¿Es buena idea dejar tu trabajo para empezar un negocio?

Dejar un trabajo

Muchas personas que pasan por esta página desean iniciar un negocio para convertirse en sus propios jefes; pero la gran duda que les asalta es si dejar un trabajo que les da de comer cada día, que mantiene a toda una familia, es una buena idea o no para empezar ese negocio.

Hace un par de días recibí un email que me llegó profundamente al corazón y que, con permiso de la persona que lo escribió (la llamaremos María para no revelar su identidad), quiero compartir hoy aquí contigo:

Hola Andrés:

Te escribo porque me siento realmente perdida en estos momentos de mi vida y quería saber si podrías ayudarme. Trabajo como camarera en una cafetería en Bogotá, y me siento realmente explotada en mi puesto.

Soy la mayor de 3 hermanos y mis padres fueron despedidos hace ya casi un año de sus puestos; ellos no encuentran otros trabajos, mis dos hermanos son chiquitos y están en la escuela, así que ahora yo soy el soporte principal de mi casa.

Por este motivo estoy haciendo horas extra en mi trabajo, laborando prácticamente los 7 días de la semana, y ni con esas apenas me alcanza para mantener a toda mi familia. No quiero vivir así toda la vida.

Tu página me está ayudando y me ha dado fuerzas para pensar en comenzar un emprendimiento y salir de toda esta situación que me angustia, pero no tengo el coraje suficiente todavía y no sé si debería dejar mi empleo aún para iniciar ese negocio.

No tengo ahorros y me paraliza pensar que si dejo mi empleo y mi proyecto no sale bien, mi familia y yo podríamos quedar en la calle sin nada. ¿Qué hago? ¿Puedes ayudarme?

Este es sólo uno de los tantos emails que recibo a diario con situaciones parecidas: gente que siente que no gana lo suficiente en su puesto, pero que no puede o no sabe si dejar ese empleo que mantiene a toda una familia para empezar un proyecto y conseguir una vida mejor.

Como sé que este es un caso bastante común, y seguro que tú también estás en una situación parecida, he decidido publicar este artículo para todos los lectores y así poder ser útil a más de una persona.

Sin embargo, te recuerdo que yo no soy nadie para decirte lo que tienes que hacer o cómo debes vivir tu vida, eso sólo lo puedes elegir TÚ. Pero te voy a dar a continuación algunas ideas para que pienses y ayudarte a tomar tu propia decisión.

 

1. Escribe en papel lo que quieres y revísalo

Lo que no puedes hacer es actuar a lo loco y decir “quiero montar un negocio, ¡a la mierda mi trabajo, me voy!” porque entonces de seguro más pronto de lo que crees te vas a ver en la calle pidiendo limosna. ¿Por qué?

Porque algo tan poco específico como “quiero montar un negocio” no es un verdadero plan organizado. En el último artículo que publiqué llamado Qué hacer cuando no sabes cómo empezar tu propio negocio ya te hablé sobre eso.

Antes de decidir si debes dejar tu trabajo o no para empezar un proyecto nuevo, sea un negocio, trabajar desde casa, o incluso cambiarte a otro empleo, tienes primero que hablar contigo mismo, y pensar, de la forma más concreta posible, en lo que vas a hacer para generar ingresos.

 

Dejar un trabajo

 

Escribe en papel tu idea de negocio, de qué se trata, el tiempo que te llevará generar ingresos, los pasos que crees que debes dar…

O si lo que deseas es trabajar desde casa para otro, y no en una oficina, comprueba si realmente sabes dónde empezar a buscar ese empleo. No cometas locuras que pueden costarte muy caro, y revisa bien tu plan para saber de antemano si tendrás éxito o no antes de despedirte de tu antiguo empleo.

 

2. ¿Realmente quieres dejar tu empleo, o tienes sólo una mala época?

En el caso de nuestra amiga María, creo que la situación es bastante clara: trabaja horas y horas para mantener a su familia, pero en su empleo no le están dando el sueldo que se merece como recompensa a su esfuerzo. Y es normal que quiera cambiar de vida y empezar su propio emprendimiento.

Pero ¿y tú? ¿Quieres dejar tu trabajo porque realmente tu sueldo es una basura, o es sólo una mala época por la que estás pasando, crees que todo es una mierda, pero en realidad sí que tienes un buen trabajo que muchos quisieran tener?

Seguro que en estos momentos estás pensando que tu empleo actual no es tu futuro, pero ¿sabes entonces cuál es?

 

Dejar un trabajo

 

Para saber si de verdad es buena idea dejar tu trabajo para ser tu propio jefe, o si sólo es un “capricho” pasajero, te recomiendo que vayas a un lugar tranquilo una tarde, tomes papel y lápiz, pienses durante unas horas como sería un día perfecto para ti, y contestes a estas preguntas:

  • ¿Trabajarías en casa o en otro lugar?
  • Si trabajases en casa, ¿podrías con la soledad de no tener compañeros de trabajo?
  • ¿Cómo sería la casa de tus sueños?
  • ¿A qué hora te levantarías?
  • ¿En qué trabajarías? ¿Sería feliz todos los días en ese puesto?
  • ¿Cuántas horas deberías trabajar para sacar adelante todas las tareas?

 

Sé que son preguntas muy difíciles, y por eso es necesario que pienses en ellas varias horas, no 5 minutos mientras te estás duchando por la mañana.

Una vez finalices de escribir tus respuestas a todas esas preguntas, vuelve a leerlas y pregúntate lo siguiente:

  • ¿Tu trabajo actual y tu vida actual se parecen a ese día perfecto? ¿O sólo creando tu propio negocio es como conseguirías esa vida con la que sueñas?
  • ¿Qué camino es el que con más seguridad te llevará a donde quieres: seguir trabajando donde lo haces ahora, o iniciar tu propio negocio?
  • Y si dejas tu empleo actual, creas un negocio, pero éste no te proporciona todos los ingresos que deseabas, ¿seguirías siendo feliz, o te arrepentirías de haber dejado tu trabajo?

 

3. ¿Sigues dudando? Entonces elige lo que te haga más feliz

Estoy seguro casi al 100% que, después de hacer el ejercicio anterior, vas a seguir sin saber bien qué hacer con tu vida; y es completamente normal. Pero al menos ahora estarás más cerca de tu decisión de dejar tu empleo o seguir en el mismo lugar.

No te angusties: empezar a pensar en tu vida, que se ilumine una bombilla en tu cabeza y sepas con toda seguridad cuál es tu pasión y qué debes hacer con tu vida sólo pasa en las películas de Hollywood, pero nunca en la vida real.

Por eso, como no tienes aún claro lo que quieres hacer, lo ideal es salir afuera y empezar a probar cosas nuevas. Por mucho que a ti y a mí nos gustaría, descubrir qué es lo que realmente te gusta desde el sofá de tu salón es imposible.

Así que haz una lista de tareas que tendrías que hacer una vez puesto en marcha tu negocio o tu trabajo desde casa, que te entusiasmen y te hagan feliz, y mira si puedes empezar ahora a ejecutar alguna de esas actividades.

 

Dejar un trabajo

 

Por ejemplo, si lo que quieres es abrir una tienda online, y te entusiasma la idea de contactar con compradores y vender, prueba a comprar un par de productos y, en un día libre, ve a un mercadillo o vende esos artículos por eBay.

¿Te ha gustado la experiencia? ¿Te has sentido más feliz y satisfecho haciendo eso que realizando las tareas que normalmente sueles hacer en tu puesto actual?

 

4. Tienes otras opciones para lograr lo que quieres

Siempre hay varios caminos para lograr llegar a una misma meta. En el caso particular de emprender un negocio, no siempre es necesario dejar un trabajo para dedicarte plenamente a ello.

Hay miles de opciones que puedes escoger: si te aterroriza dejar tu trabajo, pero deseas iniciar tu propio negocio, empieza con algo pequeño que puedas manejar en tus ratos libres; cuando ya generes ingresos suficientes, podrás despedirte sin miedo alguno.

 

 

También puedes ahorrar durante un tiempo y, cuando tengas el dinero suficiente para vivir una buena temporada sin trabajar, y te quede algo para invertirlo en tu proyecto, dejar en ese momento tu puesto actual.

¿No te interesa el mundo de los negocios y lo único que deseas es trabajar desde casa para otro? Prueba a buscar un empleo online de un par de horas al día o en fin de semana para saber si la experiencia te gusta y si eso te hace más feliz que ir a una oficina cada día.

(Leer: Los 8 mejores trabajos por Internet que sólo puedes hacer desde casa)

 

5. No puedes predecir tu futuro

Nadie puede predecir el futuro, ni siquiera esas famosas videntes que salen en la televisión. La vida está llena de incertidumbres y sólo hay una cosa segura: la muerte. No tomes esto como algo negativo, sino como algo positivo.

Lo que trato de decirte es que no debes asegurar que, si decides quedarte en tu empleo actual, todo va a seguir igual o incluso puede cambiar a peor, o que si lo dejas e inicias tu propio negocio, la vida será maravillosa de color de rosa y serás feliz por siempre jamás. Nadie sabe lo que puede pasar.

 

Dejar un trabajo

 

Quizás en unos meses te asciendan en tu empleo, ganando un buen sueldo y estando más cómodo que ahora; o quizás mañana dejes tu trabajo, empieces ese proyecto que tanto miedo tienes que fracase, y finalmente sea todo un éxito y puedas empezar a vivir la vida que quieres.

Así que no asumas nada en esta vida y no intentes adivinar tu futuro. También cabe la posibilidad de que en un mes te despidan de tu empleo y te quedes sin ninguna de las dos cosas, o que pierdas dinero con tu negocio y todo vaya mal.

Las posibilidades son infinitas, pero recuerda: sólo los que arriesgan consiguen lo que quieren, y las posibilidades de éxito son mayores que las del fracaso si tienes un buen plan.

 

6. Imagina lo peor que te puede pasar

¿Recuerdas mi post en el que te contaba por qué dejé mi empleo de $4.000 al mes para ser libre? Una de las cosas que hice antes de decidirme y que me ayudó muchísimo fue crear dos listas: una con lo peor que podía pasar, y otra con lo mejor que podría pasar.

Y tú también deberías hacer este ejercicio antes de dejar tu empleo, poniendo al lado de cada opción un número del 1 al 10 que simbolice la posibilidad de que eso suceda. Por ejemplo, si decides dejar tu empleo para montar tu propio negocio…

Lo peor que te puede pasar:

  • Descubrir que ese negocio de tus sueños no es para ti (2/10, es poco probable que te pase)
  • Fracasar, no tener dinero y tener que volver a trabajar para otro como hasta ahora (4/10, puede pasar)

 

Dejar un trabajo

 

Lo mejor que te puede pasar:

  • Dar un cambio radical a tu vida en positivo (8/10, seguramente pasará eso)
  • Empezar a tener la libertad económica que siempre quisiste (8/10)
  • Trabajar para ti mismo, y no ser otro el que se lleve el dinero de tu esfuerzo (9/10)

 

¿Te das cuenta de que lo mejor que te puede pasar tiene una recompensa mucho mayor que si sucede lo peor? Este ejercicio te resultará muy útil, y con él tu vida se verá mucho más clara y sabrás mejor qué decisión tomar.

 

7. No vivirás siempre, ¡arriésgate!

Esto que voy a pedirte ahora es duro, pero imagínate el día de tu muerte: ¿has hecho todo lo que has querido en tu vida? ¿Estás satisfecho con cómo has vivido? No olvides que todos moriremos algún día, y que si quieres hacer algo, tienes que arriesgarte y no perder tiempo.

Cuando esta noche te vayas a dormir, piensa: si no dejas tu trabajo para vivir como quieres, ¿te arrepentirás de ello toda tu vida? ¿O es una decisión que quizás olvides en un par de días y puedas seguir tu camino sin que te afecte?

 

Dejar un trabajo

 

Arriesgarse a veces es la mejor decisión que podemos tomar para cambiar nuestras vidas; y es mejor arriesgar, intentarlo y fracasar, que no intentarlo nunca y sentir arrepentimiento toda tu vida imaginando qué hubiera pasado si hubieses tomado la decisión de despedirte.

 

Ahora es tu turno, y me gustaría que me contestases a esta pregunta abajo en los comentarios: ¿estás pensando en dejar tu trabajo para conseguir tu libertad económica iniciando tu propio negocio? ¿Qué es lo que te sigue frenando para no hacerlo?

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

148 comments on “¿Es buena idea dejar tu trabajo para empezar un negocio?

  1. Hola Andres, buen día soy recién egresado de la carrera de administración y tengo poco que comencé a trabajar en Deloitte, la cosa es que me ha costado mucho trabajo adaptarme a la vida laboral y siento que lo mío no es estar de empleado toda la vida y desde que entre a trabajar la idea de poner un negocio de comida o de medios digitales esta dándome vueltas y vueltas, y siento que ahora es el mejor momento para empezar un negocio porque no tengo deudas, familia propia y cuento con el apoyo de mi familia ya que el negocio seria familiar. Me gustaría tener la opinión de un experto como tu

    Saludos

  2. Hola Andrés. Te voy a comentar mi problema. Soy militar, relativamente ganó bien y tengo una familia con una esposa que trabaja. Actualmente sufrí de nuevo una depresión y quiero dejar mi trabajo, no es un capricho, muchas veces he pensado en hacerlo, me toca trabajar las 24 horas del día los 7 días de la semana. Me siento infeliz, muchos me dicen que cómo voy a ser tan estúpido si próximamente voy a tener un ascenso. Pero ya no quiero seguir arriesgandome y estar tan lejos de los que amo. Saldré con unas cesantías y tus escritos me motivan mucho. No sabes cuánto temor tengo en tomar la desición pero está en juego mi salud, en ocasiones hasta mi vida. Pero quiero reiniciar mi proyecto de vida. Vuelvo y repito, aunque tengo todo el miedo del mundo, quiero hacer lo que me dijo mi hija: si, arriesgate, esa es siempre la respuesta.

    • Hola Cristian, tengo un amigo que también es militar y hace un año pasó por la misma situación que tú. Sé que el miedo es una barrera muy grande, pero debes hacerle caso a tu hija: si no arriesgas nada, no ganas nada.

      Si lo que te preocupa es no encontrar otro empleo y que el dinero no te alcance para mantener a tu familia, busca otro trabajo antes de dejar el que tienes ahora; y cuando consigas uno nuevo, vete de donde estás ahora.

      Estoy seguro de que ahí fuera hay oportunidades estupendas para ti, así que no sientas temor, y ve a por ello!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *