Que es una propuesta de valor y cómo hacer una

Adentrarte en el mercado para ofrecer tus productos o servicios será más fácil si sigues los ejemplos de quienes ya han logrado tener éxito.

Hacer una propuesta de valor, que es lo que te ayuda a diferenciarte en mercados competitivos, para muchos es un reto difícil.

Pero en este artículo aprenderás a pesar beneficios, características y una gran personalidad, para crear una propuesta de valor única que enamore a tus clientes.

Estos trucos que descubrirás a continuación, te ayudarán a diseñar y escribir una propuesta de valor que enganche a las personas por lo que tienes que ofrecer; más allá de lo que vendes.

 

¿Qué es una propuesta de valor?

Este concepto, conocido en ciencias como la administración y el mercadeo, explica que tu oferta debe ser optimizada, con el objetivo de maximizar la demanda hacia tus productos o servicios.

La propuesta de valor, es la manera que tienes para destacarte en un ambiente de constante cambio. Es lo que tienes que ofrecer que otorgue valor sobre tu compretencia.

Para hacer una propuesta de valor certera debes conocer a tu público. También es necesario conozcas el mercado en profundidad. Porque si quieres aplastar a tu competencia es necesario que el valor que agregas no pueda ser superado.

 

 

 

No es cuestión de servicios de calidad, ni de creatividad. El verdadero valor son los resultados que les generes a tus clientes. Ser único y otorgar valor no es juego de niños. Tienes que poner en primer lugar a tus clientes.

Por esto sigue los siguientes 5 trucos para hacer una propuesta de valor que enamore a tus clientes.

 

Truco #1 – Ten un producto o servicio bandera

Si estás haciendo negocios y mercadeando una idea, tendrás una ventaja sobre los demás. Pero ten en cuenta que si no tienes una punta de lanza estarás perdiendo tu tiempo y no tendrás el control completo sobre tus finanzas.

Por esto debes vender un producto o servicio, como tu bandera, para que tengas las cosas claras. Bien lo has escuchado. Quien mucho abarca, poco aprieta. Por esto, cásate con una sola idea que cumpla con las expectativas de tus clientes.

Muchos le llaman producto mínimo viable. Pero una propuesta de valor certera se centra en un servicio único que resuelve un problema.

No importa cuantas veces lo intentes. Tu producto o servicio puede ser optimizado para adaptarse al mercado. Aunque no puedes olvidar que todo está orientado a poner un caballo de troya. 

Si puedes conquistar el mercado desde adentro, posicionando un producto o servicio que sea tu caballo de troya, crecer y escalar tu idea de negocios será menos cuesta arriba. Debes tener una punta de lanza. Un negocio estrella. Que te llevará a conquistar mercados como el emprendedor que quieres ser. 

 

 

 

Truco #2 – Conoce tu público objetivo

Debes conocer en profundidad quién es tu público objetivo. Si no sabes a quién dirigirte tendrás el juego perdido. Ten claro que no estás vendiendo un producto o servicio; sino una experiencia. Y si sabes alinear esa experiencia que vendes con los deseos, esperanzas, carencias y frustraciones de tus potenciales clientes, podrás pasar al siguiente paso.

Con tu actitud y personalidad podrás conquistar ese público objetivo que logrará que tu negocio sea líder en tu mercado. Pero es mejor atacar conociendo de base quiénes son tus clientes ideales. Para tener un discurso alineado con ellos. Que supla las carencias que otros no supieron llenar.

Debes imaginar cómo son. Dales una cara; lo que en marketing le llaman “buyer personas”. Es Lisa, la que tiene un escarabajo y va a surfear todos los fines de semana en Malibú. La que siente que su tiempo es absorbido por internet y quiere ser más productiva. Con el surf y su trabajo.

Una vez sepas a quién te diriges podrás elaborar una propuesta de valor que se alinee casi perfectamente con tu consumidor ideal. Conociendo tu público podrás hacer magia. La ciencia no tiene errores, no hay espacio para especulaciones. No puedes inventar si no sabes bien a qué le atinas.

 

 

 

Truco #3 – Enumera los beneficios de tu producto o servicio

Antes de vender cualquier cosa debes tener claro qué son los beneficios. Un beneficio es el resultado de la compra de tu producto o servicio. Los beneficios son los que ofreces más allá de la compra.

Un beneficio es lo que obtienes de lo que has comprado. Si vendes agua, no vendes H2O, o un líquido vital. Sino el líquido que refrescará y te hará sentir mejor. Los beneficios van más allá. No apelan a la lógica. Los beneficios están dirigidos a suplir necesidades

Si elaboras una propuesta de valor es tu responsabilidad dar a conocer lo que le harás sentir a tus clientes. Como bien sabes, no es un producto o servicio; sino lo que ellos lograrán sentir a través de este.

Una propuesta de valor no está dirigida a cualquier persona. Teniendo claro los trucos previos sabrás que no puedes apuntarla a todo el mundo; porque lo que está dirigido a todos nadie les prestará atención. 

No olvides que una propuesta de valor es un contenido corto, así que no debes extenderte en beneficios. Aun así, debes ser conciso y dar en el clavo con lo que tus consumidores pueden sentir.

 

 

 

Truco #4 – Define por qué te prestarán atención y qué te diferenciará

Es muy sencillo definir qué es lo que te diferencia de tu competencia. Pero para lograrlo debes hacer un estudio inteligente de qué ofrecen los demás.

Para lograr destacarte, y que tu producto o servicio sea un éxito, debes llenar los vacíos que tu competencia y el mercado dejan.

Debes tener una oferta que supla las necesidades reales de tus clientes. Algo que realmente se diferencie entre el montón. Que sea único e inigualable. Debes definir tu ventaja competitiva para que logres conquistar el mercado.

Una ventaja competitiva es ese detalle que te permite destacarte de verdad. Algo que tienes sobre los demás, y que nunca será vencido. 

Esto que te diferenciará y que te hará más relevante, no son sino un grupo de característiscas potenciadas con beneficios que te harán realmente único.

 

 

 

Truco #5 – Ofrece más valor que tu competencia

Para hacer una propuesta de valor debes tener en mente que realmente eres único. Pero tienes la responsabilidad de investigar en la cadena de valor, para descubir lo que puedes dar. Así podrás tomar la delantera para ser el mejor.

Muchos podrán ofrecer cosas iguales a ti. Pero solo tu puedes saber qué te dará valor, que es lo que realmente conecta con la fibra de tus clientes.

¿Pero qué es el valor? Es lo que las personas están dispuestas a pagar por tu producto o servicio, independientemente de los costos.

Si tu producto es una bebida gaseosa, por ejemplo, tendrás mucha competencia. Pero si ofreces una bebida gaseosa con latas coleccionables, que es altamente energética, te garantizo que tu producto será mejor aceptado que algo generalista.

Tu propuesta de valor fundamenta el valor añadido al servicio o producto que adquieren tus clientes; por ejemplo: tiempo de entrega, calidad, garantías, y todas esas cosas te ayudarán a resaltar más ante tu competencia.

No olvides que tendrás que ser realmente indispensable.

 

 

 

Una propuesta de valor es la oferta que impondrás para hacerte notar

Si quieres ser realmente único, una propuesta de valor debes elaborar. Y conquistar mercados con ideas únicas que te posicionarán. No sabes si el mercado conquistarás. Pero con temple y tesón lo lograrás.

La propuesta de valor es solo un eslabón más. Pero será un pequeño paso, para lograr algo que realmente marque la diferencia.

The following two tabs change content below.

Gabriel Mata-Guzmán

Los últimos 8 años los he dedicado a redactar para startups y a hacer negocios por internet. En Gananci quiero compartirte los descubrimientos que han ayudado a mis clientes y estudiantes a ser exitosos.

One comment on “Que es una propuesta de valor y cómo hacer una

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *