5 lecciones de vida que aprendí para ser exitoso

Si en el transcurso de tu vida has pensado que conseguir todo lo quieres, será suficiente para ser exitoso y feliz, pues te cuento que has estado equivocado.

¿Qué sentido tiene conseguir todo lo que quieres, si no eres feliz una vez que lo tienes? ¡Ninguno!

La verdad es que la mayor parte de los seres humanos, son inconformes (en todos los aspectos de su vida); nunca es suficiente, siempre falta algo.

O bien, si tienen lo que quieren… Dejan de quererlo al poco tiempo.

Lo peor del caso, es que estas personas no están satisfechas con ningún aspecto de sus vidas. Ni con sus parejas, ni trabajo, muchas veces tampoco con su familia y mucho menos, con ellos mismos.

Por mucho dinero que tengan, éste no lo es todo. Puede que te dé felicidad por un tiempo, pero no para siempre.

Es por eso, que debemos seguir el ejemplo de aquellos que se sienten completos y satisfechos con lo que hacen, lo que tienen y lo que son. En esto se basa el verdadero éxito.

Esas personas consiguen todo lo que se proponen y una vez que lo tienen, lo valoran. Esa es una de las lecciones de vida que debemos aprender y siempre tener presente.

¡El éxito está a tu alcance solo debes definir qué es lo que quieres e ir a buscarlo!

 

5 lecciones de vida que debes aprender para ser exitoso

 

1. Siempre debes saber lo que quieres

Puede que lo hayas escuchado antes un millón de veces, pero realmente no sepas qué es.

¿Cuántas veces te has propuesto iniciar un nuevo negocio y ser una persona exitosa, pero no sabes por donde empezar? Debes establecer objetivos, ese es el primer paso.

Quizás tus objetivos pueden parecer obvios (o eso crees tú), pero plasmarlos en un papel y concretarlos no estará de más.

Fijar tus objetivos te permite saber dónde estás ahora, es decir en qué punto de tu vida te encuentras y hacia dónde quieres ir.

De esta manera será mucho más fácil saber los próximos pasos que debes dar para acercarte el éxito.

Una de las lecciones de vida que aprendí es que, cada vez debes de tener metas más altas y para tenerlas debes haber establecido previamente tus objetivos.

Si no tienes objetivos claros, por mucho que te esfuerces es posible que avances en la dirección contraria. ¿De qué te servirá nadar, si vas a morir en la orilla de todas formas? ¡De nada!

Tus objetivos y metas te permitirán avanzar y llegar hasta donde deseas, sin necesidad de perder el tiempo.

Una vez que ya sepas lo que quieres, debes desearlo tanto que la vida no tenga más remedio que dártelo. Aunque desearlo nada más, no es suficiente.

Ahora debes aprender a buscar lo que necesitas y trabajar para obtenerlo.

Si no lo consigues en el momento justo, sigue adelante, ya al menos aprendiste una de las lecciones de vida más importantes para alcanzar el éxito: saber lo que quieres.

 

 

2. Todo pasa, no te desanimes

Si por alguna razón, no has conseguido lo que quieres… Desanimarte no es una opción, es completamente normal y a todos nos pasa.

Por suerte, todo en este mundo es temporal, todo pasa y todo tiene solución.

Sin embargo, primero debes aprender a dominar tu tristeza y no dejar que ella te domine a ti.

A mi parecer, esta es una de las lecciones de vida más importantes, ya que seguramente te ha pasado que como no alcanzaste lo que querías, pienses no podrás hacerlo más adelante.

Ese pensamiento solo atraerá culpa y tristeza a tu vida. ¡No lo permitas!

Cada día es un nuevo comienzo y una nueva oportunidad para hacer las cosas bien, pero primero debes de creer en ti y en tu capacidad de lograr lo que quieres.

Echarte la culpa por no haber conseguido lo que querías, solo te alejará del éxito. Así que no pierdas tu tiempo y comienza a pensar en cómo enderezar las cosas.

Por otra parte, la tristeza es inevitable, pero te lo repito: debes aprender a manejarla.

Si no has conseguido lo que quieres, es posible que hayas buscado en el lugar equivocado.

Existen millones de caminos que te guiarán al mismo lugar, ¡Sigue intentándolo!

 

 

3. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy

Esta es una de las lecciones de vida que más nos cuesta mantener. Desde chicos en la escuela nos lo han repetido una y otra vez, ¿O me equivoco?

La postergación es sinónimo de perder oportunidades. Si pospones lo que quieres hacer es porque quizás no te sientas preparado para ser una persona exitosa.

Si adoptas esa actitud, definitivamente darás diez pasos atrás en tu camino al éxito y eso no es lo que queremos.

Cuando no tienes el valor para hacer lo que quieres, es cuando más debes afrontarlo y hacer todo lo que esté a tu alcance para superarlo.

Solo de esa manera notarás que todo comienza a fluir y que haber comenzado hoy, fue la mejor decisión que pudiste haber tomado.

Hay oportunidades que solo tenemos una vez en la vida, por eso y más es que no vale la pena sentarse a pensar o a dudar. No piensas tanto, hazlo. Y hazlo ahora.

 

 

4. Deja el perfeccionismo a un lado

Tristemente, nadie tiene una vida perfecta y esto no debe ser motivo para pensar que eres incapaz de alcanzar el éxito.

Esta es de las mejores lecciones de vida que he aprendido y seguramente te estarás preguntando el por qué.

Pues la respuesta es simple: siempre esperaba demasiado de mi misma, creyendo que era perfecta y exigiéndome más de lo que podía dar, lo que me llevó a desmotivarme por completo.

No hay ninguna necesidad en ser perfecto, ni tampoco debes querer ser perfecto para complacer a alguien. Preocúpate por complacerte a ti mismo. Y aprende a saber decir NO.

Sentirte satisfecho con quien eres y con lo que tienes, te hará ver que tienes una vida perfecta (aunque no la tengas).

Si algo no te sale como deseas, pues recuerda que es necesario cometer errores para aprender.

Como lo mencioné anteriormente, todos los días son nuevas oportunidades para hacer las cosas diferentes y obtener resultados diferentes.

Si tienes miedo, hazlo con miedo, pero hazlo. Atrévete a cometer errores, a correr riesgos y a ser imperfecto.

 

 

5. No critiques tanto

Mi padre muchas veces me repitió esta frase: “Si no tienes nada bueno que decir, es mejor que no digas nada“. Vaya lección de vida.

¿Cuántas veces al día te criticas a ti mismo?, ¿Cuántas veces has criticado a alguien que no conoces? Seguramente perdiste la cuenta.

Así como las anteriores, el hecho de dejar de criticar es una de las mejores lecciones de vida que debes aprender para ser exitoso.

Debes aprender a ver lo positivo en ti, en tu vida y en lo demás.

Es posible que debido a las críticas, no seas capaz de estar satisfecho con lo que eres, tienes y haces y tampoco con tu pareja, tu familia y tu trabajo.

Y aunque duela escucharlo, la mayor parte de las críticas que le haces a los demás, son cosas que juzgas de ti mismo. Es decir, lo que criticas en otros, tu también lo tienes.

Pero a nadie le gusta aceptar sus defectos, ¿Te sientes identificado? Yo también me sentía así.

Debes tomar conciencia de las críticas que te haces (y haces a los demás), si son destructivas, en vez de constructivas, no tienen ningún fin.

Del mismo modo, siempre existirán personas que te critiquen a ti y debes impedir que éstas te hagan sentir mal o afecten en las decisiones que tomas.

 

 

Las personas siempre van a hablar, sea bueno o malo. Marca la diferencia y verás como el éxito toca tu puerta.

Los errores que cometemos nos dejan las mejores lecciones de vida; aquellas que nos ayudan a crecer, madurar y sin duda, alcanzar el éxito. 

3 comments on “5 lecciones de vida que aprendí para ser exitoso

  1. Gran articulo es para seguir al pie de la letra , os felicito y espero poder seguiros de ahora en adelante.

  2. Muy motivador y grandes lecciones en este post. Sigue asi compañero. No paro de leerte!! Saludos desde España!!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *