11 verdades de la vida que nunca debes olvidar

Verdades de la vida

La vida es muchas cosas: es bonita, maravillosa, y en ella a veces suceden milagros que nos devuelven la esperanza que habíamos perdido.

Sin embargo, también es difícil. Es duro aceptarlo. Pero es una realidad que no debes olvidar nunca.

Los años pasan deprisa y con ellos aprendemos lecciones y verdades que, sin saberlo, marcarán nuestro destino.

El problema que tenemos los seres humanos es que nuestra memoria a veces es caprichosa: sólo nos acordamos de los aprendizajes que más nos interesan.

Si nos pasa algo bueno, lo recordaremos durante toda la vida con cariño y felicidad; si nos pasa algo malo, intentamos borrarlo a toda prisa antes de que se instale a vivir para siempre con el resto de nuestras memorias más positivas.

Pasamos por la vida negándonos a ver las verdades más simples porque nos da miedo que sean demasiado duras y que no las podamos soportar.

Pero de lo que no nos damos cuenta es de que aceptándolas nuestras vidas serían mucho más fáciles, y también habría mucha más felicidad en ellas.

Esas son las 11 verdades de la vida realmente importantes que no debes olvidar nunca, aunque algunas de ellas sean dolorosas.

 

11 verdades de la vida que te harán más fuerte

 

1. Toda la gente que amas morirá algún día

Aunque esto es triste, darte cuenta de que tú y las personas que conoces no estaréis en este mundo para siempre enriquecerá y mejorará tus relaciones.

Demasiada gente no valora a sus seres queridos como se merecen; y por culpa de esto, sienten un gran remordimiento y un vacío enorme en su interior cuando ya no están.

Tus padres, tus abuelos, tus hijos, tus amigos: nunca podrás saber si mañana seguirán estando a tu lado, o si les pasará algo que los aparte de ti para siempre.

¿Cuándo fue la última vez que llamaste a tu madre, a tu padre, o a tus hermanos? Llámalos ahora. Aunque sólo sea para escuchar de nuevo sus voces.

Las relaciones personales que tenemos con los demás son lo que realmente da sentido a nuestras vidas, y lo más importante que debemos cuidar.

 

Verdades de la vida

 

2. Tú eres el único responsable de tu vida

Los budistas creen que somos nosotros los que creamos nuestro propio mundo a través de nuestros pensamientos y acciones.

Que tu vida tenga sentido sólo depende de ti, y de nadie más.

Muchas veces estamos tan concentrados en ver sólo lo que no tenemos que nos olvidamos de que también podemos hacer algo para lograr lo que deseamos.

Pero para conseguir eso, primero debes hacerte responsable de tus acciones en el presente, y preguntarte qué debes cambiar en tu vida para llegar hasta tus objetivos en el futuro.

 

Verdades de la vida

 

3. La vida es un juego ¡Diviértete!

Esta es una de las verdades de la vida que a mí más me costó aceptar porque siempre tenía dudas sobre mí misma al hacer algo que era importante para mí.

¿Por qué debemos andar de puntillas durante toda nuestra vida, preocupados por si algo sale mal?

Esta es la única vida que tenemos, y debemos aprender de ella y experimentar todo lo que nos da.

No desperdicies tu tiempo como lo hice yo durante años.

Piensa en tu vida como si fuese un juego. Decide qué quieres hacer con ella, aprende sus reglas, y pasa al siguiente nivel.

Nunca podrás conseguir nada ni ser exitoso si tienes demasiado miedo para jugar.

 

Verdades de la vida

 

4. Nada dura para siempre

Esto es muy parecido a la primera verdad de la vida, y es también difícil de aceptar. Pero la realidad es que nada dura para siempre.

Sólo serás joven durante un tiempo. Te enamorarás, dejarás de estar enamorado, otras personas llegarán a tu vida, y otras tantas se irán de ella.

En vez de deprimirte con esto, acéptalo y siéntete agradecido y emocionado por poder vivirlo todo.

Si las cosas durasen para siempre ¿qué las haría especiales? Nada.

El tiempo y saber que todo tiene su fin es lo que realmente hace valiosas a las personas, los viajes, las situaciones que vivimos, y a cada día que pasamos en este mundo.

Por eso debes apreciar todo lo que está a tu alrededor, desde el detalle más pequeño, hasta el más grande.

 

Verdades de la vida

 

5. Aprecia cada pequeño detalle

Ahora que sabes que todo tiene su fin, debes amar todo lo que hay en tu vida también. Las cosas son realmente bellas cuando tomamos un momento para saber apreciarlas.

Toma un camino diferente para ir a trabajar o a la escuela, túmbate en la hierba y mira las nubes. Admira las estrellas por la noche desde tu ventana.

Sé romántico, y sentirás siempre que el mundo es mágico. ¡Disfruta de la vida!

 

Verdades de la vida

 

6. Quejándote no conseguirás nada

Estoy segura de que tú también has conocido al menos a una persona que lo único que hacía todo el tiempo era quejarse sobre lo mal que le había tratado la vida, y que a culpa la tenían todos los que estaba a su alrededor.

Y también habrás pensado cosas como “si tan mal está, ¿por qué no hace algo para cambiar su situación?

Es fácil ver los fallos en los demás; sin embargo, si nos miramos a nosotros mismos, veremos que también tenemos épocas en las que nos comportamos así.

Una de las mayores verdades de la vida es que quejándonos no conseguiremos nada: sólo seguiremos en el mismo lugar, y además nos haremos daño a nosotros mismos.

Si tú también eres así, cámbialo: sé positivo y empieza a hacer algo. No te quedes ahí parado.

Busca soluciones o alternativas a tus problemas, y arréglalos. Cree en ti mismo. ¡Tú puedes conseguir cualquier cosa que desees!

 

Verdades de la vida

 

7. El dinero no da la felicidad

Sé que hay muchas personas que no creen en esta frase. Y es verdad que el dinero muchas veces ayuda a tener una vida mejor.

Pero tenerlo no significa que seas más feliz que otras personas que son más pobres.

Hay muchas otras cosas en la vida más importantes como la familia, los amigos, o sentirte bien contigo mismo que sí que te darán una vida llena de alegría y felicidad.

Un fajo de billetes no te dará un abrazo cuando más lo necesitas, ni tampoco te escuchará al llegar del trabajo, o estará contigo cuando te acuerdes de las experiencias más maravillosas que has vivido.

 

Verdades de la vida

 

8. Para tener éxito, primero debes fracasar

Cuando eras un bebé, y estabas aprendiendo a andar, seguro que te caíste unas cuantas veces antes de poder mantenerte de pie y dar un pasito detrás de otro.

Con el resto de cosas en la vida sucede lo mismo: antes de triunfar necesitamos fracasar alguna vez.

De hecho, estos fracasos son los que luego le darán mucho más valor a lo que consigas.

No veas tus errores como algo negativo que te impedirá seguir adelante; aprende de ellos para no tropezar la siguiente vez en el mismo osbtáculo, y alcanzar la meta que te has propuesto.

Míralos como una motivación para esforzarte y trabajar más para llegar hasta donde quieres.

Los fracasos no son tus enemigos: son tus aliados. Y apoyarte en ellos en vez de tenerles miedo es lo que hará que consigas el éxito.

 

Verdades de la vida

 

9. Sin esfuerzo, no hay recompensa

Seguro que desde que eras un niño te han estado repitiendo esta frase; pero la realidad es que la sociedad en la que vivimos hoy en día nos anima a hacer todo lo contrario.

Ahora lo que se persigue es conseguir grandes cosas con el mínimo esfuerzo posible, y cuanto más rápido, mejor.

Pero ningún sueño que realmente valga la pena se alcanza sin trabajar duro por él, sin poner todo nuestro empeño en hacerlo realidad.

Esta es una de las verdades de la vida que se están olvidando poco a poco, pero que tú siempre debes tener presente si realmente quieres llegar donde los demás no pueden (o, más bien, donde los demás no quieren).

 

Verdades de la vida

 

10. El dolor es parte de la vida

Admitir esto ya es algo que duele, pero es necesario que lo entiendas y lo aceptes. La vida no es siempre de color de rosa.

A veces también te harán daño, e incluso tú, aunque sea sin querer, herirás a otras personas. Cometerás errores que te harán sufrir.

Pero al igual que el placer o el amor son partes esenciales de la vida, sentir dolor también forma parte de ella.

El sufrimiento, aunque duela, es necesario para superar ciertas pruebas que nos pone el destino.

Y enfrentarte a ello te endurecerá y te convertirá en alguien más fuerte capaz de vencer todos los obstáculos que encuentres en tu camino.

 

Verdades de la vida

 

11. ¡Vive el momento!

Deja de quedarte anclado en el pasado, y no pienses demasiado en el futuro: ¡vive el presente porque es lo único que existe!

Sólo tienes este momento, el aquí y el ahora. Por eso debes aprovecharlo al máximo, o de lo contrario algún día te arrepentirás cuando mires atrás.

Con esto no quiero decirte que vivas al límite haciendo locuras cada día.

A lo que me refiero es a que valores todo lo que tienes AHORA, y disfrutes y ames todo lo que puedas a las personas que están a tu alrededor.

Da gracias porque ellos están a tu lado en estos momentos, por poder compartir una charla, una comida, o unos bonitos recuerdos con ellos.

Aprende de las cosas que te sucedieron en el pasado, y una vez que lo hayas hecho, libérate de ellas y déjalas ir.

Aprovecha cada día, ¡y disfruta del momento presente!

 

Verdades de la vida

 

¿Qué otras verdades de la vida añadirías tú a las de arriba? Déjame un comentario aquí abajo ¡y dime qué piensas!

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

10 comments on “11 verdades de la vida que nunca debes olvidar

  1. esa es la realidad de un ser humano, yo tambien pido perdon por las ofensas que ocasione a mis hermanos, no somos nada y no nos llevamos nada, vamos a aprovechar el momento haciendo el bien a los demas, comparto esta seccion con amor, que dios los bendiga.

  2. Hermoso artículo, a veces uno vive la vida sin darse cuenta de que ésta tiene un fin, y la desaprovechamos. Sobrevivimos y nos olvidamos de realmente vivir. Salir y tomar lo que la vida te ofrece con pasión por aprender y compartir con los demás tus conocimientos con amor de servir al prójimo, porque al fin y al cabo venimos a aportar algo al mundo.

  3. Me gusta son consejos muy utiles lo estoy haciendo asi me cueste lo que me cueste gracias andre son muy valiosos estos consejos gracias , en poco tiempo vas a saber de mi de acuerdo saludos eduardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *