6 preguntas extrañas para encontrar tu propósito de vida

Propósito de vida

La mayoría de nosotros no tenemos ni idea de qué hacer con nuestra vida. Incluso después de terminar la escuela. Después de conseguir un empleo. O aunque estemos ganando un buen sueldo.

Lo más probable es que a ti te pase también lo mismo y no sepas cuál es tu propósito de vida. Qué quieres hacer en tu día a día. Qué es lo que te apasiona. Qué se te da bien (o mal) hacer.

He llegado incluso a recibir emails de personas con 40 y 50 años que no tenían ni idea de cómo conducir sus caminos.

Parte del problema es precisamente el concepto de “tener un propósito en la vida”. Desde que nacemos, nos están presionando por todos los medios a creer que debemos siempre llegar a lo más alto según las ideas de la sociedad.

Pero esta es la verdad.

Estamos en este mundo durante un periodo indeterminado de tiempo. Y durante ese tiempo, hacemos cosas. Algunas de ellas son importantes. Otras, no tienen ninguna importancia.

Por eso, cuando la gente se pregunta “¿qué debería hacer con mi vida?” en realidad lo que necesitan saber es qué pueden hacer con su tiempo y que sea importante.

Después de haber pensado en ello durante mucho tiempo, he llegado a la conclusión de que hay 6 preguntas que pueden ayudarte a averiguar por ti mismo lo que es importante para ti y lo que puede dar significado a tu vida.

Sí, son preguntas extrañas, e incluso alguna la considerarás rídicula; pero sólo contestándolas podrás descubrir cuál es el verdadero propósito de vida al que quieres llegar.

 

6 preguntas extrañas para descubrir tu propósito de vida

 

1. ¿Cuál es tu sabor favorito de sandwich de basura?

La pregunta más importante de todas… y la más extraña. Porque ¿a quién le gusta un sandwich hecho de basura? A nadie, ¿verdad?

Voy a decirte una pequeña verdad que nadie te va a contar nunca: la vida es como ese sandwich hecho con basura.

Todo en ella tiene su lado negativo a veces.

Quizás pienses que eso suena increíblemente pesimista por mi parte. Pero yo creo que en realidad es una idea verdaderamente liberadora.

Todo conlleva un sacrificio. En la vida, todo tiene un precio, aunque sea pequeño. No hay NADA que sea placentero o agradable el 100% del tiempo.

Así que, para encontrar tu propósito en la vida, la pregunta que debes hacerte es: ¿qué obstáculos o sacrificios estás dispuesto a tolerar para encontrar tu camino?

 

Propósito de vida

 

Debes saber que lo que nos permite aferrarnos a algo que nos importa no es lo bonito o maravilloso que sea, sino nuestra habilidad para manejar los puntos negativos cuando se nos presentan.

Si quieres convertirte en un emprendedor, pero no toleras el fracaso, entonces no llegarás muy lejos.

Si quieres tener hijos, y estás dispuesto a sacrificar tu tiempo para dedicárselo a ellos, entonces serás una excelente madre o padre.

Así que para encontrar tu propósito de vida piensa: ¿qué experiencias desagradables estás dispuesto a soportar?

Si quieres lograr un empleo con un gran sueldo, ¿no te importa quedarte en la oficina hasta tarde? ¿Tener que posponer el poder formar una familia hasta dentro de 5 años?

Todo en la vida tiene su lado negativo a veces, pero lo que importa es aquello que tú puedas soportar y por lo que estés dispuesto a hacer un pequeño sacrificio.

 

2. ¿Qué haría llorar ahora a tu “yo” de 9 años?

Cuando era una niña, tenía dos pasiones: escribir historias que inventaba y bailar (imagínate a una pequeña Jenny regordeta con un tutú, ¡menuda imagen!).

Incluso estaba apuntada a clases de danza en la escuela, no porque quisiese ser bailarina profesional, o impresionar a mis padres, sino simplemente porque era lo que me hacía feliz y me gustaba.

Y cuando cumplí 15 años, lo dejé. Era la típica época en la que tu familia, tus profesores, todos te empiezan a decir que debes pensar en el futuro y escoger un trabajo que te pueda dar de comer.

Con toda esa presión que tenía encima, no me paré a pensarlo mejor, y simplemente dejé de bailar porque creía que no era algo práctico que me pudiese dar de comer.

Todos tenemos esa tendencia a perder el contacto con lo que amábamos de niños. La presión que ejerce la sociedad y los que nos rodean sobre nosotros es tan grande que abandonamos nuestras pasiones por el camino para hacer algo que sea “útil”.

 

Propósito de vida

 

Nos enseñan que la única razón para hacer algo es si conseguimos una recompensa a cambio. El problema es que esa recompensa no nos hace felices.

Aunque el premio fuese un sueldo alto, si para conseguirlo debemos trabajar en algo que no nos gusta, no nos sentiremos satisfechos.

Estoy segura de que si mi “yo” de 9 años viese hoy que dejé de bailar porque no me parecía algo práctico, se echaría a llorar sin consuelo.

Por eso, otro paso importante para descubrir tu propósito de vida es volver a conectar con el niño o la niña pequeña que hay en ti, ver lo que te apasionaba cuando sólo tenías 8 o 9 años y que dejaste de hacer quizás sin ninguna razón.

 

3. ¿Qué hace que te olvides de ir al baño y comer?

Todos hemos tenido esa experiencia o esa actividad en la vida con la que disfrutamos tanto que el tiempo se nos pasa volando y nos olvidamos hasta de comer o ir al baño.

En mi caso son los libros, especialmente las novelas de intriga. Más de una noche he empezado a leer y cuando me he dado cuenta, he perdido varias horas de sueño y al día siguiente parezco más bien un zombi andante que una persona.

Hasta que un día me di cuenta que mi pasión real no eran en sí los libros – aunque me encanta leer -, sino ver cómo están escritos, cómo se organizan las tramas, investigar qué fórmulas utiliza el escritor para mantener al lector enganchado hasta el final.

Es querer aprender nuevas técnicas de escritura para mejorar mi estilo lo que realmente me emociona.

 

Propósito de vida

 

Y cuando empecé a aplicar esa obsesión por mejorarme y esas estrategias a lo que de verdad me gustaba, es cuando encontré cuál era mi propósito en la vida.

Seguro que para ti es algo distinto. Quizás te guste mucho organizar cosas de forma efectiva, o perderte en un mundo de fantasía, o enseñar algo a alguien, o resolver problemas técnicos.

Sea lo que sea, ese tipo de actividades son las que verdaderamente te motivan y a lo que realmente quieres dedicarte a hacer en tu vida.

 

4. ¿Cómo puedes avergonzarte aún más?

Antes de poder ser bueno en algo y hacer algo importante, tienes que empezar desde cero. Y eso significa hacer las cosas mal al principio.

Leonardo DaVinci no consiguió que su primer dibujo fuese una obra de arte. Seguro que eran unos garabatos mal pintados en un papel.

Pero eso lleva a un gran problema: hacer algo mal nos da vergüenza; y cuando estamos avergonzados por algo, dejamos de hacerlo por el miedo a lo que piensen otros de nosotros.

Así que el círculo vicioso en el que entras sería algo así:

  • Intentas hacer algo nuevo que te gusta, pero no se te da muy bien porque tienes que aprender a hacerlo mejor.
  • Te da vergüenza hacerlo mal por miedo a lo que piensen otros.
  • Así que dejas de hacerlo por ese temor, no aprendes como hacerlo, y nunca mejoras ni puedes llegar a ser el mejor en ello.

 

 

Propósito de vida

 

Puedo decirte una cosa que es totalmente cierta: si no haces algo por miedo a que te salga mal al principio, o por temor a lo que piensen otros de ti, te estás arruinando la vida a ti mismo a lo grande.

Si tus razones son “a mis padres no les va a gustar que haga esto” o “mis amigos se van a reír de mí” o “si fallo, voy a parecer un idiota”, lo más probable es que estés evitando algo que realmente te importa porque te da mucho miedo, no por lo que tu mamá o tu amiga María puedan pensar.

Las grandes cosas son, por naturaleza, únicas y poco convencionales. Y para conseguirlas, tenemos que luchar contra las normas establecidas. Y eso da miedo, mucho miedo.

Abraza esa vergüenza que te impide conseguir algo. Sentirse un poco tonto es parte del camino para conseguir algo importante y con significado para ti.

Cuanto más miedo te dé tomar una gran decisión en la vida, significará que más importante y más éxito conseguirás si das el paso para alcanzarlo.

 

5. Si cada día tuvieses que salir de casa y estar todo el día fuera, ¿qué harías y a dónde irías?

Para muchos de nosotros, nuestro verdadero enemigo es la rutina. Estamos tan acostumbrados a hacer siempre las mismas cosas que nos asusta probar algo nuevo.

El sofá de nuestra casa es más cómodo que salir fuera. Nuestro programa favorito nos distrae durante horas. Y nunca pasa nada nuevo. Ese es el problema.

Lo que la mayoría de gente no entiende es que la pasión es el resultado de la acción, no la causa.

Descubrir cuál es tu propósito en la vida, qué te apasiona y qué te importa es un deporte de contacto que tienes que probar, no soñar con hacerlo.

Nadie sabe exactamente cómo se siente una actividad hasta que de hecho hacemos esa actividad. No puedes saber si te gusta patinar o no si nunca antes has probado a ponerte unos patines.

 

Propósito de vida

 

Pregúntate a ti: si alguien te pusiese una pistola en la cabeza, y te obligase a estar todo el día fuera de casa excepto para dormir, ¿qué harías?

Y por favor, no contestes que irte a una cafetería a estar revisando tu Facebook. Imagina que no hay Internet, ni vídeojuegos, ni televisión. ¿A dónde te apetecería ir y qué harías allí?

¿Irías a estudiar a la universidad? ¿Te apuntarías a clases de baile? ¿Te unirías a un grupo ecológico? ¿Inventarías algo para mejorar la vida de los demás?

Ponte un poco a pensar en ello, y escribe todas las respuestas que se te ocurran.

Y luego, ya sabes… sal a la calle y HAZLAS. No te quedes ahí parado, ¡vamos! ¡Sal a encontrar lo que realmente te hace feliz!

 

6. Si supieses que vas a morir en un año, ¿cómo quieres que te recuerden?

A la mayoría de nosotros no nos gusta pensar en la muerte. Nos asusta. Pero hacerlo tiene muchísimas ventajas que te sorprenderían.

Una de ellas es que nos hace darnos cuenta de lo que realmente es importante y lo que sólo está ahí para distraernos. Te hace pensar en otra forma en la que podrías vivir, y evaluar cuáles son tus prioridades.

¿Qué legado quieres construir? ¿Cómo te gustaría que te recordasen otros? ¿Qué quieres lograr para llegar a ser recordado?

 

Propósito de vida

 

Cuando la gente siente que no va en ninguna dirección, y que no tiene un propósito en la vida, es porque no saben lo que es importante para ellos y cuáles son sus verdaderos valores.

Y cuando no sabes tus valores, básicamente lo que haces es tomar los de los demás y vivir según las prioridades de otras personas en vez de las tuyas propias.

Esto es lo que te llevará a no ser feliz y a tener relaciones tóxicas con aquellos que te rodean.

 

Déjame un comentario aquí abajo y dime si has contestado a estas 6 preguntas para reflexionar sobre cuál es tu propósito de vida.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

26 comments on “6 preguntas extrañas para encontrar tu propósito de vida

  1. Este tema es extraordinario me encanta,voy a ponerlo en practica desde YA¿¿¿¿ Y COMO DICES TU ANDRES,hay que salir a la calle y hacerlo encontrar lo que verdaderamente nos apasiona y lo que realmente nos gusta ser bendiciones..

  2. la verdad que estando en un momento dificil de mi vida por cuetiones de falta de trabajo y de realmente no saber que hacer , para procurar un buen sustento para mi familia el hacerme estas preguntas me ha hecho bien , darme cuenta de que todos tenemos un potencial que dios nos ha dado para desarrollar en esta vida y que no importa lo que piensen o digan los demas , el exito lo determinara nuetro empeño por alcanzar el objetivo , gracias de verdad que dios te bendiga !!!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *