Cómo tratar con personas negativas que no te dejan vivir

Seguro ya has conocido o tratado con alguna persona negativa. Están en todo lugar, ya sea en tu trabajo, dentro de tus amistades o incluso dentro de tu familia.

Tarde o temprano llegarán a tu vida provocándote ansiedad, estrés y otros estados emocionales difíciles de manejar.

Para poder vivir tu vida de forma tranquila, es vital que sepas cómo tratar con las personas negativas.

¿Tienes amigos, alguien de tu familia, o compañeros de trabajo que son negativos? Si tu respuesta es sí, entonces ya sabes que no son las personas más agradables para tener a tu lado.

Hablar con este tipo de gente es realmente desmotivador: da igual lo que tú digas, ellos siempre van a encontrar una forma de hacer girar las cosas hacia una dirección negativa.

Sea cual sea el tema de vuestra conversación, siempre conseguirán verle el lado malo a todo.

Algunas de estas personas pueden llegar a ser tan negativas que hasta puedes sentir una especie de drenaje de energía en tu interior simplemente al estar cerca de ellas.

Sería genial poder influir en ellas para que no sólo dejasen de hacer daño a los demás, sino también que parasen de hacerse daño a sí mismas. Sin embargo, no es tan fácil…

Lo primero que necesitas saber es que no puedes cambiar a las personas de la noche a la mañana. El cambio debe nacer de ellos mismos, y son quienes deben aceptarlo y dar el primer paso para lograrlo.

Pero ¿cómo conseguirlo? Tan solo actuando de manera diferente es posible generar un verdadero cambio en la persona negativa, aunque aparentemente no hagamos nada por cambiarle a él o a ella.

He tratado con muchas personas negativas en mi vida. Una vez, estaba en una empresa en la que me vi rodeado por una cantidad enorme de gente que sólo sabía ver el lado malo incluso en las mejores cosas.

Y aunque al principio me sentí angustiado por ese ambiente tan tóxico alrededor de mí, con el tiempo aprendí a manejarlo y esa situación me enseñó algunas estrategias muy útiles para que no me afectase a mi vida personal.

Aquí voy a compartirte todo lo que aprendí con esa situación, desde cómo identificar a una persona negativa en tu día a día, hasta qué estrategias son las mejores para tratar con gente.

 

 

Cómo saber si una persona es tóxica para ti

Una persona tóxica es quien al relacionarse contigo afecta a tu motivación, tu inspiración y tu bienestar emocional. Esta gente irradia una energía negativa. La mejor manera de saber si una persona es tóxica es fijándote en cómo te sientes después de tratarla.

Hay un principal objetivo que todas las personas tóxicas tienen: buscan su propio beneficio, aunque tengan que perjudicar a otros para lograrlo.

Constantemente minimizan a quienes están a su alrededor, tratando de destacar sus fracasos para que ellos puedan demostrar sus propios logros o lo competentes que son.

Mientras, por otro lado, están los que disfrazan sus malas intenciones con halagos o falsas preocupaciones. Este tipo de personas son un blanco muy difícil de detectar.

Mereces estar con personas que te hagan disfrutar el momento, que te apoyen y te agrade pasar el rato con ellos. Por eso, es muy importante que aprendas a identificar este tipo de personas y las evites.

Toma nota de esta lista de situaciones que te ayudarán a darte cuenta si estás relacionándote con una persona tóxica.

 

1. Envidian a los demás

Por fuera pueden parecer muy seguros y demostrar que lo tienen todo. Pero, estas personas no hacen más que compararse con otras frecuentemente. Siempre encuentran de quien hablar mal y no soportan que a otros les vaya bien.

Si las cosas te han estado yendo de maravilla, es probable que ya tengas gente envidiosa a tu alrededor. Tienes algo que ellos desearían tener y no les gusta eso. Suelen quitarte mérito o hablar mal de ti o tu trabajo. ¡Evítalos!

Recuerda que la envidia es un sentimiento de inferioridad que solo afecta a esa persona envidiosa.

 

 

2. Siempre andan quejándose

Son de los que critican todo y nunca hacen nada para cambiar las cosas. Les gusta ser la víctima siempre. Esta es una forma muy sútil de ser alguien tóxico, pero es una de las maneras más comunes.

Por más que les hagas ver lo contrario, siempre encontrarán una excusa para seguir sintiéndose infelices.

Si ves que alguien se queja más de 4 veces al día, no intentes demasiado con esta persona y toma distancia, podría jalarte a ser igual.

Aquella persona que vive quejándose de las cosas malas que le suceden, solo atraerá esa negatividad a tu vida.

 

 

3. Manipulan a otras personas

No hay señal más clara de una persona tóxica que cuando te obliga a hacer o decir algo que no quieres. Su especialidad es el chantaje. Se empeñan en lograr que te sientas mal por negarte a hacer algo.

Aunque muchas personas tienen tendencia a ser controladoras. Hay una gran diferencia entre alguien que le gusta tener todo en orden y alguien que intenta manipular a los demás a su antojo.

En el momento que sientes que alguien intenta “forzarte” a hacer algo que realmente no quieres o cambiar tu forma de ser, actuar o pensar; será hora de reconsiderar su compañía.

 

 

4. Te mienten constantemente

Estas personas son mentirosas compulsivas. Ya sean pequeñas o grandes mentiras, le mienten a todo el mundo. Si ves que alguien le miente a muchas personas, puedes estar seguro que a ti también te miente.

¡Aleja esa negatividad de tu vida! Las personas que tienen un impacto positivo en nosotros son aquellas en las que podemos confiar.

Ten cuidado con esas personas deshonestas que solo intentarán ganarse tu confianza para luego hacerte daño.

 

 

5. Son chismosos y sólo hablan de otras personas

Otro rasgo distintivo de las personas tóxicas es el entusiasmo por los chismes, especialmente por aquellos que son demasiado “fuertes”.

Si constantemente estás cerca de alguien que solo se encarga de expandir rumores o habladurías de los demás, lo más probable es que tengan la misma falta de respeto por ti.

Solo hablar de otras personas es molesto y aburrido a largo plazo, por lo que es mucho mejor para ti alejarte de este tipo de personas. Lo único que te traerán son problemas.

 

 

6. Codician todo el tiempo

Otra forma en que las personas tóxicas afectan negativamente nuestra vida es siendo codiciosos.

Si haces algún tipo de negocio con alguien cercano y solo tiene en cuenta lo que gana en cada situación, eventualmente, el que saldrá perjudicado serás tú.

Es posible que esto no lo notes al principio, pero con el tiempo te darás cuenta que su personalidad te hará cambiar de estado de ánimo. Probablemente la relación con esa persona termine en un camino de ruptura y rencor.

 

 

7. Siempre creen tener la razón

Con frecuencia tratan de dominar todas las conversaciones. Piensan que son las personas más inteligentes de la sala y que todos los demás están equivocados.

Con estas personas las conversaciones pequeñas y humorísticas rápidamente se convertirán en argumentos violentos.

Cuando alguien ve una conversación como un desafío que debe ganar, es casi imposible tener una relación sana. Dejar a amigos tóxicos es crucial en la vida para sentirte seguro de ti mismo, libre y capaz.

 

 

8. Tienen grandes carencias

Y no hablamos solo de lo material. Realmente no son felices con ellos mismos. No saben valorarse porque creen que tienen poco éxito, poca popularidad o no son lo suficientemente atractivos.

Por lo general, les gusta arrastrar a los demás por esa línea del descontento y desánimo. No pierdas tiempo tratando a este tipo de personas.

 

 

Antes de que empiecen a afectar tu vida, es importante que detectes y detengas a tiempo este tipo de personas. No permitas que te engañen o manipulen.

Apenas notes señales de pesimismo o queja a tu alrededor, elige tomar distancia sin pensarlo mucho. Tu tranquilidad es lo primero.

 

Qué hacer cuando una persona es negativa

Las personas negativas, al igual que las tóxicas, sólo afectan a tu bienestar. Vienen con esa actitud pesimista que no te aporta nada bueno. Lo mejor que puedes hacer es alejarte, y aunque no siempre es tan fácil ignorarlas, debes evaluar bien la situación.

Piensa, ¿qué tanto puede influir esta persona negativa en tu vida? Las personas que nos rodean pueden ser una gran fuente de motivación y también de desmotivación.

Si un familiar tuyo o alguna persona de tu trabajo tiene una actitud totalmente negativa, aunque lo desees, no puedes evitarla y alejarte. Quieras o no tendrás que trabajar con ella o escucharla.

En estos casos es cuando puedes intentar cambiar su actitud y tratar de mantener el enfoque positivo.

Lo ideal siempre es estar rodeado de personas que te inspiren a ser mejor y no den espacio a que la negatividad aparezca.

Sin embargo, cuando tengas que tratar con una persona negativa, solo tienes dos opciones: ignorarlas o intentar cambiar su actitud.

 

 

Cómo hacer para ignorar a una persona negativa

Para ignorar a esas personas que sólo quieren absorber tu energía y cambiar tu estado de ánimo, tendrás que poner tus propios límites. Puedes escucharlos y ver su forma de actuar, pero nunca intentes discutir con ellas. Solo intensificarás su estado negativo.

Es probable que más de una vez te hayas sentido tenso cuando has tratado con una persona negativa. Y es que a menudo nos sacan de nuestras casillas.

Tienen una energía diferente a la nuestra y si no sabes cómo manejar la situación, te puede llegar a dominar la ira haciéndote decir o hacer algo que lamentarás luego.

Necesitamos ser lo suficientemente inteligentes al hablar y prudentes al actuar. Si decides discutir, aprovecharán cualquier oportunidad para poner a prueba tu carácter y te arruinarán el día completamente.

De ser posible, no pases mucho tiempo con personas que sabes que siempre muestran pesimismo.

 

 

Muchas veces trabajamos con alguien al lado que para quejándose y es inevitable estar lejos. En ese caso, intenta levantar un “muro” imaginario entre esa persona y tú para no dejar pasar su mala energía.

Nunca sabemos en qué momento nos podemos encontrar con estas personas dificiles. El punto no es huir de la situación o del lugar cada vez que se presenten, ni tampoco forzar las cosas para que cambien.

Todo está en ti. Tu actitud es lo que cuenta y es la responsable de que lo negativo te domine o que tú domines a la negatividad. Observa tus propios pensamientos y enfócate en lo positivo. Nunca pierdas de vista eso.

 

Cómo cambiar la actitud negativa de una persona

Muchas personas caen en lo negativo sin darse cuenta, y si les haces ver que eso solo les está afectando, los habrás ayudado a dar el primer paso al cambio. Se necesita paciencia y esfuerzo para cambiar esas actitudes negativas. Es todo un reto, pero déjame decirte que no es imposible.

Primero, aceptemos la realidad. Para alguien que no está acostumbrado a tener una actitud positiva hacia la vida, le será difícil adoptarla rápidamente.

El origen de una actitud negativa en una persona puede darse por 3 factores: baja autoestima, experiencias dolorosas del pasado (o del presente) y el entorno.

Destruir es simple; sin embargo, construir requiere de intención, preparación y un compromiso continuo.

Para empezar a impactar positivamente en su actitud, empatiza con ellos.

No hay mejor descripción para ponerse en los zapatos del otro que la empatía. Las personas negativas  tienden a oír una sugerencia o solución cuando las ayudas a enfrentar sus emociones.

 

 

Actúa de manera que puedan sentir que realmente te preocupa lo que les ocurre. Puedes decir un simple: “¿Estás bien?” O “¿Puedo ayudarte en algo?”

Créeme, demostrar tu interés genuino podría hacer una gran diferencia. Reconoce sus cosas positivas y empieza por hacerles notar sus virtudes.

Puede que se sorprendan al principio (recuerda que no están acostumbrados a ver lo mejor de ellos) y hasta podrían rechazar cualquier cumplido, pero por dentro, los harás sentir mejor con ellos mismos.

Es normal que continuamente los oigas quejarse o hablar mal de otros, cuando ocurra esto, simplemente responde a sus comentarios de manera educada.

Si quieren entrar en discusión, puedes optar por ignorarlos y decirles: “Ok, entiendo” como respuesta.

La manera más fácil de contagiar una actitud positiva es manifestándola. Así como la negatividad se contagia, lo positivo también.

 

Cómo puedo ser más positivo en la vida

No queremos lo negativo en nuestras vidas, queremos lo positivo. Y para atraer cosas positivas a tu vida, debes empezar por ti mismo. Tú puedes ser más positivo adoptando una perspectiva diferente.

Ser positivo es cuestión de mentalidad. A lo largo del artículo mencioné que todo se basa en cómo respondes a las dificultades de la vida y a las personas conflictivas que te rodean.

Identificarlo es lo primero, lo siguiente que debes hacer es elegir tener una mejor actitud.

Si antes “tirabas la toalla” por cada error cometido, ha llegado el momento de borrar esa idea de tu mente y continuar con un ánimo deseoso por generar cambios.

Todo empieza como un pensamiento, ese pensamiento se traduce en una acción y si a esa acción le sumas constancia, ¡Ya tienes un hábito que practicar!

A continuación, dejo contigo 10 consejos que puedes emplear diariamente para que tu vida cobre un sentido positivo para siempre. ¡Toma nota!

 

1. Separa un tiempo para ti

Piensa en tu bienestar. Dedícale un tiempo a tu cuidado y salud. Vivimos en un ambiente cargado de cosas por hacer y ese ritmo nos impide tomar un descanso.

Necesitamos darnos un tiempo para nosotros mismos, y esto es más importante de lo que imaginamos.

Luego del trabajo, puedes sacar una cita en un spa o dar una caminata por la noche para hacer un poco de deporte.

Otra manera de trabajar por tu bienestar es ponerte en contacto con amigos; conversar con ellos hará que te relajes y tengas la mente más despejada.

La negatividad parte de no sentirte bien contigo mismo. Haz lo que más te guste para relajarte y recargar energía, tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

 

 

2. Sé agradecido con la vida

No hay nada mejor para la vida que cultivar un corazón agradecido. Cada vez que te levantes por la mañana, ten la disposición de agradecer por ese nuevo día y por todo lo que te espera a lo largo de él.

Es muy importante que puedas practicar el agradecimiento constantemente. Todos tenemos dificultades, pero si aprendes a agradecer por todo (incluyendo lo malo), habrás aprendido el secreto para llevar una vida feliz.

No sabes cómo una actitud agradecida puede cambiar completamente la perspectiva de tu vida. El camino del agradecimiento nos lleva hacia la fortaleza, confianza y valentía de nosotros mismos.

 

 

3. Enfócate en el lado bueno de las cosas

Como mencioné en el punto anterior, debemos agradecer incluso por las cosas malas que nos suceden. ¿Por qué? Porque las malas experiencias siempre tienen algo que enseñarnos.

No tienes control de las cosas que te suceden pero sí puedes controlar cómo reaccionar frente a las situaciones de la vida.

Si alguien te trató mal, puedes elegir dejar que te afecte y darle la razón o darte cuenta de que esa persona tiene problemas y que siempre habrá críticas.

Cuando lo malo llegue a tu vida, elige poner tu atención en el lado positivo de las cosas. No permitas que atmósferas negativas contaminen tu interior.

La mente es muy poderosa y tú eliges con qué llenarla.

 

 

4. Escucha música ambiental

La música es un lenguaje. Independientemente de las palabras, escuchar sonidos de la naturaleza o música clásica hará que tu mente se relaje, al menos por un momento, dejando atrás tus pensamientos.

Recuéstate y concéntrate en los sonidos. Si puedes apagar las luces, mucho mejor. Haz esto  antes de dormir para que tu noche sea más placentera y empieces el día siguiente más relajado.

 

 

5. Evita conversar con gente pesimista

Hemos hablado de buscar salud física, pero tu salud emocional es igual de importante. Si tu objetivo es llenar tu vida de positivismo, es vital que puedas identificar con quién relacionarte y de quién alejarte.

Busca personas que te enriquezcan, que tengan algo bueno que aportar en tu vida. No permitas nunca que alguien te opaque o que dejes de brillar por su culpa. Mantén la buena energía por la que trabajas.

 

 

6. Ríe frecuentemente (hasta de ti mismo)

Es fácil caer en la rutina del trabajo y olvidar lo divertida que puede ser la vida. No todo es andar serio. Ser positivo se trata de tomarnos la vida sin tanta seriedad y mejorar nuestro ánimo.

La risa nos ayuda a lograr esto y sentirnos bien. ¿Te incomoda el sarcasmo? ¿No te gustan las bromas? Probablemente seas de esas personas que todo lo ven trabajo.

Aprende a reírte de ti y de tus errores. Mira la vida como una búsqueda constante de la felicidad, de lo positivo.

 

 

7. Emplea el orden

Ordena tus espacios. Empieza limpiando tu casa, bota todas las cosas que ya no uses o que no sean útiles para ti. Luego ordena o cambia de posición tu sala o comedor para darle un giro nuevo.

Tu espacio de trabajo también tiene que ser ordenado. ¿Hace cuánto no ordenas tus cajones? Está comprobado que una persona trabaja mucho mejor en un ambiente donde predomina el orden. ¡Empieza hoy!

 

 

8. Ayuda a los demás

El egoísmo es algo negativo. Aquellas personas que solo viven para ellas mismas, no tienen ningún propósito mayor que cumplir.

Tener un propósito grande por el cual vivir hace que nuestra vida sea más satisfactoria. Todo lo positivo sigue un propósito. Empieza a hacer cosas por los demás y verás la diferencia.

Cualquier tipo de ayuda que puedas ofrecer a otros se convertirá en algo positivo que regresará a ti.

No es necesario que tu ayuda sea material o económica, con simples detalles como preguntarle a alguien cómo estuvo su día o siendo amable, puedes lograr que las personas te aprecien más.

 

 

9. Cambia tu forma de pensar

Tu mente puede ser tu mejor arma o tu peor enemigo. Tus pensamientos son tan poderosos que pueden determinar tu realidad. ¿Qué clase de pensamientos tienes ahora?

Si tu voz interna solo dice cosas malas y no cree en ti, será imposible tener una actitud positiva en la vida. Al principio puede ser difícil, pero cada vez que te des cuenta que tienes un pensamiento negativo, cámbialo por un enfoque positivo.

 

 

10. Toma la decisión de cambiar

Te he mostrado muchas maneras de enfrentar lo negativo en tu vida; sin embargo, nada se logra simplemente por querer o pensar en hacerlo en algún momento. Lo más probable es que ese momento de tomar acción nunca llegue.

Tienes que decidir hoy si lo que quieres es trabajar por tu paz y felicidad o dejarte dominar por las personas o situaciones que te impiden tenerla.

Es importante ser determinado en lo que quieras hacer; aún más, si se trata de tu crecimiento y desarrollo personal.

 

 

Ya lo sabes. Pon todo de ti y esfuérzate. Existen varias formas de tratar con las personas negativas en tu vida y empezar a ser más positivo. ¡Ya no hay excusas!

Tú decides cómo ver la vida: de manera positiva o de manera negativa. Elige el lado bueno y no te pierdas el regalo de vivir una vida más tranquila, saludable y, sobretodo, más feliz.

The following two tabs change content below.
Erick Copello

Erick Copello

Soy un apasionado de los negocios por Internet y el marketing digital. He aprendido mucho a través de la práctica, y comparto mis experiencias para demostrar que cualquier cosa que quieras conseguir es posible.

2 comments on “Cómo tratar con personas negativas que no te dejan vivir

  1. Yo no soporto a las personas pesimistas
    desde que me di cuenta que yo mismo era uno de ellos, he podido ver que hay muchisimas personas asi

    • A lo largo de nuestra vida nos encontraremos con todo tipo de personas, Esteban.
      Lo importante es saber mantener nuestra buena actitud y no dejarnos influenciar por la negatividad de otros. 😉
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *