8 trucos para ser un buen vendedor y duplicar tus ventas

Ser un buen vendedor

Para ser un buen vendedor no necesitas ser la persona más inteligente del mundo ni tener el mejor producto del mercado. Sigue estos 8 pasos que Irene Rojas te marca en este post invitado, ¡y lograrás atraer más clientes que el resto de tus competidores!

 

Vale, déjame adivinar: estás emprendiendo, estás creando tu propio proyecto o idea de negocio, y te niegas a ganarte la vida teniendo que trabajar duro, cobrando una miseria y encima en algo que ni te va ni te viene.

Lo tuyo es arriesgarte en tu negocio y esforzarte al máximo para tener una libertad financiera que muy pronto será recompensado (o eso esperas).

Déjame decirte que, si deseas que esto suceda, tienes que vender. 

Da igual si eres un conferenciante, escritor de libros, diseñador de páginas web o pastelero, vas a tener que vender sí o sí. Hay algo que deberías grabarte a fuego lento:

 

Ventas = Ingresos

 

No estamos aquí para caer bien a la gente y para que nos feliciten por lo maravillosos que somos, estamos aquí para poder vivir de esto, para poder trabajar en lo que nos gusta sin tener que pedir ayudas porque no llegamos a fin de mes.

Si tan enfocado estás en tu proyecto, deberías de eliminar esa idea de la cabeza de que los vendedores son unos charlatanes que quieren robarte el dinero; malhechores que buscan la cartera de aquella ancianita tan desprevenida.

La venta es una acción muy honrada y enriquecedora, pero para que esto realmente sea así, primero debes identificar todas esas ideas que no te deja crecer profesionalmente, y en conclusión, financieramente.

  • Las ventas no son lo mío dirás
  • No quiero engañar a nadie pensarás
  • Yo aspiro a algo más que ser un vende humos pesado te repetirás…

 

¡Borra todo esto de tu cabeza!

 

Cuando te repites a ti mismo que las ventas no son para ti, lo que realmente te repites es que los ingresos no son para ti.

 

Tú quieres ingresos ¿no es así?

Ahora quiero mostrarte varias claves para que tú mismo explotes todo tu potencial de ventas que tienes encerrado dentro de ti:

 

1. La motivación no lo es todo

No sé si tu has visto todos esos grupos motivacionales de ventas, que saltan y hablan muy alto, que parece que se han tomado algo… Parece que van a vender helado al polo norte.

Te diré una cosa, la motivación no es suficiente; necesitas aprender técnicas estratégicas que usa la gente que sabe vender. Sin motivación estás perdido, pero sin conocimiento lo estarás más todavía.

El conocimiento lleva su tiempo, pero gracias a ella, tu cliente caerá rendido a los pies de tu producto, de hecho, yo tengo una frase: saber es poder (en vez de querer es poder).

Apúntate a cursos, seminarios y lee libros de venta.

 

Ser un buen vendedor

 

2. Quejarte no te llevará a ningún lado

  • La gente no tiene dinero
  • No hay trabajo
  • No soy visible en mi mercado
  • El producto que vendo es muy caro

Son las excusas típicas del vendedor mediocre. Las excusas y las quejas nos hacen centrarnos en lo negativo, y es por ello que, lo negativo atrae lo negativo.

Hay gente que en medio de la crisis, ha triunfado en su mercado y ha sabido obtener beneficios. Eso nos hace pensar que aunque existan las dificultades, sí se puede.

Las personas que lo han conseguido piensan, actúan y venden diferente. La crisis también existe para ellos, pero no se centran en las excusas sino en las soluciones y las oportunidades.

 

3. Acepta tus responsabilidades

Después de haber despotricado contra la sociedad, ahora te toca sentirte como la persona más desgraciada y desdichada del mundo por no recibir nada a cambio de todo el esfuerzo que has hecho.

Como víctima, te sientes desamparada y fuera de juego. Pero al hacerte responsable de tu situación, podrás tomar el control de tu vida y te sentirás capaz de manejar cualquier situación.

La mayor característica de la gente que se siente víctima, es criticar a los demás. Lo único que se consigue con esto, es transmitir negatividad para él y para los demás.

Al no aceptar su responsabilidad, su frustación se proyecta hacia fuera.

Los buenos vendedores sin embargo, aprovechan las críticas para crecer. Las críticas son su fuente de motivación y los impulsan a ser mejores. Se responsabilizan al 100% y utilizan las críticas para su crecimiento personal.

 

Ser un buen vendedor

 

4. No vendas sólo de 8 a 3

Vender no es sólo algo que debemos de hacer en horario laboral y a cambio de unas comisiones. Debemos estar vendiendo todo el rato.

Las ventas están ligadas a todos los conceptos de tu vida: si quieres buscar pareja, debes venderte como la mejor opción, si quieres educar correctamente a tus hijos, debes venderles que tú eres su mejor ejemplo a seguir…

Para vender tus productos, primero debes saber venderte a ti mismo y a cualquier hora del día.

Por eso es importante que sepas convencerte a ti mismo como la mejor opción para que los demás te vean como la mejor decisión que han podido tomar.

 

Ser un buen vendedor

 

5. No cometas este gran error

Cuando un vendedor no se toma la molestia de conocer su producto, la gente difícilmente quedará enamorada de ello, ni conocerá sus puntos fuertes.

Por eso, tampoco transmitirá esa pasión que desprenden los grandes vendedores.

Conocer sus características, no tiene ningún valor a la hora de la venta, lo que importa es hablar desde el corazón y apoyar de verdad lo que dices con los sentimientos. Debe de haber una coherencia entre lo que dices y lo que sientes y conoces.

Si te gusta tu producto, o lo usas habitualmente y lo recomiendas de verdad, a la hora de contestar dudas, no solo contestarás rápido y sin miedos, sino que proyectarás una confianza que hará que el comprador caiga rendido a tus pies.

 

6. Genera confianza

La mayor herramienta de venta es la confianza; ser una persona honorable y con la que se pueda contar ante cualquier problema o situación. Pagamos por el producto, pero también pagamos por la atención recibida.

Por eso es tan importante mantener un buen contacto con el comprador, no te olvides de él. Mímalo y dale siempre lo mejor, porque cuando le das más de lo que espera, tú también recibirás más de lo que te imaginas.

Tu objetivo principal, siempre debería de ser, la de poder cumplir las expectativas y deseos de tu cliente.

Una persona en la que se pueda confiar, atraerá clientes fieles y dispuestos a pagar elevados precios por la calidad de la atención recibida.

No se centrarán en lo que tienen que pagar, sino en el beneficio tan positivo que supone para ellos trabajar contigo.

Los vendedores mentirosos o que no desprenden confianza, sin embargo, atraerán clientes problemáticos que lo único que buscan es que les abarates los precios y les hagas ofertas. Ellos te tratarán igual de mal que tú les tratas a ellos…

 

Ser un buen vendedor

 

7. Trabaja las proporciones

Aquí abajo te muestro unas estadísticas muy interesantes que te harán pensar:

35% de tu público: No está interesado en tus productos/servicios, no muestran interés ni piensan que éstos puedan tener un impacto relevante en sus vidas.

35% de tu público: Se muestra molesto contigo o con tu propuesta, critica tu producto.

30% de tu público: Tiene interés hacia tu producto/servicio y apoya lo que haces, creen que lo que ofreces puede cambiar a mejor sus vidas.

 

Ser un buen vendedor

 

Viendo estos datos, te darás cuenta de que, el gráfico se divide prácticamente en tres partes: los interesados, los no interesados (indiferentes) y los enemigos criticones.

Debemos centrarnos en ese 30%, el no del 70% ya lo tenemos. Vamos a trabajar con las proporciones:

  • Si quieres vender a 3, céntrate en vender a 10
  • Si quieres vender a 30, céntrate en vender a 100
  • Si quieres vender a 3000, céntrate en vender a 10000

 

No debes frustrarte si alguien te dice que no, recuerda que por cada no, estarás más cerca del sí 😉

 

8. Céntrate en las emociones de tus clientes

Supongo que muchas veces habrás oído que, el ser humano compra por emociones. Y estas emociones que nos mueven son el dolor y el placer.

Queremos evadir el dolor, y buscamos el placer. Y esto igualmente se aplica a las ventas como una técnica que no falla:

 

Vender es asociar placer a comprar, y dolor a no comprar

 

El buen vendedor asocia el placer a la venta de su producto, y el dolor que sufre su cliente al no comprar.

Entendido esto, tu objetivo como vendedor será recordar a tu potencial cliente su punto de dolor (recordarle que tiene un problema) y hacerle entender que tú puedes solucionar ese dolor, convirtiéndolo en placer.

Te pongo un ejemplo:

-Escucha este mensaje importante: ¿Sabías que el 95% de las personas usan las redes sociales para pasar el tiempo, mientras que el 5% lo usan para ganar miles de euros? (Te hace ver que tú estás entre ese 95% sin generar ingresos y tirando tu tiempo a la basura, mientras que podrías estar generando miles de euros = punto de dolor).

-Ahora escucha esta solución que nos proponen ante esa situación: Esta estrategia es la que me permitió generar cada día de media 184€ de media mientras usaba las redes sociales, un sistema fácil y que cualquiera puede seguir (solución, placer por poder rentabilizar tu negocio).

 

Ser un buen vendedor

 

Si has llegado hasta este punto, me gustaría agradecerte por leerme. Espero que hayas obtenido un nuevo concepto acerca de las ventas que realmente te pueda servir.

Quiero hacerte saber que, no nos debemos desanimar en ningún momento si no logramos los resultados deseados, recuerda por cada NO estarás más cerca del Sí.

 

Soy Irene Rojas. En mi blog Soyfelizaunquellueva.com ayudo a mujeres que no creen en ellas mismas a lograr su independencia económica para tener una vida llena de optimismo y oportunidades.
The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “8 trucos para ser un buen vendedor y duplicar tus ventas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *