20 ideas de negocio para empezar desde casa con poca inversión

Trabajar desde casa es cada vez más habitual. Pero, ¿y si te dijeran que puedes emprender tu propio negocio desde casa sin invertir nada o muy poco? Hoy es posible. De eso es de lo que hablará Sylvia Nankivell, consultora de marketing online, en este post. Además, nos dará 20 ideas de negocios que están funcionando muy bien y con las que podemos ganar grandes beneficios en muy poco tiempo. 

 

Desde el estallido de la crisis económica, hace casi diez años, muchas personas se han inclinado hacía convertirse en sus propios jefes y crear sus negocios desde casa. Esto ha sido apoyado por las ayudas a autónomos y emprendedores como alternativa viable a la falta de empleos en el sector privado.

Aunque no todos los autónomos trabajan desde casa -por el tipo de actividades que desarrollan o porque prefieren acudir a los espacios de coworking-muchos sí encuentran en su hogar el entorno ideal para rendir durante la jornada laboral.

Ahí, en la intimidad de un espacio conocido que habrá que saber adaptar y adecuar a las necesidades de cada profesional, es donde nacen muchas ideas creativas y donde se estimulan la imaginación y el talento personal.

Ahora bien, ¿qué ideas de negocio podemos desarrollar desde nuestra casa con ciertas garantías de recuperar una inversión que a su vez no sea excesivamente elevada?

Lo ideal, de entrada, sería poder cubrir los gastos iniciales -inversión en materiales, gastos de gestoría o asesoría, impuestos, facturas, etc. – con lo que potencialmente recibiremos del Estado o de otras Administraciones por iniciar nuestra actividad como emprendedores.

Y si ya lo somos y simplemente queremos orientar nuestro negocio en otra dirección, la idea será básicamente la misma: gastar lo menos posible al inicio y garantizar un retorno rápido de la inversión.

 

¿Qué negocios pueden funcionar desde casa?

 

1. Traducción de textos

Para quien sepa idiomas, traducir desde casa es una opción viable para ganar dinero. Además, la inversión en este caso es mínima: basta con un ordenador conectado a internet y una mesa sobre la que colocarlo.

Recuerda que algunos gastos derivados de la actividad profesional -luz, cuota de internet y teléfono, alquiler de la vivienda- pueden desgravarse y generar beneficios fiscales a final de año.

Esto, en general, ocurrirá con cualquier actividad desarrollada en el domicilio, siempre que este conste legalmente como nuestro centro de trabajo habitual. En el caso de la traducción, las más cotizadas son las que exigen el conocimiento de lenguas menos habituales, más exóticas -ruso, chino, japonés, árabe-.

Pero inglés, francés o alemán son las más demandadas. No siempre es necesario poseer una titulación universitaria -basta acreditar el conocimiento, que se puede haber adquirido estudiando o viviendo un tiempo en el extranjero- aunque siempre es un plus que permitirá cobrar más por los servicios prestados y ejercer como traductor jurado de documentos oficiales.

 

2. Creación de contenido escrito y artículos SEO

De manera similar al punto anterior, quien posea habilidades para redactar, con buena gramática y vocabulario, podrá vender sus trabajos a webs y blogs online.

La creación de contenido SEO es muy codiciada en la web hoy en día, pues se utiliza para atraer más tráfico a través de técnicas novedosas de marketing. Existen páginas web donde los creadores pueden ponerse en contacto con los potenciales clientes que demandan freelancers, como Upwork o Freelancer.

 

3. Dar clases online

Gracias a programas y aplicaciones como Skype, la comunicación a través de Internet está hoy más desarrollada que nunca. Las videollamadas en HD son posibles gracias a estos programas que permiten la comunicación directa entre usuarios.

De esta forma, es posible impartir clases individuales o a pequeños grupos, incorporando presentaciones en Power Point, documentos de Word, tablas de Excel, etc., a través de la nube o en la pantalla del ordenador o tablet. La enseñanza de idiomas a adultos y las clases particulares a escolares son los dos principales grupos para este tipo de actividad.

 

 

4. Técnicos Informáticos y Programadores

Los conocimientos en IT -siglas en inglés para Information Technology– son de los más valorados hoy en día en Internet. Especialmente, la programación en determinados lenguajes informáticos como Java, Javascript o HTML.

Es una actividad que se puede desarrollar a distancia, siguiendo las directrices de los clientes y utilizando un ordenador personal que cumpla con las características técnicas que el trabajo requiere. Paga bien y es fácil encontrar trabajos en el sector como freelance a través de las webs antes citadas.

 

5. Diseño Web

Otra variante relevante de ideas de negocios es ser diseñador de páginas web. Estos son especialmente demandados por pymes que desean lanzar sus propios sitios web para aumentar su visibilidad e incluso permitir el contacto o las compras online a sus clientes.

En general, se pueden encontrar ofertas a través de Internet y la mayoría de los encargos no requieren de conocimientos muy amplios, sino más bien de nociones básicas de desarrolladores web a fin de crear páginas sencillas e intuitivas y accesibles de manera rápida.

 

 

6. Fotografía

Aunque esta actividad requiera salir a la calle, las gestiones y la búsqueda de proyectos sí se pueden llevar a cabo desde casa. Para aquellos fotógrafos profesionales, o amantes de la fotografía con conocimientos técnicos, es una opción a explorar.

Los más demandados son los eventos familiares -bodas, comuniones, reuniones de amigos- aunque también es posible vender trabajos de fotografía creativa online. Hay revistas especializadas en todo el mundo con las que se puede contactar a través de correo electrónico, así como museos, salas de arte, y centros de exposiciones, donde quizás podríamos exhibir nuestros retratos.

 

7. Hacerse influencer

No es broma, el uso ‘profesional’ de las redes sociales para la promoción de la marca personal reporta grandes beneficios, claro están, para quienes saben hacerlo.

En esta nueva evolución del marketing digital, puede aplicarse un nuevo principio,  la persona se convierte en la marca. Esto quiere decir, que el individuo que se promociona a través de Facebook, Twitter o, sobre todo, Instagram, es el centro de atención y en ocasiones también el medio para crear publicidad a terceros.

Son estos -en la forma de asociados o patrocinadores – quienes pagan por estos servicios tanto de forma tradicional -dinero-, como a través de productos y/o servicios. En los puntos sucesivos veremos qué actividades se pueden adaptar a esta forma de trabajo.

 

8. El fitness

Sin duda es una de las obsesiones contemporáneas más extendidas. El culto al cuerpo a través del ejercicio físico guiado por personal trainers (entrenadores personales) ha hecho proliferar no solo los gimnasios y centros de entrenamiento físicos, sino también los guías espirituales que se encargan de retransmitir en vivo sus entrenamientos, mostrar sus avances, recomendar rutinas de entrenamiento y dietas saludables que incluyen complementos proteicos y otros compuestos destinados a incentivar la musculación.

Hay que saber diferenciar a quienes tienen una base de conocimientos adquiridos de los que únicamente buscan aprovecharse del tirón mediático para engañar a los usuarios, pero es una opción viable si se dedica algún tiempo previo al estudio de la materia.

 

 

 

9. Las dietas saludables/deportivas

En consonancia con el punto anterior, y sin estar necesariamente enfocado al ámbito deportivo, el diseño de dietas y la publicación de recetas originales, o las alternativas inspiradas a partir de otras, es una vía que se puede explotar desde casa.

No hace falta mucho más que una cocina mínimamente equipada, ganas de ponerse el delantal, e imaginación para diseñar platos. También se pueden diseñar planes de consumo de alimentos destinados al público en general, o para razones particulares como el adelgazamiento, complemento de la actividad física, necesidades específicas, etc.

 

10. Servicios de belleza y estética

Destinados a hombres y mujeres, cada vez son más frecuentes los tratamientos de estética como la depilación láser, solárium, tratamientos faciales, etc.

Aunque la inversión inicial puede ser algo más elevada que para otras actividades -los equipos suelen ser bastante caros, siempre podemos recurrir al alquiler en los primeros meses- los precios que los usuarios están dispuestos a pagar son relativamente elevados.

Así, rentabilizar el gasto inicial será más fácil para llevar con éxito tu centro de estética. El uso de las redes sociales y una web o blog para promocionarnos y mostrar ejemplos de los servicios ofertados, son herramientas imprescindibles que podemos desarrollar desde casa con un ordenador.

 

11. Masajes y fisioterapia médica y deportiva

Es un servicio muy demandado que, con una cartera de clientes estable, puede generar muchos ingresos. Inicialmente, habrá que hacer algunas adaptaciones de espacio para acondicionar nuestra casa -habilitar una habitación, comprar la camilla de masajes- y convertirla en un salón de masaje o fisioterapia -no son lo mismo y es importante no aplicar tratamientos sin la formación adecuada.

No solo los deportistas necesitan de estos servicios, sino que cada día más médicos derivan a sus pacientes por contracturas, dolencias musculares, y problemas derivados de la edad o de los malos hábitos en la vida cotidiana y en el trabajo.

 

 

12. Alojamiento para turistas

Quienes vivan en ciudades con gran afluencia de turistas podrían unirse a alguna de las nuevas plataformas online a través de las que particulares ofrecen sus casas como alojamiento a cambio de contraprestaciones económicas, como si de un hotel, hostal o pensión se tratara.

Aquí lo importante es atender a la regulación estatal, autonómica, y local para no infringir leyes que puedan acarrear multas por incumplimiento. Siempre dentro de la legalidad, puede ser una opción si no nos importa que otras personas visiten de nuestra casa y hagan uso de ella como alojamiento turístico.

 

13. Crítico gastronómico

En este caso, hay dos variantes: visitar restaurantes y bares para luego escribir críticas desde casa y obtener prestigio con un blog o web. O la otra ruta es participar como cliente misterioso o secreto en las campañas que, sobre todo las grandes compañías, llevan a cabo para comprobar la calidad del servicio de sus franquicias y sucursales.

El primer caso es el que se ajusta más a la idea del autoempleo, pues en el segundo las contraprestaciones económicas -al margen de la comida o cena gratis- serán escasas, y la frecuencia muy esporádica.

 

14. Invertir en bolsa u otros mercados financieros

La Bolsa tradicional o mercados emergentes como el de divisas o incluso los de monedas virtuales pueden ser operados desde casa.

Ya no es preciso contratar a un corredor de bolsa al estilo de la película Wall Street, sino que diferentes plataformas online facilitan a día de hoy la inversión instantánea, con sus potencialidades y sus riesgos. Antes de invertir dinero, hay que conocer el funcionamiento de los mercados y no dejarse llevar por impulsos o consejos fraudulentos.

 

15. Vende cosas en Ebay, Amazon y otras plataformas e-Commerce

La clave para tener éxito vendiendo en línea es encontrar un producto “nicho”. Un producto que es menos popular, pero que se puede vender mejor debido a una menor competición en el mercado. Escoger un producto popular que tiene una gran demanda, a menudo significa que ya hay varios vendedores y el mercado es altamente competitivo o incluso saturado. Por el contrario, si puedes encontrar un producto ‘nicho’, tendrás muchas más posibilidades de tener éxito en el mercado en línea.

Quizás pueda parecer una tarea imposible conseguir clientes que te compren a ti, en lugar de Amazon, ya que hoy en día es casi imposible competir en precio. Por el contrario, si eliges productos complicados, sobre los cuales los clientes a menudo tienen muchas preguntas antes o después de una compra, puedes adelantarte a la competencia. Obtener un conocimiento profundo y valioso sobre un artículo menos popular, significará que las personas acudirán a ti para comprar dicho producto en lugar de a una gran marca genérica como Amazon.

Una vez que hayas decidido tu producto ‘nicho’, comienza poco a poco, tratando de vender solo algunos productos. Incluso si el costo inicial por producto es mayor cuando compras una pequeña cantidad de artículos para vender, ¡el riesgo es menor que si sales y compras suficientes productos para llenar un garaje y entonces descubres que no se venden!

Registrarse y vender en Ebay es muy simple, y es un buen lugar para comenzar a probar la venta de tu producto elegido. El beneficio es que la mayoría de los costos en Ebay solo se pagan si vendes un producto.

 

 

16. Videojuegos y esports

Es tal el apogeo de los esports que incluso existe un canal temático de pago dedicado en exclusiva a ellos. En algunos países, los jugadores profesionales de videojuegos de acción -Counter Strike- es tal vez el más famoso, ganan miles de dólares en torneos internacionales y reciben pagos desorbitados de patrocinadores para entrenar doce horas al día frente a un ordenador.

Ahora, juegos deportivos -fútbol, automovilismo, etc. – están también penetrando en ese mundo, con la ayuda de deportistas famosos -Gerard Piqué, Fernando Alonso- dispuestos a invertir en el sector. Para los más hábiles con el mando, es una oportunidad de convertir un vicio o un hobby, en su trabajo.

 

17. Organización de eventos

Otra forma de trabajo entre quienes desean celebrar una ocasión especial sin llevar demasiado trabajo y delegando tareas a otros.

Desde casa, con los conocimientos y los contactos adecuados, podemos convertirnos en organizadores de bodas, banquetes, reuniones familiares, comuniones, etc.

Es otro sector en alza que surge como respuesta a la falta de tiempo de los jóvenes que quieren impresionar a sus familiares y amigos con pompa en esos días especiales. Lo más importante es hacer una reputación demostrable -a través de una web- y tener acceso a restaurantes, tiendas de moda, fotógrafos, etc.

 

18. Asesoría fiscal, contable, laboral o jurídica

Muchos abogados y asesores trabajan desde casa. Solo hace falta un escritorio, un ordenador y dar de alta nuestra casa como lugar de trabajo.

Son actividades que generalmente no requieren de movilidad, ya que hoy en día las comunicaciones y lo trámites se realizan mayoritariamente de forma telemática. Por eso, los beneficios serán elevados si conseguimos un buen número de clientes.

 

19. Venta de artículos artesanales

Si tienes una buena aptitud para las manualidades, esta actividad no precisa demasiado. A través de internet se pueden vender artículos de bisutería, joyería, decoración, bricolaje, moda…

Basta con una cuenta en alguna de las webs de venta e intercambio comercial, o habilitar nuestra propia web con opciones de pago online, y tendremos nuestro negocio funcionando. La creatividad de los diseños y la calidad de los acabados determinarán nuestro éxito.

 

20. Producción de vino, cerveza u otras bebidas artesanales

Quizás este sea el ejemplo para el que necesitemos una mayor inversión inicial, aunque el ingenio -buscar materiales y equipos de segunda mano- y la picaresca -estudiar todas las posibles ayudas y subvenciones asociadas a la explotación y cuidado de zonas agrícolas, vinícolas, etc. – nos pueden ayudar a disminuir los costos iniciales.

El consumo de bebidas alcohólicas alternativas, de autor, utilizando ingredientes autóctonos y reinventando los cánones ya conocidos están hoy en boga y pueden abrirnos muchas puertas… y muchas bocas.

Y tú, ¿qué negocio crees que se ajustaría mejor a tu perfil?

 

 

Descripción de la autora: Sylvia Nankivell es una consultora de marketing en línea. Su conocimiento digital proviene de años de experiencia dirigiendo sus propios sitios web, junto con su carrera profesional de SEO, trabajando para grandes compañías. Entre sus proyectos webs se encuentra www.ahorrafacil.es, un sitio web que ayuda a ahorrar y ganar dinero

The following two tabs change content below.
Edith Gómez

Edith Gómez

Soy una apasionada del marketing digital especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

3 comments on “20 ideas de negocio para empezar desde casa con poca inversión

  1. Saludos, muy útil tu texto, sobre todo para alguien que acaba de terminar los estudios, como es mi caso. bueno, estoy a punto y no tengo nada claro cómo conseguir autonomía económica y vivir en casa y sin jefes. Aquí me he sacado varias ideas, pero añadiría otras, como montar una web de afiliados (tengo amigos que ganan mucho con esto), o bien trabajar como “paseador de mascotas”: si te gustan los animales es un gran trabajo. Os seguiré leyendo: saludos!

    • Una vez más te mando un saludo desde México tu amigo Federico A Damm, muy útil el mensaje mil gracias!!!

  2. Estimado Andrés agradezco tu publicación y creeme que me será de gran ayuda tu amigo de México!!!

    Federico A Damm

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *