Lo que nadie te cuenta sobre tu entorno y el éxito

Alcanzar el éxito depende de muchos aspectos, como nuestra motivación, las ganas que realmente tenemos, en lo personal, de alcanzarlo. Pero normalmente nadie comenta sobre uno de los más importantes: nuestro entorno. 

Nuestro invitado de hoy, David Parodi, te hablará sobre lo que NADIE te cuenta sobre tú entorno y el éxito en sí. ¡Vamos contigo David!

 

Ríos de tinta han corrido en relación con la gran importancia que tiene el rodearse de personas de éxito, de buscar a aquellas personas que están donde tú quieres estar. Incluso se habla mucho de que si en un lugar, el más listo eres tú, es que no deberías estar ahí. Y como esto, mucho más.

Todos te hablan y siempre te hablarán sobre con quiénes debes estar. Y esto está bien y es muy cierto. Efectivamente ésta es una estrategia segura.

Sin embargo, hay una cara opuesta a este principio, un aspecto del que nadie habla, y tiene que ver con quién NO debes estar, de quiénes debes alejarte, y qué tipo de personas evitar.

Tu éxito dependerá tanto con quiénes estás como de con quiénes NO estás. 

Puede parecer un juego de palabras, pero te invito a leerme por un rato y descubrirás algo que quizás pueda interesarte y cambiar tu perspectiva.

¿Hablamos tú y yo de esto hoy? ¡Genial! A por ello.

 

Lo que debes saber para alcanzar el éxito

Para empezar, quiero comentarte que en uno de los grupos que he creado en Facebook hemos llegado a los 100 mil miembros. Eso significa que son 100 mil formas de ver la vida y 100 mil con un carácter distinto. Fácil no es. Suele ser complejo lidiar con tanta gente y tratar de que entiendan que hay unas normas que debemos respetar.

De hecho, por muy cordial y correcto que intento ser, hay bastante gente por ahí a quien el administrador del grupo (o sea yo) le cae fatal.

¿Significa esto que debo dejar de hacer respetar las normas? Por supuesto que no. Lo que nos lleva al primer punto.

 

1. No le caerás bien a todos

Si tú sabes quién eres, sabes a dónde vas, conoces las metas que quieres lograr, y estás vestido con ciertas normas y principios que rigen tu vida, no tienes por qué cambiar sólo para caer bien a los demás.

Te cuento un secreto… bueno, realmente no es un secreto, seguramente ya lo sabes: “hagas lo que hagas, es humanamente imposible caerles bien a todos”.

Si tenemos clara esta premisa, para qué dejar de ser lo que somos para intentar que los demás nos miren con buenos ojos.

Por ejemplo, digamos que eres un emprendedor y te has propuesto que durante la semana no saldrías porque estás dando todo tu tiempo a tu proyecto. Entonces suena el teléfono y ves que te están invitando al cine. ¿Dejas tu proyecto para que no digan que eres un aburrido? ¿O te mantienes firme en tus propósitos y les explicas amablemente que no podrá ser por esta vez?

O digamos que eres vegano y que te invitan a una exquisita barbacoa. ¿Dejas tus principios o los mantienes?

A lo largo de mi vida he conocido a mucha gente que lamentablemente basa su vida en intentar agradar a los demás al precio que sea. Es cierto que la necesidad de formar parte de un grupo es algo muy humano, pero seamos sinceros, dejar nuestros objetivos por dar el gusto a los demás, no nos ayudará en nada.

 

 

2. Lo que dicen tus seres queridos no siempre es correcto

Por otro lado, tenemos a familiares y amigos, personas que nos quieren, quienes lo darían todo por nosotros, pero… ¿y si lo que nos sugieren, por muy buena intención y amor que tengan, no es lo correcto?

En ese sentido tenemos el típico caso de tu madre o padre que cuando le dices que dejarás ese trabajo, sí, ese que te amarga la vida pero que es “seguro”, para dar el salto al emprendimiento, te mira y te pregunta (con mucho amor, claro) – “¿te estás volviendo loco?”.

Conozco a personas con ideas increíbles, incluso algunas con inventos que podrían revolucionar la industria, que tienen dichas ideas e inventos guardados en un cajón porque su pareja les ha dicho algo del tipo “déjate de tonterías que hay que arreglar el grifo y regar las plantas”.

Puede que alejarse de personas desconocidas no sea tan difícil, pero no seguir los consejos y sugerencias de personas queridas, cuesta más.

En estos casos, debemos entender que por mucho amor que haya, ellos son tan “humanos” como nosotros, y que por lo tanto, no lo saben todo.

Es tentador pensar en no actuar por el miedo a que nos digan el típico “te lo dije, te lo advertí”, pero esa parálisis evita que desarrollemos nuestro potencial.

Los demás, por mucho que nos conozcan, no saben al 100% todo lo que pensamos y sentimos, tampoco quizás puedan ver cuál es la totalidad de nuestro potencial. De hecho, ni nosotros mismos lo sabemos. Por eso es importante actuar, ponernos manos a la obra y salir ahí fuera a sembrar lo que queremos cosechar, a construir esa vida que realmente queremos.

Si quieres dar ese paso o si incluso lo estás pensando aún, puedes leer el artículo este artículo que he escrito para que comiences a cambiar tu vida para bien: ¿Cómo redireccionar tu vida hacia la vida que realmente quieres?

 

establecer prioridades en tu vida

 

3. Gente tóxica, esa que está en todos lados

Como tercer punto quisiera hablar de la gente tóxica que nos ensucia la mente con su pesimismo y mala actitud.

¿Quién no tiene amigos o conocidos que están siempre criticando o quejándose de todo?

¿De verdad crees que escucharles está nutriendo tu alma?

Algo sobre lo que yo suelo reflexionar mucho al pensar en una determinada persona es, y esto es un poco fuerte, lo sé, preguntarme “¿Soy mejor persona por el hecho de compartir tiempo con él o ella?”.

Ahora, déjame aclararte algo. 

Si tú no tienes metas importantes y sólo quieres ser uno más de los 7 mil millones de habitantes del mundo, esto te da igual. Pero si eres de los que quiere obtener unos resultados importantes, desarrollar sus capacidades y ver hasta qué punto puede crecer como persona o como profesional, no te queda otra opción que ser duro con estas cosas.

Soy consciente de que esto que te estoy diciendo no está bien visto por mucha gente, y por eso sólo un 10% de la población mundial es realmente próspera.

En nuestra vida cotidiana muchas veces aceptamos a gente tóxica a nuestro alrededor sólo porque no queremos caerles mal, o que se sientan heridos, o para que no piensen que nos creemos superiores, que les ignoramos o que les despreciamos.

Yo me baso en el principio de que yo no soy superior a los demás, pero tampoco los demás son superiores a mí. Eso sí, tenemos visiones distintas. Yo sé a dónde quiero llegar, y, sintiéndolo mucho, si una determinada persona me dificulta el cambio hacia mis objetivos, me veré obligado a dejar de contar con su compañía y seguir caminando solo o con otras personas.

Tú no te preocupes, que no te quedarás solo. Para eso te rodearás de gente que piensa como tú y que tiene tu misma visión de la vida. 😊

 

 

4. Aprende a decir “no”, incluso a ti mismo

Ahora quiero hablarte de una palabra que ha hecho que mucha gente llegue a tener un gran éxito en la vida, y es la palabra “no”.

Tienes que terminar un proyecto y tu mejor amigo te invita a jugar al fútbol esa tarde → Di no. 

Te invitan a esa reunión de amigos cuando tienes que ver a un cliente o te has comprometido con otra cosa → Di no.

Justo el día en que empezarás a salir a correr todas las mañanas y disfrutar de esas frutas deliciosas, te dicen que estás invitado al mega desayuno bufete en un cierto lugar → Di no.

A ver, no se trata de ser antisocial. No se trata de vivir como un ermitaño y alejarse de todos. Se trata de entender cuáles son las prioridades en cada momento. Se trata de que tengamos un horario, una agenda, un sistema, unos hábitos, y respetarlos.

Siempre, siempre, siempre habrá la oportunidad de hacer algo distinto a lo que debemos hacer, y casi seguro que esa otra alternativa es más divertida, pero amigo y amiga, ese camino no nos lleva a donde queremos llegar.

Y hablando de caminos a donde queremos llegar, quiero hablar contigo del enemigo oculto que habita en ti y que impide tu progreso. Esa personita que en tu cerebro te dice cosas como:

  • No lo hagas.
  • No te arriesgues.
  • Es peligroso.
  • Mejor quédate como estás.
  • Tampoco estás tan mal, hay gente que está peor.
  • No pruebes algo nuevo.
  • Y así continúa.

Porque si hay alguien a quien debes decir que NO es muchas veces a ti mismo. Sí, a esa voz que impide que logres tus objetivos. Ese miedo innato que tenemos de probar algo diferente, de cambiar, de progresar, de mejorar.

Debemos alejarnos de nuestra propia mala actitud. Una estrategia muy buena es ponerle nombre a esa voz que tenemos en nuestro cerebro y entender que es sólo eso, una voz, no somos nosotros.

Yo lo hago. Cuando suena el despertador por la mañana indicándome que es la hora de salir a correr, mi amiguito del cerebro suele decirme algo como “oye, la verdad que hace frío eh, además creo que va a llover, ¿y si lo dejas para mañana?”. Entonces le digo, “fulanito, otra vez tú con eso, quédate tú que ya me voy yo, este cuerpito se merece lo mejor”. 😉

Este enemigo interior que tienes se extiende de muchas formas, por eso he escrito un reporte para que las personas conozcan más sobre él y también, para que puedan vencerlo: El Enemigo Oculto de tu Progreso.

Nuestra mente está programada para que gastemos la menor energía posible y sobrevivamos. No está programada para que seamos exitosos. Si quieres algo más que sólo sobrevivir, tendrás que no solamente aprender a alejarte de gente tóxica y decirles “no”, sino que también tendrás que aprender a decir que “no” a tu propio cerebro.

Ya sé que esto es más fácil decirlo que hacerlo, pero estoy convencido porque lo veo en mi propia vida y en la de mis alumnos, que poco a poco podemos ir cambiando y mejorando.

Tenemos el potencial de ser exitosos. Depende de nosotros, de quienes nos rodeamos, y por supuesto, como has visto en este artículo, también depende de quiénes NO nos rodeamos.

Hay cosas maravillosas por delante. Te invito a ser fuerte y a permanecer firme en tus objetivos. Te prometo que aunque el camino es duro y difícil, merece la pena.

 

 

¡Un gran abrazo y hasta la próxima!

 

Soy David Parodi, creador del blog davidparodi.com, en el que ayudo a las personas a emprender y a desarrollar su potencial a través de estrategias de éxito.
The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *