10 errores que las personas inteligentes no cometen y tú sí

Todo el mundo comete errores, pero no todas las personas aprenden de ellos. Algunas caen en el mismo error una y otra vez y por eso nunca progresan en sus vidas.

Cuando tenemos un fallo es difícil admitirlo, porque si lo hacemos es como si fuese un ataque a nosotros mismos.

Sin embargo, aceptarlos es la única manera de no volver a repetirlos.

Las personas inteligentes y la gente exitosa no son inmunes a cometer errores; pero lo que ellos sí saben es convertirlos en herramientas para no volver a caer en el mismo fallo de nuevo.

Algunos errores son tan tentadores que todos, en algún punto de nuestras vidas, caemos en ellos.

Pero si eres listo, estos 10 errores que te enseño a continuación no los volverás a cometer dos veces.

 

Cuando repites un error, ya no es un error: es una decisiónPaulo Coelho

 

10 errores que las personas inteligentes no cometen dos veces

 

1. Creer en alguien demasiado bueno para ser verdad

Hay gente que es tan carismática y tiene tanta confianza que es tentador seguir cualquier cosa que digan.

Hablan hasta el infinito del éxito de sus negocios, de los muchos contactos que tienen, y de todas las oportunidades que te pueden ofrecer.

Aunque por supuesto es verdad que hay muchas personas exitosas que te quieren ayudar, si de verdad eres inteligente sólo caerás una vez en ese error antes de pensar dos veces en un trato que suena demasiado bueno para ser verdad.

 

Fry de Futurama

 

Ser tímido y no atreverte a ir más allá de esa ilusión puede tener resultados catastróficos.

Las personas inteligentes hacen preguntas serias antes de involucrarse porque saben que nadie, incluidos ellos mismos, es tan bueno como parece.

 

2. Hacer lo mismo esperando un resultado distinto

Albert Einstein decía que la locura es hacer lo mismo una y otra vez, y esperar que el resultado fuese distinto.

Aunque esta frase es muy popular y tiene una gran carga de verdad, sigue habiendo gente empeñada en demostrar que si hacen lo mismo cada día, un día el resultado será distinto por arte de magia.

Creen que si suman 2 + 2 con frecuencia, algún día el resultado será 5.

Yo veo esto cada día en los negocios: personas que inician un emprendimiento, fracasan, y empiezan otro practicando las mismas estrategias que en el anterior. Y vuelven a fracasar de nuevo.

 

Personas inteligentes

 

Si eres inteligente, sólo necesitarás experimentar esta frustración una vez para saber que si quieres conseguir un resultado distinto, tendrás que cambiar tus planes, aunque tengas que esforzarte más con los nuevos.

¿Tú también sigues haciendo la misma cosa una y otra vez esperando un final diferente? Porque el resultado será el mismo si no cambias tu estrategia.

 

3. Querer conseguir una recompensa inmediata

Vivimos en un mundo donde podemos descargar un libro inmediatamente en nuestras computadoras, donde las noticias viajan en segundos a través del mundo, y donde podemos realizar una compra online y tenerla en nuestra puerta al día siguiente.

Pero las personas inteligentes saben que las recompensas valiosas no llegan así de rápido.

 

Personas inteligentes

 

Es el trabajo duro a través de un largo camino lo que nos consigue el premio final que tanto ansiamos.

Alguien listo también sabe cómo usar esto como una motivación en cada paso del proceso, porque han comprobado que las recompensas rápidas suelen desaparecer también rápidamente y no valen tanto la pena.

Si eres inteligente, no buscarás hacerte rico o ganar más dinero de la noche a la mañana.

Intentarás encontrar un modo con el que, aunque tengas que trabajar duro y esforzarte más, la recompensa será estable en el futuro.

 

4. Vivir sin un presupuesto

No puedes experimentar la libertad financiera hasta que vivas bajo el peso de un presupuesto.

Mantenerte dentro de un presupuesto, personal y profesionalmente, nos fuerza a tomar decisiones que debemos pensar bien sobre lo que queremos y lo que necesitamos.

Las personas inteligentes nunca se enfrentarán a un gran montón de facturas que no pueden pagar porque ya cometieron ese error en el pasado, y han aprendido de la mala experiencia.

Se dan cuenta de que una vez que comprenden cuánto dinero gastan y en qué lo gastan, las decisiones correctas son mucho más claras.

Desayunar fuera de casa cada día es mucho menos tentador cuando haces cálculos y compruebas que ese desayuno te está costando $1.200 al año.

O cuando abres tu armario, y ves que gastaste $800 en los últimos 6 meses en ropa que todavía ni siquiera te has puesto (y seguramente nunca te pondrás).

Tener un presupuesto no significa sólo asegurarte de tener suficiente dinero para pagar las facturas. Significa también saber vivir con lo que tienes y ser más feliz sin ansiar cosas materiales que sólo traen satisfacción en el momento.

 

Personas inteligentes

 

5. Perder la perspectiva de lo que es importante

Es tan fácil estar siempre ocupado, trabajando duro en lo que crees que es lo correcto, que entonces pierdes la perspectiva de lo que realmente es importante.

Pero las personas inteligentes aprenden cómo mantener el balance entre sus prioridades diarias y un objetivo cuidadosamente calculado.

Este es un error muy común entre los nuevos emprendedores.

Quieren iniciar un negocio para dar a sus familias una vida mejor ganando más dinero.

 

Personas inteligentes

 

Pero para comenzar esa empresa, dedican todas sus horas a trabajar en su proyecto, y no les queda ni un minuto al final del día para sus hijos y su marido o esposa.

¿De qué sirve esto? ¿Cuál es el punto de trabajar 16 horas al día en construir un negocio para tu familia si nunca estás con ellos?

La vida es como un gran cuadro: está compuesta de muchos detalles distintos. Y cuando te concentras sólo en un detalle, te estás perdiendo el resto de cosas que hay a tu alrededor.

6. No hacer tus deberes

Todos hemos tomado un atajo alguna vez, ya sea copiando un trabajo de biología de un amigo en la escuela, o yendo a una reunión de trabajo sin haber preparado nada el día anterior.

Si eres inteligente te habrás dado cuenta de que, aunque a veces puedes tener suerte en estas situaciones, los atajos sólo te frenan y te impiden alcanzar tu máximo potencial.

 

Personas inteligentes

 

Una persona lista sabe que esos caminos cortos no conducen a ningún sitio, y que no hay ningún sustituto posible para el trabajo duro y la obligación de las tareas.

Las personas inteligentes saben que si no hacen sus deberes, nunca aprenderán nada. Y no aprender nada es la forma más segura para no conseguir nunca el éxito.

 

7. Intentar ser alguien que no eres

Es tentador intentar complacer a los demás siendo quien ellos quieren que seas.

Pero a nadie le gusta una persona falsa, e intentar ser alguien o algo que no eres nunca acaba bien.

Las personas inteligentes se dan cuenta de esto la primera vez que alguien les dice que no son auténticas o que están actuando con una actitud muy extraña.

Pero aquellos que no son muy listos nunca llegan a la conclusión de que, al final, todos los de su alrededor pueden ver que en realidad no son las personas que dicen ser.

 

Personas inteligentes

 

No se dan cuenta de las relaciones que han dañado, los trabajos que han perdido, y las oportunidades que han dejado pasar como resultado de intentar ser quienes no son.

Sin embargo, las personas inteligentes se aceptan como son, con sus defectos, pero también con sus muchas virtudes.

Y saben bien que el éxito y la felicidad sólo se alcanza cuando se es auténtico.

 

8. Intentar complacer a todo el mundo

¿Quién no ha cometido este error varias veces en su vida?

A mí me pasaba constantemente cuando era pequeño. Intentaba sacar buenas notas para complacer a mi familia. Jugaba al fútbol (aunque no me gustaba) para no decepcionar a mis amigos.

 

Personas inteligentes

 

Pero es simplemente imposible complacer a todo el mundo que te rodea. Y lo que es peor: agradar a todo el mundo termina por no complacer a nadie.

Las personas inteligentes saben que para ser efectivo, debes desarrollar el coraje para ser tu propio jefe, y tomar las decisiones con las que tú te sientas bien (y no las que a los demás les gustarían).

 

9. Hacerse a la víctima

Las redes sociales están llenas de historias en las que sus protagonistas salen adelante haciéndose a las víctimas.

¿En tu Facebook nunca has visto mensajes en los muros de tus amigos del tipo “por qué la vida es tan injusta a veces” para que los demás les digan cosas bonitas?

Una persona lista puede probar esta estrategia una vez, pero pronto se da cuenta de que sólo es una forma de manipulación, y que la gente no es tonta y más pronto que tarde, saben que es solo un juego y no es real.

 

Personas inteligentes

 

Pero hay un aspecto más sutil de esto que las personas inteligentes saben que tiene mucho valor: cuando te haces a la víctima y finges, abandonas tu poder a los demás, y eso puede costarte un gran precio.

 

10. Intentar cambiar a alguien

La única forma en la que la gente cambia es a través del deseo y de la voluntad por cambiarse ellos mismos.

Aún así, es muy seductor intentar cambiar a alguien que no quiere realmente cambiar, porque es un reto que se te presenta y que si consigues, te hará sentir mejor contigo mismo.

Hay gente que incluso activamente elige personas con problemas pensando que pueden arreglar sus vidas.

 

Personas inteligentes

 

Pero las personas inteligentes saben que no se puede cambiar a nadie que no quiera hacerlo por sí mismo.

Y en vez de eso, construyen sus vidas alrededor de gente genuina y positiva, y trabajan para evitar a esas personas tóxicas que lo único que hacen es desmoralizarles más.

 

Las personas inteligentes emocionalmente son exitosas porque nunca dejan de aprender, ya sea de un buen libro, de una película, o de sus propios errores cometidos.

Aprenden de ellos, pero también aprenden de las lecciones de sus triunfos, y están siempre buscando la manera de mejorarse a sí mismos como personas.

¿Cuáles de estos errores cometes tú a diario y cuáles te gustaría cambiar? Déjame un comentario aquí abajo y si eres una persona inteligente, ¡comparte este artículo en tus redes sociales!

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

16 comments on “10 errores que las personas inteligentes no cometen y tú sí

  1. palabras sabias .. gracias a sus artículos , maneras diferentes del como tomar todo es lo que hace que día a día se aprenda un poco mas y sobre todo tener perspectivas de vida diferentes ..gracias Andres G.

    • Hola !
      Me considero una persona inteligente , me gusta , gananci . Pero por ser inteligente no tengo página de facebook !!! Solo sirve como una red para promocionar , trabajo , vender , chismes , y enterarte de idioteses de las personas , más les estás dando permiso a entrometerse en la vida de uno , té agradezco,todo esto por compartir con todos los que te siguen porque pensamos que eres personas de muchas expectativas pero , si no te molesta me gustaría seguir por correo electrónico. Gracias ,
      Monica Rodríguez.

      • 100% de acuerdo, las redes sociales son geniales para promocionar un negocio, pero están perdiendo su fuerza “personal”.

        Me encantaría que me siguieses por correo, muchas gracias!

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *