¿Qué es Ethereum? La Guía Definitiva Para Principiantes

En el amplio universo de las criptomonedas existen grandes gigantes que llevan la delantera en popularidad e innovación.

El hecho de que Bitcoin sea la moneda digital de mayor valor y reputación hasta el momento no significa que no tenga competencia directa.

De hecho hay contrincantes que desde ya amenazan con quitarle la primera posición en valor y posiblemente ya la han superado en utilidad.

Una de las plataformas que se hacen cada vez más presentes es Ethereum, un sistema que no solo se conforma con gestionar una criptomoneda, sino que trae a la mesa un concepto nuevo para muchos, el de los contratos inteligentes.

En este artículo te explicaré con detalle todo lo que necesitas saber sobre esta plataforma, desde qué es Ethereum hasta su origen, proyección y por supuesto los 5 factores que lo diferencian de otras plataformas.

En principio debes saber que Ethereum y Ether no son lo mismo. El Ethereum es una plataforma digital y el Ether es una criptomoneda (o moneda virtual) que nace de esta plataforma.

Es muy común que las personas confundan estos elementos y se refieran como Ethereum a la criptomoneda, cuando este no es su nombre real.

Sin embargo, si lo que quieres es conocer más sobre el Ether y su funcionamiento o incluso sobre la minería de esta moneda digital, te invito a que sigas leyendo este artículo, porque también abordaré este tema para ti.

 

 

¿Qué es Ethereum?

Para que puedas entender mucho mejor lo qué es Ethereum, debes conocer primero lo que es una “cadena de bloques” o “blockchain” (por su nombre en inglés), esta es la tecnología que sustenta esta plataforma.

Una cadena de bloques es una especie de base de datos digital, que está diseñada para evitar que cualquier dato que se publique en ella sea alterado o editado, esto quiere decir que es un sistema altamente seguro.

Esta tecnología sirve para almacenar, transmitir y confirmar datos entre equipos que se encuentran en una misma red.

Bitcoin comenzó a utilizar esta tecnología en el año 2009. De hecho al igual que Ethereum es esta la tecnología en la que se basa y se puede decir que creadores de Bitcoin son pioneros en su implementación.

Ya sabiendo en que consiste esta tecnología te puedo explicar mucho mejor qué es Ethereum.

Es una plataforma que está basada en la tecnología de cadena de bloques y que tiene como objetivo eliminar a los “terceros” de internet, es decir, los servidores de distintas páginas web que almacenan nuestra información más privada y que en cierta medida, la ponen en riesgo.

Desde hace mucho tiempo han surgido distintas campañas y plataformas que buscan la descentralización del internet, ya que consideran que confiar toda tu información en servidores que pueden ser hackeados por gobiernos y particulares no es la mejor opción para tu privacidad como usuario.

 

 

Lo que busca Ethereum en todo este lío es convertirse en una plataforma mundial con la capacidad de sustituir a todos aquellos sistemas que almacenan información y hacen seguimiento de instrumentos financieros complejos (bancos, institutos financieros y demás).

Si observas por un momento la realidad tecnológica en la que te desenvuelves todos los días, te puedes dar cuenta de que todo lo que vemos y colocamos en la red, se encuentra de manos de terceros.

Desde número de teléfono, dirección e incluso información financiera muy importante. Si alguna vez has realizado compras por internet con tu tarjeta de crédito, esta información también la guarda un servidor.

La intención de Ethereum es evitar que una entidad posea estos datos, y que cada persona sea responsable directa de toda su información, reduciendo al máximo la posibilidad de que otras personas puedan disponer de ella.

Si este sistema logra desarrollarse según lo planeado, con la adaptación de esta tecnología todos los servidores serían posteriormente remplazados por “nodos” (una serie de elementos enlazados) que formarían una especie de computadora mundial.

Por todo lo que ya he mencionado puedes ver la totalidad de lo qué es Ethereum y que la plataforma va mucho más allá de una criptomoneda.

Ethereum incluye el almacenamiento de datos, un elemento importante dentro de la lucha por la descentralización del internet e incluso la implementación de contratos inteligentes, uno de los elementos más importantes de este sistema del que te hablaré más adelante.

Un punto importante que debes tener en cuenta sobre Ethereum es que fue diseñado para solucionar algunos de los puntos débiles de Bitcoin, principalmente en su lenguaje de programación.

Esta plataforma no solo cumple más funciones que su competencia directa, sino que también asegura hacerlo de una forma mucho más sencilla.

 

¿Cómo usar Ethereum?

La magia de Ethereum y de su uso está directamente relacionada con las funciones que ofrece esta plataforma y el punto de innovación que trajo con su fundación.

Todo lo que te mencioné en el apartado anterior parece maravilloso. Ya sabes qué es Ethereum y todos los elementos que le dan vida a este sistema.

Ahora falta que conozcas cómo usar Ethereum para sacar el máximo provecho de esta plataforma.

Debes comprender que Ethereum fue creado en el 2014, es decir, es una plataforma relativamente nueva y aún le falta camino por recorrer para crecer y madurar en la búsqueda de sus objetivos.

El hecho de que esta plataforma sea nueva implica aún no es tan intuitiva como otras plataformas o como el internet mismo.

Sin embargo puedes probar su sistema si tienes una computadora o en su defecto un teléfono inteligente, siempre y cuando tengas un Ether (la criptomoneda del sistema).

Los pasos que debes seguir para obtener un Ether son muy sencillos:

 

1. Abre un monedero virtual

Antes de obtener un Ether debes conseguir un sitio donde almacenarlo. En otras palabras, debes abrir un monedero virtual (también conocido como cartera digital).

Estos son programas que te permiten almacenar tu criptomoneda y realizar transacciones con esta.

Existen muchas opciones en de monederos en la web. Pero en primer lugar es importante que sepas que existen tipos de carteras digitales entre las que puedes elegir.

Por su puesto, una vez que sepas cuales son las características, ventajas y desventajas de cada uno de estos tipos, eres libre de escoger la que mejor se adapte a tus necesidades.

La diferencia más importante entre los tipos de monederos es el lugar en donde se almacena la clave privada.

Todo monedero virtual funciona a partir de 2 elementos, que son, la dirección pública (que hace las veces del número de cuenta que siempre debes dar para realizar una transacción) y la clave privada (de la que depende directamente la seguridad de tu cartera).

El almacenamiento de la clave privada es posiblemente el elemento más importante de tu monedero digital, si llegas a perder la clave, habrás perdido tus criptomonedas, ya que no existe un método de recuperación porque no hay terceros involucrados.

Para saber los tipos de monederos que existen y cuál es mejor para ti, haz click en el siguiente enlace: Descubre cuáles son los 6 tipos de monederos para criptomonedas.

 

 

2. Compra Ether

Una vez que tienes tu monedero digital activo el siguiente paso es hacer la compra de la criptomoneda.

Este proceso puede variar según el país en el que te encuentres, pero voy a explicarte cuales son los métodos más comunes de compra de Ether.

Si vives en una ciudad con un alto flujo de criptomonedas como Nueva York existe la posibilidad de realizar un encuentro personal para la compra de Ether.

En los encuentros personales usualmente se te permite comprar Ether a cambio de dólares o Bitcoin.

Sin embargo en ciudades menos pobladas o con poco flujo de moneda digital, esta no es una opción. Pero existen plataformas como Coinbase o Coinmama en las que puedes hacerlo de forma rápida y sencilla con tu ordenador.

Siempre existe la opción de adquirir Ether a cambio de otra criptomoneda. En este caso Bitcoin sigue siendo la moneda digital más comercializada en el mundo.

Es muy común que las personas adquieran primero Bitcoins para luego cambiarlos por Ether en plataformas digitales.

Una vez que tienes tu Ether puedes disponer de él a través de tu monedero virtual, enviándolo a otras personas o simplemente almacenándolo.

 

3. Ejecuta las funciones de Ethereum

Hasta ahora todos los pasos que te he explicado son básicamente los mismos que debes usar para adquirir cualquier moneda digital. La mayor diferencia viene cuando ya tienes tu Ether y haces uso de él.

Teniendo esta criptomoneda puedes hacer uso de todas las características de su plataforma. Ya puedes unirte a contratos inteligentes o incluso crearlos.

Más adelante desarrollaré a fondo el tema de los contratos digitales, pero para sacarte de dudas estos son acuerdos entre 2 o más partes que son ejecutados a través de códigos, lo que permite que no se dependa de terceros.

Además puedes hacer uso de los contratos inteligentes para crear aplicaciones descentralizadas con el sistema.

 

 

¿Cómo funciona la minería de Ethereum?

Minar una criptomoneda (cualquiera que esta sea), es uno de los factores más importantes para las personas que quieren unirse a este “universo” de las monedas digitales que crece cada día más y sacar algún provecho económico de esto.

Una vez que conoces lo qué es Ethereum y cómo se usa, es posible que tu primera duda esté relacionada con minería en esta plataforma.

Para muchas personas que están apenas conociendo el funcionamiento de las criptomonedas el proceso de minería es solo una manera de generar monedas virtuales sin necesidad de comprarlas. La verdad es que va mucho más allá.

Una de las características más llamativas de las monedas digitales es que toda transacción se realiza entre partes iguales y se busca evitar la intervención de terceros.

Esto no es igual en un banco, por ejemplo. Una entidad bancaria se encarga de llevar un registro estricto de movimientos financieros, hace seguimiento para que ninguna persona disponga de más dinero del que tiene en su cuenta bancaria y tiene centenares de medidas que regulan de una u otra forma tu dinero.

En el caso de las criptomonedas esta regulación no existe, pero esto no significa que no exista un registro de todas las operaciones que sean realizadas. Es en el mantenimiento de este registro que entran los mineros en el juego.

Ya te mencioné que Ethereum al igual que Bitcoin y muchas otras plataformas que utilizan criptomonedas están basadas en la tecnología de cadena de bloques.

Gracias a este sistema nace una nueva manera de mantener los registros, en la que toda la red (y no solo un intermediario) puede verificar las operaciones y añadirlas al libro público mayor. Esta es la tarea principal de los mineros.

Para cada bloque de transacciones, los mineros usan computadoras para adivinar rápidamente las respuestas a un acertijo hasta que uno de ellos gane.

 

 

El objetivo principal de esto es evitar el fraude o el doble gasto de Ether. Y por supuesto los mineros obtienen sus ganancias en criptomonedas (se estima que alrededor de 5 Ether por cada bloque minado).

El trabajo de un minero consiste en ejecutar datos exclusivos que se encuentran en el encabezado de cada bloque de operaciones.

Esto lo realizan a través de una función llamada “hash” que se encarga de devolver una cadena de caracteres y letras codificadas.

El minero debe encontrar un hash que coincida con el objetivo para que se le otorgue el Ether y luego se transmitirá el bloque a través de la red para que cada nodo lo valide y lo agregue a su propia copia del libro mayor.

Es posible que varios mineros puedan trabajar en encontrar el Hash de un mismo bloque. Sin embargo cuando uno de ellos halla el código correcto los otros mineros dejan de trabajar en ese bloque automáticamente y deben repetir el mismo proceso en otro bloque.

Resulta muy difícil para los mineros hacer trampa en este juego, no hay forma de obtener la respuesta correcta del rompecabezas. Es por eso que a este método de resolución se le llama “prueba de trabajo”.

Debes saber que  Ethereum podría no necesitar mineros para siempre, ya que ha sido una de las pocas plataformas de monedas digitales que ha considerado cambiar el sistema de “prueba de trabajo” para tener un mayor control del destino de nuevas unidades de Ether.

Los desarrolladores de Ethereum planean deshacerse de la prueba de trabajo, el algoritmo que la red utiliza actualmente para determinar qué transacciones son válidas y protegerlo de la manipulación.

Si se llega a implementar esta medida, la prueba de trabajo podría ser solo un medio para lograr un consenso que utilice menos recursos.

 

¿Cómo funciona Ethereum?

Si bien ya conoces como usar la plataforma en 3 simples pasos y por supuesto, también te hablé de qué es Ethereum, ahora debes conocer más acerca del funcionamiento interno de este sistema.

Ethereum es mucho más que solo su criptomoneda. Lo que busca esta plataforma es reivindicar la privacidad de la red, logrando que cada persona sea responsable de su propia información y la necesidad de acudir a terceros (bien sean servidores o programas) se disminuya considerablemente.

Esta plataforma toma muchos aspectos de Bitcoin y los utiliza a su favor, uno de estos aspectos es el muy conocido diseño de cadena de bloques.

Ethereum utiliza esta tecnología y le da uno de los usos más innovadores que ha tenido hasta ahora.

No solo la usa para transacciones financieras (en este caso mediante el Ether), sino que también permite que los desarrolladores puedan crear aplicaciones, acuerdos, reglas de propiedad e incluso nuevos formatos de transacciones.

El hecho de que esta plataforma te brinde tantas opciones y sea tan versátil es lo que la hace tan innovadora.

Esto ha permitido que a pesar de ser un sistema tan nuevo en comparación con otras plataformas con criptomonedas, sea tan exitosa y llegue a competir hoy en día con la criptomoneda más antigua e importante del mercado (Bitcoin).

A pesar de que el modelo de cadena de bloques de Ethereum se parezca mucho al de Bitcoin (ambos son registros de historiales de transacciones compartidos entre miembros de una red), no todas las características entre estos sistemas son iguales.

La gran diferencia entre los modelos es que mientras Bitcoin almacena solo los historiales de transacciones, Ethereum se permite también almacenar los avances y estados más recientes de cada contrato inteligente dentro del sistema (además de los historiales de operaciones de Ether).

 

 

Para cada aplicación desarrollada en Ethereum, la red necesita realizar un seguimiento del estado o la información actual de todas estas aplicaciones, incluido el saldo en Ether de cada usuario, todo el código de contrato inteligente y dónde está todo almacenado.

Cada vez que se usa un programa o contrato con Ethereum, una red de miles de computadoras lo procesa.

Los contratos son escritos en un lenguaje de programación que una elemento llamado “máquina virtual Ethereum” (EVM por sus siglas en inglés) puede leer y ejecutar. Todos los nodos ejecutan este contrato usando sus EVM.

Recuerda que dentro de una cadena de bloques, cada nodo en la red contiene una copia de las transacciones y del historial de contrato inteligente de la red, además de hacer un seguimiento constante del estado actual.

Cada vez que un usuario realiza alguna acción, todos los nodos de la red deben llegar a un acuerdo para que se produzca este cambio o actualización.

El objetivo de Ethereum es que la los mineros y los nodos asuman la responsabilidad de transferir el cambio de estado. Por su parte el EVM ejecuta un contrato con las reglas que el desarrollador programó inicialmente.

 

¿Cómo escalará Ethereum en el futuro?

El crecimiento de Ethereum en los últimos años ha sido realmente sorprendente. Tienes que recodar que esta plataforma tiene poco más de tres años en el mercado y ya se ha posicionado como una de las 3 más importantes en el mundo de las criptomonedas.

Sin embargo, a pesar de saber qué es Ethereum muchas personas desconocen cuál es el límite de esta plataforma y qué puede ser de ella en un futuro.

Al igual que todos los sistemas que funcionan con cadenas de bloques, Ethereum tiene la intención de recibir a tantos usuarios como sea posible, esto por supuesto va a contribuir con su crecimiento y expansión.

Cando te hablé del uso de Ethereum, te dije que esta plataforma es relativamente nueva, fue creada en el año 2014 y al igual que cualquier otra plataforma con tan pocos años en el mercado, le hace falta madurar para hacer tangible su potencial y lograr sus objetivos.

Uno de los puntos débiles que mantiene el sistema de cadena de bloques (no solo en Ethereum sino también en todas las plataformas de monedas virtuales) es el número de transacciones que pueden realizar por segundo.

Ethereum solo permite procesar un máximo de 15 transacciones por segundo en todo el sistema. Para que tengas una idea, la plataforma VISA (para tarjetas de crédito) es capaz de procesar más de 45.000 operaciones por segundo.

Esta es una limitación importante que han tenido en consideración los especialistas en la materia a la hora de proyectar en donde estará Ethereum en un futuro.

Aunque este tema ya fue tomado en cuenta por sus creadores, la realidad es que las posibles soluciones aún no son una realidad y por supuesto no forman parte de este software.

Puedes ver que el hecho de que esta plataforma sea flexible y se pueda aplicar de distintas maneras no es el único factor que influye en cómo escalará este sistema en el futuro.

Actualmente Ethereum se encuentra utilizando trucos e incentivos dentro del mercado de moneas virtuales que le garanticen un mayor número de registros y en consecuencia que la cantidad de personas que usa esta criptomoneda crezca constantemente.

Pero, aunque cada vez sean más las personas que usan Ethereum, esto le trae una complicación a la plataforma.

Mientras más usuarios utilicen el sistema, mayor será el número de operaciones que se realicen y por supuesto será más difícil satisfacer la demanda de estas.

Ethereum permite 15 transacciones por segundo, y parte de la visión de cualquier criptomoneda es que pueda ser usada para hacer cualquier tipo de compra, desde la más básica (comprar pan) hasta la más compleja (bienes raíces o inversiones), por lo que aspira aumentar cada vez más su liquidez.

 

 

Otro punto que genera preocupación es que Ethereum depende de una red de nodos, y cada uno de ellos almacena todo el historial de transacciones de Ethereum y el estado actual de saldos de cuentas, contratos y almacenamiento.

Esta es una tarea engorrosa, especialmente dado que el número total de transacciones aumenta aproximadamente cada 10 o 12 segundos, con cada bloque nuevo.

Una de las preocupaciones de los desarrolladores de esta plataforma es que, si aumentan el tamaño de cada bloque para adaptarse a más transacciones, los datos que un nodo necesitará almacenar crecerán, y esto podría alejar a las personas de la red.

Si cada nodo crece lo suficiente, pocas compañías grandes tendrán los recursos en materia computacional para ejecutarlas.

Tienes que saber que ejecutar un nodo completo es la mejor manera para que los usuarios aprovechen la privacidad y la seguridad.

Pero hacer los nodos completos más difíciles de ejecutar limitaría aún más el número de personas que pueden verificar las transacciones (número de mineros).

En otras palabras, la descentralización (que es uno de los motores de Ethereum) y la escalabilidad (que es su visión) están actualmente en desacuerdo, pero los desarrolladores están buscando formas de evitar esto.

Es difícil decirte con exactitud cuánto tiempo le llevará a Ethereum escalar, ya que hay muchos factores tanto positivos como negativos que debes tener en cuenta.

El mismo creador de esta plataforma, Vitalik Buterin, dijo en una entrevista que el objetivo de Ethereum a largo plazo es poder procesar transacciones a la escala de VISA o incluso más.

Lo cierto es que a pesar de las proyecciones de Vitalik, debes ser realista a la hora de realizar proyecciones y tener en cuenta que este objetivo está basado en estrategias que nunca antes han sido probadas en una plataforma que trabaje con cadenas de bloques, por lo que podrían ser muy exitosas como podrían no serlo.

En resumen, aunque Ethereum actualmente solo puede manejar un puñado de transacciones por segundo y aún debe solventar los inconvenientes que pueden surgir con el aumento de sus transacciones, sus desarrolladores tienen grandes esperanzas en esta plataforma para el futuro.

 

¿Qué es Ether?

Seguramente recuerdas que antes de comenzar a explicarte qué es Ethereum, te mencioné que existía una diferencia entre esta plataforma y su criptomoneda.

Es muy común que las personas confundan Ethereum con el Ether, siendo el primero una plataforma y el segundo la moneda con la que trabaja esta plataforma.

Aunque Ethereum tiene un creador e incluso un grupo de desarrolladores que trabajan para esta plataforma, no tiene un dueño.

Esto quiere decir que este sistema cuenta con cierta libertad para su uso, ya que no tienes por qué responderle a terceros al usarla (esta es una de las razones por las que se creó en primer lugar).

Sin embargo, aunque Ethereum no tenga un dueño, los programas y recursos de esta plataforma no son 100% gratuitos.

Para ejecutarlos necesitas del Ether, que en términos muy prácticos es un código único que se usa para “pagar” los recursos digitales para ejecutar cualquier aplicación o programa dentro de la plataforma.

El Ether funciona como un activo digital, esto quiere decir que es un valor, pero no es emitido en forma física (como el papel moneda o el metal) y tiene la ventaja de que sus transacciones no necesitan estar aprobadas por terceros.

La mayor diferencia que tiene el Ether de otras monedas digitales como Bitcoin y Litecoin, es que esta criptomoneda no solo opera como un mecanismo de pagos, también sirve como el combustible o la energía para las aplicaciones de esta red.

Quizás esto puede sonarte un poco extraño, pero para entiendas mejor voy a darte un ejemplo.

Imagina que Ethereum funciona como un juego online, en el que tienes un personaje que debe coleccionar monedas para utilizarlas cada vez que va a realizar algún cambio en su perfil, o quiera usar alguna función “premium” del juego.

En otras palabras, el Ether optimiza la experiencia de los usuarios de Ethereum.

 

 

Hay quien se refiere al Ether como “el petróleo digital”, destinado a servir como pago de las tarifas por operaciones de la plataforma a la que pertenece.

Uno de los factores más importante a tener en cuenta del Ether, es que no es una moneda digital que tenga límite de emisión para la fecha.

Esto es algo novedoso si tomamos en consideración que la gran mayoría de monedas virtuales cuentan con un límite de emisión, que las fuerza a parar la producción cuando hayan alcanzado un número determinado en existencia (en el caso de Bitcoin el límite es de 21 millones y en el caso de Litecoin es de 84 millones de criptomonedas.

Solo en la campaña de crowdfunding del año de su lanzamiento, Ethereum vendió más de 60 millones de Ether.

12 millones adicionales fueron destinados directamente a la Fundación Ethereum, un grupo de investigadores que desarrollan programas para la plataforma.

Además de todo esto cada 12 segundos con creación de un nuevo bloque de contenido nacen 5 Ether, destinados a los mineros que trabajen en su verificación, por lo que anualmente se producen al menos 18 millones de Ether adicionales a los que ya existen.

Todo esto quiere decir que nadie sabe con seguridad la cantidad total de Ether en la red, y el ritmo de creación será menos claro en caso de que Ethereum cambie su algoritmo de prueba de trabajo.

 

¿Quién creó Ethereum?

Aunque pueda ser difícil de creer, Ethereum fue creado por un joven de tan solo 19 años de edad.

El nombre de este chico es Vitalik Buterin, es un programador de Toronto que se interesó en Bitcoin y en el mundo de las criptomonedas desde el 2011.

Posiblemente ya sepas que la primera moneda digital en salir al mercado fue Bitcoin, en el año 2009. El propósito principal de esta plataforma era crear una forma segura e innovadora de enviar valor a través de internet.

Pasaron exactamente 5 años cuando Vitalik, basándose en el funcionamiento de Bitcoin, ideó una nueva plataforma con la intención de transformar completamente el internet

Debes saber que Buterin no solo se hizo reconocido en el ámbito de las criptomonedas pro la creación de Ethereum (aunque por supuesto esta fue su mejor creación). También fundó el sitio web de noticias Bitcoin Magazine el mismo año, escribiendo cientos de artículos sobre el mundo de las monedas digitales.

La fundación de Ethereum surge partir de la idea de Vitalik de lanzar al mercado una plataforma que fuese más allá del uso financiero que tenía Bitcoin. Por este motivo en el 2013 lanzó la descripción de una plataforma alternativa, que estaba diseñada para cualquier tipo de aplicación descentralizada que los desarrolladores quisieran construir.

Desde su creación Ethereum ha facilitado la creación de contratos inteligentes o códigos que son capaces de ejecutarse a sí mismos y que los desarrolladores pueden aprovechar para una variedad de aplicaciones.

Después de que Buterin revelara la descripción de Ethereum, otros desarrolladores se unieron a este proyecto.

Para iniciar el proyecto, Buterin y los otros fundadores lanzaron una campaña de crowdfunding en julio de 2014 en la que los participantes compraron Ether como acciones en el proyecto.

En esta venta fueron recaudados más de 18 millones de dólares, fue la preventa más exitosa hasta la fecha en ese momento.

La plataforma de contratos inteligentes despegó, y creció en el universo de las monedas digitales para convertirse en una de las primeras opciones de cientos de desarrolladores e incluso atrayendo la atención de gigantes tecnológicos como IBM y Microsoft.

Los fondos de la preventa inicial de Ethereum que son iguales a 18 millones de dólares y todos los proyectos que se desarrollaron con este dinero ahora son administrados por la Fundación Ethereum, una entidad sin fines de lucro con sede en Suiza.

 

 

¿Cómo minar Ethereum?

Es muy normal que si conoces lo qué es Ethereum y eres una persona interesada en la plataforma quieras conocer paso a paso cómo minar Ethereum.

Lo primero que debes saber es que la minería de cualquier moneda digital consiste en obtener criptomonedas a cambio de la verificación de transacciones en la plataforma.

Por supuesto es uno de los aspectos más importantes de cualquier criptomoneda con un sistema de prueba de trabajo, principalmente porque al no existir terceros que lleven un registro esto se convierte en una labor de los mineros.

La minería de Ethereum en principio no es muy diferente de la minería de cualquier otra criptomoneda.

En el caso particular de Ethereum, es la minería lo que mantiene unida a la tienda de aplicaciones descentralizada, asegurando que se llegue a un consenso (entre los nodos) sobre cada cambio en cualquiera de las aplicaciones que se ejecutan en la red.

Tienes que recordar que los nodos son cada una de las partes (computadoras individuales) que conforman la red Ethereum.

El trabajo de los mineros es conectarse las computadoras para resolver acertijos criptográficos con el único fin de intentar ganar Ether.

Ellos deben intentar resolver una gran cantidad de problemas hasta que uno desbloquee un nuevo lote del activo (como te mencioné antes por cada bloque de información que se descubre cada 12 segundos, la plataforma crea 5 unidades nuevas de criptomonedas destinadas a los mineros).

Un factor interesante de las plataformas que trabajan con tecnología de cadena de bloques es que  cualquiera puede configurar sus computadoras para que se centren en estos acertijos criptográficos como una forma de ganar monedas digitales.

Sin embargo el hecho de que todo el mundo pueda configurar su computadora para la minería no significa que todos tendrán éxito.

Cada día hay más mineros, por lo que la posibilidad de ejercer la minería se vuelve más difícil y para tener buenos resultados hacen falta equipos sumamente potentes o dedicados únicamente a esto.

Hoy en día, es poco probable que ganen los mineros con equipos de baja potencia, sin embargo la minería sigue siendo un pasatiempo para aficionados y entusiastas de las monedas virtuales.

Independientemente tanto para principiantes como para expertos los pasos para comenzar a minar son los mismos:

 

1. Elige un hardware

Para comenzar tu experiencia minera debes escoger un hardware informático que puedas dedicar a este fin.

Hay dos tipos de hardware que pueden ser usados para la minería de criptomonedas, el CPU (Unidad central de procesamiento) y el GPU (Unidad de procesamiento gráfica).

En el caso específico del Ether los GPU son la mejor opción para su minería. Esto resulta beneficioso ya que estos pueden adivinar las respuestas del rompecabezas más rápidamente.

Escoger un GPU o un CPU puede llegar a ser una tarea compleja, puedes buscar muchos consejos sobre cuáles son los más rentables en función del rendimiento, el consumo de energía y el gasto de la tarjeta.

Incluso tienes la opción de configurar una plataforma de minería, es decir, una máquina que podría estar compuesta de varios GPU y podría tomar una semana o incluso más para su construcción.

 

2. Instala un cliente en tu equipo

Después de seleccionar algún hardware de minería, el siguiente paso es instalar el software de minería. Es necesario que descargues un cliente para conectarte a la red.

Existen distintos clientes por lo que puedes optar en la web. Sin embargo los mineros especializados o programadores con experiencia recomiendan el programa MinerGate.

Este programa maneja sin problemas los nodos Ethereum.

Una vez que hayas descargado MinerGate, debes instalarlo siguiendo las instrucciones para el sistema operativo de tu computadora (Mac OS, Windows o Linux)

Una vez instalado este programa tu equipo se habrá convertido en un nodo, y en consecuencia podrá comunicarse con otros nodos de la red para minar Ethereum y tú conseguir monedas.

 

 

3. Únete a un grupo de minería

Anteriormente te mencioné que como minero principiante es poco probable que puedas extraer el criptomonedas por tu cuenta. Esta realidad es más cruel si intentas minar criptomonedas de plataformas grandes, con un número grande de mineros.

Por esta razón los mineros combinan su esfuerzo en grupos de minería (que se conocen también como “pools”), para mejorar sus posibilidades de resolver los acertijos criptográficos y ganar Ether.

Luego, dividen las ganancias en proporción a la cantidad de energía que aporta cada minero.

Hay muchos factores involucrados que debes tener en cuenta a la hora de unirte a un grupo de minería.

Cada grupo puede no estar disponible para siempre, y el poder computacional de cada grupo cambia constantemente, por lo que tus ganancias también cambiarán.

Los grupos de minería tienen diferentes estructuras de pago. Los grupos mineros tendrán algún tipo de proceso de registro en el sitio web para que los mineros puedan conectarse al grupo y comenzar a explotar.

Debes saber que gracias a los cambios de la minería, las herramientas que hoy utilizas podrían estar obsoletas el próximo año, y algunos grupos de minería podrían desaparecer mientras otros emergen, por lo que vale la pena estar al tanto de la evolución de este entorno.

 

Ethereum vs Bitcoin: ¿En qué se diferencian?

A lo largo de este artículo te he dado algunas diferencias entre Ethereum y Bitcoin. La razón principal de esta comparación es que de una u otra forma Bitcoin fue la inspiración de Vitalik Buterin para crear Ethereum.

Además de esto Bitcoin sigue siendo la moneda digital más importante y más demandada de nuestros días y aunque el Ether tenga muchas aplicaciones aún no ha superado (al igual que todas las criptomonedas) el valor en dólares de esta moneda virtual.

Para explicarte mejor las diferencias entre Ethereum y Bitcoin voy especificar los 5 factores que hacen especial a Ethereum y que diferencian a esta plataforma de su competencia directa.

 

1. Minería

La primera diferencia entre estas dos monedas virtuales se centra en la minería. Justamente en el punto anterior te mencioné que la minería de criptomonedas puede realizarse desde cualquier dispositivo, pero esto no quiere decir que se puedan obtener los mismos resultados en cualquiera de ellos.

Los mineros de Ethereum solo pueden realizar su minería en dispositivos que tengan CPU o GPU. Por su parte, para minería de Bitcoins, existen dispositivos especiales que fueron desarrollados con este propósito (Además de los dispositivos con CPU y GPU).

Otro factor que varía entre estas criptomonedas con relación a la minería es la recompensa que ofrecen por la verificación de las operaciones.

En el caso preciso de Bitcoin, la retribución por la verificación de un bloque de información se reduce a la mitad cada vez que son minados 210 mil bloques en la plataforma.

En Ethereum por otro lado, la recompensa por minar un bloque es de 5 Ether, este número nunca cambia, ya que está estipulado que cada 12 segundos se descubra un nuevo bloque y con el nazcan 5 Ether que paguen su verificación.

 

Negocios desde casa

 

2. Límite de las monedas

En el universo de las criptomonedas es algo bastante común ver que las plataformas permiten un número máximo de emisión de una moneda virtual.

Esto ayuda a controlar la inflación que pudiese existir si constantemente se están produciendo más unidades.

En el caso de Bitcoin el límite máximo de monedas que existen dentro de la plataforma es de 21 millones de unidades. Bajo ninguna circunstancia serán producidas más de este número de Bitcoins.

Por su parte en el caso de Ethereum este límite no existe. Nunca fue establecido un número máximo de monedas en el sistema y cada 12 segundos se crean 5 monedas nuevas. Esto hace el sistema más adelante pueda convertirse en inflacionario.

 

3. Generación de bloques

La rapidez con la que se generan las cadenas de bloques es otra de las diferencias más notables entre estas dos monedas virtuales.

Uno de los puntos fuertes de las criptomonedas en relación a cualquier otra forma hacer operaciones con valores, es la rapidez.

En el caso particular de Bitcoin, gracias a que la plataforma tiene un complejo procesamiento, hace la generación de nuevos bloques cada 10 minutos. Sin embargo, para su confirmación solo hacen falta 16 segundos.

Ethereum por su parte produce bloques cada 12 segundos, esto permite que sus operaciones sean más rápidas que las de su competencia.

 

4. Contratos inteligentes

El lanzamiento de los contratos inteligentes es uno de los puntos de innovación más importantes de Ethereum. Por supuesto Bitcoin no cuenta con un concepto similar dentro de su plataforma.

Aunque en el próximo punto te hablaré muy concretamente de este aspecto para resolver las dudas que puedas tener, debes conocer al menos brevemente lo que son los contratos inteligentes y en qué forma se convierten en un gran agregado de lo que es Ethereum.

Los contratos inteligentes son un sistema que comenzó a implementar Ethereum, que le permite a sus usuarios realizar acuerdos vinculantes de forma fácil y desde cualquier lugar del mundo.

La ventaja de estos, es que no existe la necesidad de depender de terceros, el mismo sistema se encarga de verificar que se cumplan las cláusulas del acuerdo para cumplir una determinada función.

Si te queda alguna duda con respecto a esto, no te preocupes, más adelante lo desarrollaré a fondo para que mostrarte de qué manera trabajan estos acuerdos.

 

5. Aplicaciones

Al momento de crear la plataforma, Vitalik Buterin ideó un sistema más allá del ámbito financiero. Él quería que su creación revolucionara el internet y su forma de uso. Esto lo lograría fundando lo que es Ethereum hoy en día.

Buterin supo aprovechar al máximo las características de la tecnología de cadena de bloques, y creo una plataforma con distintas funcionalidades informáticas.

Para muchos expertos en criptomonedas, el Bitcoin es solo una moneda digital, pero Ethereum es mucho más que eso, es tecnología para el futuro.

Esta plataforma permite crear aplicaciones descentralizadas con usos muy diversos, que pueden facilitarle la vida a cualquier persona.

Ethereum fue el pionero en desarrollar una idea como esta y sin duda el más avanzado entre la competencia.

 

 

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes de Ethereum?

Quizá notaste que durante todo el artículo he estado haciendo menciones constantes acerca de los contratos inteligentes y de la importancia de este elemento dentro del mundo de Ethereum.

Dentro de los 5 factores que diferencias a Ethereum de otras plataformas de criptomonedas como Bitcoin, te expliqué que en términos muy básicos los contratos inteligentes son una forma de hacer acuerdos de forma fácil. Ahora voy a explicarte exactamente cómo funciona esto.

Ethereum ha sabido implementar de muchas maneras las cadenas de bloques. Una de estas implementaciones (quizá la más exitosa dentro de la plataforma) resultó ser la de los contratos inteligentes.

Un contrato estándar establece términos dentro de una relación legal, está firmado, notariado y el cumplimiento de sus cláusulas debe ser verificado por terceros. Un contrato inteligente por su lado impone los términos de la relación con un código encriptado.

Dicho de otra manera, los contratos inteligentes son programas que se ejecutan exactamente como están configurados por sus creadores.

Un ejemplo sencillo de un contrato inteligente puede ser que estipules enviar 10 Ether a un amigo en una fecha determinada mediante un contrato. En este caso, deberías un contrato para que pudiera ejecutar lo que fue pactado.

Los contratos virtuales funcionan con una especie de factor “causa- efecto” en el que para obtener tu beneficio del contrato debes cumplir con ciertos requisitos que también están pautados en el mismo.

Debes saber que aunque Ethereum es pionero en la materia, Bitcoin fue el primero en apoyar los contratos inteligentes más básicos (en el sentido de que la red pudiera transferir un valor de una persona a otra).

Ethereum reemplazó las restricciones de Bitcoin (en su lenguaje de programación) e implementó un lenguaje que permite a los desarrolladores escribir sus propios programas.

Hay 4 aspectos de los contratos inteligentes que debes saber para sacarles un mayor provecho:

  • Pueden funcionar como cuentas de firma múltiple: puedes configurar un contrato de modo que ciertos fondos se gasten solo cuando un porcentaje requerido de personas esté de acuerdo.
  • Puedes gestionar acuerdos entre usuarios: por ejemplo, llegar a comprar un seguro de otra persona.
  • Puedes proporcionar utilidad a otros contratos: es posible que con un contrato inteligente desarrolles o incluso complementes otros contratos.
  • Almacenar información sobre una aplicación: puedes guardar datos como la información de registro de dominio o los registros de sus miembros.

 

Debes conocer que para ejecutar cada contrato requieres una tarifa de transacción en Ether, que dependen de la cantidad de potencia computacional que requieras. Por esta razón antes de acceder a esta función de la plataforma necesitas adquirir la criptomoneda.

 

 

Los académicos y especialistas en criptomonedas afirman que Ethereum más allá de ser una moneda digital es una nueva infraestructura en la que se puede crear y sostener cualquier cosa.

Lo seguro es que esta plataforma ha revolucionado la red y se hace más presente cada día.

¿Conocías ya Ethereum? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas de esta criptomoneda.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *