10 cosas que hacer antes de morir

Hace pocos días terminé de leer un libro llamado Los 5 principales remordimientos de los moribundos de Bronnie Ware, una enfermera australiana experta en cuidados paliativos y enfermos terminales.

Esta enfermera reunió en su libro las confesiones más honestas y sinceras de personas que estaban en el lecho de muerte, y que le transformaron la vida.

Y no es extraño: debe ser realmente triste llegar a la muerte pensando “ojalá me hubiese atrevido a hacer esto o lo otro“.

¿Quieres que a ti te pase lo mismo? Supongo que no; a mí tampoco.

Por eso, inspirándome en el libro de Ware, he decidido crear esta infografía con las frases más memorables de esos pacientes que ya han pasado a mejor vida.

Espero que tú, al igual que me ha pasado a mí, aprendas una valiosa lección leyendo estos arrepentimientos, y que compartas este artículo con tus amigos y tu familia antes de que sea demasiado tarde…

Haz click aquí para ver la imagen más grande

 

Remordimientos antes de morir

 

 

1. Nunca luché por mis sueños y aspiraciones en la vida

El arrepentimiento #1 que la gente tiene antes de morir es que nunca fueron suficientemente valientes para perseguir sus sueños y aspiraciones, sino que hicieron lo que OTROS esperaban de ellos.

Cuando miran atrás en sus vidas, tienden a acordarse de los objetivos y las aspiraciones que nunca alcanzaron. Les persiguen decisiones que tomaron y que hicieron que viviesen una vida que en realidad no les gustaba.

Aunque tengas toda tu vida por delante, asegúrate de tener tiempo para cumplir tus sueños. Empieza a trabajar para conseguir tus metas ahora. No retrases lo que debes hacer porque un día será demasiado tarde…

 

2. Trabajé demasiado y nunca tuve tiempo para mi familia

Dedicarse en exceso al trabajo hace que pasemos menos tiempo junto a nuestras familias.

Si eres padre, incluso puedes perderte la infancia de tus hijos porque sólo te centras en construir una carrera profesional para ti y ganar dinero.

Sería bueno que determinaras qué es realmente importante para ti. Deshazte de los gastos innecesarios que ocupan tu vida – esto hará espacio para mejorar tus relaciones y hacer decisiones en tu vida más acertadas.

 

3. Debería haber sacado más tiempo para mis amigos

Cuando la salud y la juventud se desvanecen, la gente se da cuenta de lo realmente valioso: que todo el dinero y los objetivos que han conseguido no significan nada al final.

Lo que de verdad importa en nuestros últimos momentos es la gente que nos rodea. Y antes de morir, las personas extrañan a sus amigos.

Es muy fácil perderte en la rutina diaria y no cuidar de tus relaciones. Si no estás en contacto con los que más quieres, puedes ir perdiendo la relación con ellos a lo largo de los años.

 

4. Debí decir “Te quiero” más a menudo

La importancia del amor se convierte en algo más destacado al final de nuestros días. En este punto, no haber devuelto ese amor puede ser algo muy doloroso.

Puede ser difícil decir “te quiero” a los demás por miedo al rechazo sobre todo. Pero no ser capaz de expresar esos sentimientos dejará un hueco vacío en ti.

Si te da miedo que te hagan daño, recuerda que es mejor que se sepa lo que sientes a pasar el resto de tu vida pensando qué hubiera pasado si…

 

5. Debí haber expresado más mi opinión en vez de callarme y estar resentido

Mucha gente elige no enfrentarse a aquellos que los ofenden, pensando que así mantendrán los asuntos civilizados. Pero la verdad es que suprimir el enfado hace que nazca la amargura, lo que conlleva a distintas enfermedades.

Esta amargura también hace que estés emocionalmente más débil y te impide que desarrolles todo tu potencial.

Si quieres tener relaciones sanas, la honestidad y la discusión son necesarias. Si se hace de manera educada y constructiva, la confrontación sirve para aumentar el mutuo respeto y el comprendimiento.

 

6. Debí haberme comportado como un adulto y haber resuelto mis conflictos

Muchas veces, estar cercano a la muerte o los funerales son más tristes por las relaciones rotas que nunca se arreglaron. Las relaciones se destruyen cuando los malentendidos no se solucionan inmediatamente.

Los conflictos son parte de la vida; no puedes evitarlos. Pero tampoco debes dejar que tu enfado dure más de un día. Elige perdonar. Haz que las cosas vayan bien mientras puedas.

 

7. Debería haber tenido hijos

Cuando la gente envejece, suelen sentirse solos y desean la compañía de hijos y nietos. Los que nunca han tenido hijos suelen arrepentirse de no tener a nadie que los consuele o a quien dejar su legado.

Con la mentalidad de hoy en día, los niños suelen ser vistos como un inconveniente para conseguir nuestras metas.

Pero ten en cuenta que tus hijos serán los que te den amor cuando seas mayor. Ellos también serán los que cuidarán de lo que hayas logrado cuando ya no estés.

 

8. Debería haber ahorrado más dinero para mi jubilación

No planear para la jubilación suele dejar a las personas desamparadas cuando son ancianas. Cuando eso pasa, sus últimos momentos en la tierra pueden ser muy difíciles y miserables.

Quizás no te des cuenta de la importancia de esto cuando eres joven, pero es vital que organices tu vida y empieces a ahorrar dinero.

Ten cuidado cuando gastes en cosas que piensas que necesitas ahora; piensa mejor en proporcionarte una vida cómoda para ti mismo en el futuro.

 

9. Nunca tuve el coraje de ser yo mismo / a

Al mirar atrás, la gente suele preguntarse si las cosas habrían sido mejores si hubiesen sido más honestos con ellos mismos. Piensan en la angustia que se han causado a sí mismos y a otros al intentar ser alguien que no eran.

Siempre te preocupará que otros puedan rechazarte o aceptarte si te muestras como eres; pero te será más fácil aceptarte a ti mismo si no pretendes ser otra persona.

Así que empieza a serte fiel a ti mismo.

 

10. La felicidad siempre es una elección, ojalá lo hubiese sabido antes

La gente no se suele dar cuenta de que pueden elegir ser felices. Es mucho más fácil hacerse a la víctima de las circunstancias y evitar seguir adelante con tu vida.

Sueles quedarte en la mediocridad porque te es familiar. Finges estar satisfecho porque te da demasiado miedo explorar.

Toma la decisión de tener una vida feliz. No tengas miedo al cambio, y no te preocupes por lo que otros piensen de ti. Aprende a relajarte y disfrutar de las cosas buenas. Sólo tienes una vida.

 

¿Cuál es el arrepetimiento que más te dolería tener antes de morir? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas.

Recuerda: comparte este post con tus seres más queridos antes de que sea demasiado tarde para hacerlo.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

6 comments on “10 cosas que hacer antes de morir

  1. Tengo pocos dias de conocer la pagina web gananci.com y si alguien me preguntase que diria acerca de esta web yo le contestaria: Highly Recommended. Excelente articulo. Es bueno hablar de la muerte, la verdad compartire tu articulo con muchos seres queridos, me ha puesto a reflexionar. Uno piensa a veces que nunca a va a morir joven, pero la muerte no anda preguntando a nadie. Ni la Ley de Murphy se salva de la muerte.

    0
  2. Hola ¡Que bueno esta esto ahora lo publicare para que sea leído por tantos! Palabras que conocemos mas no aplicamos Felicidades como siempre muy buenos tus articulos

    0

Deja un comentario