Cómo ganar dinero como tutor virtual dando clases en tu casa

Uno de los mejores negocios en línea que puedes empezar es el de ganar dinero como tutor virtual. Con esto tendrás bueno ingresos trabajando desde tu casa, en un horario flexible por Internet.

Sólo debes conocer algunos trucos para lograrlo y en este artículo te enseñaré cuál es la mejor forma de hacerlo.

 

¿Qué encontrarás en este artículo?

 

¿Por qué convertirte en tutor virtual?

Si te gusta enseñar, tienes algo que te apasiona y quieres compartirlo, convertirte en tutor virtual es una excelente opción para ti porque podrás tener buenos ingresos trabajando desde casa, con un horario flexible, y ganar experiencia sin tener que hacer grandes gastos.

Muchas personas no se encuentran felices con su trabajo y otras quieren un empleo pero se les hace muy difícil conseguirlo.

Si tú te encuentras en alguna situación parecida, quizás has tenido la solución frente a ti todo este tiempo y no la has visto, pero no te preocupes, estoy aquí para mostrártela.

Existen varias razones por las que es una buena idea convertirte en tutor virtual, para empezar puede ser algo que elijas hacer de forma permanente o temporal.

Si decides hacerlo no estarás atado de ninguna manera y podrás mantenerlo todo el tiempo que quieras.

En caso de que elijas ser tutor virtual sólo por un tiempo, estarás mejorando tu currículo, toda la experiencia que vas a obtener te ayudará a conseguir una hoja de vida llamativa y las recomendaciones de tus estudiantes serán excelentes referencias.

Además, tendrás una relación más cercana con tus estudiantes, esto te ayudará a conocer sus necesidades y podrás adaptar tus clases para ayudarlos, por lo que serás un mejor tutor o profesor.  

Por otro lado, podrás entrar a un mercado laboral internacional, por internet puedes tener estudiantes de cualquier lugar del mundo.

Esto es una gran ventaja porque será mucho más fácil conseguir estudiantes y cuando vayas ganando una buena reputación tendrás referencias y recomendaciones de distintos países.

Conseguir estudiantes en varios países también significa varias zonas horarias a tu disposición, esta es otra razón para convertirse en tutor virtual, la flexibilidad del horario.

Hay personas que sencillamente son búhos nocturnos, tienen más energía para trabajar durante la noche y en este caso sólo tienen que coordinar sus zonas horarias para hacerlo posible.

En cambio si lo que buscas es tener tiempo para otras actividades, como hacer trámites o cuidar de tu familia, como tutor virtual podrás elegir el horario perfecto para ti.

Las horas que vas a trabajar y el momento del día en el que vas a trabajar los eliges tú.

Y ese poder que vas tener sobre tu horario también lo tendrás sobre tus ingresos.

Convertirte en tutor en línea lo puedes ver como un negocio o como un trabajo, de cualquier manera vas a ganar dinero.

Sólo tienes que ordenar tus finanzas y decidir cuánto vas a cobrar por hora, de acuerdo con tu experiencia y con tus conocimientos puedes cobrar entre 20$ y 50$ por hora, esto es para que tengas una idea, pero al final eres tú quien decide cuánto vas a ganar.

Otra excelente razón para convertirte en tutor online es que puedes hacerlo desde casa, podrás ahorrarte el dinero y el estrés de tener que trasladarte todos los días.

Es más, lo puedes hacer desde cualquier lugar, podrías ir a tu biblioteca favorita o tomarte unas vacaciones y dar un par de horas de tutoría desde el hotel.

A donde tú vayas tu trabajo irá contigo, así que podrás moverte sin sacrificar tus ingresos.

Por último, necesitas muy poco para convertirte en tutor virtual, lo más importante como una computadora o una conexión a Internet seguramente ya lo tienes, así que es muy económico. 

También te ahorrarás los gastos de los materiales para tus clases, porque todo lo puedes enviar de forma digital a tus estudiantes.

 

 

¿Qué necesitas para ser tutor online?

 

1. Un tema para tus clases

Esta es la parte más importante para empezar a ser tutor virtual, elegir el tema sobre el que vas a enseñar a tus estudiantes.

Empieza por tus conocimientos, si tienes una profesión puedes elegir una materia que tenga que ver, como contabilidad, finanzas, matemáticas, historia, literatura…

También hay algunas herramientas que tenemos y que damos por sentado. Por ejemplo, los idiomas, si conoces algún idioma extranjero es un tema perfecto para tus clases virtuales, o mejor aún, puedes dar clases de tu idioma materno.

Si sientes que la educación formal es lo tuyo, no te preocupes, también puedes convertirte en tutor virtual y enseñar sobre las cosas que te apasiona hacer y tus pasatiempos.

Algunos ejemplos de habilidades que se venden muy bien como tutor en línea son la cocina, la mecánica, reparación de artefactos, costura y maquillaje.

Por otro lado, están las clases de deportes como el spinning o el yoga, no entra dentro del significado de “tutor” estrictamente pero podrás dar clases en vivo o grabar algunas sesiones y venderlas en línea.

Cómo ves, el trabajo de tutor virtual se adapta a cualquier estilo de vida, sólo debes encontrar algo que sepas hacer y que quieras compartir con otros.

 

 

2. Una computadora

No tienes que invertir en ningún equipo especial para ser tutor en línea, la computadora que tienes en casa es excelente, si tienes una computadora portátil o hasta una Tablet también te servirá.

Para que puedas dar tus clases con más claridad es recomendable que uses una cámara web y unos audífonos, las cámaras que ya vienen adaptadas en las computadoras servirán perfectamente.

Sólo tienes que buscar un espacio cómodo y silencioso en el que puedas dar o grabar tus clases sin interrupciones.

 

 

3. Conexión a Internet

Para poder compartir tus clases necesitarás conectar tu computadora a Internet. 

Hay dos formas en las que puedes ser tutor virtual, la primera es dar clases en vivo, para eso vas a necesitar estar conectado durante toda la clase y usarás plataformas de video llamadas que en muchos casos son gratuitas como Skype y Google Hangouts.

La segunda opción para ser tutor virtual es grabar las clases, para esto sólo vas a necesitar conexión a Internet cuando vayas a subir tus clases o a compartirlas con tus estudiantes.

Si no tienes una conexión a Internet en casa puedes ir a las bibliotecas en las que casi siempre hay equipos con acceso a Internet a disposición de los visitantes.

También hay otros lugares públicos que ofrecen conexión gratuita a Internet, pero ten mucho cuidado con el uso de estas redes compartidas, no les des acceso a tus datos de seguridad ni accedas a páginas en las que uses tu información bancaria.

 

 

¿Cómo ser tutor online?

Hay dos formas en las que puedes ser tutor virtual, una es a través de clases en vivo usando plataformas de videoconferencias como Skype y Hang Outs y la otra es grabando tus clases y subiendo tus cursos a una plataforma como Tutellus.

La primera forma tiene algunas ventajas como un trato directo con tus estudiantes y la posibilidad de interactuar en tiempo real.

Sin embargo, tendrías que ser un poco menos flexible con tu horario, porque si te has comprometido a dar una clase en un día a una hora específica, debes cumplir con el horario que fijaste.

Aunque los estudiantes le pueden sacar mucho provecho a esta modalidad, también es un poco más forzado que mantengan la concentración durante la clase y no podrán pausar si tienen alguna interrupción, así que es posible que pierdan parte de la clase.

La segunda forma, que consiste en grabar tus clases, necesita un poco más de preparación de tu parte como tutor, porque debes preparar un buen material y explicarlo de manera que haya la menor cantidad de dudas posible.

Debes tener tus equipos para grabar tus clases y subirlas a internet, pero la gran ventaja es que una vez que las hayas subido podrás llegar a muchos estudiantes al mismo tiempo, y estarás recibiendo ingresos aún sin estar conectado.

Cuando subas tus cursos lo único que tendrás que hacer es promocionarlos y responder a las dudas de tus estudiantes, y esto lo puedes hacer a la hora y el día que tú elijas, no estarás obligado a cumplir un horario.

Existen muchas plataformas que funcionan como comunidades para tutores y estudiantes en línea, pero la mayoría de ellas te cobra hasta por registrarte, si estás empezando y quieres probar las aguas esto no es muy conveniente.

Así que te recomiendo empezar con “Tutellus,” es una de las comunidades de estudiantes y profesores en español, más grande del mundo, tendrás acceso a millones de personas que podrían tener interés en tus cursos.

Registrate es gratuito y muy sencillo, sólo debes ingresar en el enlace, puedes conectarte con Facebook o Twitter o seleccionar el registro con tu correo electrónico y completar tus datos.

Cuando completes tus datos, vas a recibir un correo de confirmación en tu bandeja de notificaciones, confirma tu correo en un botón que te llevará de regreso a la página y ¡listo!

Hay dos cosas geniales que recibirás con la suscripción, en primer lugar, el acceso a video-cursos gratuitos para que aprendas a realizar tus propios cursos de la mejor forma y con éxito.

Con estos video-cursos aprenderás, desde cero, a crear tus propios cursos, agruparlos, grabarlos, editarlos y subirlos a la plataforma de Tutellus.

En segundo lugar, vas a recibir la oportunidad de una beca durante un año, con la que tendrás acceso a todos los cursos que desees por sólo 10 Euros mensuales, así que además de generar ingresos podrás seguir preparándote y aprendiendo.

 

 

Mi recomendación es que empieces grabando tus clases, las subas a la plataforma y mientras promocionas tus cursos, busca otros medios para dar clases en vivo, así irás perfeccionando tus clases y podrás tener las recomendaciones de tus estudiantes.

Ahora, cuando elijas la modalidad que vas a usar para dar tus clases, debes empezar a poner en marcha tu proyecto.

Empieza por buscar las cosas que necesitas para ser tutor virtual, esto podrás organizarlo en menos de una hora, sólo necesitas el tema del curso, una computadora y una conexión a Internet, te lo explico con más detalles arriba en “Qué necesitas para ser tutor online”

El siguiente paso es organizar el contenido de tu curso y hacer una planificación sobre las lecciones.

Casi siempre la primera clase es una introducción sobre lo que los estudiantes van a aprender y una explicación de los métodos de enseñanza que vas a usar.

En adelante las lecciones irán desde lo más básico hasta lo más complejo, recuerda que el curso lo tomarán personas que tienen poco o ningún conocimiento sobre el tema así que asegúrate de ser detallista y explicar cada cosa para que haya tan pocas dudas como sea posible.

Con las lecciones listas, tendrás que preparar el material didáctico para las clases, pueden ser cuestionarios, guías en PDF, mini tutoriales explicativos, láminas de Power Point…

En fin, cualquier material que se te ocurra para apoyar tus explicaciones y que te ayuden a darle un toque práctico a tus clases.

Cuando hayas preparado los materiales, estarás listo para empezar a conseguir tus estudiantes y dar tus clases en vivo o para empezar a grabar tu curso.

Si decidiste grabar, te daré algunos tips para que lo hagas con éxito.

Para empezar, aprovecha todas las herramientas que tengas a mano, entre ellas los video-cursos gratuitos que ofrece la plataforma de Tutellus.

Tomará algo de tiempo encontrar una toma con la que te sientas satisfecho, pero no te trabes buscando la perfección, lo importante es que te puedas comunicar con naturalidad.

Al momento de grabar, busca un espacio adecuado, silencioso, con un fondo que transmita calidez y sin muchos elementos que puedan distraer la atención.

Graba por pequeños períodos de tiempo, si divides tu grabación en segmentos o en tomas, no tendrás que repetir todo desde el inicio en caso de que cometas algún error.

Recuerda que son millones de personas las que tendrán acceso a tu curso, esto incluye personas de todas las edades y de muchos países, así que te recomiendo usar un lenguaje sencillo que cualquier persona pueda entender.

Al momento de grabar, usa el material de apoyo que preparaste; si lo único que harás es pararte y hablar, las personas no se van a concentrar por mucho tiempo y no aprenderán mucho, esto es una pérdida para el estudiante y para ti.

Por último, revisa tu video y utiliza herramientas de edición para mejorarlo, pero sin exagerar, no uses efectos de ficción ni nada por el estilo.

Con tu video listo, súbelo a la plataforma e Tutellus, para que esté al alcance de millones de estudiantes con muchas ganas de aprender.

Subir el video es muy fácil, ve al panel “Mis Cursos”, luego selecciona el botón “Profesores” que se encuentra del lado izquierdo y completa toda la información sobre tu curso, utilizando palabras simples y directas.

 

 

Cuando hayas subido tu primer curso, Tutellus te ofrece la posibilidad de crear tu propio blog profesional, en el que podrás compartir información sobre ti y tus cursos, recibirás recomendaciones de tus estudiantes y podrás crearte una buena reputación.

También podrás relacionarte con tus estudiantes para aclarar dudas y recibir recomendaciones en los paneles interactivos de la comunidad.

Tu curso, será público para que todos los usuarios tengan acceso y tendrás distintas herramientas para hacer publicidad, como cupones, afiliados y promociones.

La promoción de tus cursos por parte de Tutellus será gratuita y tú obtendrás el 70% de cada venta.

Y cuando empieces a recibir los ingresos por la venta de tu curso, tendrás herramientas para ayudarte a llevar en orden tus finanzas.

Obtendrás estadísticas sobre el número de estudiantes inscritos en tus cursos, el porcentaje de avance y de recurrencia, así sabrás cuáles son tus fortalezas y tus debilidades.

También podrás ver informes sobre tus canales de ventas para que sepas cuáles son los que te funcionan mejor.

De manera que en un par de días puedes convertirte en un tutor virtual, sólo tienes que fijarte la meta y encontrar una plataforma que te dé todas las herramientas para lograrlo con éxito.

 

¿Cómo conseguir clientes para dar clases virtuales?

Cuando hayas creado tu curso virtual vas a necesitar estudiantes, para conseguirlos, empieza por fijarte objetivos, luego vas a crearte una marca personal usando los medios tecnológicos y todas las formas de publicidad que conozcas como una página web y las redes sociales.

La forma en la que vas a buscar a tus clientes va a depender de los objetivos que quieras lograr como tutor virtual.

Para empezar, debes decidir si quieres que sea un negocio, en el que vas a invertir y que irá creciendo hasta que tengas tu propia plataforma y contrates a otros tutores en línea o si quieres que sea un trabajo con poca inversión que vas a mantener a corto, mediano o largo plazo.

De cualquier forma vas a obtener buenos ingresos.

Luego debes saber cuál es el tipo de estudiantes que quieres tener, si utilizas un plataforma como Tutellus vas a tener acceso a millones de personas y no vas a tener mucho control sobre esto, pero para crear tu marca sí debes elegir si quieres dirigirte a jóvenes, adultos, profesionales o principiantes.

También busca una forma de diferenciarte, seguramente ya existen cientos de personas dando cursos sobre el mismo tema, pero nadie lo hará como tú.

Así que busca la mejor forma de darle tu toque personal para que tu curso sea original y te puedas diferenciar de los demás.

Una vez que tengas claro lo que quieres lograr, estarás listo para empezar a promocionarte. 

Tus primeras herramientas de publicidad serán las personas más cercanas a ti, hazle saber a tus amigos que tienes un nuevo proyecto y pide su apoyo.

 

 

El siguiente paso, será acudir al foco de publicidad gratuita más grande del mundo, las redes sociales. 

Crea cuentas especiales para promocionarte como tutor virtual en redes sociales como LinkedIn, Instagram, Facebook y Twitter.

Aquí haré una mención especial a YouTube, porque es en definitiva una de las mejores redes sociales para darte a conocer. Crea un canal de YouTube y sube allí pequeños tutoriales o videos explicativos, así las personas podrán simpatizar contigo y buscar tus cursos.

Si no tienes muchos conocimientos sobre redes sociales, este artículo te ayudará a entenderlas mejor: Estas son las 29 redes sociales más populares en 2018.

Luego, tu objetivo será ganar seguidores en tus redes sociales, la finalidad es que muchas personas conozcan tu nombre, esto te ayudará a empezar a crear tu reputación.

Cuando empieces a dictar tus clases, debes hacer el mejor trabajo posible para que los estudiantes aprendan y queden satisfechos, porque las buenas referencias serán tu forma más efectiva de publicidad.

Para tener estudiantes satisfechos utiliza todos los medios tecnológicos a tu alcance como guías PFD, libros electrónicos, videos explicativos, presentaciones personalizadas…

Otra buena idea es crear tu propio blog o página web, las redes sociales son geniales, pero tienen un límite de información, esto lo puedes superar con tu propio sitio web, donde podrás subir todos tus cursos disponibles y crear una sección especial para recibir los comentarios de tus estudiantes.

La mejor parte es que no tienes que gastar mucho dinero, puedes diseñar tu propio sitio web fácilmente usando Wix.

Cuando vayas teniendo más clientes y aumentando tus ingresos, aparta un poco de dinero para ir mejorando la calidad de tus equipos. 

Hacer algunos cambios como acondicionar mejor el lugar donde das las clases o usar una cámara o un micrófono de mejor calidad tendrá un impacto positivo en la calidad de tus cursos y la diferencia se va a notar, esto te ayudará a conseguir más estudiantes.

Otra opción es utilizar los medios publicitarios por Internet. Existen páginas web que hacen publicidad en espacios de su sitio o mediante afiliados, esto te ayudará a llegar a más personas y tú eliges cuanto vas a invertir.

Por último, tienes la opción de expandirte y ofrecer otros productos, como clases particulares, así las personas interesadas podrán ver clases contigo en vivo.

Escribe tu propio libro electrónico y véndelo en plataformas como Amazon o E-bay.

También puedes crear un Podcast, que irás transmitiendo como un tipo de programa informativo, en este caso sólo debes agregar un elemento de entretenimiento para conseguir a tu audiencia.

 

¿Estás listo para ganar dinero como tutor virtual? Deja tu comentario aquí abajo y cuéntame sobre qué te gustaría enseñar.

The following two tabs change content below.
María González

María González

Me apasionan las finanzas, los negocios y la economía de mercado. Cada día busco aprender algo nuevo para poder compartir mis experiencias.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *