Cómo encontrar motivación laboral cuando odias tu empleo (11 consejos)

Motivación laboral

Trabajar en el mismo empleo día tras día puede hacer que tus energías se agoten y que prefieras estar en cualquier otra parte menos en la oficina.

Y es mucho peor cuando sólo trabajas ahí porque no encuentras otro puesto y necesitas el dinero.

Pero aunque creas que es imposible, puedes encontrar la motivación laboral que necesitas cambiando algunos pequeños aspectos de tu día a día.

Voy a contarte una pequeña historia personal: no siempre me he dedicado a lo que realmente me apasiona y para lo que estudié, que es escribir y ser periodista.

En los primeros años de universidad, mis estudios eran costosos y mi madre no podía pagarlos al completo. Por eso tuve que ponerme a trabajar en cualquier puesto que estuviese disponible.

Trabajé como teleoperadora para una empresa de seguros, y también como recepcionista en una empresa de publicidad donde básicamente hacía fotocopias y llevaba los cafés.

Y no me gustaba en absoluto. Sólo estaba allí por el dinero; y cada día, cuando después de clase tenía que ir a mi empleo, era como si me empujasen hacia las puertas del infierno.

Hasta que un día decidí cambiar eso, dejar de vivir angustiada cada vez que tenía que trabajar allí, y puse en práctica los 11 consejos siguientes para encontrar mi motivación laboral que aquí abajo te comparto.

¡Espero que te sirvan de ayuda igual que a mí hasta que encuentres el empleo de tus sueños!

 

Por qué debes encontrar algo que te motive

Tener una fuente que te inspire en todo lo que haces es importante; pero encontrar tu motivación laboral en tu puesto lo es aún más.

Tu empleo ocupa gran parte de tu tiempo.

Si lo piensas bien, pasas unas 8 horas cada día (o más) trabajando durante 5 días a la semana o incluso 6 o 7 días. Y eso tendrás que hacerlo durante gran parte de los años que vives.

Cuando odias o no te agrada tu empleo, todo ese tiempo lo pasas pensando en los fines de semana, las vacaciones, y los días de fiesta que no tienes que acudir a tu puesto.

 

Motivación laboral

 

Esto es un gran error que estás cometiendo, porque de esa forma tu vida se convierte en esto:

 

El 80% del tiempo lo pasas angustiándote por un empleo que no te agrada mientras esperas que llegue ese 20% del tiempo (fines de semana, vacaciones) que sí te gusta.

 

¿De verdad quieres pasar el 80% de tu vida de esa forma, siendo infeliz y quejándote de todo?

Imagino que tu respuesta es un “NO” rotundo, y por eso debes encontrar – o al menos intentarlo – una motivación laboral que haga que tus días sean más llevaderos.

 

11 consejos para encontrar motivación laboral en tu empleo

 

1. ¿Por qué trabajas ahí?

La mejor técnica que puedes poner en práctica para conseguir tu motivación laboral es encontrar la razón, el por qué real por el que estás trabajando en ese empleo.

Si encuentras un motivo poderoso que sea importante para ti, puedes lograr cualquier cosa que te propongas.

Pero si no encuentras ninguna razón para estar ahí, te sentirás desanimado, te dará igual todo los demás, y seguramente perderás tus fuerzas para seguir adelante.

Así que hazte esta pregunta:

 

¿Cuál es tu motivo y tu razón para trabajar ahí cada día?

 

A esta pregunta no puede responderte otra persona; tienes que ser tú quien la piense y la conteste.

Mucha gente sigue en el mismo empleo porque su motivación es su familia, o ascender en la empresa, o conseguir experiencia para irse a otro trabajo mejor.

Sea cual sea el tuyo, tienes que buscarlo dentro de ti y repetírtelo cuando sientas que tus fuerzas flaquean para recobrar la energía y la motivación que necesitas.

 

Motivación laboral

 

2. Recompénsate para motivarte

Cuando nos enfrentamos a una tarea dura a la que no tenemos ninguna gana de hacerla frente, un buen sistema para animarte más a empezarla o terminarla es estableciendo un sistema de recompensas para ti.

¿Cómo hacer esto para motivarte en tu empleo?

Puedes recompensarte tomando un rico café que te guste antes de entrar a trabajar, o hacer planes para comer y charlar con tus mejores compañeros a mediodía.

 

Motivación laboral

 

Organiza algo divertido o agradable para ti después del trabajo, como ir a dar un paseo, quedar con tus amigos para tomar algo, o cenar en casa y ver una película relajadamente en pijama.

Haz que estos sean motivos positivos para enfrentarte a tu jornada laboral, en vez de tener pensamientos negativos como “otro día de trabajo más, no me gusta esto, no hay nada bueno en mi empleo…”

 

3. Usa un mantra positivo

Un mantra es una palabra o una frase positiva que, al repetirla, hace que encuentres tu paz interior, calme tu mente, y te llene de energía y motivación para lo que necesitas hacer en ese momento.

Piensa un poco y escribe una frase positiva que te ayude a llevar mejor tu situación en el trabajo, y luego repítela a diario y cada vez que sientas que tus fuerzas van a desaparecer.

 

Motivación laboral

 

Algunos mantras que puedes utilizar son:

  • Hoy no me voy a rendir
  • La motivación es la gasolina del cerebro
  • Esto no es fácil, pero valdrá la pena
  • Yo puedo, yo quiero, y yo voy a lograrlo
  • Doy gracias por este empleo que me permite seguir viviendo

 

Esos son sólo algunos ejemplos. Pero es mejor que seas tú quien reflexione sobre una frase que sea importante para ti, que te dé la fuerza que necesitas y en la que realmente creas.

 

4. Da las gracias por lo que tienes

En vez de centrarte en todas las cosas por las que no quieres ir a trabajar, concéntrate en las partes buenas.

Los pensamientos negativos son como un virus: te infectan, crecen, y hacen que te pongas peor cuanto más pienses y hables de ellos.

En vez de quejarte de que tienes un jefe horrible, que tus tareas no te satisfacen, y que algunos compañeros no son amables, piensa en las cosas que sí disfrutas.

 

Motivación laboral

 

Estás vivo. Tienes un trabajo con el que pagar tus facturas. No tienes ninguna enfermedad. Además, interactúas con otras personas y socializas.

Y tienes la opción de buscar otro empleo que te apasione más que el actual.

Haz una lista de estas cosas positivas y léela cada vez que tu cabeza comience a quejarse y darte excusas para no ir al trabajo.

 

5. Encuentra tareas en las que usar tus habilidades

Si tu trabajo no te apasiona ni puedes utilizar tus habilidades en él, encuentra un modo de conseguirlo.

Por ejemplo, si te gusta escribir, ofrécete a hacer el boletín de noticias de la empresa o redactar algunos volantes para los empleados. O sugiere a tu jefe otras formas de escribir los artículos en la web de la compañía si tenéis una.

Añade un poco de tu propia personalidad a tu empleo y descubrirás que la motivación laboral vendrá por sí sola.

 

Motivación laboral

 

6. Haz una lista de tus tareas terminadas

Una forma rápida de mantenerte motivado en el trabajo es hacer una lista de las tareas que debes cumplir, y marcarlas cuando vayas terminando cada una de ellas.

De esta manera podrás ver lo que has terminado y te demostrarás cuántas cosas has conseguido en un día.

Esa sensación del trabajo hecho es lo que te dará el impulso que necesitas para seguir con el resto de tu rutina laboral.

 

Motivación laboral

 

7. Márcate objetivos y celébralos

Incluso en el empleo de tus sueños, trabajar no siempre es divertido. Sin embargo, un buen método para mantenerte motivado en las tareas más aburridas es recordar cuál es tu objetivo final.

Las mejores metas son aquellas que tienen un significado personal e importante para ti, porque son las que hacen que te motives por ti mismo.

 

Motivación laboral

 

Así que al completar uno de los pasos que te llevan hacia el objetivo final (por ejemplo, terminar un informe, o hacer una hora extra para ganar más dinero), celébralo y recompénsate por ello para que signifique algo más grande para ti.

Estos objetivos no tienen por qué estar relacionados con tu empleo. Puedes marcarte como meta ahorrar dinero para volver a estudiar o comprarte un auto, o ascender en la empresa para tener un empleo mejor.

 

8. ¡Aléjate del reloj!

El tiempo va a parecer que se pasa mucho más lento si cada 5 minutos estás mirando el reloj.

En vez de contar el tiempo que falta para salir del trabajo, mira las tareas que ya has completado y las que te faltan por terminar. Muévete por objetivos, no por tiempo.

 

Motivación laboral

 

9. Personaliza tu espacio de trabajo

Sé que esto no es posible en todos los empleos. Pero si en el tuyo puedes, trata de crear un espacio de trabajo personalizado a tu gusto.

Pasas muchas horas en tu puesto, y es importante que te sientas lo más cómodo posible. Y esto lo conseguirás convirtiendo tu rincón de trabajo en un sitio agradable.

Intenta incluir detalles personalizados, como fotografías de tu familia, o frases de motivación laboral que te recuerden por qué estás ahí y hasta dónde quieres llegar.

Coloca los materiales de oficina como a ti guste, limpia un poco tu mesa de vez en cuando, y estarás más dispuesto a llegar todos los días al trabajo contento y feliz.

 

Motivación laboral

 

10. Busca y lee frases motivadoras

Hay palabras que con solo escucharlas nos hacen sentir todo tipo de emociones: alegría, valentía, fuerza, constancia…

Una gran idea es que busques frases populares sobre motivación en el empleo, las leas tan a menudo como puedas, y si es posible imprimirlas y colocarlas en el lugar donde trabajas, mucho mejor.

Mira el siguiente artículo donde encontrarás muchas de estas frases: 27 frases de motivación laboral para ser feliz en tu trabajo.

 

Motivación laboral

 

11. Y si nada de lo anterior funciona…

… busca un empleo en el que te sientas motivado.

Si no hay nada que te ate a tu actual trabajo, y después de seguir estos consejos sigues sin encontrar la motivación que te falta, es hora de empezar a buscar en otro sitio.

Un empleo que te apasione, te inspire, o que tenga significado para ti es lo que te hará motivarte por sí mismo.

Así que, si por mucho que busques, no encuentras la voluntad que necesitas para seguir en él, y no ves ningún tipo de futuro en lo que haces ni sientes que las cosas puedan mejorar, considera cambiar de puesto.

 

Motivación laboral

 

Busca otro trabajo similar con un mejor ambiente si las tareas del actual te gustan, o investiga otros empleos distintos si es lo que tu corazón te pide.

Incluso puede que lo que realmente necesitas es crear tu propio negocio.

Pero sea como sea, busca algo que te haga realmente feliz. La vida es demasiado corta para trabajar en algo que odias.

 

Déjame un comentario aquí abajo y contéstame a esto: ¿has encontrado la motivación laboral que necesitas para seguir en tu empleo?

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

8 comments on “Cómo encontrar motivación laboral cuando odias tu empleo (11 consejos)

  1. Gracias por sus aportaciones. Justo en estos tiempos estoy luchando contra mi mismo. Renuncie a mi anterior empleo porque ya no me sentia agusto ahí. Pero ahora me está costando trabajar en otro empleo. No porque no lo encuentre sino porque no me agrada la idea de tener que estar en un lugar durante 8 horas diarias.

    Se que con esto puedo parecer una persona floja. Pero yo no me considero flojo me gusta hacer y aprender cosas.

    Me doy cuenta entonces que es mi mente mi peor enemigo, ya que previsualizo las situaciones antes de estar en ellas. Y lo peor de todo es que las previsualizo de manera casi catastrofica; como que todo va a salir mal.

    Pero sus artículos siempre me ponen a prueba. Y me hacen ver las cosas desde otro punto de vista. Y cada ves que los leo me lleno de valor y de confianza en mi mismo.

    Por eso les agardesco sus aportaciones.

    • igual a mi me han ayudado mucho con mi perspectiva tanto laboral como emprendedora… Te felicito amigo, porque en alguna forma has dedicado tiempo para reflexionar y tomar decisiones mejores en tu vida…

    • Te entiendo lo que quieres decir, y para nada pareces una persona floja, al contrario: aceptar que tu mente es lo que levanta esas barreras, pero estar dispuesto a romperlas demuestra que no lo eres y que, de hecho, eres una persona luchadora 🙂

      Pon en práctica estos consejos y verás como tu situación mejora. A mí me funcionó!

  2. Muchas gracias Andres por tus posts…

    Yo pase ya por esto, ya que hace como 2 años me di cuenta que mi empleo el cual tengo ya 16 años de experiencia en el ramo aduanero, no era lo mio. Comencé a comportarme de forma inadecuada, al grado de trabajar con odio todos los días… Hasta que decidí emprender y por lo que al tomar esta decisión me permitió forjarme una meta a corto plazo. Esto me ayudo mucho porque prácticamente esta meta, la cual ya esta en proceso y me ha ido bien, es la que me mantiene en mi actual empleo. Espero todo este año seguir en la empresa y sacar lo mejor de ella hasta el próximo donde pretendo dedicarle ya al 100 % a mi negocio…

    Espero muchos lean este post que les ayudara mucho, y recuerden que no hay mejor empresa que la que uno emprende…

    saludos…

  3. Hola

    Mi nombre es Eva, me desmotive demasiado cuando me cambiaron de puesto de trabajo, me toco un jefe desagradable que desde el primer dia que me presente fue pesimo, pues desde ahi la verdad me senti bajoneada, uso esa palabra porque la considero la ideal para poder expresar aquel sentimiento que no me dejo desempeñarme o yo me encerre en que todo estaba mal, pero desde que empece a leer los post me han ayudado mucho me motiva a seguir adelante, ahora consegui que me cambiara a otro lugra me siento mejor y mas tranquila. Los consejos que emites en este circulo son de mucha importancia, y ayudan a reflexionar hacerca de uno mismo, gracias por su aporte.

    • Me alegro muchísimo que te cambiaran de puesto y estés ahora mejor, así tienes una motivación más para ser feliz en tu empleo! Muchas gracias a ti por tus palabras. El trabajo es una parte importante de nuestras vidas y tenemos que estar cómodos en él 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *