Por eso debes buscar 3 o 4 intereses de esas 25 cosas que escribiste antes que estén relacionados entre sí y que puedas realizar en una sola actividad.

Si puedes encontrar ese solapamiento entre las múltiples tareas que has apuntado, entonces vas por buen camino.

Lo importante aquí es que des un paso más allá y mires todas las posibilidades que puede haber, no sólo las más obvias.

Es fácil conectar intereses como Internet, ordenadores, y redes sociales; así puedes sacar en conclusión que tu pasión pueden ser los blogs o gestionar plataformas como Facebook o Instagram para otros.

Pero no puedes quedarte en algo tan superficial; tienes que buscar más profundo.

Es de esta forma como podrás llegar a encontrar de verdad lo que te apasiona y lo que encenderá esa chispa que hay dentro de ti y que llevas tanto tiempo buscando.

Así que tómate tu tiempo, y mira bien cualquier posibilidad que pueda haber en esa lista que hayas encontrado en el paso 1, aunque te parezca ahora mismo demasiado loca.

 

Encontrar tu pasión

 

3. Sal ahí fuera y experimenta

Ahora que has dado con algunas cosas que podrían ser tu pasión, debes probarlas para ver si realmente son lo que quieres, o si en realidad las tenías idealizadas en tu cabeza y no son como tú creías.

Es básico realizar este experimento porque muchas veces tenemos unas expectativas que al final no se ajustan con nuestra realidad.

Hace un par de años, empecé a hacer yoga más en serio y hubo un momento en que creía que eso era lo que verdaderamente me apasionaba, que ese era el camino profesional perfecto para mí.

Así que probé a dar un par de clases en el centro de yoga que tenía una amiga mía, pero me quedé algo triste al comprobar que eso no era lo que yo realmente quería.

Sí, me gustaba hacer ese tipo de ejercicio, pero como algo divertido en mi tiempo libre, no como una obligación o un trabajo.

Por esa razón es importante que encuentres tu pasión, juegues y experimentes con ella, porque de la única forma que podrás saber si eso es realmente lo que quieres es probándolo.

Nunca sabrás si te gusta bailar salsa a menos que salgas a un club y lo pruebes; ni tampoco sabrás si lo que amas es el patinaje hasta que no te pongas unos patines y lo pases bien haciéndolo.

 

Encontrar tu pasión

 

4. Convierte tu pasión en un propósito

Si lo que realmente quieres es encontrar tu pasión para poder hacer de ella una carrera profesional o un negocio que ames y que no se sienta como un trabajo, lo que debes hacer es convertirla en un propósito claro y específico.

Está claro que la pasión es importante, pero también puede convertirse en una experiencia realmente egoísta si no tienes cuidado.

Dedicarte a ella al 100% puede llegar a consumirte, y significará que no habrá espacio para otras personas.

Por eso es vital que la conviertas en un propósito: para permitir que construyas alrededor de ella una profesión o un emprendimiento, pero evitando a la vez que tu nuevo amor te consuma por completo.

¿Cómo hacerlo? Toma de nuevo papel y lápiz, y escribe una nueva lista de 15 grandes problemas que te gustaría solucionar.

Y con grandes problemas me refiero a algo que la mayoría de la gente busque una solución.

La mejor forma de encontrar dificultades que todos queremos arreglar es hablando con otros.

 

Encontrar tu pasión

 

Mira qué conflictos tienen en común tus amigos, tu familia, las personas a las que vas a comprar el pan, la gente que comenta en foros de Internet…

¿Quieren comenzar negocios pero no saben dónde buscar capital? ¿Les gustaría tener más tiempo libre? ¿Les preocupa salir de viaje y que les roben sus maletas?

Cualquiera cosa para la que necesiten una solución, apúntala, y después mira cómo podrías encajar tu pasión para ayudarles con eso.

En el momento en que encuentres esa conexión, habrás conseguido por fin convertir lo que amas en un propósito.

 

5. ¿Qué harías HOY si supieses que mañana vas a morir?

Al llegar a este punto, ya deberías haber encontrado lo que te apasiona siguiendo los 4 pasos de arriba.

Pero ir en busca de algo tan grande y tan importante como tu pasión a veces puede ser difícil; así que, aunque te resulte duro, hazte esta pregunta:

 

Si supieses que mañana vas a morir, ¿qué sería lo que de verdad te gustaría hacer por última vez?

 

Sé que es muy complicado (y triste) ponerte en una situación así, pero a veces tenemos que hacernos preguntas extremas y dolorosas para alcanzar la verdad.

Es duro de comprender, pero más tarde o más temprano todos moriremos.

Lo peor de todo es que la mayoría de nosotros vivimos como si fuésemos inmortales, como si tuviésemos todo el tiempo del mundo para hacer lo que nos plazca.

Pero la realidad no es así.

Por eso, cuando entendemos que un día u otro podemos morir, es cuando damos más valor a nuestro mejor recurso: el tiempo.

Y cuando te das cuenta que hay un tiempo limitado para vivir, la mente se aclara y te urge a que pienses bien qué quieres hacer con tu vida.

 

Encontrar tu pasión

 

Te vuelves totalmente honesto contigo mismo, y olvidas las tonterías y los pensamientos inútiles que rondan por tu cabeza.

Dejas de tener miedos sin sentido, empiezas a pasar a la acción, y te olvidas de cosas que no tienen importancia.

En ese momento, es cuando tu mente se pone a trabajar para encontrar tu verdadera pasión en la vida, lo que realmente quieres hacer, y poco a poco desaparece esa sensación de estar perdido.

Así que si aún no tienes ni idea de qué hacer con tu vida ni qué te apasiona, hazte esa pregunta, y comprobarás cómo rápidamente encuentras la respuesta que habías estado buscando hasta ahora.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “Cómo encontrar tu pasión cuando te sientes perdido (5 pasos)

  1. El último punto es duro, pero a veces en la vida la única forma de aprender es así. GRACIAS por abrirme los ojos 🙂

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *