Guía sencilla de finanzas para freelances y autónomos

Para llevar tus cuentas como freelance o autónomo no hace falta tener un máster en contabilidad. Sigue esta guía sencilla que nos trae ComparaGuru en este post invitado y conseguirás administrar tu dinero correctamente, e incluso ahorrar.

 

Trabajar por tu cuenta tiene sus pros y sus contras, todo depende de la perspectiva y la dinámica de cada persona.

Una de las mejores cosas de ser tu propio jefe es que puedes ajustar tus horarios y así hacer las tareas pendientes en el momento que más te convenga. Además, casi siempre es posible trabajar desde cualquier lugar, ya sea en el parque o en un café, donde mejor te fluyan las ideas.

Sin embargo, uno de los aspectos menos positivos es que no siempre sabes a ciencia cierta si todos los trabajos que realices te los van a pagar o cuándo lo van a hacer, por ello siempre debes administrarte de la mejor forma y contar con un plan de ahorros que te permita vivir cómodamente en estos casos.

 

Cómo administrar tu dinero

Ser freelance en ocasiones es complicado debido a que no siempre sabes cuánto cobrar por tu trabajo o cuándo te pagarán. Por ello, debes estar preparado para maximizar los beneficios de trabajar por tu cuenta.

 

 

1. Busca proyectos grandes

Aunque tal vez sea más fácil convencer a clientes pequeños de contratar tus servicios, es muy probable que tengan un presupuesto pequeño.

Después de todo, ellos también están tratando de crecer con los recursos disponibles, y por lo tanto querrán ahorrar dinero.

Un cliente más grande, además de tener un presupuesto más fuerte, puede tener uno o varios proyectos en los que puedas colaborar.

 

2. Formaliza tu trabajo

Una de las razones principales por las que una empresa prefiere no contratar freelancers es por el hecho de que son personas que no tienen formas de facturar o bien porque las empresas prefieren trabajar con personas morales.

Con la nueva ley de creación de empresas en un día a costo cero, puedes crear tu propia persona moral sin tener que invertir miles de pesos en un acta constitutiva.

Incluso puedes formar la empresa tú solo, sin necesidad de tener socios. Esto te dará mayor presencia y seriedad ante tus clientes, y así sentirán mayor confianza al contratar tus servicios.

 

3. Usa los pagos móviles

Si no estás físicamente presente con tus clientes o empleadores, ¿cómo te aseguras de que tu sueldo u honorarios sean pagados puntual y formalmente? Para ello existen varias maneras de pago para que no haya errores:

– Lo ideal es que cuentes con una terminal de pago móvil, que son lectores que conectas a tu celular vía bluetooth o se conecta con algún adaptador físico y recibir pagos con tarjeta.

 

 

-También puedes abrir una cuenta con PayPal o recibir transferencias.

 

4. Dale valor a tu trabajo

Establece tus precios, ya sea por hora, por honorarios mensuales o costo por proyecto.

Pregunta en tu círculo de colegas cuál es el precio promedio; y aún más importante, saca un presupuesto de tus gastos mensuales: ¿cuánto tienes que ganar mensualmente para cumplir con tus obligaciones y poder ahorrar?

Una vez que tengas estos números en mente, puedes generar cotizaciones justas. Si tu cliente tiene dudas, habla con ellos y mantén tu oferta de valor.

 

3 ideas para ahorrar

No importa si trabajas de manera independiente o estás contratado bajo el modelo de outsourcing (en una empresa, pero sin ninguna prestación).Siempre es bueno ahorrar para cualquier emergencia que se pudiera llegar a presentar o simplemente para la vejez.

Entre las formas de ahorro que te presentamos están:

 

Idea 1: Afore

Sin duda ya has escuchado del ahorro para tu jubilación. Tú, como freelance, puedes contratar una cuenta individual para guardar tu dinero, ahorrar y al mismo tiempo tener una pensión en el momento de tu jubilación.

 

 

Tus aportaciones serán únicamente voluntarias, ya que no existe un patrón que también contribuya a tu cuenta, como en el caso de las personas registradas ante el IMSS e ISSSTE. Tus cuotas pueden ser de la cantidad y periodicidad que tú elijas.

¡Ojo! Asesórate muy bien de cuánto es lo que deberías de estar ahorrando, para llegado el momento tengas una suma digna. Busca entre las compañías, la que te ofrezca la mejor estrategia para incrementar tu ahorro en poco tiempo.

Ideal: para los trabajadores que no saben cuándo ni cuánto les pagarán, ya que no tiene un plan fijo de pagos y el monto para depositar es libre. No existen penalizaciones por no aportar, pero eso sí, tu dinero siempre está generando rendimientos.

Al final, no tendrás garantizada una cifra exacta de ahorro, será lo que alcanzaste a juntar más los rendimientos que se generaron.

 

Idea 2: planes de pensiones privados

En este plan personal para tu jubilación, tú puedes establecer cuánto aportar de acuerdo al ingreso que percibas y domiciliarlo en la periodicidad que tú creas pertinente.

La diferencia principal con la Afore, es que puedes disponer de tus ahorros cuando tú quieras; claro que lo más recomendable es que no los toques hasta tu jubilación.

 

 

Ideal: para las personas que tienen un sueldo fijo. De esta manera, pueden hacer contribuciones regulares, comprometiéndose a juntar una determinada cantidad. Al final sabrás exactamente cuándo y cuánto dinero recibirás, ya que desde el inicio tú mismo habrás definido la meta.

Atención: al firmar este tipo de contrato, te obligas a realizar las aportaciones sin falta, si llegas a incumplir te penalizan.

 

Idea 3: seguro dotal

Aunque no fue diseñado como un sistema de ahorro para la jubilación, funciona. El procedimiento es acudir a la institución financiera de tu preferencia y elegir una cantidad sobre la cual estarás “asegurado”.

Tú determinas el tiempo y el monto de pago, el cual será dividido en mensualidades. Cuando termines de pagar, se te entrega lo ahorrado más el rendimiento generado.

Ideal: para todos aquellos que están comprometidos en alcanzar su meta.

 

 

Con esto en mente, el mundo puede ser tu oficina. Trabaja responsablemente, entrega resultados, y disfruta de este estilo de trabajo y de vida.

 

Descripción del autor: ComparaGuru es la herramienta online para comparar productos y servicios financieros. Su misión es ahorrar tiempo y dinero a las personas través de tablas comparativas personalizadas, con la finalidad de que las personas conozcan con exactitud las condiciones, los costos y las ventajas antes de contratar una tarjeta de crédito, un seguro de auto o un préstamo personal.

The following two tabs change content below.
Edith Gómez

Edith Gómez

Soy una apasionada del marketing digital especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *