8 decisiones difíciles que lamentarás en diez años

Es muy probable que alguna vez en tu vida hayas tomado una decisión y al cabo del tiempo te hayas arrepentido. O no pares de darle vueltas sobre si esa decisión fue la correcta.

La vida está llena de decisiones, algunas no tienen importancia, pero otras pueden calarnos emocionalmente durante mucho tiempo y son las responsables de definir nuestros hábitos.

Seguramente te hayas visto entre la espada y la pared en alguna situación. No sabías qué camino escoger, te sentías angustiado, presionado y con miles de dudas en la cabeza por elegir la mejor decisión.

A mí también me ha pasado. Cuando acabé el instituto, no tenía claro qué quería estudiar y tenía muy poco tiempo para decidir en qué carrera matricularme. Por un lado, tenía claro lo que me gustaba, que era escribir, pero por otro lado quería que mis padres se sintieran orgullosos de mí y no decepcionarles con mi decisión.

No sabía qué hacer, me encontraba entre dos agua: mi pasión y lo que me hacía feliz, y lo que a ellos les hacía feliz.

Después de mucho meditarlo, hice caso a mi corazón, opté por cumplir mis sueños porque no quería arrepentirme y ser una infeliz el resto de mi vida. ¡Estaba en juego mi felicidad!

Ser feliz es lo más importante en la vida. Por eso quiero compartirte aquí abajo algunos trucos para alejar el sentimiento de arrepentimiento y sentirte bien con la decisión que hayas elegido:

 

1. No tomes decisiones buscando el reconocimiento y aceptación de otras personas

Si vives preocupado en qué piensan los demás de ti, nunca vivirás tranquilo y feliz.

En lugar de reprimirte y no hacer lo que te apetece en cada momento pensando en el qué dirán, ¿por qué no haces lo que realmente quieres y te gusta?

Vivir con miedo te impide ser tú mismo y eso en un momento u otro te pasará factura.

 

agradar-otros

 

La perfección no existe, solo en las películas. Así que no intentes impresionar a otros haciendo cosas que no te nacen del corazón, viviendo una vida que no es tuya y lo peor de todo haciendo un papel todo el tiempo para agradarles.

Tus imperfecciones son las que marcarán tu personalidad y por lo que la gente te recordará.

 

2. No dejes que otros te manipulen emocionalmente

¿Te sientes a veces incomprendido por los demás? No importa. Si haces algo que te hace sentir bien y te hace feliz, no debes permitir que nadie cambie esto.

 

manipulado

 

El primer objetivo en esta vida es saber quién eres y el segundo objetivo es ser feliz. Esta es una tarea difícil que no todo el mundo consigue. Muchos necesitan toda una vida para descubrir qué es lo que les gusta.

Por eso, no tengas miedos a que otros opinen de forma diferente, tú y solo tú sabes cuál es tu felicidad y nadie necesita entenderla.

 

3. Aléjate de la gente tóxica

Las personas que se acercan a ti con energías negativas, te perjudicarán en tu vida. Está en tu mano alejarte de ellos para sentirte mejor contigo mismo y llegar a tus metas.

 

gente-toxica

 

Pon fin a esta relación tóxica de una vez por todas y acércate a gente que tenga buenos valores, que sea generosa, paciente, comprensiva y quiera lo mejor honestamente para ti.

 

4. ¡Sé auténtico!

Te enseñan desde pequeños a controlar tus emociones, tus impulsos. Eso es fantástico para momentos de tensión y nerviosismo, para guardar la compostura.

Sin embargo, guardarte en tu interior todo lo que sientes en cualquier situación no es bueno, porque de tanto tragar y aguantar, un día explotarás y te sentirás mal.

Te aconsejo que seas auténtico contigo mismo, ya que esa será la mejor forma de crecer y de sentir paz en tu interior.

 

ser-autentico

 

Por ejemplo, imagina que estás reunido con tu equipo de trabajo y no estás de acuerdo con las propuestas que ofrecen. Pero en lugar de decirlo y dar tu opinión, te callas.

Eso te hará sentirte mal, impotente, agobiado… ¿Por qué no expones tus ideas? Quizás, las acepten y les parezcan brillantes, o incluso aporten otras ideas en consonancia con las tuyas que a ti no se te hubieran ocurrido.

 

5. Aprende cosas nuevas todos los días

El conocimiento es poder. Y aprender algo nuevo cada día te permitirá evolucionar y detectar oportunidades que a otros les cuesta ver.

 

aprender

 

En el momento que seas consciente de que lo viejo es pasado y que hay que dar paso a lo nuevo, te pondrás en el camino adecuado para alcanzar tus metas.

 

6. Saca fuerzas cuando las cosas se pongan mal

Puede que las cosas no surjan como uno esperaba cuando toma una decisión determinada. Pero si todos abandonáramos a la primera de cambio, no habría ningún ganador.

Tomes la decisión que tomes, habrá obstáculos que tengas que superar y dependerá de ti, de tu fuerza metal, superarlos o no.

 

fuerte-malos-momentos

 

7. No procrastines

“No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”, eso dice el refrán y lo que muchos no se aplican, ya sea por miedo o comodidad.

Piensas que tu tiempo es infinito. Pero cuando te das cuenta de la realidad, entonces te llevas las manos  a la cabeza y dices: “si lo hubiera hecho aquel día…”, “por qué no lo hice antes…”.

 

procrastinar

 

Pero cuando llega ese momento en el que te das cuenta, es demasiado tarde para actuar. Y no hay vuelta atrás.

Mi consejo es que si de verdad crees en algo, luches por ello. Si tienes muchas tareas en ese momento, priorízalas y haz primero las más importantes. Después irás haciendo las menos relevantes. Pero, hazlas todas y no te pongas excusas.

 

8. Actúa y dirige el timón de tu vida

Si eres de los que creen que las cosas te llegarán porque sí, sin buscarlas y con algo de suerte, ¡estás equivocado!

Si no actúas, no vas en busca de oportunidades y te arriesgas, solo vivirás el éxito en un cuento de hadas. Da el paso de una vez por todas, ¿a qué estás esperando?

 

dar el paso

 

¡Deja de soñar despierto y comienza a hacer cosas! Para ello es importante que creas en ti, en tus posibilidades y que seas consciente de que eres una pieza fundamental para la vida de los demás.

Algunas decisiones son triviales (de qué color me pinto el pelo, qué fruta compro en el mercado o qué ropa me pongo hoy), pero otras decisiones tienen repercusiones que duran todo una década e incluso toda una vida.

Depende de ti, de tus acciones y perspectivas, para evitar que te torturen y te debiliten. ¡Confía siempre en tu corazón!

¿Tomaste una decisión hace tiempo y aún hoy te lamentas por ello? ¿Esa decisión no te deja vivir en paz? Déjame un comentario aquí abajo y dime si algunos de estos trucos te han ayudado a sentirte mejor en el momento y después de tomar una decisión.

The following two tabs change content below.
Edith Gómez

Edith Gómez

Soy una apasionada del marketing digital especializada en comunicación online. Me niego a irme a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Me inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

4 comments on “8 decisiones difíciles que lamentarás en diez años

  1. Bueno ser padre es una tarea muy dificil y definitivamente requiere mucho amor, entrega, dedigacion y sacrificio, los primero años de vida de las personas son la clave para definir la personalidad de los seres humanos, aqui se recomienda atender a los hijos)as) en ese periodo y una vez estan grandes sus valores son de agredecimiento , respeto, reconocimiento al sacrificio hecho y comprensiion,lamentable que una persona con vinculo de hija sea la que nos altera la tranquilidad, antes de empeorar la relacion es quizas conveniente buscar los puntos comunes para acercarse, platicar y superar la dificultad.

  2. Aléjate de la gente tóxica: Es verdad, es necesario, pero a veces es difícil. Cuando la gente tóxica está dentro de tu propia casa y es por ejemplo tu hija para alejarte de ella debes abandonarla. Y si la casa donde habitas es tuya la puedes vender y cada uno por su lado. Pero puede ocurrir que el precio que consigues por la venta no te alcance para comprar dos departamentos aun pequeños, uno para ti y otro para tu hija. Entonces ¿Qué hacer en un caso asi?
    Saludos.

    • Cuando las personas tóxicas son parte de tu familia, como es tu caso, es un tema muy delicado. Es casi imposible romper la relación con tu hija, pero por lo menos intenta alejarte un poco de ella (por muy duro que suene), mantente fría y distante. Prueba cómo actúa y si cambia su actitud contigo.

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *