Cómo ser exitoso en la vida [16 consejos para lograrlo]

Todos compartimos un objetivo en la vida, y ese es ser exitoso.

Lo bueno de él es que cualquiera de nosotros puede conseguirlo porque serlo no se trata de quién tiene más capacidades en algún aspecto específico o alguna característica, sino la adaptación que tienes y lo que consideras que te haría exitoso.

Cuando pensamos en lo que nos haría sentir exitosos o lo que efectivamente sería lograr el éxito para cada uno de nosotros, ninguna de las metas será igual.

Es posible que haya cierto parecido, pero ya sea por un detalle minúsculo, el ser exitoso depende de tu sueño y meta en la vida la cual, no compartes con ninguna otra persona.

Es muy común que en algún punto de tu vida pienses que el ser exitoso no es algo para ti o que después de tropiezo tras tropiezo ya no sepas qué hacer y te rindas.

Pues déjame decirte que de partida, esa no es una actitud que te llevará a serlo.

Para algunos el éxito tendrá que ver con lo económico, para otros sobre la familia o simplemente vivir de manera sencilla, a su manera y sentirse realizados.

Cada uno de esos sueños y metas se consiguen de distintas formas según cuáles sean, pero hay cosas como una mente positiva, que son indispensables si quieres ser exitoso en la vida.

La mayoría de mi familia son del área de la salud, eso estudiaron y a eso se dedican. Para ellos, ese es su camino a ser exitoso si es que ya no lo han conseguido.

Por mi parte, yo me fui hacia un lado más literario, humanista. Mi pasión es leer y escribir, en especial el poder hacerlo en varios idiomas.

Para mi el llegar lejos como escritora y poder aprender todos los idiomas posibles es mi sueño y con lo que sé que en el momento que lo consiga, seré y me sentiré exitosa.

Para conseguir todo eso, necesito hacer muchas cosas distintas que los demás, sobre todo de mi familia, pero las cosas que siempre mantengo para poder ser exitosa son costumbres y hábitos que me han llevado lejos hasta ahora.

A mí y a muchas otras personas exitosas.

Quizás no tengas que hacer exactamente lo mismo que otros, pero hay cosas que no cambian para ninguno de nosotros al momento de perseguir el éxito.

Por eso, quiero mostrarte y darte consejos sobre cómo ser exitoso y darte a conocer los hábitos de la gente exitosa que me han ayudado en mi recorrido y a ellos a alcanzar su éxito.

 

 

¿Cómo llegar a ser una persona de éxito?

Para ser una persona de éxito debes tener determinación y estar dispuesto a darlo todo por alcanzar tus sueños. Recuerda siempre quién eres y que tú puedes conseguir todo lo que te propongas.

La cima del éxito no es una tarea fácil y requiere que tú estés dispuesto a trabajar por ello. Por eso el que seas determinado y nunca te rindas es una de las claves principales para triunfar.

En algún momento de tu camino, fallarás, y el ser una persona de éxito se verá cada vez más lejos cuando eso ocurra; pero recuerda que todo sueño es posible mientras persistas y no te rindas nunca.

Una de los grandes tropiezos que he tenido en mi vida fue no conseguir el empleo que tanto deseaba como escritora en un periódico de mi país.

En la entrevista que me hicieron, lo que para mí estaba bien e increíble en ese momento, resultó tener muchas fallas y era todo lo opuesto a lo que yo creía.

Eso significó una gran golpe porque no conseguí el trabajo que tanto deseaba y que yo creí me llevaría hasta lo más alto en mi carrera profesional; pero en realidad fue un gran fallo en el camino, y me dejó hundida durante mucho tiempo.

Pero no me rendí.

Es cierto que me costó un tiempo reponerme, pero decidí que una piedra en mi camino no me iba a impedir llegar hasta donde quería.

Sé lo que es sentirse derrotado y sin ganas de seguir, pero me recordé a mi misma que mi determinación no debería flaquear por un error así.

 

 

Siempre recuerda nunca rendirte porque eso es lo primero que te hará llegar lejos.

Así que también dalo todo por lo que quieres, por conseguir ese éxito que tanto anhelas que con esa determinación y perseverancia lo conseguirás.

Durante el trayecto es muy fácil perderse y en ocasiones nos vemos tan atraídos hacia otras cosas que olvidamos quiénes somos y por qué estamos allí.

No olvides tus bases y la personalidad que te caracteriza.

Pensarás que no tiene mucho que ver, pero el perderte en el trayecto, perderte a ti mismo es lo que desvía a muchos de sus sueños y los pone en un lugar con el que se conforman o es simplemente todo lo opuesto a lo que querían.

También recuerda que eres un ser humano, te cansas tanto física como mentalmente y que más allá de eso, hay cosas que siempre se saldrán de tu alcance y no podrás hacer.

Siempre da lo mejor de ti pero la idea tampoco es excederte.

Tienes que saber cuándo decir “basta” o “suficiente”, porque el que te desgastes hasta un punto donde no puedas hacer nada es lo que debes evitar.

Lo mismo sucede cuando se te exigen cosas que crees están fuera de tu alcance. Si realmente no crees poder hacerlo o lo intentaste y ves que no es algo para lo que estés apto, no tienes que sentirte mal por admitirlo y reconocerlo.

Conoce tus límites y respétalos.

 

8 hábitos de las personas exitosas

Las personas que inician su día una o dos horas más temprano, que se van a la cama antes de las 11 de la noche, se marcan metas y nunca se rinden hasta conseguirlas. Además, tienen paciencia a la hora de buscar sus sueños, las que tienen estos hábitos, son personas exitosas.

El tiempo puede ser tu amigo o enemigo, eso depende mucho de cómo lo veas y si te despiertas a las 10 de la mañana o incluso al mediodía, será lo segundo porque las horas de sol se te acaban apenas parpadeas.

Muchos creen que es simplemente un mito que levantarse temprano puede ayudarte a ser exitoso, pero lo que tú comienzas a hacer casi llegando el mediodía, otros ya lo hicieron a primera hora y tienen gran parte de la tarde libre o la ocupan en otras cosas.

Yo solía ser alguien que se despertaba bastante tarde y siempre encontraba que el día me pasaba demasiado rápido y no conseguía hacer absolutamente NADA.

Por eso un día me dije que debía cambiar ese hábito ya que no estaba llegando a ningún lado, me costó obviamente, pero no me arrepiento de cambiarlo y volverme una persona exitosa gracias a eso.

Trabajo en las mañanas o cumplo otras de mis obligaciones y ¡mira! no es ni mediodía para cuando termino y me queda tiempo de sobra.

Por supuesto, despertarte temprano significa que debes ir a dormir a una hora adecuada.

Si tienes un día muy ajetreado, nada harás al seguir forzándote durante la noche. Toma un descanso, no te exijas tanto.

Yo intento ir siempre a dormir alrededor de las 11 o 12 de la noche como máximo, si es antes, mejor. Así estoy cargada de energías en la mañana y con suficientes horas de sueño.

Personas como Robert Kiyosaki y Jennifer López inician su día incluso antes de las 6 de la mañana y mira dónde están.

Si quieres aprender más sobre ser exitoso e incluso rico, te sugiero que leas este artículo de frases de Robert Kiyosaki.

 

 

A muchos nos cuesta marcarnos metas y cuando lo hacemos, es muy fácil que te rindas a mitad de camino o cuando ni siquiera la has comenzado.

Entiendo tu inquietud en no saber qué quieres o a qué deberías apuntar ahora, pero todos tenemos un sueño y para llegar lejos, debes colocarte alguna meta que alcanzar y darlo todo para cumplirla.

Los actores, cantantes, bailarines y multimillonarios, no comenzaron siendo los más famosos del mundo de una vez. Todos ellos se iniciaron desde abajo y fueron poniendo metas hasta llegar al lugar que querían.

Un actor que quiere tener un papel que lo haga ganar un Oscar. Una bailarina que quiere llegar a Broadway o una cantante que quiere ser la sensación de la década.

Cada uno de ellos se fue poniendo metas y nunca se rindieron hasta conseguirlas.

Para conseguir sus metas, recuerda que también están persiguiendo sus sueños y para eso, se necesita paciencia y saber que no conseguirás algo de la noche a la mañana.

Muchas veces te apresuras demasiado en que algo ocurra, que cambie de una vez y ni siquiera disfrutas el paseo y aprendes todas las cosas que te va dejando el camino a cada meta que te propones.

La paciencia es una virtud y es una de la que muchos carecemos, pero si quieres ser alguien exitoso, es mejor que comiences a entrenar para ser paciente o no conseguirás mucho. Te recomiendo que leas estas biografías de millonarios que te motivarán y te harán entender cómo construyeron su fortuna desde cero.

Yo era alguien bastante impaciente y un día que fui a una convención, tuve la oportunidad de hablar con una persona muy influyente en el área en la que quiero ser exitosa.

Cuando le comenté que me impacientaba con facilidad me dijo: “No conseguirás mucho si siempre estás así y no sabes esperar. Comienza de a poco y créeme que mientras no dejes de trabajar por ello y buscarlo, vendrá a ti lo que quieres. Al César lo que es del César.

Luego de eso cambié mi perspectiva y comencé a contar hasta tres, a tener más paciencia y llevarlo con calma, y él tenía razón, me ha llegado lo que he querido con el tiempo.

 

 

De igual forma, no se ponen excusas al momento de hacer algo y sólo lo hacen.

Es muy común ver cómo te pones una excusa tras otra para no hacer algo o para no dar el siguiente paso, no lo hagas.

No llegarás lejos y será simplemente porque tú mismo te estás reteniendo, así que avanza y deja de pensar en una razón por la que no puedes ahora o sencillamente, no lo harás y comienza a pensar más en el por qué debes hacerlo y repetirte “Voy a hacerlo”.

De igual forma, no le tengas miedo a los errores, son nuestros maestros a la hora de enseñarnos lo que estamos haciendo mal y guiarnos por el camino correcto al éxito.

Como la misma Oprah Winfrey dijo: “El fracaso solo es otro paso hacia la grandeza”.

 

16 consejos para ser exitoso en la vida

 

1. Sé auténtico

Desviarte del camino propio suele suceder más seguido de lo que crees porque no eres capaz de mantenerte fiel a ti mismo.

El estancarse y no poder seguir creciendo es algo que inevitablemente ocurrirá si no sigues tus propios pasos.

Tienes que ser honesto sobre qué quieres hacer y lo que te apasiona. Hasta dónde quieres llegar y quién quieres ser de aquí a unos años.

Siempre responde estas preguntas teniendo únicamente en cuenta tu opinión y dejando de lado las críticas y lo que otros puedan decirte.

Tampoco intentes aparentar alguien que no eres sólo porque piensas que si fueses de cierta forma, lograrías todo lo que te propones.

Una cosa es adoptar nuevas habilidades, mejorar tus capacidades y en sí, ser alguien mejor para conseguir lo que quieres.

Otra cosa es que empieces a actuar como otra persona que va en contra totalmente de quién eres.

Siempre mantente único y auténtico, no tengas miedo de ser tú mismo y expresar lo que quieres.

Habrán personas que te critiquen todo el tiempo independientemente de lo que digas o quieras, entonces, ¿por qué fingir o irte por otro camino que no quieres?

Sé feliz contigo y auténtico por ti y por tus ganas de ser alguien exitoso algún día.

 

2. Elimina tus dudas

De vez en cuando es normal que te sientas inseguro y que con eso venga una duda tras otra sobre si lo que quieres realmente es lo que estás persiguiendo o si podrás conseguirlo.

Pero aunque es algo normal, el secreto para que nunca te detengas y tengas confianza es eliminar todas tus dudas de raíz.

Si te pones a pensar bien en ellas, seguramente la mayoría surge debido a lo que los demás dicen de ti. O que al ver a alguien que no logra algo parecido a lo que tú quieres conseguir, crees que tú tampoco podrás.

Para eliminar estas dudas, primero te recomiendo alejarte de las personas tóxicas que te rodean.

Por ejemplo, las personas conformistas que aceptan menos de lo que aspiraban un día, son las primeras en hacer que los demás comiencen a tener dudas de si deberían seguir esforzándose tanto por una meta.

Este tipo de gente no es buena para ti, y debes alejarte de ellos en cuanto puedas porque, si te quedas a su lado, sólo conseguirás frenarte en tu camino hacia el triunfo.

Si ya tienes la duda plantada en ti, entonces contrarresta su efecto pensando en por qué quieres seguir intentándolo, visualiza tus sueños y sobre todo, haz oídos sordos al resto de personas que sólo te critican o no te dejan avanzar.

 

 

3. Disfruta del camino

Seguramente alguna vez has sentido la emoción de descubrir cosas nuevas, mejorar como persona y tus habilidades para conseguir lo que quieres.

La clave para todo en la vida es la motivación, y para que se mantenga siempre cargada y al máximo, el buscar el éxito tiene que ser algo más que buscar resultados.

Debes vivir experiencias y adquirir conocimiento no sólo para triunfar, sino también para disfrutar del camino que te llevará hasta el éxito.

Si cada vez que estás intentando conseguir algo nuevo, en lugar de disfrutar del viaje sólo te enfocas en el resultado final, cuando te tropieces con la primera piedra que encuentres, caerás fácilmente.

Las razones son muy simples:

  1. Es muy fácil que pierdas tu motivación al estar tan concentrado en dar al resultado que no te detienes a llenarla lo suficiente.
  2. El encontrarte con esa piedra es aún peor porque no te detuviste ni un segundo en ver antes de ella y ahora menos, más allá de esta.

 

Así que el buscar conocimiento es parte de disfrutarlo, el aprender cosas nuevas, ver cómo se puede lograr lo que quieres de varias formas e incluso, quizás ir más allá de lo que pensaste todo este tiempo.

Enfócate en el recorrido y no sólo en el destino. No pienses tanto en tu meta sino en todo lo que recorriste antes de llegar hasta allí.

 

 

4. Utiliza tu imaginación

¿Eres alguien que constantemente ve sólo lo negativo de las cosas? Pues, todo es cuestión de cómo las imaginas.

Antes yo era una persona que siempre me quejaba de todo, por eso me costaba bastante mantenerme en un solo sitio ya sea de trabajo o estudios y cuando me di cuenta de cómo todo eso estaba destruyendo mis sueños, decidí que debía darle un alto.

La forma en la que lo hice es muy sencilla, utilicé mi imaginación.

Cuando algo nos sale bien, y vemos cómo se mueve todo a nuestro favor, siempre estamos llenos de una energía de motivación y positivismo.

Pero cuando algo nos sale mal, entonces esa energía simplemente se va al nivel del suelo.

Por eso, en lugar de ver todo como algo que odias o no te gusta, ¿por qué no empiezas a ver esa situación de una forma más positiva?

Tu imaginación juega un papel principal aquí porque no es cuestión de imaginarte que todo está bien o que amas algo que realmente no sientes mucho agrado hacia ello. Es sólo reformular la situación.

Si odias tu empleo o a tu jefe, simplemente tienes que ver qué puedes aprender de todo esto, de imaginarte la situación desde un punto más positivo.

 

 

5. Crea un plan

Es bueno seguir tus instintos y en ocasiones ver hasta dónde te llevan, pero ir sin una planificación y a ciegas es como estar caminando en una selva de noche.

No te digo que debas saber cada paso que harás, planificar todo lo que piensas hacer pero con que conozcas o sepas qué hacer en tus siguientes 2 o 3 pasos es más que suficiente.

La razón principal por la que debes tener cierto grado de planificación en tu vida, es más que nada por el tiempo y el cómo lo harás.

En términos de días a la semana, muchos consideran que de lunes a viernes son los únicos días que realmente puedes hacer algo significativo y en eso se equivocan.

Puedes aprovechar cada día al máximo pero eso también depende de cómo planees hacer las cosas y en qué tiempo.

Así que para no andar en un desorden constante y tener que hacer todo apurado o a última hora, haz un plan y utiliza un calendario en el proceso.

Por ejemplo, yo ya tengo planeado el siguiente paso que voy a dar cuando termine de escribir este artículo. Una de las metas que me he puesto ha sido ser más organizada, siguiendo los consejos de Mamá Multitasking.

Por eso, en mi agenda tengo apuntado para hoy crear una lista de las tareas que debo hacer mañana para que no se me olvide nada.

Sé qué voy a hacer siguiente a esto y luego de eso. En sí no tengo una planificación para toda mi vida, porque entonces me perdería disfrutar y vivir como tal lo que hay en la maravilla de un nuevo día.

Pero también voy preparada para el siguiente paso que daré.

 

 

6. No esperes que alguien más lo haga por ti

Perdí la cuenta de cuántas personas he visto y conozco que en lugar de tomar acción y hacer algo, siempre esperan que alguien más lo haga por ellos, como si ese deber fuese asunto de otros.

Tu familia, amigos, pareja, compañero, todos tienen sus propios problemas y metas, por lo que ellos también están pasando por un camino que requiere toda su concentración y esfuerzo.

Así que cada uno de ellos está ocupado con sus propias cosas.

Independientemente de que lo estén o no, no puedes esperar que otros sean los que te lleven hasta lograr tu meta, hasta ser exitoso.

Todo depende de ti, y es muy distinto buscar apoyo a que lo hagan por ti. Por eso, más allá de no esperar eso de otros, no dejes que lo hagan.

Es una cuestión de consciencia y de que entiendas que si no lo haces tú con tu esfuerzo y luchas por tu sueño, no significará nada y ese simplemente, ni siquiera será tu éxito.

Si el caso fuese que otros pueden hacerlo por ti, ¿dónde quedaría la satisfacción que después de una larga y dura jornada, por fin lo lograste por tus propios méritos?

Iniciar, terminar o continuar algo, todo debes hacerlo tú y no es algo que debes hacer inmediatamente ya que no importa el tiempo que tome, lo importante es que lo hiciste por tu cuenta.

 

 

7. Siempre evita los conflictos

Cuando estamos emprendiendo nuestro camino hacia el éxito, te vas a encontrar con un millón de personas que ya sea para interponerse o no en tu camino, habrán unas que simplemente no congeniarás con ellas.

La clave para ser exitoso también es llevarte bien con todos. 

No de besos y abrazos pero si evitar los conflictos o algún intercambio agresivo y negativo con los demás.

Sé que es difícil controlarse, pero lo mejor que puedes hacer para no estancarte, es no perder tu tiempo con personas que realmente no influenciarán de forma positiva tu vida.

Yo solía irritarme fácilmente y entrar en algún que otro conflicto más frecuentemente de lo que debía, pero un día me dije a mi misma, “¿por qué sigo haciéndolo si no consigo nada con ello?”. 

Desde entonces evito siempre entrar en alguno con alguien, conocido o no y me ha ido increíble.

Menos energía negativa y sólo me enfoco en mi objetivo y lo que necesito para conseguirlo en lugar de gastar mis esfuerzos en peleas innecesarias.

 

 

8. No pienses pequeño, sólo en grande

He conocido personas que tienen ambiciones que en ocasiones, quizás son demasiado grandes pero a fin de cuentas, tienen una mente que piensa en grande.

El problema es cuando en lugar de grande, piensas demasiado pequeño y eso mismo te retiene que conseguir lo que quieres.

Está bien colocarse metas pequeñas y que sean simplemente para llegar a la mayor, pero he conocido un centenar de personas que su meta más grande es sólo alquilar un apartamento en la ciudad y vivir de un sueldo con su pareja.

No tengo nada en contra de ello, pero ¿no sería mejor proponerse algo como tener tu propia vivienda y un mejor trabajo o salario?

La razón por la que piensas pequeño es porque en parte eres conformista, lo cual es enemigo de cualquier persona que quiera ser exitosa, es decir, cada uno de nosotros.

Ponte metas que representen un reto y que te den una razón para siempre mantenerte en movimiento. Piensa en grande, no sólo en lo que puedes lograr porque sientes que es lo único entre tus posibilidades.

 

 

9. Busca lo que amas y ¡hazlo!

Las personas exitosas no se despiertan un día y escogen lo primero que ven para hacer, todos ellos llegaron donde están porque además de esfuerzo, es algo que verdaderamente aman.

Hay una gran diferencia en hacer algo por obligación a hacer algo que realmente disfrutas y amas. 

Nunca pondrás tu 100% en una actividad o meta que muy a fondo, no quieres o no te importaría cumplirla o no, por eso siempre busca lo que quieres hacer y persigue sólo eso.

Yo comencé la universidad en una carrera distinta a la que terminé cursando y créeme, ambas son polos opuestos. 

Pero la razón por la que renuncié a la primera es porque todo el tiempo pensé que eso quería, a la final no fue así y me di cuenta que no era lo que amaba.

Por eso me cambié y terminé haciendo otra que hasta el día de hoy, no me arrepiento de haber hecho el cambio.

Hago todo con pasión y mi 200% en esfuerzo y mis metas, son mucho más simples de perseguir cuando realmente es algo que amo.

 

 

10. Cree en que si puedes ser exitoso

No servirá de mucho que te pongas a buscar tus propias metas si no piensas que podrás alcanzarlas.

Además de los agentes externos a nosotros y todas esas personas que se detienen a decirnos que no podremos conseguir algo, lo cierto es que los más grandes limitantes somos nosotros mismos.

¿Por qué? Porque te detienes a ti mismo al no creer en ti y en que tienes las capacidades para lograr lo que sea que te propongas.

Hay muchos que ni siquiera dan el primer paso porque no creen en si mismos y en que tienen lo necesario.

Al comenzar a escribir no tenía mucha seguridad de mi y lo que escribía, por lo que fui retrasando cada vez más el dar ese paso de compartir o probar mi suerte en algún sitio.

Siempre fui bastante pesimista por lo que fue más de dos años después que decidí dar el paso de iniciarme y simplemente, lanzarme sin que me importara algo más.

Por supuesto, no en todos los lugares que probé tuve una buena crítica o aprobación, pero en otros sí y eso significó todo para mí y por ende, me dio mucha más confianza y ánimos para creer en mi misma.

No sabrás los resultados hasta probarlo e incluso si fallas, eso no significa que no cumplas con los “requisitos” sino que sólo debes mejorar para alcanzar y poder escalar ese muro.

 

 

11. Controla tus emociones

Parte de ser alguien exitoso, es poder controlar tus emociones, ser inteligente emocionalmente y comportarte a la altura de la situación.

Sin duda alguna debes haber tenido más de una vez esos momentos en los que quieres irte contra todos o que quieres mostrar tu alegría al máximo.

Cada una de tus emociones puede influenciar tus pensamientos y sobre todo, tu comportamiento, por lo que siempre debes estar consciente de ello y no dar la idea equivocada.

No digo que dejes de ser una persona emocional como el resto, pero sí que aprendas a manejarlas. 

No es cuestión de reprimirte y nunca mostrarlas, sino de hacerlo en el momento y situación tanto oportuna como correcta.

Sueles perder muchas oportunidades por dejarte llevar por un mal día y cuando tienes algo importante justo durante ese mismo, muestras tu desagrado o mal genio a personas que no tienen nada que ver con él e incluso si lo tuvieran, de igual forma estás afectando tu paso hacia el éxito.

 

 

12. Lee más

¿Sabes la cantidad de libros que se leen las personas exitosas a la semana? Al menos uno, pero es algo que hacen constantemente y nunca lo dejan.

En lo personal, intento leer entre 2 o 3 libros a la semana dependiendo del tiempo que tenga libre.

Uno suele ser sobre alguna novela de mi género favorito pero el resto sobre motivación o alguno que escojo al azar.

Los libros son una caja de sorpresas que está llena de enseñanzas y algo más según lo que busques.

Tienen muchos más beneficios de lo que crees, entre ellos el aumentar tu vocabulario y volverte alguien con una filosofía de vida más acertada y positiva.

Muchas personas exitosas gastan el 50% de su día o incluso más leyendo.

Warren Buffett invierte incluso ¡un 80%! y así como Waqar Ahmed, recomienda leer lo que te gusta y traerá buenas cosas a tu vida. De hecho, un ejemplo es que la lectura es la mejor actividad para las personas mayores junto con el deporte.

Aprende otros beneficios que existen para la tercera edad en este artículo.

Si quieres conocer más sobre por qué debes comenzar a leer más seguido, lee el siguiente artículo sobre beneficios de la lectura.

 

 

13. Valora el tiempo a solas

Algunos le temen a la soledad, otros escogen no estar solos por simple aburrimiento, pero ponte a pensar durante unos segundos las cosas que puedes hacer estando solo.

Todos los días necesitamos algo de tiempo para nosotros y cuando le huyes a la soledad, estás corriendo lejos de ese tiempo de calidad para ti.

Cuando me encuentro sola y consigo ese tiempo para mí, me dedico a hacer actividades de mi agrado, que me den motivación así como otras veces simplemente tomo un descanso del transcurso del día.

Sin embargo, lo que más hago durante ese tiempo de calidad, es reflexionar y estar sola con mis pensamientos, pensar en lo que me está ocurriendo a mi y mi alrededor.

Debes procesar bien cada nueva cosa o incluso, la repetición de algo que influencia a tu vida de cualquier forma, así como si quieres puedes pensar en recapitular todo tu día.

En lugar de escapar de ese tiempo, tómalo y dedícalo para ti y disfrutarlo así como también usarlo de reflexión.

 

 

14. Haz ejercicio regularmente

La salud mental es algo que debes mantener siempre en el nivel más sano posible.

Cuando me refiero a que hagas ejercicio regularmente, no se limita únicamente al físico sino también al mental, como armar rompecabezas, jugar juegos de estrategia, cualquier actividad que ponga a trabajar tu cerebro.

Ahora, en cuanto al ejercicio físico, puedes haberte fijado tus metas y estar dando todo por lo que quieres, pero si no tienes una condición física que te ayude a soportar toda la energía que gastas, entonces en algún momento tendrás una recaída.

Yo ejercito diariamente, y anteriormente era alguien bastante floja para realizar CUALQUIER actividad que requiriera esfuerzo físico.

Sin embargo, pasar horas escribiendo y leyendo, aunque ejercitaban mi mente, lo cierto es que estaba descuidando horriblemente el resto de mi cuerpo en general.

Esta fue una de las razones por las que comencé a hacer ejercicio. Anteriormente, me cansaba muy fácil incluso cuando no estaba haciendo una actividad física y es que, quemaba tanta energía pero mi cuerpo no estaba tolerando la cantidad que le exigía.

Al hacer ejercicio, tengo mucha más resistencia en todos los aspectos y eso es precisamente lo que tú debes tener si quieres soportar todo el trote que te llevará ser exitoso.

 

 

15. Mejora la comunicación

Si quieres ser exitoso, necesitas aprender a comunicarte claro y conciso, de hecho, este es uno de los consejos más importantes ya que de esta manera, evitarás malos entendidos y expresar una idea a la perfección.

Esto va sobre todo para aquellos que quieren ser exitosos y a la vez, líderes algún día. 

Si eres alguien tímido, que le cuesta expresar lo que quiere o busca, cualquier fallo que tengas en tu comunicación es perjudicial para que puedas relacionarte con el resto de las personas a tu alrededor.

Además, estarás perdiendo muchas oportunidades que podrían conducirte al éxito simplemente porque no puedes decir bien algún pensamiento que tengas.

Así que, dedícale tiempo a mejorar tu comunicación. No es simplemente escoger bien las palabras, sino utilizar el tono de voz correcta y el lenguaje corporal acorde a lo que intentas transmitir.

A veces tendrás que ser directo, como otras, enamorar a la audiencia o la persona a la que te diriges con alguna que otra palabra.

Sé alguien que se adapte a cualquier conversación y ambiente que requiera una buena comunicación.

 

 

16. Práctica el ser agradecido

Tú, yo y cada persona en el mundo, necesita aprender y ser más agradecido con todos los que están a su alrededor aunque sea por el más mínimo detalle.

Cuando eres alguien exitoso o quieres ser uno, siempre tendrás personas o al menos, te encontrarás con algunas, que te ayudarán a alcanzar ese sueño que tanto aspiras.

Por otro lado, habrán personas que trabajarán para ti, que serán tu mano derecha y es que durante todo el camino que recorras, siempre habrá alguien quien merezca tu gratitud.

Así que no olvides ser agradecido. Además de mostrar que de verdad aprecias lo que otros han hecho por ti y su ayuda, te vuelve una mejor persona.

Cada día que pasa o cada cosa que recibo de quien sea, siempre digo al menos un pequeño “gracias” que demuestre que de verdad lo aprecio.

Si tienes trabajadores, muéstrales que estás al tanto de su esfuerzo y lo agradeces.

Si te han ayudado en tu camino al éxito, demuéstrale a esas personas que sin ellas, el camino hubiese sido aún más difícil.

Agradece a ti mismo por nunca rendirte. 

 

 

Llegar a ser una persona exitosa es como conseguir todo lo que aspiramos algún día, así que no olvides que aunque cada uno de nosotros tengamos una meta distinta sobre el éxito, la felicidad siempre debe estar incluida al comienzo, durante y final del trayecto.

Muchos pueden llegar a ser exitosos en su trabajo, y tener todo lo que siempre quisieron, pero hay muchas otras cosas que deben complementar tu felicidad, no lo olvides.

Yo no he alcanzado mi meta máxima, pero aún así me siento alguien exitosa porque disfruto el camino, tengo motivación y sobre todo, soy feliz.

Sigo cada uno de mis consejos e intento mantener los hábitos que toda persona de éxito tiene.

¿Qué hábitos ya tienes para tu camino al éxito? Cuéntamelo todo en los comentarios.

The following two tabs change content below.

María Ng García

Amante de la literatura. Escribir, más que mi trabajo, es parte de mi felicidad. "Queda prohibido no sonreír a los problemas, no luchar por lo que quieres, abandonarlo todo por miedo, no convertir en realidad tus sueños." - Pablo Neruda

2 comments on “Cómo ser exitoso en la vida [16 consejos para lograrlo]

  1. El exito te ayuda a superar cualquier barrera que se te ponga en tu camino “ si eres exitosaeresfeliz´´..

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *