10 pasos para tener una mente abierta (el #7 cambió mi vida)

Tener una mente abierta es imprescindible para no perder ninguna oportunidad valiosa en tu vida, y alcanzar el éxito que siempre quisiste en todos los aspectos.

¿Pero cómo conseguirlo? Aquí tienes 10 pasos que puedes empezar a practicar hoy mismo.

 

Mente abierta

 

 

10 pasos para tener una mente abierta

 

1. ¡Sé curioso!

La mayoría se deja llevar por el dicho de “la curiosidad mató al gato”, pero a veces la falta de ella es lo que logró sepultarlo.

Cuando no tienes ni una pizca de curioso, eso te lleva a que sin notarlo, te vuelvas alguien conformista y que nunca busca más allá de lo que ve o tiene.

Un ejemplo muy claro de ello es cuando estás estudiando ya sea en la escuela, colegio, universidad.

Los profesores e instructores se encargan de enseñarte lo que necesitas saber pero eso no significa que no puedas indagar más allá de lo que ellos te dicen.

No te quedes únicamente con lo que aprendes y te dicen, para llegar más a fondo de algo necesitas curiosear sobre ella, investigar si quieres ponerlo de una mejor manera.

Básicamente, es que no te conformes con los pensamientos e ideas de uno o dos individuos, sino que además de esos y el tuyo, también añadas otros y te esfuerces en descubrir más.

No te tomes nada absolutamente cierto o correcto, sino de una forma de conocer otras perspectivas y situaciones.

 

 

2. Rompe la rutina

Rutina es sinónimo de monotonía y no conozco ni a una sola persona que no se sienta aburrido o cansado de hacer lo mismo todo el tiempo.

Si eres de mente cerrada, te apuesto $100 a que estás atrapado en una rutina y todos los días te despiertas únicamente a repetir una y otra vez lo mismo de siempre.

Entonces, si estás cansado de eso, comienza de una vez a salir de ella y experimentar más tu vida en todos los aspectos posibles.

Busca algo nuevo que aprender, un nuevo sitio que visitar, crea nuevas experiencias y recuerdos. ¡Sal de tu zona de confort!

El conocimiento que tanto buscas no lo encontrarás en un solo lugar y es por eso que para encontrarlo, debes aventurarte en algo distinto cada día.

No se trata de sólo hacer actividades distintas, intenta hablar con más personas, de rodearte y conocer más allá de tu círculo de confort y personas cercanas.

 

 

3. Viaja más

Sé que para viajar necesitas algo de dinero y es que así funciona nuestra sociedad, pero esto de viajar más no es algo que debas hacer tan seguido sino simplemente romper esa racha de no viajes o uno cada ciertos años.

Si viajas una vez al año, intenta que sean dos, por ejemplo.

¿Qué te permite esto? Conocer nuevos lugares y con ellos, nuevas culturas y formas de pensar.

No se trata simplemente de viajar por el entretenimiento y la aventura (aunque si es en gran parte por eso) sino de que también aproveches la oportunidad de aprender cosas nuevas.

Si no puedes viajar, siempre puedes mantenerte en tu hogar y hacer uso de tu imaginación.

Como cuando lees un libro, ves una película o serie, siempre te imaginas estar allí o ser parte de ella.

Las mejores enseñanzas las aprendí de un buen libro e incluso, una gran película que hasta llegó a marcar la forma en la que veía la vida.

 

 

4. Aprende a dialogar, no a discutir

Cuando se forma un intercambio de opiniones e ideales, la mayoría de las personas terminan en una discusión donde defienden únicamente lo que ellos creen y piensan.

Si quieres compartir de forma sana algún punto de vista y aprender de los demás, debes  saber dialogar y entablar una conversación donde te nutras en lugar de una discusión donde además de no aprender nada, cierras tu mente aún más.

Para que seas escuchado, también va a haber un punto donde necesitas escuchar a la otra persona de forma abierta.

Muchas veces te toma como una ofensa que la otra persona no piense de la misma forma que tú, cuando en realidad sólo debes escuchar con atención y verás la cantidad de cosas que puedes compartir y aprender de ella.

 

 

5. Rodéate de nuevas personas

Cada persona es como un mundo distinto donde puedes encontrar tesoros si te esfuerzas en buscar dentro de sus mentes.

Las mejores formas de aprender y nutrirte de cosas nuevas que te ayudarán a tener una mente abierta es experimentando nuevas situaciones pero hablar, compartir, dialogar y dedicarle tiempo a conocer a otras personas es como un mar sin fin.

Cuando vas a la escuela y todos los institutos educativos por los que pasas obligatoriamente en tu vida, es para aprender de otros además de conocer lo básico de la vida.

Así como aprendes de ellos y su perspectiva, los conceptos que tienen de ciertas cosas, también puedes hacer lo mismo con el resto de las personas.

Por eso en lugar de quedarte con el mismo círculo de siempre, anímate a rodearte y hablar con otros, experimentar otro pequeño mundo que representa esa persona.

 

 

6. ¡No tengas miedo de preguntar!

Esto en gran parte tiene que ver con la curiosidad de la persona, por lo que es bueno desarrollarla si también quieres pasar a este paso.

Sin embargo, hay situaciones en las que no se trata de poca curiosidad sino vergüenza o miedo de hacer una pregunta sobre algo que quieres saber o entender mejor.

La mayoría de las personas nos aguantamos nuestras dudas y solemos no hacer la pregunta que tanto ronda por nuestra cabeza.

Pero te digo, no muchas ocasiones en las que no descubrirás lo que querías por no hacer una simple pregunta que te sacaría de tus dudas y te haría aprender mucho más.

Esto se aplica a cualquier aspecto de tu vida, cuando tienes dudas en tus estudios, trabajo o incluso vida personal cuando entablas una conversación con alguien.

Hay ocasiones en las que si debes abstenerte de preguntar y confío en que te darás cuenta de cuándo son esos momentos, pero si ves que la persona a la que quieres preguntarle estará más que feliz de responderla o para eso está allí, no te abstengas.

 

 

7. Vive más experiencias

Antes de experimentar o hacer algo (e incluso con las personas) solemos pensar en cómo serán y damos por hecho de que de esa manera y de ninguna otra, lo serán.

Para poder opinar respecto a algo y aprender la experiencia, necesitas ir y comenzar a vivirla por tu cuenta en lugar de quedarte en casa y especular en la forma en la que será.

Esto ocurre bastante frecuente cuando a esos pensamientos, le incluyes a alguien que está diciéndote todo el tiempo el cómo son desde su punto de vista.

Es como cuando quieres ir a ver una película en el cine y tu amigo ya la vió, su opinión respecto a ella es que fue horrenda y en lugar de darle el intento por ti mismo, te dejas llevar por lo que acaba de decirte.

Si quieres saber si algo o alguien te va a gustar o no, entonces mejor salta y descúbrelo por ti mismo, no vivas a expensas de los que otros creen al respecto y vive más las experiencias de primera mano.

Sólo así, es que podrás descubrir nuevas oportunidades y enseñanzas.

 

 

8. Siempre sé sincero

El ser honesto no se trata de sólo decir la verdad cuando te preguntan o hablas de algo con alguien más, sino de mantenerte fiel a ti mismo.

El mundo es un lugar lleno de apariencias y cuando queremos encajar demasiado en él, olvidas que eres alguien único dentro de este y en lugar de mantenerte así y ser aún más auténtico, decides intentar parecerte a los demás.

Ser honesto en todos los aspectos de tu vida es lo que te traerá consigo que personas más auténticas también se acerquen a ti, que no te desvíes de tus metas y mantengas la mente abierta.

Cuando intentas todo lo contrario, tu mente se cierra por el simple hecho de que estás demasiado enfocado en la cosa equivocada, parecerte a alguien más. Por lo que no ves más allá de ese túnel de comparación.

También recuerda que ser honesto es una forma de expresar tus opiniones y no tengas miedo en compartirlas desde el fondo de tu corazón y con la mayor sinceridad.

 

 

9. Evita los pensamientos negativos

Más que evitarlos, es una situación de que deben desaparecer de tu vida, por lo que eliminar los pensamientos negativos es el paso final una vez que comiences a evitarlos.

Cuando se te presenta una nueva idea, oportunidad o cualquier cosa que salga de todo aquello que crees y has hecho todo este tiempo, es normal que de una vez consideres que no funcionará o es una idea “tonta”.

Los pensamientos negativos que te embargan en ese tipo de situaciones nublan tu vista y por ende, tu mente.

Es muy fácil volver a caer en una mente cerrada, así que si ya has llegado hasta este paso y los demás han sido un triunfo para ti, antes de pasar al último, encárgate de cumplir este y repasa si durante los anteriores tus pensamientos negativos se interpusieron varias veces.

La negatividad evita que puedas dar pasos a tu favor y que impliquen algo positivo en tu vida.

Si vamos a ello, el simple hecho de desear una mente abierta es un buen paso, por lo que sentirás más obstáculos de lo normal.

Pero no te preocupes, si logras eliminar los pensamientos negativos, es 100% seguro de que tu mente se mantendrá abierta el resto de tu vida.

 

 

10. No hables tanto y escucha más

Todo esto se irá a la ruina si no aprendes a escuchar en lugar de tomarlo como una pausa antes de que vuelvas a tener el turno de hablar.

La lección, el aprendizaje o enseñanza puede estar delante de ti, en la persona con la que estás hablando en ese momento, pero si no eres un buen oyente nunca obtendrás ese conocimiento.

Presta atención en lo que los demás te dicen, incluso si es algo que tu consideras tribal, no sabes cuándo puedas aprender algo nuevo de lo que te está diciendo.

Además, si eres alguien que no puede mantener una conversación donde no seas el único que habla y comparte, entonces es más como un monólogo que un diálogo.

Sonará un poco duro pero: mantén tu boca cerrada cuando sea necesario y tus oídos más afinados todo el tiempo.

 

 

Con estos pasos, no será necesario que busques en cientos de lugares la clave para conseguir una mente abierta.

Algo que no mencioné, es que el primer paso para tener una mente abierta en realidad ya lo diste con tan sólo leer este artículo.

Si lo estás buscando, es porque estás dispuesto a cambiar de cierto modo y quieres comenzar a hacerlo cuanto antes y eso, es lo más importante a fin de cuentas.

No te preocupes, lo conseguirás tal como yo lo hice y verás el montón de oportunidades y experiencias nuevas que tendrás en tu vida.

¿En qué te está frenando no tener una mente abierta? Déjame un comentario aquí abajo y cuéntamelo.

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

4 comments on “10 pasos para tener una mente abierta (el #7 cambió mi vida)

  1. Gracias Andrés, por tus buenos consejos y por compartir co nosotros todo lo que sabes y aprendiste.Te sigo .Atte Monica Pelaroli.

  2. muy buenos puntos de vista, para darle un nuevo enfoque a la vida, espero poder poner algo de lo aqui escrito pronto. saludos

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *