Cómo ser fuerte emocionalmente cuando la vida te golpea

Ser fuerte

¿Alguna vez has tenido una experiencia tan mala que parecía que tu vida iba a terminar? Estoy convencida de que el 100% de las personas en este mundo han pasado alguna vez por algo así.

Todos hemos tenido que tratar con el dolor, la tristeza, y las pérdidas tanto de personas como de situaciones en nuestra vida.

Y también, en esos momentos, nos preguntamos: ¿Por qué a mí? ¿Por qué me tienen que pasar cosas malas?

Pero lo importante no es preguntarte el por qué. Como dijo el filósofo griego Epicteto hace 2.000 años:

 

Lo importante no es lo que te pasa, sino cómo reaccionas ante lo que te pasa

 

Nos despiden del trabajo. Perdemos a seres queridos. Nuestros amigos se convierten en enemigos…

Y en esos momentos, ser fuerte emocionalmente te parece imposible por todo el dolor, desesperación, y tristeza que sientes.

He pasado por épocas de mucho dolor y sufrimiento en mi vida, y en cada una de ellas he aprendido varias lecciones que aquí quiero compartirte, y que me han ayudado a ser fuerte para enfrentarme a mi siguiente problema.

 

10 lecciones que aprendí de mis problemas para ser fuerte

 

1. Todo es temporal

La vida es como las estaciones del año: algunas son muy buenas y te gustan, y otras tienen días peores que deseas que pasen cuanto antes.

Tu vida no es un verano eterno en el que hace buen tiempo, los pájaros cantan y disfrutas de preciosos atardeceres. A veces también es un invierno. Y las cosas se ponen feas.

¿Pero sabes qué? Todo al final pasa, es temporal. Igual que después de la noche sale el sol y llega el día, no hay ningún problema o dolor que dure para siempre.

Cuando hace unos años dos seres queridos míos murieron a la vez en menos de 3 meses, pensaba que el sufrimiento que me comía la vida por dentro no iba a parar nunca.

Pero paró. Con el tiempo, ese dolor se fue suavizando. Porque nada es para siempre…

 

Ser fuerte

 

2. No lo desees: actúa para cambiarlo

No desees o esperes que las cosas sean mejor. Tener esperanza es positivo, pero si no haces algo, si no pasas a la acción para cambiar o lograr llegar a donde quieres, nunca pasará nada.

Desear y esperar no es una estrategia. Las cosas nunca mejorarán si no te das cuenta que tienes que trabajar con lo que ya tienes para conseguir algo que quieres.

Pasamos demasiado tiempo quejándonos de nuestra situación, y con eso lo único que conseguimos es quedarnos sin fuerza para pasar a la acción.

En vez de eso, se realista, y mira la vida por cómo es, no cómo debería ser. Esta estrategia hará que te alejes de tus quejas y tus excusas porque estarás concentrado en sacar el máximo provecho a tu situación.

 

Ser fuerte

 

3. Cree en ti

Tener sólo fe en ti no es una buena estrategia. Pero sí que es muy importante creer en ti y mantenerte motivado cuando haces algo y ejecutas tu plan de acción.

Debes ser cabezota contigo mismo y estar convencido de que tú puedes hacerlo, que puedes enfrentarte a cualquier problema, y superar tus obstáculos para tener una vida mejor.

Algunas personas confunden esto con tener un pensamiento positivo. Ser positivo es muy bueno, pero siempre que lo combines con un plan real para hacer algo y llegar a tu meta. De lo contrario, no sirve de nada.

Tenemos que mantenernos conectados con la realidad de nuestra vida: hay facturas que debemos pagar, mantener nuestro empleo o nuestro negocio, personas a las que debemos cuidar…

Pero al mismo tiempo, debes creer en ti y convencerte de que las cosas irán mejor, y que tu trabajo y esfuerzo por conseguirlas valdrán la pena un día de estos.

 

Ser fuerte

 

4. Toma las dificultades como oportunidades

Quizás te parezca algo que siempre dice todo el mundo, pero las cosas que experimentes te harán más fuerte, mejor, más sabio, etc.

El problema es que esto es muy fácil de decir a los demás, pero complicado creerlo para nosotros mismos. Cuando algo malo nos pasa, no aprendemos de ello, no vemos que es una oportunidad para mejorar como personas.

Es importante que dejes de ver los obstáculos como algo que destruirá tu vida. Todo lo que te pasa en realidad es un entrenamiento para ser más fuerte la próxima vez.

Aprender es siempre un regalo, incluso cuando el dolor es el maestro. Así que no desperdicies esa oportunidad de tomar una lección valiosa que quizás la vida te ha traído en forma de problema.

 

Ser fuerte

 

5. Abraza tus problemas y tus fracasos

Nadie puede evitar que algo malo le suceda, pero no debes dejar que esos golpes te tumben para siempre.

Recuerda que el que no arriesga nada, no gana nada, y si no estás dispuesto a fracasar alguna vez, nunca lograrás algo que merezca la pena.

Esto te sucederá en todos los aspectos de tu vida, tanto de la personal, la amorosa, como en la profesional.

 

Ser fuerte

 

¿Crees que todo en la vida te va a salir perfecto y bien la primera vez que lo intentes? Siento bajarte de tu nube, pero la respuesta es NO.

Y la mejor forma de ser fuerte en esos momentos es esperar que algo pueda fallar, abrazar ese problema, y aprender de él para que la próxima vez sea mejor.

Acéptalo como algo normal, sigue adelante, y no malgastes tus energías en llorar por las esquinas y torturarte porque no pasó como tú querías.

 

6. Para ser fuerte, debes adaptarte a los cambios

El cambio en la vida es algo normal; pero en en nuestra época actual lo es aún más. Trabajos que van y vienen, amigos, parejas, redes sociales, Internet, circunstancias…

Por eso es importante que sepas adaptarte a estos cambios, aprender a ver el lado bueno que tienen, y ser feliz con esos nuevos momentos que vas a experimentar.

Para ser fuerte emocionalmente, debes estar preparado para ser como un muelle que puede estirarse y comprimirse de nuevo sin que ese cambio le afecte.

Además recuerda que los cambios no siempre tienen por qué ser malos: en todo existe el lado positivo. Sólo tienes que saber apreciarlo.

 

Ser fuerte

 

7. Encuentra tu equilibrio emocional

Ser una persona fuerte y feliz no significa estar siempre riendo o disfrutando todo el tiempo. Eso es más bien un estado de ánimo, estar contento.

Para ser fuerte emocionalmente debes encontrar tu equilibrio emocional en el que sepas dominar a partes iguales tanto los sentimientos positivos como los negativos.

Cuando te encuentres con una mala situación, no exageres las consecuencias ni te angusties: mantén la mente fría, mira las cosas como son, y trata de buscar una solución a ello.

Las personas fuertes no evitan las emociones negativas: las aceptan y las enfrentan.

 

Ser fuerte

 

Hoy en día se tiene una obsesión por estar siempre motivado, siempre feliz, sin ningún problema.

Pero cuando la gente hace eso, de lo que no se da cuenta es de que en realidad todo ese esfuerzo y esa obsesión terminan por convertirse en algo tóxico, que llega a a crear el efecto contrario por la angustia que genera el perseguir esa emoción todo el tiempo.

Las preocupaciones, los problemas, y la tristeza forman parte de nuestra naturaleza, y no es saludable reprimirlos.

Por eso debes buscar el equilibrio entre esas emociones negativas y positivas.

 

8. Concéntrate en la solución, no en el problema

Ser fuerte no significa sólo enfrentarse a un problema: la verdadera fortaleza reside en concentrarse en la solución.

Si estás pensando constantemente en tu preocupación, lo único que conseguirás será malgastar tu energía, y perderás un tiempo precioso que podrías haber invertido en llegar a un remedio.

Si el problema tiene solución, céntrate en ponerla en práctica. Y si no la tiene, es mejor aceptarlo y dejarlo atrás.

 

Ser fuerte

 

9. Vive el presente

Si te anclas al pasado, vivirás siempre con remordimientos. Y si sólo miras al futuro, estarás en una constante preocupación por el qué pasará.

Por eso debes vivir en el presente, ver las cosas tal y como son, y apreciar lo que tienes ahora. De este modo, podrás superar mejor tus problemas porque te centrarás en el ahora, en las soluciones inmediatas.

De nada sirve quejarte por lo que perdiste, o estar angustiado por los posibles obstáculos que vendrán.

Tu vida es aquí y ahora, no ayer o mañana.

 

Ser fuerte

 

 

10. Aprende a dejar ir

Ser fuerte emocionalmente significa saber cuándo debes dejar ir algo o a alguien. En algunos momentos, trabajarás duro, te esforzarás, darás lo mejor de ti, y no podrás hacer nada más.

Puedes controlarte a ti y tus propias acciones, pero no puedes controlar las circunstancias externas ni a las demás personas.

Si has hecho todo lo que has podido por solucionar o conseguir algo, y no has tenido éxito, lo mejor es dejarlo ir e intentarlo de nuevo por otro camino distinto y con otros pasos diferentes.

Por ejemplo, si estás en una relación tóxica con un amigo o tu pareja, si has tomado una mala decisión, o si has creado un proyecto condenado al fracaso, debes saber cuál es el momento de abandonarlo y buscar otras alternativas.

 

Ser fuerte

 

Y tú, ¿qué haces para ser fuerte emocionalmente? Déjame un comentario aquí abajo con tu respuesta.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

20 comments on “Cómo ser fuerte emocionalmente cuando la vida te golpea

  1. Excelente tu idea y empeño de lo que hiciste para mejorar día a día, los problemas siempre van a estar, seas la persona más feliz o no, pero si pensamos en decidir cambiar y buscar las metas y conseguir lo que deseamos, siempre con esfuerzo, esa es la mayor felicidad, para ser fuerte siempre hay que ser uno mismo

  2. Verdaderamente beneficioso éste artículo para las personas que nos hemos detenido en el camino por decisiones tomadas en el pasado que han cambiado y marcado nuestras vidas. Esa sensación de que no saldremos de la situación difícil que nos estanca. Gracias por las 10 lecciones para hacernos fuerte emocionalmenre. Las pondré en práctica aquí y ahora.

  3. Todos los comentarios están muy acertados y quiero compartir algo que practico “Los problemas hay que enfrentarlos, solucionarlos y si no se puede aprender a vivir con ellos”

  4. Gracias Jenny por tus artículos, los leo a menudo y me parecen muy útiles, prácticos y por tanto muy importantes. Un abrazo

  5. Gracias por estas recomendaciones tan utiles para la vida cotidiana, la palabra magica es alcanzaar el equilibrio mental, emocional, psicologico, corporal,espiritual, en fin el todo que conforma al ser humano, me parecen muy valiosos los tips enviados, los tendre en cuenta y sobre todo, los compartire y tratare de ponerlos en practica y procurar una existencia plena.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *