8 razones por las que eres un perdedor y NUNCA tendrás éxito

Ser un perdedor

Es mucho más fácil hacerte la víctima y convencerte de ser un perdedor, que realmente levantarte y esforzarte por conseguir el éxito que tanto deseas.

Hasta que no empieces a ver el triunfo como una parte fundamental de tu vida, seguirás ciego por el fracaso y NUNCA llegarás a conseguir nada que realmente valga la pena.

Serás un perdedor SIEMPRE.

Estoy segura de que si estás leyendo esto, ahora mismo estarás pensando que alcanzar el éxito es más fácil de decir que de hacer. Pero de nuevo te equivocas.

El éxito no es algo tan difícil cuando te tomas el tiempo de entenderlo y conocer los pasos que debes dar para llegar hasta él.

Por eso he decidido compartirte las 8 razones por las que sigues siendo un perdedor, para que te des cuenta de los errores que estás cometiendo, los soluciones, y llegues a ser alguien realmente grande en tu vida.

Sólo te voy a pedir un favor: prométeme que, cuando termines de leer este artículo, no seguirás cometiendo estos mismos errores, y harás todo lo posible por tener una vida mejor.

 

8 razones por las que SIEMPRE serás un perdedor

 

1. Vives de tus derrotas y tus errores del pasado

Cuando has fallado en una sola cosa, sólo te concentras en ese error y nada más te importa. No hay nada en el mundo que te motive, y sólo intentas distraerte con cosas que no te aportan nada para olvidarte de lo realmente importante.

Si un pequeño fracaso toma el control de tu vida, es porque todavía no has descubierto cuál es tu gran sueño que deseas cumplir.

Ahora que he descubierto lo que el éxito significa para mí, no voy a dejar que nada se interponga en mi camino.

Y eso es precisamente lo que TÚ debes hacer: descubrir qué quieres con todo tu corazón, cuáles son tus sueños, tus metas y tus triunfos.

Deja que esas ideas llenen tu mente con pensamientos y estrategias que puedes poner en práctica para llegar hasta ese destino.

Aprende a disfrutar del camino mientras lo recorres, y comprobarás cómo tu motivación y energía aumentan de tal forma que nadie te podrá detener.

 

Ser un perdedor

 

2. No aceptas el fracaso como una lección de vida

Deja de tener miedo al fracaso. Cometer errores es lo mejor que te puede pasar. Pero si no aprendes de ellos, nunca llegarás lejos.

Las personas exitosas son las mejores amigas de sus fracasos, y aceptan cualquier lección que puedan aprender de ellos.

En realidad los fallos no existen, sino que son aprendizajes valiosos que nos ayudarán a convertirnos en mejores seres humanos.

Nadie que haya llegado hasta la cima de sus sueños lo ha hecho sin encontrarse obstáculos en el camino, y aprendiendo cómo superarlos. Esos son los verdaderos triunfadores.

En cambio los perdedores son aquellos que cuando tropiezan con una piedra, piensan que no pueden aprender nada de ella, se dan la vuelta y se rinden.

 

Ser un perdedor

 

3. Te quedas anclado en tus errores demasiado tiempo

Cuando tienes un fracaso, debes aprender de él; pero es aún más importante que lo dejes atrás cuanto antes.

Si no lo haces, te verás metido en un agujero durante demasiado tiempo culpándote de tus errores y obsesionándote con lo que podrías haber hecho para que todo hubiese salido mejor.

 

Cuanto más rápido alejes tu atención de tus experiencias negativas en el pasado, más rápido alcanzarás el éxito en tu futuro.

 

4. ¡Eres demasiado flojo!

La forma más rápida de no lograr nada es siendo un flojo. El recurso más preciado que tienes en tu vida es el tiempo; y si lo desperdicias, ni siquiera la mayor cantidad de dinero te lo podrá devolver.

Olvídate de la televisión: no se va a mover del sitio en el que está. Cada vez que la enciendas, ahí estarán los comerciales para que compres cosas que no necesitas y hacerte sentir que debes seguir gastando tu dinero en ellas.

La única cosa que se interpone entre el éxito y tú es la acción. Así que levanta el culo del sofá y empieza a hacer algo para llegar hasta tus metas.

No pongas excusas como “hoy estoy muy cansado”, “tengo demasiadas cosas que hacer”, o “mañana tendré más tiempo para empezar”.

Porque mañana te inventarás nuevas formas de retrasar tu éxito. Si de verdad quieres lograr algo, sacarás el tiempo de donde sea y tendrías energías suficientes para dar el primer paso.

Tú decides: empezar HOY a trabajar por lo que quieres, o seguir siendo un perdedor toda tu vida.

 

Ser un perdedor

 

5. En tus pesadillas todos se ríen de ti

¿Sabes por qué siempre serás un perdedor? Porque te tiembla todo el cuerpo cuando intentas hacer algo y piensas que todo el mundo te criticará.

Voy a decirte algo que te va a doler, pero que es necesario que entiendas: en tu vida sólo le importas de verdad a cuatro o cinco personas. Al resto del mundo le das igual.

Los que te rodean no quieren verte triunfar: quieren ver cómo caes y te derrumbas para sentirse ellos mejor consigo mismos.

Y por esa misma razón es por la que te criticarán y se reirán de ti; cuando vean que haces algo que ellos no se atreven a hacer por miedo, tratarán de desanimarte para que pares y no sigas adelante.

Te dirán que no puedes conseguirlo, te preguntarán si estás seguro de lo que vas a hacer para que dudes de ti mismo…

¿Pero sabes cuál es el verdadero problema? Que tú, en vez de dejar pasar esas opiniones insignificantes, les harás caso y conseguirás que te afecten.

Y nunca te atreverás a hacer lo que realmente quieres por miedo a que se rían de ti, y seguirás siendo un perdedor por dejar que las opiniones de otros te influyan.

 

Ser un perdedor

 

6. Tus sueños son un grano de arena

¿Por qué no sueñas a lo grande? ¿Por qué te conformas con tener sólo un poquito, cuando podrías hacer algo mucho mayor?

Dímelo. Déjame un comentario aquí abajo si quieres diciéndome por qué tus sueños son tan pequeños y no te atreves algo más grande.

Todos podemos conseguir cualquier cosa que nos propongamos si somos capaces de visualizarlo en nuestras mentes.

Los sueños pequeños te conducirán a tener una vida mediocre; y siendo mediocre nunca podrás ser exitoso.

 

Ser un perdedor

 

7. Vives en Facebook en vez de en la vida real

Nunca dejarás de ser un perdedor porque vives constantemente comparándote con otras personas que aparentemente lo tienen todo, cuando en realidad sus vidas no son tan maravillosas.

¿De verdad crees que todas las fotos que otros suben a Facebook e Instagram, y todas las cosas que dicen que tienen es cierto?

Crees que esos amigos que se casaron tienen un matrimonio perfecto porque suben imágenes de ellos sonriendo, cuando en realidad son bastantes desgraciados en sus vidas.

Hasta que no dejes de compararte con las caras que salen en las revistas, con las personas que cuelgan imágenes en las redes sociales, y hasta con tu vecino del piso de arriba, no dejarás atrás tu mentalidad de perdedor.

Mientras tú estás comparándote con los demás, estás perdiendo un tiempo precioso que podrías invertir en hacer algo para ser quien realmente deseas ser.

 

Ser un perdedor

 

8. Vives demasiado asustado

No puedes hacer que las cosas malas dejen de suceder. Ojalá me equivocase, pero en la vida pasan cosas malas a todo el mundo.

Sin embargo, no debes dejar que ese miedo tome el control. Canaliza toda esa energía que desperdicias en tus temores y guíala hacia tu camino del éxito.

Si siempre tienes miedo, es muy probable que nunca te arriesgues a hacer algo para conseguir lo que de verdad deseas.

Asustarse es normal y forma parte de nuestra naturaleza humana. Pero los perdedores son los que se dejan llevar por esos temores y no hacen nada para cambiarlos.

Los verdaderos ganadores son aquellos que toman esos miedos y los convierten en confianza en sí mismos.

Así que tú decides: tener miedo toda tu vida y no avanzar, o echarle el coraje necesario para enfrentarte a lo que te asusta y vencerlo.

 

Ser un perdedor

 

¿Qué vas a hacer tú: vas a ser un perdedor toda tu vida, o vas a convertirte en un triunfador? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué vas a cambiar para empezar a tener éxito.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

43 comments on “8 razones por las que eres un perdedor y NUNCA tendrás éxito

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *