El secreto para ser el mejor en lo que haces

Ser el mejor no es tu capricho. Es una obligación si quieres ser realmente exitoso y dominar el juego de la vida.

Puedo entenderte. Estás aquí porque necesitas saber la verdadera clave para vencer al sistema. Necesitas conocer el secreto bien custodiado por ese 1% que es dueño del 99% del éxito. Por los campeones de las grandes competencias deportivas.

Por esos pocos que son realmente escuchados, y son felices haciendo lo que les apasiona. 

La verdad sea dicha. Tu naturaleza es lograr lo que te propones. Teniendo el control sobre las cosas. Y siendo disciplinado mientras apuntas a la excelencia.  Pero las siguientes líneas esconden las verdaderas claves…

Para dejar tu nombre en la historia. Para ser legendario y notable, cambiar tu historia personal y mejorar la vida de las personas que amas.

Las implicaciones de ser el mejor, en cualquier disciplina o tarea, pueden traerte recompensas increíbles. Beneficios que te sorprenderán.

Pero alto ahi. Lo difícil, siempre será dar el primer paso. Una vez lo des, no habrá vuelta atrás. Estarás destinado a estar en la parte alta de la pirámide, para acabar con ese status quo, ese sistema represor que controla nuestra sociedad.

Mentirte a ti mismo será lo peor que puedas hacer. Porque muchas veces tu mismo eres tu peor enemigo. Este artículo será uno más de los cientos que leerás en tu vida, pero en las siguientes líneas descubrirás varios consejos importantes, comprobados por la ciencia, que te impulsarán a lograr la meta que tienes en mente.

Siguiendo estos trucos prácticos, el camino y la competencia serán más llevaderos. Porque sabrás lo que tienes que hacer.

Tu tienes esta ventaja que muchos no han tenido. Internet te regala mucha información práctica que puede ayudarte, educarte y formarte en tu camino a la excelencia.

En la siguiente sección podrás desentrañar estos secretos, pero ten mucho cuidado. Porque un gran poder te pide una gran responsabilidad.

 

Siempre hay peros y excusas para no ser el mejor

No sirvirá de nada ser el mejor en lo que te propongas, si no asumes una posición de poder.

De poder y control sobre ti. Sobre tus habilidades. Sobre todo tu potencial. No es ningún cliché. Porque a nuestras habilidades y talentos nos debemos. Pero sin un buen plan y sin buenos estímulos, estarás destinado al fracaso.

Yo mismo viví sumido en el caos de las excusas para no ser el mejor en lo que me proponía. Vaya. Tal vez no vayas a ser el mejor de inmediato. Pero debes aprender de la experiencia de los más grandes, y estudiar cómo piensa y trabaja tu mente, para que poco a poco te entrenes y obtengas resultados.

Es un tema ampliamente difundido por psicólogos, sociólogos y emprendedores: Existen muchas técnicas para ser “el mejor”. Y aunque no haya una fórmula mágica ni un patrón común en todas estas teorías, todas son útiles para tu crecimiento personal. 

Existe la Programación Neuro-Lingüística, por ejemplo, y otras herramientas muy interesantes, como la famosa Regla de las 10,000 horas, popularizada por el periodista y sociólogo estadounidense, Malcolm Gladwell. 

Ciertamente, aunque muchos digan que la autosuperación es basura, sí atraemos lo que deseamos. Sí existe un secreto. Si puedes cambiar tu manera de pensar, saliendo de tu zona de confort, para lograr grandes cosas. Reprogramándote con PNL, o asumiendo que para ser un maestro debes practicar como nadie, por ejemplo.

Amy Kuddy, una profesora de la Escuela de Negocios de Harvard experta en psicología social, ha liderado investigaciones que te dejan entrever que tu mismo puedes influenciar en cómo te perciben; y como te percibes a ti mismo sólo con un pequeño truco.

La académica, que por motivo de un accidente automovilísitco perdió parte de su privilegiada inteligencia, estuvo a punto de abandonar su pasión y ser una de las mejores psicólogas sociales en Estados Unidos. Las trabas que se puso casi la hacen rendirse.

Cierto día, una profesora le dijo que ella era muy capaz, pero que primero tenía que creérselo.

“Fake It. Until You Make It.”, le dijo.  Aparenta hasta que lo logres. Pero no se lo digas a nadie.

 

 

 

Así que se lo creyó. Porque la mente humana es susceptible a pequeños estímulos, y por más minúsculos que parezcan, pueden lograr una gran diferencia.

Ella logró ser una gran académica, que asegura que sólo tu lenguaje gestual puede marcar una gran diferencia cuando se trata de la actitud hacia la excelencia, el poder y ser el mejor. 

Por esto tu mismo debes asumir posiciones de poner. Saca el pecho y ve al cielo. Levanta tus brazos en forma de victoria. Esto te ayudará a creer que de verdad puedes lograrlo. 

Dentro de tu corazón lo sabes: Los peros los pones tu. “Que eres muy débil. Que eres flojo. Que pierdes tu tiempo haciendo cosas que no debes, e ignorando tu verdadero trabajo. Que el gato te comió la tarea.”

Las excusas para no ser el mejor siempre son las mismas: “Es mucho trabajo. Toma mucho ezfuerzo y no podré lograrlo”.

Pero déjame decirte: Me conozco completo el manual de excusas porque ayudé a escribirlo. 

¡Basta de esto! Sabiendo que eres capaz de lograr grandes cosas y guiar al mundo a ser mejor. De ser el gran profesional y persona de negocios que siempre has soñado.

Porque estás destinado para algo grande. 

 

Sé como piensas: Porque somos iguales

Por tu cabeza han pasado cientos de pensamientos negativos que te hunden más en el círculo vicioso en el que vives. En el círculo de la mediocridad. Donde no creces porque sencillamente no quieres hacerlo. Porque no quieres ser un león ni el líder que estás destinado a ser.

Sé que te has encontrado en este tipo de encrucijadas: donde sientes que estás destinado a hacer algo más. A ser realmente grande.

Hoy has llegado al lugar adecuado: Nadie te hablará con la verdad

Tienes la necesidad de agradarle a los demás, aunque te duela admitirlo. Quieres ser aprobado. No te mentiré.

Porque ¿De qué trata toda esta idea que tienes en la cabeza de ser el mejor?

Por esto, si quieres resultados diferentes, no puedes mantenerte haciendo siempre lo mismo. Tienes que atreverte a dar un salto hacia la excelencia.

 

El secreto para ser el mejor está en tu voluntad para cambiar tu manera de ver el mundo

Es más sencillo de lo que crees. Te venderán engaños para distraerte. Pero es cuestión de cambiar tu mentalidad.

Deja de victimizarte y decir que eres un mediocre. Ese es parte del problema. ¿Qué tan contradictorio puedes llegar a ser? Si en tu mente quieres ser el mejor, pero al mismo tiempo te recriminas y rebajas porque no confías en tu potencial.

Así eres como humano. Unas veces eres muy organizado en tus metas, y otras veces pierdes el norte.

La verdad, puedes llegar a ocasionar un desastre: Perderlo todo. Hundir en un hueco de miseria, tristeza y depresión a tus seres amados, junto a ti.

No quieres esto. No mereces esto. Y puedes evitarlo.

Te pongo un ejemplo. No importa si eres un pintor. Un artista. O un hombre de negocios. No importa si crees que no tienes nada bueno que ofrecer. Todos, incluso tu, tienes una estrella que te hace único.

Está bien; quieres ser el mejor. Sabes que tienes el potencial.

Pero la vida no es cuestión de hacer el trabajo y ya. Tienes un deber con quienes te rodean, y no basta con ser bueno. Tienes que ser el mejor.

Debes inspirar a quienes te rodean a ser mejores. Y con tu pasión, multiplicar tus posibilidades de tener éxito.

Si tienes una pasión, existe una gran posibilidad de que lo logres. Ahí está tu ventaja, y la oportunidad para destacarte. Para que seas el mejor en lo que amas. Siendo feliz en el camino.

 

 

 

Recuerda las claves para ser el mejor

No importa qué disciplina practiques, ser el mejor es posible. Sólo tienes que ir paso a paso. Un día a la vez.

Independientemente de donde estés, podrás vivir una vida más próspera si descubres cómo jugar y liderar el tablero. Por esto, debes convencerte de tu verdadero poder. La vida es una competencia donde sobrevive el más apto.

Tienes la obligación de conocer las herramientas que te harán grande. Debes ganar y llevar la delantera, porque sabes que, si no lo haces, perecerás. Estarás frito.

Las claves están frente a tus ojos. Primero, apunta a la excelencia. No puedes ser el mejor trabajando como un mediocre. Segundo, debes saber cuándo y cómo actuar. Y finalmente debes tener una mentalidad de ganador.

Vendrán cientos de “gurús” a decirte que es difícil, pero la verdad es mucho más simple.

Existen técnicas infalibles que te ayudarán a ser el mejor en lo que te propongas. Entre ellas, la Programación Neuro-Lingüística, la Regla de las 10000 horas, y cambiar tu lenguaje corporal hacia uno de éxito.

Con estas, destruirás las pastillas mágicas que te venden para ser el mejor; así seas plomero, estudiante, o emprendedor.

Y tu ¿Qué crees que necesites para ser el mejor en lo que te propongas?

 

The following two tabs change content below.

Gabriel Mata-Guzmán

Los últimos 8 años los he dedicado a redactar para startups y a hacer negocios por internet. En Gananci quiero compartirte los descubrimientos que han ayudado a mis clientes y estudiantes a ser exitosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *