Como mantener motivado cuando tu vida es un desastre

Mantenerse motivado

Mantenerte motivado en el mundo en el que vivimos no es fácil.

Cada vez que miro mi teléfono, y veo en Instagram fotos de personas que parecen tenerlo todo sin hacer nada, se me hace realmente difícil seguir adelante siendo positiva y esforzarme por lograr lo que quiero.

En mi cabeza empiezan a aparecer pensamientos negativos sin yo darme cuenta con los que sólo consigo herirme y empujarme más hacia abajo.

¿Alguna vez te ha pasado que justo en la etapa más dura del camino tus fuerzas empiezan a flojear, y de repente te has visto a ti mismo como alguien inútil que sólo quiere abandonar?

A mí sí me ha pasado en los momentos más duros de mi vida, y mantenerme motivada para continuar ha sido realmente difícil.

Y lo peor de todo es que eso ha hecho que me preocupase por mi futuro.

Dentro de unos años no quiero estar llena de remordimientos porque no pude alcanzar las metas que me fijé por sentirme desmotivada.

Y tampoco quiero ver cómo fracaso en aquellas cosas que son importantes para mí sólo porque no he podido mantener la actitud correcta para seguir hacia adelante.

Por eso, hace unos meses decidí que ya era hora de dejar las excusas a un lado, y que debía cambiar y tener una mente positiva para llegar hasta donde quería.

No lo conseguí de la noche a la mañana: me costó esfuerzo, tiempo, y también lágrimas.

Pero al final lo logré.

Supe cómo sacar esa motivación que siempre había estado dentro de mí, y mantenerla cuando más lo necesitaba.

Y la razón por la que estoy escribiendo esto aquí es porque quiero compartirte las 9 cosas que más me ayudaron a no venirme abajo y seguir luchando con todas mis fuerzas.

Sé lo duro que puede ser confiar en ti y tener positividad cuando ni tú mismo crees en ti. Por eso espero que estas 9 cosas te ayuden igual que me ayudaron a mí.

 

9 cosas que debes recordar para mantenerte motivado en tus peores momentos

 

1. El miedo no es lo que te está desmotivando

Yo antes creía que el verdadero motivo de mi desmotivación eran las dudas que tenía sobre mí misma, el dolor y la tristeza que sentía por no ser capaz de salir de esa situación.

Pero después de muchos golpes me di cuenta de que la razón de mi desmotivación era en realidad cómo cargaba ese peso conmigo.

 

Mantenerse motivado

 

En vez de utilizar esas emociones para empujarme hacia adelante y animarme a salir de allí, las usaba para hacerme aún más daño y caer todavía más profundo.

Supongo que es más fácil quedarte parado lamentándote, en vez de levantarte y hacer algo para cambiar la situación…

Pero me di cuenta que estar quieta no soluciona nada, y que sólo alarga el tiempo de dolor en tu corazón.

Así que decidí usar esa pena, esa tristeza y esa frustración para sacar algo bueno que me motivase; y esto es algo que a ti también te ayudará mucho cuando sientas que no puedes continuar.

Recuerda que tú eres quien tiene el control para mirar tu vida de una forma u otra, para verla de forma positiva o negativa.

Tus emociones no mandan sobre ti: lo haces tú sobre ellas, y tú decides cómo utilizarlas.

 

2. Tú decides qué camino escoger

La lección más importante que he aprendido con mis problemas es esta: en la vida siempre puedes escoger un bando u otro.

Si eliges ser negativo, encontrarás muchísimas razones para no seguir adelante y hundirte.

Pero si eliges ser positivo, encontrarás muchísimas más razones para dar un paso adelante y sonreír.

El arma más poderosa que tenemos contra la ansiedad y la tristeza es nuestra habilidad para escoger entre un pensamiento u otro.

Por eso debes entrenar a tu cerebro cada día para ver el lado positivo de las cosas.

Así, cuando tengas que enfrentarte a una situación difícil, podrás verla desde una perspectiva más positiva, y encontrarás soluciones mejores y más rápidas que si usas tu mente en negativo.

 

Mantenerse motivado

 

3. No intentes tener todo bajo control

Una de las cosas que más desmotivación causa es querer tener todo bajo control; cada vez que intentamos controlar algo y no podemos, nos sentimos frustrados.

Y esa frustración hace que inmediatamente la actitud positiva se vaya, y queramos abandonar por no haber sabido hacer funcionar algo que ya desde un principio no podíamos controlar.

Es importante que te mentalices de que algunas cosas sí están bajo tu control, pero otras, por mucho que tú lo desees, no serán así.

No permitas que algo que no puedes controlar haga que tus emociones se desborden, y que por su culpa dejes de andar el camino por el que estabas andando.

Tienes que darte cuenta de que a veces no todo saldrá perfecto o como tú quieres. Y en esos momentos lo mejor que puedes hacer es dejarlo pasar, y concentrarte en el siguiente paso que quieras dar.

Esa es la mejor forma de mantener tu motivación bien alta siempre pase lo que pase.

 

Mantenerse motivado

 

4. Quejarte no te servirá de nada

Cuando dejes de preocuparte y quejarte por aquello que no puedes controlar, tendrás más tiempo para cambiar aquellas cosas que sí están bajo tu control.

Lamentarte por algo que ha pasado o echarte la culpa por los errores que has cometido no te conducirá a nada bueno, sólo a hacerte un daño innecesario que te llevará a estar más hundido en vez de más motivado.

Tu tiempo es muy valioso, y debes emplearlo en buscar soluciones y aprovechar el momento en vez de quedarte llorando en una esquina pensando en lo dura que ha sido la vida contigo.

 

Mantenerse motivado

 

5. Recuerda que el éxito tiene tres partes

Para tener éxito en la vida, es imprescindible enfrentarte a los problemas que surjan con la actitud adecuada para dar cada paso del camino.

Y este éxito tiene tres partes muy importantes: la habilidad, la motivación y la actitud que tú tienes.

La habilidad es lo que eres capaz de hacer cada día. La actitud es la forma en la que vas a afrontar esas tareas diarias. Y la motivación determinará cómo harás lo que debes realizar.

Si quieres alcanzar una meta, pero te pasas todo el tiempo quejándote, no llegarás nunca muy lejos.

 

Mantenerse motivado

 

6. Aprende de tus errores en vez de repetirlos

Todos cometemos errores porque somos eres humanos, y ese es el camino natural de la vida. Pero la clave está en aprender de ellos, y seguir adelante.

Una buena forma de lograrlo es examinarte a ti mismo, ver cómo manejaste otras situaciones en el pasado, y mirar qué cosas puedes hacer distintas la próxima vez.

Esta pequeña estrategia a mí me ha servido muchísimo para ver qué estaba haciendo mal cada vez que antes tenía un problema, y por qué siempre conseguía los mismos resultados desastrosos una y otra vez.

Me di cuenta de que mi gran problema era que en cuanto surgía un imprevisto, y no sabía manejarlo, me atormentaba demasiado a mí misma culpándome por no saber hacerlo mejor.

Y con eso sólo conseguía deprimirme, hacerme daño, y llenar mi cabeza con pensamientos negativos sobre mí que me desmotivaban muchísimo y me impedían salir de ese agujero.

Quizás tus errores sean otros o a ti también te pase lo mismo que a mí, eso da igual.

Pero lo importante es que seas capaz de aprender de ellos y no los repitas la próxima vez.

 

Mantenerse motivado

 

7. Aléjate de las personas que sólo quieren hundirte

Una parte muy importante para mantenerse motivado es la actitud que tienes hacia todo lo que te pasa. Pero las personas que están a tu alrededor también juegan un papel en esto.

Nunca es bueno pasar demasiado tiempo con personas negativas que constantemente te infravaloran o te critican por tu manera de ser o lo que quieres hacer, incluso aunque sean miembros de tu propia familia.

Por esa razón debes intentar a toda costa alejarte de aquellos que sólo crean un ambiente tóxico cuando están a tu lado.

Si quieres ir a por algo que de verdad te importa, y para conseguirlo necesitas estar motivado al 100%, no puedes comenzar tu camino cargando con personas que no te van a ayudar ni a apoyarte a recorrerlo.

Porque, si lo haces, lo único que lograrás es que esa gente te impida avanzar, y siempre te quedarás en el mismo lugar.

No hay ninguna razón para darle todo tu tiempo a aquellos que no están dispuestos a hacer lo mismo por ti, y que en realidad no quieren darte su cariño, su amor, y su comprensión.

 

Mantenerse motivado

 

8. Eres más fuerte de lo que tú crees

Imagínate todo lo motivado, feliz y productivo que serías si en vez de ser negativo y luchar contra ciertas cosas simplemente las hicieses sin analizarlas y confiando plenamente en ti mismo.

Recuerda siempre que la tarea que tienes delante de ti nunca será mayor que la fuerza que nace de tu interior.

Eres mucho más fuerte mentalmente de lo que tú te crees, y eso es algo que no debes olvidar nunca.

No te desmotives ante un gran trabajo que se te presenta: haz pequeñas cosas cada día para superarlo.

Incluso las costumbres más pequeñas pueden tener un gran impacto a lo largo del tiempo en tu vida.

 

Mantenerse motivado

 

9. No pienses que tu esfuerzo no valió la pena

Aunque este punto lo he dejado para el final, quizás sea el más importante de todos y en el que más debes concentrarte.

Una de las mayores razones por las que solemos perder la motivación es creer que lo que hemos hecho no ha valido de nada después de haber puesto todo nuestro esfuerzo y empeño en ello.

No pienses eso, porque esforzarte nunca es un desperdicio, incluso aunque te lleve a resultados que te decepcionen.

El esfuerzo es lo que siempre te hará ser más fuerte, más inteligente, y te dará más experiencia. No es una pérdida de tiempo.

Así que cuando creas que las cosas se ponen feas, ten paciencia, esfuérzate más, y continúa hacia adelante.

Tener problemas o encontrar algún obstáculo en tu camino no significa que estés fracasando; significa que lo estás intentando y luchando por conseguirlo.

Y recuerda que todo gran logro requiere de algún tipo de piedra en el camino para llegar hasta él.

 

Mantenerse motivado

 

Sé que mantenerte motivado a veces parece imposible y que es más fácil dejarte llevar por lo negativo que concentrarte en seguir adelante con una buena actitud hacia los problemas.

Pero el empeño que pongas en conseguirlo será un gran premio con el que verás todos tus esfuerzos recompensados.

Así que no dudes de ti ni un solo momento: sé fuerte cuando estés débil, valiente cuando tengas miedo, ¡y mira siempre hacia adelante con tu mejor sonrisa y actitud!

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “Como mantener motivado cuando tu vida es un desastre

  1. Lo que yo practico aunque me cuesta es concentrarme en el POR QUE de las cosas que hago para seguir motivada. Voy a usar también los tips de arriba para conseguirlo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *