Cómo ser más productivo sin trabajar más (10 trucos)

Cómo ser más productivo

¿Alguna vez, de repente, te has dado cuenta de que no has hecho nada productivo en el día? ¿Que has desperdiciado el tiempo con cosas que no tienen valor?

En un momento compruebas que tu concentración en la tarea que hacías se ha ido. Y esa concentración (y con ella tu productividad mental) empieza a descender a pesar de que sabes que tienes una lista kilométrica de tareas por hacer.

Pero tengo una buena noticia para ti. Hay una serie de ‘pirateos’ mentales que puedes realizar cuando te encuentres en una situación así, y con los que podrás ser más productivo.

Además, estos 10 trucos mentales te darán energía para conseguir ejecutar todas las actividades que te propongas.

 

Cómo ser más productivo en tus tareas diarias

 

1. Ejercítate en la mañana

Hoy en día la mayoría de trabajos están digitalizados, y consisten en sentarnos largas horas frente a una mesa y un ordenador como si estuviésemos pegados con pegamento a ese espacio.

Como ya puedes imaginar, este es un estilo de vida muy poco saludable, así que asegúrate de que introduces alguna rutina de ejercicio en tu día a día, por pequeña que sea.

Una buena idea es hacer ejercicio en las mañanas; ya sea correr, salir a andar, o cualquier otra actividad física hará que tus energías – tanto mentales como físicas – se recarguen.

Las personas que hacen ejercicio por la mañana no sólo son más propensas a seguir esa rutina diariamente, sino que también esto promueve una mejor calidad del sueño.

Y ¿adivina qué? Una mejor calidad del sueño también aumenta nuestra efectividad y productividad de las actividades realizadas por el día.

 

Cómo ser más productivo

 

2. Haz lo que más odias primero

De vez en cuando vas a tener que hacer tareas que odias, da igual que sean en tu casa, tu trabajo o tu negocio.

El problema es que las actividades que menos nos gustan solemos dejarlas siempre para el final de la jornada porque nos da mucha pereza realizarlas.

Sin embargo, debes hacerlas, y lo mejor es que sean lo primero del día que te quitas de encima. Así sentirás un gran alivio cuando las termines, y podrás disfrutar del resto de actividades.

En cambio, si las pospones, seguirán en tu mente atormentándote todo el día pensando en que debes hacerlas, y tumbarán toda tu energía y productividad de otras tareas.

 

Cómo ser más productivo

 

3. Apártate de las redes sociales

Sé que quizás esto te parezca una locura, pero pasar (o más bien malgastar) tu tiempo diario en comprobar Twitter y Facebook para saber qué pasa en la vida de otros sólo es una pérdida de tiempo y de productividad.

Mientras estás mirando si tu amigo está en el cine, o qué fotos nuevas ha subido tu pareja, estarás restando minutos muy valiosos para hacer otras tareas que son más urgentes o vitales.

¿Qué es más importante para ti: ver lo que está tomando todo el mundo para comer en Instagram, o construir estrategias para hacer crecer tu negocio si tienes uno?

Deja el chequeo de tus redes sociales para aquellos momentos libres que tengas después de haber hecho las tareas que realmente son importantes.

Recuerda que saber manejar el tiempo, y emplearlo en aquellas actividades que te aporten valor, es imprescindible para ser más productivo en tu día a día.

 

Cómo ser más productivo

 

4. Haz las tareas simples en cuanto las recibas

Si hay alguna actividad (como contestar un email que acabas de recibir) que puedas despachar en menos de 5 minutos, hazla en cuanto la recibas.

Esta es una buena forma de ser más productivo porque así te quitarás de encima pequeñas labores que, si se van acumulando, pueden quitarte mucho tiempo.

 

Cómo ser más productivo

 

5. ¡Sal más a la calle!

¿Trabajas de lunes a viernes en una oficina, o pasas muchas horas en un espacio cerrado en tu empleo? Entonces debes asegurarte de tomar un día a la semana para disfrutar del aire libre.

Salir del trabajo para ir a casa y volver a estar encerrado no es bueno para la mente porque se abotargará y se “asfixiará” al percibir siempre el mismo entorno.

Tomar un poco de aire fresco los fines de semana, por ejemplo, conseguirá incrementar tu creatividad, y evitar “quemarte” o agobiarte por pasar tanto tiempo encerrado.

 

Cómo ser más productivo

 

6. Alimenta tu cuerpo

Una mala alimentación es uno de los principales motivos de que descienda tu productividad. Si a tu cuerpo no lo alimentas bien, a tu cerebro no le llegarán los nutrientes necesarios para que funcione como es debido.

Es necesario que comas y bebas suficiente agua a lo largo del día. Eso de saltarte una comida “porque tengo mucho que hacer” no tiene perdón ni debe ser una excusa.

Si no comes y te deshidratas, verás como tu ritmo se hace mucho más lento. Y causará que tu productividad se vaya directa al cubo de la basura.

Guarda barritas de proteínas en cajones que tengas a mano para esos momentos en los que no puedas hacer una comida en condiciones en tu empleo o negocio, y asegúrate de tener siempre a mano alguna bebida que te refresque, como un zumo o agua.

 

Cómo ser más productivo

 

7. Olvídate de la tecnología

Cuando realmente necesites estar más productivo que nunca—porque debas hacer una actividad que requiera toda tu atención—, elimina todas las posibles distracciones.

Y con esto me refiero a TODA la tecnología que te rodea.

Cierra tu correo electrónico, desvía las llamadas al buzón de voz, cambia tu teléfono al modo vuelo, y desenchufa cualquier otro aparato que pueda distraerte (como la televisión, por ejemplo).

 

Cómo ser más productivo

 

8. Organízate el domingo por la mañana

Tomar una hora cada domingo por la mañana para organizar toda la semana siguiente no sólo te ayudará a tener una semana más productiva.

Este pequeño truco también te hará más fácil preparar tu mente de forma adecuada para empezar el lunes con más fuerza.

Planea todas las cosas importantes que debas hacer en tu agenda: una reunión, un trabajo importante que debas hacer…

Y no te olvides de las tareas de tu casa. Si tienes que hacer la comida, y no tienes tiempo, puedes dejarla preparada unos días antes, realizar la compra el sábado por la mañana, etc.

 

Cómo ser más productivo

 

9. Conviértete en un robot

¿Hay alguna parte de tu trabajo en particular que te ralentice o te frustre? Para estas tareas que dan tanta flojera lo mejor es hacerlas de forma automática, como si fueses un robot.

Así podrás dejar espacio para otras actividades más importantes y que te permitan ser más productivo en tu jornada.

Identifica cada proceso, acción o tarea que necesites hacer, y crea métodos para que cada paso sea más sencillo.

Encuentra una manera de hacer que los trabajos más desafiantes sean como procesos automáticos para abordar otras responsabilidades mejor y aumentar tu eficacia.

 

Cómo ser más productivo

 

10. Fija unas metas concretas

A veces queremos abarcar tanto que terminamos por no hacer ni el 10% de lo que nos proponemos. Por eso es vital fijarse objetivos concretos, ponernos unas metas específicas a nosotros mismos.

Es imposible pretender hacer 30 cosas distintas cuando el día sólo tiene 24 horas, y 8 de ellas las deberías dedicar a dormir y descansar.

Dependiendo del tiempo en el que quieras realizar algo (en un día, una semana, un mes), haz una lista y apunta esos objetivos y la fecha en la que deseas que se cumplan.

Y luego, desglosa las tareas que debes hacer para llegar hasta esa meta en horas, días o semanas.

Por ejemplo, si necesitas estudiar para un examen que tendrás en un mes, haz una lista con los días en los que deberías estudiar y cuántas horas te harán falta para llegar preparado al examen.

 

Cómo ser más productivo

 

¿Qué otros trucos mentales utilizas tú para ser más productivo? Déjame un comentario aquí abajo contándomelo.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

10 comments on “Cómo ser más productivo sin trabajar más (10 trucos)

  1. Buenos días.

    Un punto muy importante en mi agenda es ser puntal y dar un margen de tiempo extra a cada reunión para tener un colchón por si hay un imprevisto en la misma o para descansar entre una y otra reunión.

    Si es descanso escucho música suave y me relajo unos cinco minutos. Tomo los documentos que he preparado para la siguiente reunión. Y ofrezco a Dios, al asir, a la verdad y a la bondad cada reunión.

    Si el escenario lo permite, esta parte la hago dentro del recinto donde se llevará a cabo la Junta y en silencio de manera mental, sin llamar la atención. Al finalizar agradezco a Dios, al ame a la verdad y la bondad las luces que se abrieron en esa reunión también mentalmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *