Cómo encontrar tu vocación profesional cuando nada te gusta

negocios turisticos

Mi mejor amiga me llamó un día llorando. Tenía un grave problema. Llevaba varias meses teniendo discusiones constantes con su familia y había llegado a un punto que no podía más.

En su familia no entendían como con la edad que tenía no había encontrado su vocación profesional. Ella realmente no sabía qué hacer, ni qué le gustaba, ni cómo quería que fuese su vida.

Quedamos para tomar un café y le conté que yo también había pasado por una situación similar unos años antes. Nada me gustaba y estaba totalmente perdida.

Es una sensación horrible. Y cuanto más lo piensas más parece que la gente te pregunta y te pone en situaciones incómodas.

Para mi, este estado duró varios largos meses. Pero después de ese tiempo, aprendí unas valiosas lecciones. Estos aprendizajes me hicieron aprender mucho de mi misma y de los que me rodean.

Si tú también te sientes así, empápate de estas 8 lecciones aprendidas y empieza a aplicarlas hoy mismo. Para mi fueron increíbles, también lo serán para ti.

 

8 lecciones para encontrar tu vocación profesional

 

1. Olvida el futuro, trabaja el presente

Deja de pensar en lo que ocurrirá en el futuro. Si lo piensas conscientemente, por lo que deberías realmente preocupantes por tu presente.

El presente es lo único sobre lo que tienes un poco de control. Deja de hacer proyecciones y comienza a trabajar en el ahora.

¿Qué es lo que te gustaría estar haciendo?, ¿qué te interesa en este preciso momento?. Eso es en lo que tienes que invertir tus energías y comenzar a actuar.

Para mi fue determinante saber que me gustaba escribir. En ese momento, lo que me hacía sentir bien era escribir cuentos para viajeros. Y así comencé a hacerlo con más regularidad.

Al inicio era sólo un pasatiempo, no sabía en qué acabaría, pero salió bien. Empecé a escribir cada día, a fortalecer ese hábito y ahora mismo soy escritora profesional.

 

negocios turisticos

 

2. Encuentra un problema que resolver

Si no tienes ni idea de a qué te puedes dedicar, no te preocupes, es totalmente normal. Las personas más interesantes que conozco pasaron su madurez sin tener ni idea de lo que querían de la vida.

Piensa en un problema que tengas actualmente. No estás sólo, seguro que hay centenas de personas que tienen el mismo. Una buena forma de encontrar tu vocación es buscando un remedio.

Haz algo útil y empieza a sentir que lo que estás haciendo tiene un motivo, una finalidad. La motivación de hacer que las cosas funcionen es imparable.

 

negocios turisticos

 

3. Olvida los planes

No intentes hacer previsiones a largo plazo. Si planeas demasiado y eres rígido en esos planes, no conseguirás hacer nada de lo que te has propuesto. El mundo no se puede controlar al 100%.

Hay que diferenciar entre planes y objetivos. Creer y tener objetivos o metas es fundamental para conseguirlas. Pero esto es diferente a tener expectativas o ilusiones.

Lo ideal es tener objetivos generales. Piensa en una meta a largo plazo y define pequeños planes o intenciones mensuales, semanales e incluso diarios.

Cuanto más generales sean esas intenciones, más flexibles deben ser. Tienes que saber que hay aspectos en tu vida que no puedes controlar. Nuevas oportunidades, cambios de rumbo y contratiempos.

Si eres flexible, no tendrás decepciones ni estrés por no estar cumpliendo con tus planes iniciales. Sé consciente de que todo puede cambiar de la noche a la mañana, es la única certeza.

Si no tienes problemas para volver atrás, te será sencillo recuperarte y ser más eficiente. Las personas necesitan de retos, y los retos no tienen fecha de inicio ni de caducidad.

 

negocios turisticos

 

4. No trabajes por el sueño de otro

Esta es una de las frases más famosas de Steve Jobs. Él fue el mayor ejemplo de superación y de lucha por un propósito. Pero lo que nadie sabe es que durante años no supo que quería hacer con su vida.

No sabía explicar su propósito, simplemente dejó de oír a los demás y comenzó a trabajar en con su intuición desde el garaje de sus padres. Lo que tenía seguro es que no iba a trabajar para otra persona.

Si empiezas a ofrecer tu tiempo a cambio de dinero haciendo algo que odias, entrarás en un bucle y te será muy difícil salir de él.

Una buena metáfora es la conocida rueda del hamster. Dónde giras y giras para conseguir un propósito concreto pero nunca consigues salir de ella con éxito. Es una trampa, es la sociedad en la que vivimos.

Es obligatorio, en estos casos, parar para tomar perspectiva sobre tu vida y analizar qué es lo que realmente te gusta hacer. Cuando menos lo esperes, aparecerán las oportunidades que estabas esperando.

Pero si te encuentras ocupado trabajando por el sueño de otra persona, no tendrás tiempo para el tuyo o, simplemente no te darás ni cuenta de las oportunidades que se presentan antes ti.

 

negocios turisticos

 

5. Analiza qué te gustaba hace unos años

Cuando éramos niños teníamos menos prejuicios, no nos importaba lo que los demás pensaran sobre nuestros ideales y dejábamos salir nuestras pasiones sin hacernos demasiadas preguntas.

Piensa en qué te gustaba pasar las tardes completas cuando eras niño. ¿Cuál era esa pasión infantil, en qué te divertías y pasaban las horas sin darte cuenta?. Si consigues responder, vamos por buen camino.

Ojalá nunca hubiésemos dejado de sentirnos niños, libres y sinceros. Haz lo que salga directamente de tu alma, con una energía pura y sin pensar en lo que dirán los demás.

Escribe esos sueños del pasado y recapacita sobre ellos. Dedica una tarde a hacer un viaje a tu niñez, revive con fotografías antiguas y vuelve a practicar lo que tanto te apasionó alguna vez.

 

negocios turisticos

 

6. Nada es para siempre

Todo lo que comienza, acaba. Los ciclos naturales son constantes, tienen inicio y fin. La mejor enseñanza es que debes aprender a dejar ir y venir las cosas que te ocurren en la vida.

Puede que estés pasando un buen momento y de pronto desaparezca. En ese caso, no entres en pánico y recuerda que todo pasará. Todo es temporal.

Esto también ocurre con las pasiones.

Puede que tu vocación profesional de hoy sea muy diferente a la que va a ser en un futuro. Por eso debes concentrar tus energías en el ahora y no en lo que pasará dentro de los años.

Aprende a evolucionar, a saber aceptar que tu pasión puede cambiar y disfrútala. No te obsesiones y acepta la situación tal y como es. Un camino que debes recorrer, disfrutar y saber evolucionar.

 

negocios turisticos

 

7. Actua sin miedo

Si siempre estás pensando en todo lo malo que puede ocurrir, tendrás miedo y entonces serás incapaz de pensar con claridad.

Para encontrar tu vocación profesional tienes que liberar tu mente y comenzar a pensar sin interferencias ni temores. El miedo paraliza y no deja fluir tu verdadera vocación.

Las personas más exitosas que conozco confiaron en si mismas incluso cuando todos dudaban del valor de sus ideas. Aunque su idea fuese la más loca, no dudaron ni un instante de que saldría bien.

Si tú confías en lo que te hace sentir realizado, el resto también lo hará.

 

negocios turisticos

 

8.  Analiza antes de invertir dinero

El tiempo no se puede recuperar, pero es mucho más barato que invertir dinero en algo equivocado. Pues en ese caso estarás perdiendo tiempo y dinero.

Los pasos iniciales son muy importantes en cualquier proyecto de vida. Si quieres tener éxito trabaja sobre el papel todas las ideas antes de invertir cualquier cantidad de dinero.

Un buen análisis puede llevarte a otras ideas que te den mejores resultados. Cuando ya sepas qué te gusta, lo hayas puesto en práctica, puedes hacer las primeras pruebas y empezar a invertir dinero.

La vocación en la vida necesita de tiempo para encontrarse, formarse y trabajarse. No tengas prisa, tienes mucho tiempo para descubrirlo.

 

negocios turisticos

 

9. Haz lo que te inspire

Si eres valiente, no tienes miedo y decides tomar tu tiempo para encontrar tu vocación profesional. No importa la edad ni la posición social, encuentra aquello que te inspira.

Mi amiga decidió viajar. Se tomó un año de viaje por Asia. Viajó barato, conoció a muchas personas interesantes e hizo voluntariado en un hostel que ofrecían cursos de buceo.

Cuando probó el buceo, no hubo dudas, había descubierto qué era lo que le hacía feliz. Cuando menos lo esperaba, cuando se había olvidado de la presión de tener que hacer algo con su vida, fluyó sólo.

Hizo varios cursos y hoy es una reputada profesional del buceo. Gana mucho dinero y tiene la vida que siempre deseo.

 

negocios turisticos

 

Encontrar tu vocación es cuestión de tiempo, de paciencia y de saber entender que cada etapa de la vida tiene sus momentos buenos y malos. Aprende a disfrutar de cada uno de ellos.

The following two tabs change content below.
Esmeralda

Esmeralda

Nómada de corazón, digital de profesión. Vivo viajando con mi negocio en la mochila. Apasionada por la fotografía y las palabras. Sé que con esfuerzo y dedicación, conseguiré todo lo que me proponga.

8 comments on “Cómo encontrar tu vocación profesional cuando nada te gusta

  1. La vocación profesional y su búsqueda puede llegar a ser una trampa mortal para quien la persigue, pudiendo llegar a quitarnos todas nuestras energías psíquicas y físicas, desembocando en episodios de ansiedad y pensamientos suicidas como el caso de nuestra compañera Raven. Me explicaré.

    Cuando alguien busca su verdadera vocación profesional parte de dos premisas a tener en cuenta:

    1) La actual vida que la persona tiene no es satisfactoria.
    2) Considera que la vocación profesional es algo que todo el mundo lleva de serie, es una “cosa” que se puede coger y que simplemente con descubrirla solucionará todos los problemas

    La realidad, bajo mi punto de vista, es distinta.

    Cuando alguien dice encontrar su vocación profesional, es que se encuentra razonablemente con el trabajo que tiene que desempeñar. Uno puede pensar que nació para eso, pero bajo mi punto de vista todo responde a un satisfacción en conjunto por las tareas que tiene que realizar. De alguna manera, todos los factores involucrados en su trabajo (tareas, como me siento con las tareas, nivel de estrés, estoy en mi centro, sueldo, compañeros, reconocimiento, perspectiva de futuro, horarios, equilibrio con la vida personal, etc) , en conjunto, son positivos para la persona. Los sabe y puede interpretar de manera positiva.

    Partiendo de que el trabajo es una tortura para la mayor parte de la población, cada uno tiene una serie de características; y es la persona, en función de quien y como sea, la que interpreta su realidad laboral. Existen trabajos en los que prácticamente nadie puede ser feliz y realizarse; y otros, en los que,bajo una mentalidad y prisma adecuados, uno puede sentirse razonablemente satisfecho y denominar a aquello vocación profesional.

    Trabajar es un infierno para la mayoría de las personas, aunque algunas lo manifiestan menos porque son menos sensibles, no se de cuentan o lo asumen como parte de la factura a pagar por estar vivos. El tratar de encontrar una “vocación profesional” como la “gran solución” a mi problema es un error. No digo con ello que no se deba probar y cambiar si no se está razonablemente bien el trabajo; pero creer que encontrando “la vocación” el problema se resolverá no es cierto. El problema real está en la propia incapacidad que tenemos para aceptar la realidad como es y tratar de sacar el mayor provecho posible.

    Solo cuando aprendamos a aceptar lo que en realidad es trabajar, conocer que factores me hacen sentirme más agusto trabajando y moviendo las fichas para que esos factores se materialicen, puede que nos soltemos y resulta que un día digamos “ESTO ES LO QUE QUIERO HACER”. Pensar en “factores” que pueda mejorar y no tanto en una “vocación”; será una ayuda para todos aquellos que no tenemos una vocación laboral.

    Y por último, si para ti no existe una “vocación laboral” piensa en que no es necesaria para vivir, y uno puede enfocarse en otras cosas fuera del trabajo.

    Saludos,
    David

  2. Hola, yo estoy trabajando de maestra, de echo acaba d llegar de mi primer dia, y lo primero que hice fue a ponerme a llorar, no es lo que quiero y me decidí a hablarlo con mi mamá porque de alguna manera ella depende de mí, estoy esperando a que llegue, tengo miedo de que piense que esot confundida, que se decepcione de mi, pero ya no aguabto, me he deprimido mucho y hasta he pensado en el suicidio por desesperación, siento que toda mi familia espera mucho de mi, pero no me importa, estoy decidida a hablarlo con ella, porque creo que merezco hacer que me haga feliz, espero que este comwntario le llegue a quien lo lea, no elijan una carrera nada mas porque sí, no se siente bien, sobre todo cuando no tienes el apoyo económico necesario

    • Hola Raven,
      Dentro de nosotros existen diferentes personalidades, aunque en apariencia todos creamos que somos una. Si nos observamos detenidamente podemos encontrar varios “yo’s”. Uno que se comporta de una manera estando en familia, otro de manera diferente en clase, otro con los amigos cercanos, otro estando solo en el parque, etc. Y observando todo esto, se encuentra una conciencia que “mira” todo esto, esa conciencia también somos nosotros y está más cerca de nuestro ser verdadero, que la multitud de yoes.

      Por lo que percibo en tu comentario, el “yo” que ha tratado de satisfacer las necesidad de tu familia no puede más y anhela desaparecer e irse muy lejos, desea morirse. Totalmente normal. Tu mente no puede más y necesita un descanso temporal. Es necesario y sano que ese “yo” pierda poder y le dejes partir. En el fondo, tu ser se está revelando para que profundices en ti, te conozcas más y subas el siguiente escalón en la aventura del vivir. Es una invitación a la transformación, es el momento para que tu guerrera interior salga y muestre los dientes, para que se muestre firme ante sus propios deseos. Mucho ánimo y fuerza para DECIR lo que necesitas decir, dilo y te sentirás mejor, y sobretodo, no te sientas culpable por decepcionar a nadie:

      NO HEMOS VENIDO A ESTE MUNDO PARA CUMPLIR LAS ESPECTATIVAS DE NADIE, NI SIQUIERA DE UNA MADRE. Una madre tiene que apañárselas con sus propios yoes y miedos sin condicionarnos la vida. Basta ya de rendir cuentas a los padres.

      Lo único que podemos hacer es ser sinceros y honestos con nosotros mismos y nuestros sentimientos.

      Ánimo guerrera!
      Un abrazo
      David

  3. Hola. Yo soy una estudiante de último año de secundaria. Me quedan algunos meses para terminar el colegio y hay veces que la presión no me deja respirar. Nada me llama la atención, nunca me sentí atraída por algo. Mis papás no paran de decirme el poco tiempo que me queda y creen que mi primera elección debe ser la correcta. Estoy aterrada. Varias veces discutí con ellos para ver si podía tomarme un año para pensar, pero no les gusta la idea. No quieren que desperdicie mi tiempo. Yo ya no se que hacer. No se donde más buscar. Y el peor de mis miedos es no llegar a ser feliz. por ellos y por mi. Sugerencias?

  4. Hola buenas noches !! Tengo 20 años y me encontraba estudiando la lic. En enfermeria me di de baja hace unos meses por miedo ; porque me di cuenta que es una carrera muy bonita y humanista y con una gran responsabilidad y que cualquier error hacia un paciente podria ser la muerte ; soy una persona muy sensible y creo que no es para mi , aunque cuando sali de la prepa hiba con la mentalidad de que queria ser enfermera para ayudar a las personas y ahora que me encontraba estudiando me di cuenta que estare tratando con la vida de seres humanos ; me costo mucho hacer algunas practicas como canalizar he inyectar y la verdad me puse a llorar fue terrible . Por eso decidi darme de baja y he visto un monton de videos de orientacion vocacional a lo igual que he realizado un monton de test y realmente ni yo se que me gusta ; me siento fatal porque el tiempo esta pasando demasiado rapido y no decido que estudiar ; quiero seguir con mis eatudios pero no se que carrera elejir ; no se que hacer ayuda please.

  5. me siento perdida, tengo un trabajo en farmacia pero estoy segura que no quiero ser empleada toda la vida, me gusta lo que hago. pero me siento estancada quiero tener mi propio negocio encontrar mi vocacion pero no tengo la orientacion ni los medios economicos para saber que hacer.

    • Lo primero es encontrar tu verdadera vocación, con los pasos de arriba lo conseguirás 😉 Y una vez que sepas cuál es, sólo tienes que ir buscando información poco a poco sobre cómo crear ese negocio, y dar el paso para empezar a conseguirlo!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *