16 emociones tóxicas que sufres cada día (y cómo eliminarlas para siempre)

Emociones tóxicas

Cada día, desde que nos levantamos hasta que nos dormimos, sentimos distintas emociones dependiendo de la situación, la persona con la que estemos, o de nuestro propio estado de ánimo.

No hay nada malo en tener a veces sentimientos negativos, porque éstos nos ayudan a valorar los positivos; sin tristeza, no apreciaríamos nunca la alegría. Sin miedo, no tendríamos valor y coraje.

El problema viene cuando esos sentimientos negativos se convierten en emociones tóxicas.

Cuando este tipo de emociones empiezan a invadir nuestra vida, instalándose en ella durante 24 horas al día, es cuando debemos empezar a preocuparnos y ver cómo podemos eliminarlas definitivamente.

Llorar a veces es normal, incluso bueno para la salud; pero tener una sensación de llanto y angustia permanentemente no.

Si sientes que tu vida últimamente sólo está dominada por una serie de emociones negativas (sea cual sea su causa), sigue leyendo y descubrirás cómo puedes eliminarlas para siempre.

 

16 emociones tóxicas que sufres cada día

 

1. Angustia

Muchas veces confundimos la angustia con la ansiedad; pero en realidad son dos emociones distintas.

En la ansiedad nos sentimos amenazados y nuestra respuesta a eso suele ser huir o luchar contra ese peligro. Pero la angustia es un estado en el que, al revés que en la ansiedad, nos sentimos paralizados y se acompaña de ira y obsesión normalmente.

La angustia es la responsable de que no hagas NADA porque sólo sientes enfado con el resto del mundo y te vez incapaz de tomar decisiones para avanzar en tu vida.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la angustia tóxica?

Igual que con la ansiedad, lo mejor es que identifiques aquellas cosas que te hacen sentir angustia y que compruebes si de verdad son reales o eres tú quien, con tus pensamientos, has logrado que sean un problema.

Trata de detener esos pensamientos negativos relacionándote con gente con la que te encuentres bien, y haciendo actividades (si son físicas, mejor) que te relajen y te pongan de buen humor.

Debes aprender también a administrar tus recuerdos positivos para que así los veas como grandes victorias del pasado que te ayudarán con las batallas que tienes en el presente.

 

2. Ansiedad

La ansiedad es un tipo de emoción que sientes cuando te ves amenazado. Es una emoción positiva en situaciones de peligro como cruzar una calle y, cuando viene un coche rápidamente, echar un paso atrás para no ser atropellado.

Pero cuando esa ansiedad la sientes incluso estando tranquilamente en casa, se convierte en una emoción tóxica.

Tendrás miedo a cada minuto, te sentirás débil y desesperado, e incluso te costará dormir.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la ansiedad tóxica?

Lo primero que debes hacer es identificar cuáles son las fuentes que te provocan esa ansiedad (personas, situaciones, pensamientos), e intentar buscarles una posible solución, escribiendo qué cosas podrías hacer para arreglar esos problemas.

También es bueno que empieces a hacer algún tipo de relajación y de control de la respiración.

En YouTube puedes encontrar vídeos de relajación mental que podrás hacer antes de irte a dormir o cuando tengas un hueco en tu día, y que te calmarán y cambiarán tu forma nerviosa de pensar.

Y por supuesto, rodéate de gente exitosa y positiva que te den ánimos y te transmitan sus buenas vibraciones. ¡Di adiós a los malos amigos y las personas negativa!

 

3. Apego emocional

El apego es una emoción tóxica que puede convertirse en algo muy peligroso. Es sentir que no puedes estar lejos de una persona en concreto, que sin él o ella no serás capaz de hacer nada, y a veces incluso se cree que sin la otra persona no se puede vivir.

El apego es ser extremadamente dependiente de otra persona, ya sea una pareja, unos padres, unos hijos, o un amigo.

Esto sólo te lleva a dar el control de tus sentimientos y tu vida a otros, y que tus decisiones y emociones queden en manos de los demás.

Las personas con demasiado apego suelen ser inseguras, pero a la vez controladoras y dudan de sus propias capacidades.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el apego tóxico?

Para superar el apego, es importante que te valores a ti mismo y te pongas en primer lugar dándote la prioridad que te mereces. Debes ser independiente y aprender a resolver tus problemas por ti mismo.

También es necesario que aprendas a ver tus propios errores y busques formas de mejorar tu autoestima para no tener que depender de nadie.

 

4. Insatisfacción

La insatisfacción es no estar contento con lo que ya se tiene. Este es un sentimiento positivo porque, si aspiramos a mejorar nuestra vida, crecemos como personas y alcanzamos las metas que nos ponemos.

El problema es cuando la insatisfacción se convierte en una obsesión; cuando lo único que buscamos es la perfección en todo, tanto en nuestra vida como en la de los demás, y creemos que no hay nada bueno en nuestras vidas.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la insatisfacción crónica?

No busques ser perfecto, ni tener un trabajo perfecto o una vida perfecta. Céntrate en lo bueno que ya hay en tu vida, y piensa que hay otras personas que desearían tener lo que tú ya tienes (y de lo que tanto te quejas).

Date cuenta además de que la perfección sólo busca lo que no se puede alcanzar; y si persigues algo a lo que no puedes llegar, por el camino te perderás todas las cosas buenas que te pasan y que están ahí para que las disfrutes.

 

5. Enfado

Enfadarse está bien cuando se usa para liberar emociones y como una fuerza que te ayuda a seguir adelante motivándote.

Pero cuando el enojo se convierte en un sentimiento constante que te provoca violencia e ira, se transforma en una emoción tóxica que debes controlar.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el enfado tóxico?

Primero debes analizar cómo te enfadas y cuáles son tus reacciones ante situaciones que te hacen enojar, y luego es bueno que escribas en un papel otras formas en las que puedes reaccionar ante eso.

Si cada vez que te enfadas empiezas a gritar, lo ideal es que intentes no hacerlo y pongas en práctica algún método para parar esa ira, como respirar hondo contando hasta 5 por ejemplo.

 

6. Envidia

La envidia es una emoción tóxica muy peligrosa que puede arruinarte tu vida. Cuando sientes envidia no sólo es negativo que no te puedas alegrar por los éxitos de los demás (y tener empatía con ellos).

En ese proceso, también destrozarás tu propia vida porque te llenarás de amargura, de rencor, e incluso de odio. Y con eso sólo te paralizarás para lograr lo que quieres porque estarás criticando a otros en vez de hacer algo para conseguir lo mismo que ellos.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la envidia?

Para empezar, déjate de comparar con los demás. Empieza a ver lo bueno que hay en ti, las cosas únicas que tienes en tu vida, y disfrútalas.

Identifica cuál es tu sueño, que es lo que TÚ quieres conseguir, sin guiarte por lo que hacen o dejan de hacer otros. Y entiende que cada uno está destinado a conseguir algo distinto que los demás.

No todos empezamos en el mismo lugar, ni todos terminamos llegando a la misma meta (qué aburrida sería la vida así, ¿no crees?).

 

7. Vergüenza

Esta es una de las emociones tóxicas más comunes, y su origen está en la obsesión por hacer el ridículo ante los demás. Por eso la vergüenza es muchas veces la culpable de que nos paralicemos y no demos un paso hacia nuestras metas.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la vergüenza tóxica?

Si tienes vergüenza porque alguien es quien te hace sentir así, debes entender que la otra persona sólo lo hace porque es insegura y, haciéndote ver mal a ti, se siente mejor con él o ella.

Así que en este caso es importante que te den igual las opiniones de los demás. Piensa que ellos no son nadie para juzgarte, incluso aunque se trate de tus padres o de tu mejor amigo.

¿Acaso los demás no cometen también errores? Y si tú tienes un fallo, ¿se acaba el mundo? No. Sigues adelante, lo arreglas, y lo que digan los demás da igual.

 

8. Depresión

La depresión es un problema muy serio y que debes arreglar cuanto antes – y si es hablando con un especialista, mejor -.

Produce un intenso dolor y cambia todos los aspectos de tu vida porque transforma tu ser y tu humor en alguien que realmente no eres.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la depresión?

Lo primero que debes saber es que, incluso los casos de depresión más graves, se pueden curar. Y el primer paso para hacerlo es cambiar tu mente y tu forma de pensar.

Empieza por hablar en positivo; en vez de decir “no puedo” o “todo es una mierda”, cámbialo por frases como “sí que puedo porque soy una persona fuerte” y “esto ahora está mal, pero yo tengo la capacidad de superarlo y arreglarlo”.

No pienses en los errores del pasado como fallos: piensa en ellos como una lección para crecer más como persona y de los que puedes aprender para el futuro.

Y por supuesto, aléjate de las personas tóxicas que puedan hundirte más en ese estado de depresión y que no te hacen ningún bien.

 

9. Miedo

Poco tengo que decirte del miedo. Es una sensación que todos hemos experimentado más de una vez y en distintas ocasiones de nuestras vidas.

Y como te dije al principio, el miedo es bueno si se siente a veces porque es lo que nos ayuda a sacar nuestro coraje y seguir adelante. Pero cuando siempre está presente, se convierte en una poderosa emoción tóxica que hay que eliminar.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el miedo?

Tienes que entender que el miedo se alimenta de sí mismo: cuanto más miedo tengas, más miedo sentirás. Por eso debes descubrir el origen de tus miedos y, lo que es más importante, enfrentarte a ellos.

Sé que es más fácil decir que hacer, pero yo he pasado por eso y si he podido superar mis terrores más grandes, tú también puedes hacerlo.

Una genial estrategia es generar pensamientos de acción, es decir, hacer una lista con tus miedos y escribir las posibles acciones que puedes tomar para resolverlos.

Así, tus pensamientos de miedo se convertirán en pensamientos de soluciones.

 

10. Frustración

La frustración es una emoción tóxica que puede paralizarte mucho y no dejarte avanzar en tu camino. Solemos estar frustrados cuando no conseguimos algo que deseamos o nuestras necesidades no están satisfechas.

Ahí es donde la frustración se alimenta de nuestro fracaso y decepción, y nos hace estar resentidos con la vida o con otras personas.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la frustración tóxica?

Cuando estamos frustrados, solemos crear excusas diciendo que algo no ha salido bien por culpa de una circunstancia o persona. Pero el primer paso para eliminar esta emoción tóxica es darte cuenta de que sólo tú controlas tu vida y tus sentimientos.

No puedes esperar que los demás lo hagan todo por ti, ni siquiera esperar tener siempre ayuda en cada cosa que desees lograr.

Y muy importante: debes darte permiso para cometer errores, comprender que es necesario tener fallos para aprender de ellos y hacerlo mejor la próxima vez.

También te ayudará echar la vista atrás y ver lo que has conseguido hasta ahora. Y por supuesto ¡no te des por vencido nunca!

 

11. Duelo o muerte de otra persona

Quizás no hayas pensado nunca en este tipo de emoción, pero llorar constantemente (incluso cuando han pasado años) por la pérdida de una persona no es nada bueno.

El duelo es cuando otra persona muere, y tú tienes un combate interior en el que por una parte aceptas la pérdida, y por otra te niegas a ello.

Al principio es positivo llorar por un ser querido que ya no está; pero cuando tu vida empieza a girar en torno a eso, se convierte en algo muy peligroso que te deja estancado de forma emocional.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el duelo tóxico?

Nunca pienses que el dolor por la pérdida de una persona es sólo tuyo; seguramente quien se ha ido tenga otra gente a la que les duele su muerte, y es importante que compartáis esa pena hablando entre vosotros.

No te guardes tus sentimientos. Habla con otros para que escuchen tu dolor, y deja que ellos también compartan contigo eso.

Aprende a dejarlo ir, y piensa en los buenos momentos que esa persona pasó en este mundo, y no en sus últimos minutos de vida.

Y sobre todo, imagina cómo ese ser querido le gustaría verte hoy: ¿llorando por él cuando ya no puedes hacer nada, o disfrutando de la vida que tienes?

 

12. Llanto o lloro constante

Llorar es bueno y necesario. Pero cuando pasas la mitad del día haciéndolo significa que hay un problema que te preocupa o te angustia y que debes solucionar.

Recuerda que llorar está bien para desahogarte, pero nunca es la solución a tus problemas.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el llanto tóxico?

Analiza aquello que te hace llorar aunque creas que es una tontería, y bucea en lo más hondo para ver cuál es el problema oculto que en realidad te provoca eso.

 

13. Culpa tóxica

Aquí debes distinguir entre dos tipos de culpa: la real (romper una regla sabiendo lo que haces) y la tóxica (cuando nos provocamos sentimientos de culpabilidad por distintas emociones).

Muchas veces nos martirizamos con cosas que hemos hecho mal (a propósito o sin darnos cuenta) y eso se convierte en un pensamiento obsesivo que no nos deja seguir adelante.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar la culpa tóxica?

El primer paso es que al equivocarte, pidas perdón.

Pero también debes perdonarte a ti mismo y seguir avanzando. Lo hecho está hecho, y culparte una y otra vez no conseguirá llevarte al pasado para cambiar las cosas.

Aunque es importante sin embargo que tomes conciencia de esa mala acción y te esfuerces por no volver a repetirla para que así ese sentimiento no vuelva a aparecer.

 

14. Rechazo

Todos buscamos ser aceptados de una manera u otra, desde que nuestros padres nos acepten, hasta cuando vamos a comprar algo al supermercado.

Y el rechazo nos suele provocar un dolor enorme porque pensamos que hay algo malo en nosotros, y que si una sola persona nos rechaza, el resto lo hará también.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el rechazo?

Para empezar, métete en la cabeza que porque una persona te rechace, no significa que todas lo vayan a hacer. De hecho, hay personas que rechazan a otras porque tienenun problema consigo mismas.

Así que en estas situaciones, no te lo tomes como algo personal.

Pero sobre todo, aprende a valorarte a ti mismo. Tú eres especial y único, y lo que de ti no le guste alguien, seguramente a otros les fascinará.

 

15. Celos

Los celos no son más que el miedo a perder a alguien. En él, se juntan varios sentimientos como la amenaza, el control, la prohibición…

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar los celos?

Aquí debes aplicar la ley de la atracción: si respetas algo y lo amas desde ese respeto, eso se acercará a ti. Pero si no lo haces, se alejará de ti… para siempre.

Por eso es importantísimo que en una relación de cualquier tipo, respetes a la otra persona para que se sienta valorada por ti, y no la agobies para que disfrute al estar a tu lado.

 

16. Aburrimiento

El aburrimiento puede no parecerte una emoción tóxica, pero lo es, y mucho. Cuando nos sentimos aburridos, normalmente no hacemos nada para cambiarlo por mucho que deseemos que esa situación sea otra que nos apetezca más.

Además, el aburrimiento es una de las principales causas de la procrastinación, es decir, de dejar las cosas para más tarde o para el día siguiente, con lo que al final conseguimos no hacer nada y seguir en el mismo punto donde estamos.

Aprende a vencer la procrastinación con estos consejos.

 

Emociones tóxicas

 

¿Cómo superar el aburrimiento?

La cura para esto es avivar tu curiosidad. Así que prueba algo nuevo. Aprende a bailar, a pintar, a patinar.

Imagina que hoy es el último día de tu vida, y que no quieres desperdiciarlo por nada del mundo. Apaga la televisión y empieza a hacer algo ahora, ¡no seas flojo!

 

¿Cuál de estas emociones tóxicas te gustaría cambiar en tu vida? Déjame un comentario aquí abajo y dime lo que piensas.

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

6 comments on “16 emociones tóxicas que sufres cada día (y cómo eliminarlas para siempre)

  1. Todos tenemos un poco de todas esas emociones, así que todos los días leeré éste artículo y trataré de practicarlo en el diario vivir….Gracias

  2. me emociona leer tus paginas son emocionantes,y ilustrativas,y te enseña como sobrellevar todos los tropiezos que nos da la vida.me gusta

  3. Hola Andrés más leo más me apasiono y descubrir tu página es no volver a estar aburrido y lo que es mejor aún es la ayuda a superar unos cuantos conflictos.
    Gracias!!!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *