18 pequeños hábitos para conseguir grandes resultados

Pequeños hábitos

El éxito no pasa de la noche a la mañana. Los grandes resultados no se consiguen sólo con unas pocas horas de trabajo y esfuerzo durante unos días.

Se logran dando pasos poco a poco, siendo perseverante en lo que haces, y alcanzando una victoria tras otra, aunque sean mínimas.

Todas esas acciones son las que llevan a una persona a alcanzar el éxito; y hay pequeños hábitos que forman parte de ese camino para llegar hasta el triunfo.

Por eso, si quieres construir algo importante, si tienes un sueño, una idea, o un proyecto, no debes preguntarte qué tienes que hacer para que ocurra de inmediato.

Eso no va a pasar.

Las cosas que valen la pena en la vida no van a venir solas. Tienes que ser tú quien pase a la acción y haga algo por conseguirlas.

Aquí tienes 18 pequeños hábitos que no te tomarán más de 5 minutos cambiarlos, y que te ayudarán a pasar a la acción y lograr grandes resultados en todo lo que te propongas.

 

18 pequeños hábitos con los que conseguirás grandes resultados

 

1. Planifica cada día con una agenda o notas adhesivas

La organización es clave para cualquier cosa que quieras hacer en tu vida; da igual si lo que deseas es emprender un negocio, empezar a hacer más ejercicio, o planificar mejor las tareas de la casa.

Si quieres cumplir con lo que te has propuesto, es fundamental estructurar tus horarios cada día y ver qué tareas son las más importantes que debes hacer, y cuáles tienen menos urgencia para ti.

Y para conseguirlo un método ideal es tener una agenda donde apuntes todo esto, o ponerte notas adhesivas en tu escritorio que te recuerden qué tienes que hacer y a qué hora.

Asegúrate de escribir primero lo que es más importante, y después el resto de actividades en las que tengas que trabajar.

Escribir lo que necesitas hacer no te llevará más de 5 minutos cada día, y en poco tiempo te darás cuenta como este pequeño hábito te ayudará a lograr grandes resultados.

 

Pequeños hábitos

 

2. Deja de hablar tanto, y actúa para conseguir algo

¿Quieres conseguir algo en la vida? Entonces deja de hablar y pasa a la acción.

Me parece genial que tus ideas las compartas con otros, y que hables con tu familia y tus amigos de lo que quieres hacer.

Pero si no das el paso para empezar a trabajar en esos sueños, sólo seguirán siendo palabras en tu boca y nada más.

 

Pequeños hábitos

 

3. Trata a los extraños como si fueran tus amigos

En vez de ir por el mundo mirando mal a otras personas, y desconfiando de cada extraño que te encuentres, recíbelos con una sonrisa y con positividad.

De este modo les harás sentirse cómodos, y estarán más receptivos a ayudarte en lo que les pidas o simplemente a comenzar una buena conversación contigo.

La vida ya es demasiado dura como para que además tratemos mal a otras personas, o ellas no nos traten bien a nosotros porque nos hemos mostrado negativos desde el primer minuto en que les hemos conocido.

 

Pequeños hábitos

 

4. Y saca tiempo para los amigos que ya tienes

Conseguir el éxito, o llegar hasta la meta que querías, es maravilloso. Pero si cuando llegues ahí no tienes a tu lado a la gente a la que quieres, no serás feliz ni te servirá de nada.

Así que saca siempre tiempo para estar con tus amigos, con tu familia, o con tus seres queridos sin importar en qué proyecto estés involucrado.

 

Pequeños hábitos

 

5. No abandones lo que más te gusta

¿Te gusta pintar, tomar fotografías, o montar en bicicleta? ¿O quizás tu pasión es cocinar, leer libros, o arreglar computadoras?

Sea cual sea tu afición favorita, no la abandones.

Algún día podría convertirse en algo muy especial para ti. Así que sigue haciéndolo y no lo dejes nunca.

No seas como esas personas que cuando tienen 50 años dicen con pena “a mí me encantaba montar maquetas, pero dejé de hacerlo hace tiempo”.

 

Pequeños hábitos

 

6. Haz ejercicio: tu cuerpo te lo agradecerá

Si estás cansado, no tendrás la motivación y la fuerza suficiente para seguir adelante con tus proyectos o tus ideas.

Y muchas veces esto pasa porque tu cuerpo no recibe el suficiente ejercicio para mantenerse activo.

Así que sal a la calle y anda un poco, monta en bicicleta, nada, haz pilates, yoga, lo que quieras, pero asegúrate de mantener tu cuerpo en movimiento.

 

Pequeños hábitos

 

7. Rodéate de las personas adecuadas

Dicen que eres el resultado de las personas con las que más tiempo pasas. Y es verdad.

Cuando estás rodeado de personas que no tienen aspiraciones en la vida, que se quejan de todo y que no consiguen nada, tú terminas por impregnarte de esos sentimientos y ser como ellos.

Pero en cambio si pasas tiempo con gente que constantemente tiene ideas, lucha por alcanzarlas, y tiene una mente positiva, tú seguirás su ejemplo y se te pegará ese entusiasmo por lograr tus metas.

Deshazte de esas relaciones tóxicas que no te están haciendo ningún bien, y busca personas que te inspiren y que te animen a luchar por tus sueños.

 

Pequeños hábitos

 

8. Usa el principio de Pareto

¿La mayoría de veces no tienes la sensación de que haces mucho pero consigues muy poco? Eso es porque estás concentrando tus energías en las tareas equivocadas.

El principio de Pareto consiste en que el 20% de lo que hagas te dé el 80% de tus resultados.

Así que enfócate en las tareas más importantes, hazlas primero, y deja para después lo que no te corra tanta prisa ni te aporte tanto valor como el resto de tus deberes.

Con este pequeño hábito yo he conseguido mejorar muchísimo mi vida, y te aseguro que a ti te valdrá para alcanzar tus metas más rápido.

Pequeños hábitos

 

9. Toma un libro y ponte a leer

Creo que no hace falta que te explique por qué esta costumbre es tan importante; leer enriquecerá tu mente, te hará crecer como persona, y entrenará a tu cerebro para buscar soluciones más fácilmente.

Si no dedicas parte de tu tiempo a leer cualquier cosa que te guste – libros, blogs, periódicos – de seguro nunca alcanzarás los grandes resultados en tu vida que estás buscando.

 

Pequeños hábitos

 

10. Haz un seguimiento de tus metas

Ponerte metas que cumplir está muy bien; pero si no haces un seguimiento de qué pasos has dado, y de los que te quedan para alcanzarlas, es muy probable que te sea más difícil (o incluso que abandones) llegar a ellas.

Esta es una de las cosas que más me han sorprendido en mi vida. Antes siempre estaba pensando qué nuevos proyectos quería hacer, qué cosas me gustaría aprender…

Cumplí sólo unos pocos, pero la mayoría los empecé y nunca los terminé porque no me organizaba bien, no apuntaba qué pasos tenía que dar para seguir adelante, y no sabía cuáles me faltaban para llegar hasta el final.

Por eso es importante que sigas tus progresos y apuntes todo lo que has conseguido hasta ahora, y el camino que te queda por recorrer para llegar hasta el final.

Te sorprenderá ver lo mucho que prometes y lo poco que cumples, y verás como siguiendo este pequeño hábito es más fácil mantenerte motivado para alcanzar tus metas.

 

Pequeños hábitos

 

11. Empieza siempre por la tarea más difícil

A veces, cuando tengo que hacer varias tareas, y una de ellas es difícil o muy aburrida, me empieza a dar flojera y siempre empiezo por las que son más divertidas o fáciles.

El problema es que dejo la tarea que menos me gusta para el final, y cuando tengo que ponerme a hacerla me da todavía más flojera y al final la realizo sin ninguna gana.

¿A ti también te ha pasado esto? Seguro que sí, y más a menudo de lo que te gustaría.

Pero un truco que a mí me funciona muy bien es hacer primero esa tarea difícil para quitármela de encima cuanto antes.

Así, al terminarla, me siento completamente aliviada y más motivada porque sé que lo que debo hacer después es más divertido y más fácil para mí.

 

Pequeños hábitos

 

12. Vístete bien para alcanzar el éxito

Aunque no lo creas, la forma en que te vistes afecta muchísimo a tu personalidad. Si tienes ropa incómoda, te sentirás más inseguro en todo lo que hagas.

Si vas poco aseado y mal vestido, serás más propenso a hacer el vago y apenas tendrás fuerzas para trabajar en tus proyectos.

Vístete bien, con ropa que te guste y que te haga sentir que vas a comerte el mundo, y lograrás ganar confianza en ti mismo para conseguir todo lo que desees.

 

Pequeños hábitos

 

13. Tómate un tiempo para pensar y descansar

Tu cerebro es una máquina que también se merece descansar de vez en cuando.

No puedes hacerle trabajar las 24 horas del día durante los 7 días de la semana, porque con eso sólo conseguirás que cada vez esté más cansado.

Por eso de vez en cuando toma tu tiempo para pararte a pensar tranquilamente, y desconectar un poco del mundo exterior para calmar tus pensamientos.

 

Pequeños hábitos

 

14. Deja de intentar ser perfecto

Es bueno que intentes siempre dar lo mejor de ti, pero eso no significa que tengas que hacerlo perfecto. Buscar el perfeccionismo es una mala costumbre que sólo te hará daño y no te dejará avanzar.

Cuando hagas algo y no consigas que quede como tú quieres, te enfadarás contigo mismo por no poder hacerlo mejor, y te frustrarás.

Incluso hay personas tan perfeccionistas que no empiezan o no acaban sus proyectos porque ponen como excusa que no conseguirán que el resultado sea tan perfecto como ellas quieren.

Si tú eres así, lo primero es que te aceptes a ti mismo tal y como eres, porque tú ya eres perfecto así, y luego debes darte cuenta de que lo verdaderamente importante es el trabajo y el esfuerzo que pones en hacer las cosas.

 

15. ¡No olvides divertirte también!

A veces la vida nos tiene tan atareados con los trabajos, las clases, o simplemente con las tareas que tenemos que hacer, que no nos acordamos de que también la diversión es una parte importante de nosotros.

¿Cuándo fue la última vez que fuiste a la playa, a la montaña, o simplemente a dar un paseo por el parque porque te apetecía?

¿O que hiciste algo que realmente te gustaba sin pensar en si tenías tiempo o no, o el dinero que ibas a gastar en ello?

Es importante que no descuides al niño o la niña que llevas dentro de ti, y que lo dejes salir cuando te apetezca para que juegue y se divierta.

 

Pequeños hábitos

 

16. Despiértate a la hora que te marcaste

Cada vez que suena el despertador por la mañana, y lo golpeas para poder quedarte en la cama 5, 10 o 15 minutos más durmiendo, estás desperdiciando un tiempo precioso que no podrás recuperar.

De hecho, el sentimiento de culpa que tendrás luego por no haber podido cumplir con la hora que te fijaste para despertar hará que te sientas mal durante todo el día.

Haz un esfuerzo y sal de la cama en cuanto toque tu despertador. Si te cuesta demasiado, vete a dormir antes el día anterior, o utiliza un despertador con música que te motive a empezar bien el día.

 

Pequeños hábitos

 

17. Utiliza un “diario de ideas”

Estoy segura de que a lo largo de tu vida has tenido cientos de ideas que te habría gustado cumplir. Pero muchas de ellas ni siquiera las has empezado.

¿Por qué? Por la simple razón de que se te han olvidado, y ya ni siquiera te acuerdas que las tuviste.

La solución más fácil para esto es tener un diario en el que apuntes todas las ideas que tienes; da igual si en el momento en que las escribas piensas que son malas, regulares, o magníficas.

Apúntalas todas, y de vez en cuando vuelve a leerlas para ver si este es el momento en el que quieres cumplirlas. Nunca se sabe qué idea es la que te llevará al éxito.

 

Pequeños hábitos

 

18. Descubre el motivo para hacer lo que haces

Este es un pequeño hábito con el que no sólo tomarás mejores decisiones por ti mismo sobre lo que debes hacer, sino que te descubrirás también a ti mismo como persona.

Muchas veces, cuando vamos a iniciar un proyecto, lo hacemos sin más y sin preguntarnos el por qué o si realmente es lo que queremos.

Por eso, antes de iniciar cualquier cosa, pregúntate cuál es el verdadero motivo por el que vas a hacer eso; hazlo de forma honesta contigo mismo, porque si no, no te servirá de nada.

Hay personas que estudian Derecho sólo porque sus padres lo quieren, otras que van al cine porque sus amigos desean ver una película que les gusta, y otras siguen empleadas en un trabajo que odian porque no se atreven a dejarlo.

Pero todas ellas en el fondo son infelices porque en realidad no saben el motivo que les lleva a eso, y sólo lo hacen por contentar a los demás, o por no enfrentar sus miedos.

Así que si no quieres ser tú uno de ellos, piensa bien y mira en tu interior cuál es tu verdadero motivo para hacer lo que haces, o lo que te gustaría hacer.

 

Pequeños hábitos

 

Y tú, ¿cuáles de estos pequeños hábitos te faltan por cambiar? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “18 pequeños hábitos para conseguir grandes resultados

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *