Cómo montar una panadería exitosa en 14 pasos

Montar una panadería

¿Eres de los que hacen tartas deliciosas para los cumpleaños de sus amigos en vez de comprarlas? ¿Sabes preparar tus propios dulces para desayunar cada mañana?

Si estás pensando en convertirte en tu propio jefe y quieres sacarle provecho a tus habilidades, montar una panadería puede ser una gran idea de negocio para ti.

Este emprendimiento tiene muchas ventajas, e infinitas posibilidades para hacerlo crecer y mejorar su rentabilidad.

Puedes iniciar una simple panadería en la que vendas pasteles para llevar, o convertir tu local en una acogedora cafetería donde tus clientas acudan a charlar con sus amigos.

Además, los productos como el pan, los dulces o las tartas de cumpleaños son artículos que todos compramos a diario o para cada ocasión especial que celebramos.

Por ello es un tipo de negocio rentable con el que puedes conseguir buenos beneficios en muy poco tiempo, aunque es necesario que tomes en cuenta algunas sugerencias para tener éxito.

Aquí encontrarás una guía completa con todos los pasos que debes dar para montar tu panadería, y unos consejos extra que te ayudarán a tener clientes fieles que te compren una y otra vez.

 

Los 14 pasos para montar una panadería de éxito

 

1. Piensa en el tipo de panadería que quieres abrir

La primera decisión que debes tomar es qué tipo de panadería es la que quieres arrancar. Hay cuatro tipos de establecimientos que en general podrás iniciar:

  • Panadería online: gracias a las nuevas tecnologías, hoy en día se puede montar una panadería en Internet sin mucho esfuerzo. Sólo tendrás que crear una página web, subir fotos de tus productos con sus descripciones y precios, e incorporar un sistema de compra en línea. Pero recuerda que si vas a cocinar tus pasteles en casa necesitarás espacio, equipamiento para hornear y decorar, y un lugar bien acondicionado para almacenar tus creaciones recién hechas.
  • Panadería con productos para llevar: esta es la típica panadería en la que los clientes entran, eligen los productos de tu mostrador, y se los llevan para tomar en casa. La ventaja de este modelo es que puedes hacerlo en un local pequeño ya que no necesitarás demasiado espacio.
  • Panadería especializada: si se te da bien cocinar un tipo de pastel en especial, abrir una pastelería especializada es la mejor opción para ti. Puedes especializarte en productos como tartas de cumpleaños, cupcakes o dulces especiales, o incluso en repostería especial para personas con problemas de alimentación, como dulces sin azúcar, sin lactosa, sin gluten, veganos…
  • Panadería con servicio de cafetería: cada vez hay más personas que rentan un local grande en el que ponen un mostrador de panadería con pasteles, y el resto del espacio lo amueblan con cómodas mesas y sillas para que sus clientes puedan tomarse allí sus dulces acompañados de un buen café. Esta opción es la que tiene una inversión mayor comparada con el resto, pero también produce más ingresos que las demás.

 

Cómo obtener dinero rápido

 

Antes de elegir uno de estos cuatro modelos debes considerar algunas cosas como qué talentos tienes para cocinar (si vas a ser tú quien haga los dulces), cuál es tu presupuesto, y los objetivos que desees conseguir.

Un ejemplo: si apenas tienes ahorros, pero tampoco quieres pedir un préstamo para arrancar tu negocio, la mejor opción sería comenzar con una panadería online ya que es el modelo más barato.

Si quieres abrir una pastelería especializada, pero sólo sabes hornear productos tradicionales como pan y magdalenas, necesitarás contratar a una persona especializada para que los cocine, o tomar un curso para aprender tú.

Así que piensa bien primero en esos tres factores fundamentales – tu capital, tus talentos y tus objetivos – y elige el tipo de panadería que se adapte mejor a ti.

 

2. Comprueba si hay competencia en tu zona

Al arrancar cualquier tipo de negocio es imprescindible averiguar si hay competidores que venden productos como los tuyos, y en qué puedes diferenciarte de ellos para tener éxito.

La competencia no es mala, porque eso significa que hay un mercado de clientes que quieren comprar lo que tú ofreces; pero sí debes tener cuidado con ciertos aspectos.

Si estás pensando en rentar un local en una calle comercial donde ya hay una panadería que vende tartas de cumpleaños, no sería bueno poner un negocio también especializado en tartas ahí.

Lo más lógico sería o bien montar otro tipo de panadería en la que ofrezcas dulces distintos, o buscar otra calle en la que no exista ningún emprendimiento como el tuyo.

Piensa en qué zona quieres iniciar tu pastelería, y date un paseo por allí mientras anotas los negocios que podrían ser tus competidores más directos.

 

Montar una panadería

 

3. Escribe un plan de negocios que te ayude a organizarte

Nunca me cansaré de decir lo importante que es un plan de negocios para cualquier tipo de emprendimiento. Con este simple libro podrás ver de forma clara todos los pasos que tendrás que dar, y qué hacer si surge cualquier tipo de problema.

En el plan de negocios debes reflejar qué tipo de panadería vas a abrir, qué productos venderás, quiénes serán tus clientes, cuáles son los posibles competidores que pueden aparecer, el dinero que necesitarás para poner todo en marcha…

En el siguiente artículo tienes una guía completa para crear tu plan de negocios paso a paso: Cómo crear un plan de negocios exitoso.

 

Montar una panadería

 

4. Consigue el capital que necesitas

Montar una panadería no es barato, a menos que lo hagas a través de una página web en cuyo caso te ahorrarás mucho dinero.

Pero si es una pastelería tradicional debes contar con una serie de gastos como el alquiler del local, el pago de licencias y permisos, contratar empleados, pagar electricidad, gas, ingredientes, equipos de cocina…

Haz una lista de todos los gastos y costes que tendrás para calcular un precio aproximado del dinero que necesitarás conseguir para arrancar tu negocio.

Cuando ya tengas el total calculado, súmale entre $3.000 y $4.000 más por si surge algún imprevisto, y luego busca formas de conseguir ese capital.

Si tienes algo de dinero ahorrado, puedes invertirlo en tu panadería y conseguir el resto a través de amigos que te puedan prestar. O directamente acudir a un banco para financiar tu idea de negocio.

Pero no te olvides también de buscar ayudas como subvenciones que los gobiernos de todos los países tienen para emprendedores o pequeñas empresas como la tuya.

Lee este artículo que te servirá de ayuda: Cómo conseguir dinero para empezar tu propio negocio.

 

Montar una panadería

 

5. Busca un local donde poner tu panadería

Ahora que tu idea se está haciendo real, es momento de buscar un local para encontrar el lugar ideal donde arrancar tu panadería.

Si conoces bien tu ciudad, ve a visitar las zonas que creas que tienen un mayor potencial para que tu negocio tenga éxito. Mira barrios que sean relativamente nuevos, con una buena cantidad de habitantes, y donde no haya pastelerías como la tuya.

Si no conoces bien el lugar donde vives, puedes mirar alguna página web en la que tengan datos demográficos sobre cuántos habitantes hay en cada zona, qué calles son las más comerciales, etc.

Lo que sí te recomiendo es que en esta etapa no compres tu local: réntalo sólo por unos meses.

De esta forma evitarás que, si tu negocio va mal, no inviertas demasiado dinero en esta compra.

 

Montar una panadería

 

6. Consulta qué licencias y permisos necesitas

Todos los negocios necesitan una serie de permisos y documentos para poder abrir sus puertas (si quieres saber cuáles son, mira estos trámites para abrir un negocio).

Pero hay ciertos emprendimientos que requieren unas licencias especiales como es el caso de una panadería, ya que se trata de un negocio de alimentación.

Ve a tu ayuntamiento y al Departamento de Servicios de Salud de tu Estado y pregunta cuáles son los papeles que necesitas, qué documentos debes rellenar, y dónde tienes que presentarlos.

Este paso es MUY IMPORTANTE: no se te ocurra vender tu primer dulce sin TODOS los permisos necesarios, porque de lo contrario te impondrán una sanción muy costosa y cerrarán tu negocio.

 

Montar una panadería

 

7. Haz una lista del equipamiento que necesitas para empezar

Tu local no sólo necesitará una bonita decoración y un mostrador para vender tus dulces: también en la parte trasera deberás instalar todo el equipo necesario para hornear y conservar tus pasteles.

El equipamiento general que una panadería suele necesitar es el siguiente:

  • Hornos
  • Cajas de prueba o cámaras de fermentación (lugares donde el pan y la masa puedan elevarse a la temperatura adecuada)
  • Bandejas para hornear y rejillas
  • Mezcladores de masas
  • Mesas de trabajo
  • Fregaderos para limpiar los utensilios utilizados
  • Balanzas para pesar ingredientes
  • Herramientas para decorar los dulces
  • Al menos un refrigerador para guardar los productos e ingredientes (dependiendo de la cantidad de dulces que fabriques)
  • Otros pequeños electrodomésticos, como batidoras

 

Montar una panadería

 

También deberás tener otro equipo adicional como un mostrador y una caja para cobrar, vitrinas donde se puedan ver tus pasteles, estantes, servilletas, platos, vasos, bandejas y papel para envolver…

Una vez hecha esta lista, deberás buscar proveedores para comprar todo el equipo necesario.

Asegúrate de contactar al menos con tres distribuidores distintos para comprobar precios, calidad de las máquinas, y también pregúntales cuáles son sus políticas de devolución o cambios, o si tienen descuentos al comprar varias unidades.

 

8. Contacta con proveedores de alimentos

Tanto si vas a ser tú quien cocine o si vas a contratar a un repostero especializado, necesitarás las materias primas para elaborar tus pasteles y tu pan.

Algunos ingredientes los podrás comprar en cualquier tienda de comestibles, pero la mayoría te saldrán a un mejor precio si los adquieres de un proveedor al por mayor.

Busca compañías que ofrezcan estos alimentos en cantidades industriales y contáctales para ver cuáles son sus precios, la calidad de sus materias primas, sus condiciones de compra…

No te conformes con hablar sólo con una empresa: contacta al menos con tres o cuatro distintas y pregúntales todas las dudas que tengas para poder llegar al mejor acuerdo para ti.

Si no conoces ningún distribuidor de ingredientes, puedes acudir a asociaciones de comercios especializadas en alimentación para que te den un listado de empresas que vendan este tipo de productos a otras panaderías.

 

Montar una panadería

 

9. Calcula tus precios de venta

Una vez que ya sepas cuánto te costará cada ingrediente, los materiales que necesitas para elaborar cada pastel, y el tiempo necesario para cocinarlo, es el momento de calcular el precio de venta para tus clientes.

Esta es una decisión que sólo puedes tomar tú en base a tus gastos y el porcentaje de beneficios que quieras sacar con cada dulce que vendas.

Lee esta guía paso a paso en la que descubrirás qué precio es el mejor para cada uno de tus productos: Cómo ponerle precio a tus productos y servicios.

 

Montar una panadería

 

10. Ordena suficiente material para los dos primeros meses

Aquí es muy importante que calcules el número aproximado de productos que venderás en los próximos dos meses para comprar suficientes ingredientes con los que poder hacer esas delicias que luego venderás.

Sé que no es fácil, pero debes hacer un cálculo de las personas que podrán entrar en tu local, y cuántas de ellas podrían comprar algunos de tus pasteles.

Asegúrate de que tu aproximación siempre sea tirando a lo alto para que así nunca te quedes corto de ingredientes.

Por ejemplo, si crees que en dos meses venderás 150 barras de pan y 75 tartas, sube el número a 200 panes y 100 tartas para que si una semana tienes más clientes de los que esperabas, no te falten productos que venderles.

Cuando hayas hecho este cálculo podrás comprar mejor los ingredientes que necesites al proveedor que elegiste antes.

 

11. Crea una buena estrategia de publicidad

Los clientes no van a llegar sólos a tu negocio. Es posible que algunos de ellos pasen por delante de tu escaparate y entren a tu panadería para comprar sin necesidad de hacer nada.

Pero la gran mayoría mirarán tu local durante un momento, y después pasarán de largo.

Por eso es necesario que hagas una buena estrategia de publicidad que consiga atraer compradores y hacer que quieran volverte a comprar una y otra vez.

Si has decidido montar una panadería en un local, de lo primero que debes ocuparte es de tener un escaparate bonito y limpio que invite a todo el que pase por delante a entrar en tu tienda.

En el cristal puedes colocar también carteles con las ofertas que tengas en ese momento, o divertidas frases como “¡tenemos pan calentito para ti!” o “entra y prueba el mejor dulce que hayas comido nunca”.

También es buena idea que des panfletos o volantes en las calles cercanas a tu panadería para que la gente te visite, o que ofrezcas muestras para que tus posibles compradores prueben tus productos.

 

Montar una panadería

 

Utiliza también Internet para captar más clientes en tu zona: crea perfiles en Facebook e Instagram donde subas fotos de tus pasteles con la dirección de tu local, o haz una página web para que puedan localizarte mejor.

Contacta con periódicos, radios y televisiones locales, cuéntales la historia de cómo empezaste tu negocio, y qué tiene de especial para aparecer en estos medios y que te conozcan más personas.

Pero sobre todo no te olvides de la herramienta de publicidad más importante de todas: tus propios clientes.

Trátalos bien y hazles sentir especiales. Si alguien entra en tu negocio, le gusta lo que le ofreces, y además le haces sentir bien, lo más probable es que te recomiende a todos sus amigos y conocidos.

 

12. Entrevista a posibles empleados para contratarles

Tanto si te gusta cocinar, y vayas a ser tú quien hornee los dulces, o necesites que sea un repostero el que los elabore, vas a tener que contratar empleados que te ayuden con tu panadería.

Tú no podrás estar en dos sitios a la vez – cocinando y atendiendo clientes – ni tampoco puedes poner a trabajar a una persona que cocine mientras cobra a los compradores.

Por eso debes empezar a buscar a alguien antes de abrir tu panadería.

Pon una oferta de trabajo en Internet, en periódicos, o habla con tus conocidos para hacerles saber que buscas a alguien con quien trabajar.

Los empleados a los que contrates deben ser amistosos, tener buena presencia y tratar bien a los clientes, y que sus tareas las hagan de manera efectiva.

Una buena idea es que les pongas en periodo de prueba durante una o dos semanas para ver si trabajan bien.

Si lo que necesitas es contratar a un pastelero, puedes pedirle que te cocine un par de dulces para ver si es bueno. No te conformes con poco, y asegúrate de que es un buen cocinero.

En el caso de que vayas a ser tú quien cocine, y tengas que contratar a alguien para cobrar y atender clientes, debes asegurarte de que es una persona amable y de confianza.

Recuerda que él o ella será quien maneje el dinero de la caja, y para esa tarea necesitarás a una persona en la que confíes.

 

Montar una panadería

 

13. Decora tu local para reflejar la personalidad de tu panadería

Una buena decoración, tanto por dentro como por fuera, es esencial para atraer clientes que tengan ganas de entrar en tu local y comprarte.

Por eso debes reflejar la personalidad de tu negocio y tus productos con tu decoración.

Si vas a vender pasteles enfocados a un público joven, como niños o adolescentes, los elementos decorativos de tu tienda deben ser acordes a ello, poniendo por ejemplo detalles más infantiles en el escaparate o el interior.

En cambio, si lo que quieres es montar una panadería dirigida a adultos, con un ambiente informal pero elegante, toda tu decoración deberá ser más sobria.

 

Montar una panadería

 

14. Abre tu negocio con una fiesta de inauguración

¡Ya tienes todo preparado para abrir tus puertas! Fija una fecha en el calendario para realizar la apertura y que tus compradores disfruten de tus deliciosos pastelillos.

Una buena idea es que unos días antes anuncies en distintos medios como tus redes sociales, tu escaparate, con carteles en la calle o dejando folletos en los buzones, que dentro de muy poco será la inauguración y que darás una pequeña fiesta para celebrarlo.

En ella puedes obsequiar a tus visitantes con muestras u ofertas exclusivas sólo durante ese día (por ejemplo, regalar un dulce cuando compren otro) para darte a conocer y que acudan más personas.

De esta forma ganarás clientes y te asegurarás una gran parte del éxito de tu panadería.

 

Montar una panadería

 

Montar una panadería no sólo es un gran negocio que te dejará buenos beneficios con tus productos: también es una experiencia divertida que te proporcionará la libertad económica que deseas convirtiéndote en tu propio jefe.

Si realmente disfrutas cocinando y tienes ganas de ser emprendedor, ¡no esperes ni un minuto más y empieza hoy!

¿Qué tipo de dulces te gustaría vender a ti en tu propia panadería? Déjame un comentario aquí abajo y dime qué piensas.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

Deja un comentario