6 pasos para superar tu dependencia emocional (Test Gratis)

Dependencia emocional

Tener un apoyo moral no significa que tengas que estar o tener a alguien las 24 horas del día contigo para poder tomar tus decisiones o definir tus sentimientos.

Cuando tuve mi primera pareja hace un par de años, con el paso de los meses era bastante dependiente de él.

Al inicio comenzó como preguntar cosas triviales, que me ayudara a decidir el color de la camisa que me pondría hoy o el perfume que mejor olía.

Con el tiempo esas preguntas y necesidad de ayuda se fue convirtiendo en algo constante. Decisiones y pequeñas acciones que debería y sé que soy capaz de hacer yo misma pero en su momento no lo vi de esa manera.

Dependía mucho de esa persona, de lo que dijera y el que estuviera allí o no, era todo para mí.

Necesitar a alguien hasta un punto donde no puedes tomar las decisiones más difíciles ni las más simples por ti mismo hasta que lo consultes con esa persona, no es exactamente “amor”.

Debes encontrar un balance entre tu vida e independencia del resto de las personas a tu alrededor o que son importantes para ti.

Entiendo que recargarte en otros es mucho más relajante y desestresante hasta cierto punto.

Normalmente las decisiones que debes tomar te hacen sentir abrumado y con mucha ansiedad, también he pasado por las mismas sensaciones.

Pero cuando consigas el nivel de independencia que todos deberíamos tener, te sentirás mucho mejor. Sólo necesitas aceptar y entender algunos sentimientos, en este caso si realmente tienes dependencia emocional.

Por eso en este artículo quiero enseñarte qué es exactamente la dependencia emocional y cuáles son sus síntomas para que, con los 6 consejos que te voy a dar aquí abajo, puedas superarla y ser por fin tú mismo.

 

 

¿Qué es la dependencia emocional?

Cuando estás vinculado de forma cercana a alguien (familia, amigos y pareja) e idealizas y magnificas a cierta persona, te vuelves dependiente de ella para tomar todas tus decisiones y literalmente, no puedes hacer algo sin su aprobación. No tomar control de tus propios sentimientos, eso es tener dependencia emocional.

Hay una gran diferencia en buscar la compañía y apoyo de otras personas en tiempos difíciles o que estén allí incluso cuando no los necesitas, a necesitar que siempre estén guiándote por dónde ir.

La mayoría de las personas que caen en una dependencia emocional es más que nada por el miedo que sienten hacia la soledad.

Vivir siendo dependiente de otra persona es mucho más difícil de lo que la mayoría, siéndolo o no, cree.

De hecho, dando una opinión más personal, creo que ni siquiera se acerca como tal a realmente tener una vida.

Sentimientos como ansiedad, aflicción, depresión y llegar a victimizarte todo el tiempo, es mucho más común y en lugar de estar evitándolos como posiblemente crees si eres dependiente, sólo los estás intensificando.

Lo que necesitas tener es un control sobre ti, pensar primero en ti y en que independientemente de lo que decidas o tengas que hacer, lo harás porque quieres y así lo decidiste.

La dependencia emocional te llevará a muchos lados oscuros de ti mismo que pueden guiarte a una depresión constante.

No sólo comenzarás a sentirte mal y triste por las cosas y situaciones que pasas sino porque en algún punto muy posible, es que la persona de la que estés dependiendo e idealices, un día ya no esté.

Por eso es importante que seas tú y tengas libertad emocional, que vivas sin frenarte por la opinión o aprobación de otro.

Encuentra una independencia que te permita vivir sin ninguna atadura.

 

Cómo alcanzar el éxito

 

¿Tienes dependencia emocional? ¡Haz el test!

A veces es difícil saber si estás “enganchado” a otra persona, o son sólo sentimientos fuertes que tienes por él o ella.

Por eso, para que realmente descubras si tienes dependencia emocional o no, aquí te he preparado un sencillo test con 7 preguntas que no te tardará más de dos minutos en contestar.

¿Tienes dependencia emocional? ¡Haz el test!

 

 

Los 5 síntomas de la dependencia emocional

 

1. Te sientes aburrido sin esa persona

Cuando me refiero a aburrimiento, no es algo de que tengas días sin ver a esa persona o un par de semanas, se trata de que no hayan pasado 5 minutos y ya estés pensando que estarías mejor si estuviera contigo.

Lo mismo viene al caso si no consigues compartir con otros y disfrutarlo si esa persona no está contigo.

Llega un punto que ese aburrimiento se vuelve realmente “fastidio” y antes de que te des cuenta, dejarás de pasar tiempo con el resto de las personas sólo para invertir las 24 horas del día, si pudieras, en ese alguien especial.

Capaz crees que estoy diferenciando amor con dependencia, pero cuando amas a alguien y sólo lo extrañas y quieres pasar tiempo con él o ella, piensas en esa persona, pero no dejas de vivir y disfrutar el resto sólo porque no está.

Cuando no estoy con mi hermano por ejemplo, me siento sola en ocasiones pero no por eso no me parece divertido o no disfruto el resto de las cosas que hago sin él.

No importa lo que hagas, habrán momentos que debes vivirlos solo y en lugar de verlo como el fin del mundo, no dependas de una persona y disfruta de vez en cuando de tu soledad o la compañía de alguien más.

 

Despedirse del trabajo

 

2. Crees que no hay nadie tan perfecto

Entre la admiración e idealización hay un tramo muy corto de diferencia.

Siempre tenemos un modelo a seguir, alguien a quien admiramos lo que hace y ha hecho alguna vez, su forma de ser y sus habilidades, esa persona que nos hace querer ser mejores o más como ellos.

Sin embargo, aunque este nivel de importancia hacia esa persona se consideraría una admiración, cuando pasas a un punto donde crees que es la “perfección” en toda la extensión de la palabra, estás idealizándola.

Cuando idealizas a alguien, en realidad lo ves mejor de lo que realmente es porque sientes que es perfecta, que sus peores defectos y errores que puede cometer además de realmente sus puntos buenos, están bien.

La forma en la que más te afecta que idealices a alguien es que normalmente esto suele hacer que te menosprecies con mayor intensidad y frecuencia.

Creas un estándar de perfección y lo que crees únicamente bien y correcto, por lo que eres mucho más duro contigo mismo.

Ten el apoyo y un ejemplo a seguir, pero no lo vuelvas la representación de algo perfecto. No idealices a nadie.

 

Dependencia emocional

 

3. Tienes miedo a estar solo

Todos a cierto punto le tenemos un poco de miedo a la idea de estar solos.

Incluso la soledad puede presentarte aún cuando te encuentras rodeado de muchas personas, pero si tienes a más de una persona que te hace sentir bien y en compañía, no es estar solo.

El problema surge cuando crees que al no estar con esa única persona, el resto de las veces no cuentas con nadie y te sientes en soledad.

Si siempre estás en la expectativa constante hasta que regrese, que te escriba o simplemente haga acto de presencia, entonces estás entrando en un estado de dependencia.

No rechaces el resto de las cosas y personas por sólo una. La vida no es gris cuando te encuentras lejos de esa indicada.

Es lógico que quieras compartir el mayor tiempo con ella, pero no lo hagas el único núcleo de tu felicidad y vida.

No dejes que todo gire entorno a esa persona. Debe girar en ti y todo lo que está a tu alrededor e influye en tu felicidad.

 

 

4. Necesitas su aprobación para todo

Si necesitas todo el tiempo un sí o no como respuesta de esa persona para sentir que puedes hacer o escoger algo, entonces no hay duda de tu dependencia.

Además de una simple aprobación para poder hacer cualquier cosa y tomar tus decisiones, también comienzas a buscarla en cuanto a su relación.

La necesidad de aprobación se vuelve también una de querer que todo el tiempo reafirme para ti lo importante que eres.

Sentir una necesidad excesiva es una obsesión, un vicio. El que sea hacia una persona no lo vuelve muy diferente a vicios como la bebida o fumar.

Todo en exceso es malo y cuando comienzas a sentir una necesidad excesiva de aceptación y aprobación, esperas siempre eso antes de actuar. Si es así, estás en malas condiciones.

Por otro lado, para conseguirla, siempre intentarás complacer a esa persona en todo y eventualmente, te olvidarás de lo que tu quieres.

Dejarás de preocuparte por ti mismo en todos los aspectos posibles.

Normalmente cuando haces esto, nunca tienes a cambio el mismo esfuerzo y amor que tu demuestras y sientes, así que sin poder evitarlo, te lastimas y muy internamente, lo sabes.

 

Posicionamiento SEO

 

5. Eres demasiado posesivo y celoso

¿Él o ella está con otra persona y no soportas simplemente verlos juntos? Hay que bajarle un poco a los niveles posesivos y celos que tienes con esa persona.

Independientemente de que sea tu pareja, tu mejor amigo o incluso un familiar, hay más personas en la vida de ellos y no puedes ser el único centro de atención en ella.

Si no puedes soportar la simple idea de que haya alguien más, entonces no podrás vivir tranquilo, ni tú ni esa persona.

Está bien sentirte un poco celoso cuando sientes que te desplazan pero cuando tienes un exceso de celos, no se trata de que te desplacen, sino que no puedes soportar el hecho de que esa persona no esté a tu lado.

He conocido a varios amigos e incluso parte de mi familia, que son posesivos hacia sus parejas o familiares más cercanos y es algo asfixiante para el resto y en el caso del dependiente, exhaustivo y que trae más estrés y ansiedad.

No te obsesiones con alguien, todos necesitamos espacio y compartir con otras personas pero no por eso dejarás de ser importante para ellos.

 

 

¿Cómo dejar de depender emocionalmente de alguien?

Primero determina si realmente eres alguien dependiente, y si lo eres, entonces comienza a trabajar en pro hacia tu independencia. Búscala, acepta cómo eres y asegúrate de buscar también la felicidad que quieres dentro y no fuera de ti, no en alguien más.

Si ya identificaste que en efecto, tienes dependencia emocional, entonces ponte manos a la obra para eliminarla de tu vida.

Un paso fundamental para dejar de tenerla, es buscar la felicidad y a ti mismo en tu interior, en quién eres como persona y cómo te desenvuelves.

Cuando eres dependiente dedicas tu vida a esa persona y te olvidas de buscar ser feliz por tu cuenta y no con alguien más.

Contrario a lo que muchos dicen, no, no necesitas obligatoriamente de alguien para poder ser feliz, esto no quiere decir que te quedes solo el resto de tu vida, pero sí que te des tiempo para encontrar tu independencia.

No rellenes los espacios vacíos con el nombre de alguien más y su compañía.

Una vez estés en el proceso y consigas hacer esto, comienza a hacer actividades por tu cuenta, disfruta el tiempo que tienes a solas.

Estar solo tiene muchos beneficios en ocasiones y cuando te empeñas tanto en estar con alguien, la dependencia que tienes hacia ella, olvidas disfrutar de ti mismo, lo cual es importante para poder amar quién eres.

Por otra parte, encuentra tu potencial. Cuando eres dependiente emocional, te olvidas de enfocarte en tu futuro y en cualquier otro aspecto de tu vida.

Posiblemente creíste que no podías hacer algo más de una vez y todo se debía a que dependes de una persona, si es así, entonces salta y comienza a descubrir el potencial que tienes.

Sé que es fácil decir que saltes a la acción que simplemente abandonar algo que te has dedicado a hacer durante tanto tiempo puede ser un martirio.

Pero precisamente por eso necesitas descubrirte a ti mismo y sobre todo, encontrar todo lo que eres capaz de hacer sin necesidad de esa persona a tu lado los 365 días del año.

 

Dependencia emocional

 

Alejar la negatividad es otro paso que necesitas dar para dejar de tener dependencia.

Cuando estás por mejorar algo en tu vida, necesitas eliminar todo pensamiento negativo. Por eso, siempre intenta mantener tu mente positiva y creer en ti.

No te quejes sobre lo que tienes que hacer solo, lo que crees no poder lograr, sólo hazlo. Verás que sí podrás mientras tengas positivismo en ti.

Por último, aprende a tomar la responsabilidad de tus acciones y decisiones.

Una de las razones por las que otros crean dependencia es el miedo que sienten por sentirse responsables y asumir consecuencias.

Por ello, buscas aprobación para sentir en ocasiones que si algo sale mal, no fue tu responsabilidad totalmente.

Tienes que tomar riesgos, decisiones y manos a la obra pero sobre todo, saber tomar la responsabilidad de todo lo que te involucra y juegas uno de los papeles principales.

Que no te dé miedo.

Podrás dejar de ser dependiente mientras practiques todos los pasos que acabo de darte.

Comienza a vivir más libre y sin la sombra de alguien más que se impuso o tú mismo te impusiste sobre ti.

 

6 consejos para superar la dependencia emocional

 

1. Dedícate más tiempo a solas

Una cosa que he estado repitiendo durante todo el artículo, es la importancia de que disfrutes el tiempo a solas.

Cuando eres dependiente le dedicas demasiado tiempo a esa persona que idealizas por lo que, como dije antes, es normal que te olvides seguido de ti mismo.

Comienza por cambiar eso.

Dedícate más tiempo y has lo que te gusta, que sólo seas tú al menos por un par de horas a la semana o mejor aún, un día entero.

Conocerte es lo mejor que puedes hacer para salir de la dependencia.

Repasar quién eres, tus defectos pero sobre todo, tus virtudes, te ayudará a sentirte más motivado y fuerte para superar tu dependencia emocional.

Mata tiempo, no tienes que hacer algo en específico, sólo disfrutar el momento a solas sin nadie más.

Toma tu tiempo en entenderte y ahondar en ti y no alguien más.

 

 

2. Busca el equilibrio en tu relación

Con todo lo dicho, no intento decirte que estés solo y dejes de depender aunque sea un poco de otros, pero debes buscar un balance. Que no sea dependencia pero tampoco soledad.

Por eso intenta practicar, disminuir en este caso, la opinión que pides de esa persona, tomar con más frecuencia tus propias decisiones.

Resguarda tus dudas y preguntas más importantes, la que tendrán un mayor impacto en tu vida y compártelas con esa persona.

Es momento de que hagas las cosas más básicas y tomes las decisiones más simples solo y las más importantes en compañía y con ayuda de alguien.

Hay veces que personalmente, igual le pregunto a mi hermano qué postre debería comprarme, cuándo vamos a una pastelería, pero no es por dependencia sino por compartir, porque estamos pasando un momento juntos pero sé que soy capaz de tomar la decisión sola.

Es justo lo que debes conseguir.

 

Dependencia emocional

 

3. Aprende a decir “no”

Para comenzar a desprenderte más rápido de la persona que representa todo para ti, puedes iniciar el arduo camino y ayudarte a superarlo con tal sólo comenzar a decir “no” de forma frecuente.

Siempre accedes a todo lo que te pide o sus ideas, ¿cierto?

Necesitas dejar de asentir felizmente como si fuera la única razón por la que naciste y empezar a rechazar, aprender a decir no porque simplemente no quieres, no estás de acuerdo o es mejor para ti negarte.

Hacer esto ayuda a que te pongas a ti en mayor estima, que dejes de dar tanto por los demás y comiences a preocuparte más por ti.

No está mal que estés para otros, que ayudes y quieras dar lo mejor de ti o concordar en una opinión, pero no lo hagas todo el tiempo.

Antes que nadie estás tu primero y es algo que siempre debes recordar.

 

 

4. No esperes tanto de los demás

Así como hay personas que darán tanto como tú le das a ellos, hay otras que simplemente harán una simple aparición en tu vida y estarán allí, inertes.

Por eso no debes esperar ni tener tantas expectativas en todos. No a un nivel extremo de esperar siempre una decepción, de pensar que nadie podrá darte nunca suficiente pero es cuestión de mantener una realidad y un estándar.

De esta manera, evitarás decepcionarte constantemente.

Cuando una persona quiere darte más de lo que crees, podrás notarlo desde el inicio de todo, de una relación o una amistad.

Tu familia normalmente conforma el único grupo de personas que darán tanto por ti como tú a ellos.

Sólo no esperes demasiado de cualquiera, los humanos necesitamos ser egoístas en varias ocasiones para mantenerlos seguros, para conseguir lo que en un ámbito individual, deseamos.

Recuerda, ponte a ti mismo antes que a otros.

 

Frases para Facebook

 

5. Sal con otras personas

Lo que seguramente necesitas con urgencia, es salir a disfrutar con otros amigos, otras personas que te hagan olvidar la dependencia por la que estás pasando.

Es lógico que pasar más tiempo con la persona a la que eres dependiente no solucionará tu dependencia emocional, pero el que comiences a disfrutar con otras personas si lo hará.

Si abandonaste tus salidas por dedicarte a esa persona, retómalas.

Con esto también ampliarás tus horizontes, el conocimiento que tienes sobre la vida y en lo que te has enfrascado únicamente con esa persona de la que dependes.

Dispérsate y diviértete.

Disfruta tu vida con varias personas que son importantes para ti.

No dejes que sólo una sea el centro de tu universo.

 

 

6. Ama de forma saludable

Amar no es un crimen, y aunque hayas caído en una tendencia dependiente eso no significa que no puedas volver a hacerlo algún día, sólo debes aprender a amar de la forma correcta.

¿Cómo hacerlo? Dejando atrás los pensamientos que te hacen creer que una persona es tu limitante.

Una relación, con cualquier persona, amistad, pareja e incluso familia, puede llegar a ser tóxica de muchas formas además del factor que que alguno de los dos o ambos, pueda caer en la dependencia emocional.

Por eso, es importante que se ame de una forma saludable, esto incluye dejar atrás las acciones que te caracterizan como alguien dependiente y también las actitudes que te impiden disfrutar al máximo la relación.

Así que además de ir eliminando las acciones y actitudes que te impiden tener éxito en una relación ya sea amorosa o no, también recuerda: todo es cuestión de madurar.

Tú debes hacerlo mentalmente si quieres que todo salga mejor y poder amar de forma saludable.

 

 

Enfócate en conseguir una autonomía en todos los aspectos de tu vida y principalmente, en la emocional.

Sé que no es fácil desprenderse y dejar de ser dependiente de la noche a la mañana ya que en algún punto, yo también lo fui y me tomó tiempo y dedicación, pero conseguí dejar de serlo.

¡Tú puedes! Cuando comiences a trabajar en dejar de serlo y poner en práctica los 6 consejos que te di, verás como de a poco vas superando tu dependencia.

¿Cuál consejo te gustó más? Cuéntamelo dejando un comentario aquí abajo.

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

2 comments on “6 pasos para superar tu dependencia emocional (Test Gratis)

  1. No sé cómo agradecerles por cada publicación nueva que escriben. Sus palabras me están dando aliento en mis momentos más difíciles. GRACIAS ❤️

    • Me alegra muchísimo saberlo. Para eso escribimos, para ayudar y darle aliento a nuestros lectores 🙂

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *