Cómo superar el miedo a decepcionar a tus padres (7 tips)

Decepcionar a mis padres

Hace años, cuando les dije a mis padres que iba a dejar mi empleo de $4.000 al mes para montar mi propio negocio, casi se mueren de un infarto…

Y yo estuve a punto de tirar por la ventana mi gran sueño y pasión porque me daba muchísimo miedo decepcionar a mis padres y hacerles infelices durante el resto de sus vidas.

Recuerdo perfectamente ese día: cómo me miraban primero sorprendidos y después enfadados, cómo me decían “Andrés, no digas tonterías, ni se te ocurra dejar un empleo con una paga tan buena por algo tan estúpido…”.

Mi padre incluso me amenazó con echarme de casa si lo hacía. Pero a pesar de toda esa presión, lo hice, y es la mejor decisión que he tomado en mi vida.

Al final no me echaron de casa ni me dejaron de dar de comer (sé que ellos nunca harían eso), pero al principio de mi emprendimiento, cuando los ingresos eran muy bajos, sí que sentía a mis padres distanciados de mí.

Cuando nos sentábamos a comer no me hablaban, y sólo cruzaban palabras conmigo si era necesario.

 

Decepcionar a mis padres

 

Y por eso he decidido escribir hoy este post; sé que hay muchas personas que están atravesando una situación similar a la mía.

Quizás tú quieres dejar tu empleo para irte a otro trabajo, o hayas decidido emplearte desde casa o crear tu propia empresa, y por desgracia tus padres no te apoyan.

Y esa falta de apoyo, de ayuda, está haciendo que te sientas culpable, o incluso egoísta, y por eso no te atreves a dar el paso porque no quieres decepcionar a tus padres.

Así que hoy en este artículo te voy a explicar por qué tienes ese gran temor, y qué puedes hacer si no quieres que tus padres se sientan disgustados contigo.

 

Tus padres ya habían planeado tu futuro antes de nacer

El miedo a decepcionar a tus padres no aparece por arte de magia: lo hace porque ellos, durante toda su vida, te han estado repitiendo las expectativas que tienen sobre ti, lo que esperan realmente que hagas.

Este tipo de “esperanzas” no son iguales en todos los padres: algunos quieren que sus hijos trabajen en lo mismo que ellos, otros que no cometan sus mismos errores, otros padres sólo quieren que estudien para tener un trabajo muy bien pagado…

¿Y por qué ellos quieren elegir lo que debes hacer con tu vida? La primera razón es por su propia naturaleza.

Tus padres van a querer que seas como ellos, o más bien que seas una versión mejorada de ellos.

Si les gusta leer, querrán que a ti también te guste. Si eran buenos estudiantes, querrán que tú también saques buenas notas en la escuela. Si son educados y amables, querrán tener un hijo o una hija que hable bien y sepa comportarse.

 

Decepcionar a mis padres

 

Pero además de todo esto, también quieren que seas mejor que ellos y que no caigas en sus mismos errores.

Si no fueron a la universidad, querrán que tú sí vayas para ser mejor que ellos. Si consigues un empleo donde ganas mucho dinero, no querrán que lo dejes por nada del mundo…

El problema aquí es que ellos lo que desean es vivir a través de ti lo que no han podido hacer en sus vidas.

Es el típico caso de esas madres que llevan a sus hijas a ballet porque les hubiese gustado ser primeras bailarinas, o de esos padres que fuerzan a sus hijos a jugar fútbol porque su sueño de pequeños era ser jugador profesional pero no lo consiguieron.

Y hay muchas otras razones por las que tus padres crean expectativas alrededor tuyo para que hagas lo que ellos desean, como por ejemplo su cultura o su modelo del mundo.

Tanto en Latinoamérica como en España nuestros padres siguen creyendo que “la clave del éxito” es esta:

 

Ir a la universidad –> Estudiar mucho –> Conseguir un puesto en una gran empresa –> Ascender y ganar mucho dinero

 

Pero de lo que ellos no se dan cuenta es de que en la actualidad ese “sistema” ya no funciona igual, y que tú quizás no pienses igual porque eres distinto a tus padres.

Puede que quieras estudiar en la universidad, pero prefieras trabajar en algo que te dé el dinero suficiente para vivir a cambio de tener más horas libres y ser feliz.

O quizás tienes alma de emprendedor y tu sueño es crear tu propio negocio y tener el control sobre tu vida.

Sin embargo, esto creará un conflicto entre tus padres y tú. A ellos no les gustarán tus ideas y tus planes, y tú tendrás miedo de decepcionar a tus padres porque los amas y te han estado cuidando toda su vida.

¿Qué puedes hacer entonces? Aquí te comparto los consejos que seguí yo para enfrentarme a ese miedo que tenía y superarlo.

 

7 consejos para superar el miedo a decepcionar a tus padres

 

1. Elige decepcionarlos a propósito

Al elegir decepcionar a tus padres, también estarás realizándote a ti mismo como persona. Si haces que la decepción sea una opción, te liberarás.

Aquí de lo que se trata es de elegir: qué prefieres, ¿no decepcionarles pero vivir toda tu vida de forma desgraciada haciendo algo que no te gusta? ¿O decepcionarles pero ser feliz y estar contento con tu decisión?

Míralo de este modo: si eliges hacer lo que ellos quieren, tal vez te arrepientas de ello toda tu vida.

Pero si eliges hacer lo que tú deseas, tendrás una vida más plena y su decepción se irá yendo poco a poco cuando te vean feliz y les muestres los resultados que consigues con ello.

 

Decepcionar a mis padres

 

2. Deja de culparte y de sentir rencor hacia tus padres

No es tu problema que esto haya sucedido así, así que deja de culparte por lo que tus padres quieren de ti pero tú no quieres hacer.

Si sigues así, aparecerán unas emociones que serán consecuencia de tu culpa: la ira y el resentimiento.

Lo cierto es que a tus padres no les dieron un libro de instrucciones cuando naciste para ser los mejores, y quizás esa presión que están ejerciendo sobre ti sea porque es lo que ellos creen que será mejor.

Tener rencor hacia ellos sólo hará que te lastimes. Por eso debes aprender a dejarlo ir.

 

Decepcionar a mis padres

 

3. ¿Tus expectativas son reales?

A veces es bueno examinarse a uno mismo. ¿Puede ser que tus expectativas sean demasiado altas o poco reales?

Mis abuelos siempre me preguntaban si había comido porque su país pasó por una época donde apenas había comida. Mis padres se concentraban en que estudiase y consiguiese un buen trabajo porque para su generación esa era la forma de tener una buena vida.

En cambio nosotros ahora nos preocupamos por cosas más profundas y por ser más competitivos porque eso es lo que se demanda en la sociedad hoy en día.

Las diferentes generaciones perciben el mundo de forma diferente. Por eso debes evaluar cuáles son tus expectativas y mirarlas tanto desde tu punto de vista como el de tus padres.

Imagina que les decides “quiero hacer un blog y ganar más de 10.000 dólares al mes con él en menos de 4 meses”. En ese caso es normal que te miren con cara de desaprobación.

Si tu sueño es crear una página web y hacer dinero con ella, ve a por ello. Pero entiende que a tus padres no les parezca buena idea porque nadie consigue ganar $10.000 al mes a los tres meses de abrir un blog.

 

Decepcionar a mis padres

 

4. Siéntete cómodo siendo quien eres

Lo sé: es frustrante no escuchar las palabras que deseas de apoyo o amor, especialmente si las esperas de tus padres.

Pero si este es tu caso, te animo a que hagas un ejercicio que te ayudará a retomar tu confianza en ti. Escribe en un papel lo que te gustaría que te dijesen tus padres como si fuese una carta que te han mandado.

Hazlo como si lo sintieras de verdad, como si tú fueses tu padre o tu madre y se lo dijeses a tu propio hijo. Y luego lee esas palabras en voz bien alta.

De esta forma sentirás que estás recibiendo el apoyo que necesitabas.

Quizás te parezca algo raro y creas que no vale la pena hacerlo, pero es algo que me ha servido a mí, a mis amigos y a mis estudiantes a sentirnos mejor en épocas muy duras.

 

Decepcionar a mis padres

 

5. Recuerda: no les debes NADA a tus padres

Sé que hay muchísimas personas que sienten una obligación hacia sus padres porque ellos les han dado la vida y les han cuidado desde que eran niños.

Y aunque debes estar agradecido, también es necesario que te des cuenta de que ellos lo hicieron porque querían.

Nadie les obligó a tener hijos: lo hicieron porque lo deseaban. Y sabían perfectamente que tener un niño requería cuidarle y mantenerle hasta que se pudiese valer por sí mismo.

Por eso no les debes nada.

Con esto ahora no quiero decirte que les trates mal y les ofendas. Si ellos te han querido y te han dado todo lo que han podido, debes agradecérselo y devolverles ese amor.

Pero eso no quiere decir que debas sacrificar tu vida, tus sueños, y tu felicidad por ellos.

 

Decepcionar a mis padres

 

6. Deja de hablar y ponte a TRABAJAR

Mis padres al principio no estaban de acuerdo con que dejase mi empleo y formase mi propia empresa. Pero cuando vieron que empezaba a ganar dinero real con mi negocio, y que cada vez tenía más clientes, cambiaron de idea.

Se dieron cuenta de que ese emprendimiento que a ellos les parecía tan estúpido en realidad era como un trabajo cualquiera, en el que yo podía ser más feliz que en mi empleo anterior y con el que tener una buena vida.

¿Qué quiero decirte con esto? Que si te preocupa decepcionar a tus padres porque tu idea – sea la que sea – les parece muy loca, ponte a trabajar en ella y demuéstrales con hechos que tú tienes razón.

 

Decepcionar a mis padres

 

7. ¡Al final todo saldrá bien!

Si eres como yo, seguramente lo que más te preocupa de decepcionar a tus padres es pensar que van a estar enfadados contigo toda la vida, que no te hablarán nunca más, o que les harás infelices.

Pero por suerte, esto casi nunca suele pasar.

Si ellos son personas que te quieren, que se preocupan por ti, seguramente al principio se disgustarán un poco. Pero con el tiempo si les das una razones fuertes, y ven que consigues resultados con tus ideas, te apoyarán en todo lo que decidas.

Como ya te dije antes, mis padres tuvieron una época en la que estaban fríos y distantes conmigo, pero poco a poco fueron entendiéndome y hoy en día están orgullosos de su hijo y lo que he conseguido.

Así que evita imaginarte situaciones que nunca pasarán, y recuerda que al final todo saldrá bien.

 

Decepcionar a mis padres

 

Y tú, ¿has tomado alguna decisión que ha decepcionado a tus padres? Déjame un comentario aquí abajo y comparte tus experiencias.

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

4 comments on “Cómo superar el miedo a decepcionar a tus padres (7 tips)

  1. Este artículo debió ser escrito hace un año! Jajaja me hubiese ayudado muchísimo! Los consejos que das, son muy acertados, a mi me han servido de maravilla.

    Excelente post!

  2. hola estoy pasando por un momento muy malo mi esposo me dejo trabajaba pero enferme de los riñones y tuve que dejar d trabajar tengo 2 hijos en edad escolar y universitario y no tengo trabajo mi esposo no tiene trabajo así que como veras no tengo ni un quinto si pienso entrar ha este trabajo es por que solo cuento con mi compu y mi Internet y la ayuda de mi hermana aun que no me atreva a pedirle para entrar a hacer encuestas por Internet por que no me dará el dinero ya veras que estoy desesperada y quiero creer lo que me dices como hago para entrar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *