Cómo poner un negocio cuando no tienes dinero (9 pasos)

Cómo poner un negocio

Cada día hay más personas a las que les gustaría convertirse en emprendedores porque sienten que sus empleos no son suficientes, o porque simplemente no tienen trabajo y necesitan una fuente de ingresos para vivir.

El problema es que la mayoría de nosotros no sabemos cómo poner un negocio si hemos estado toda nuestra vida trabajando para otros, y creemos que para arrancar un emprendimiento necesitaremos mucho dinero.

Si quieres abrir tu propio restaurante o un taller de reparación de coches está claro que necesitarás un buen capital para alquilar el local, comprar la maquinaria necesaria, y contratar empleados.

Pero gracias a Internet y las nuevas tecnologías ahora es más fácil que nunca poner un negocio con muy poco o nada de dinero en el banco.

Aquí voy a enseñarte los 9 pasos que debes dar para iniciar prácticamente cualquier emprendimiento que desees si apenas tienes capital para hacerlo.

 

Cómo poner un negocio sin dinero (9 pasos)

 

1. ¿Qué sabes hacer y qué te apasiona?

Esto es lo primero que debes tener claro antes de empezar un negocio: si vas a elegir un emprendimiento pensando sólo en el dinero que te va a generar, entonces mejor búscate un empleo bien pagado.

He visto a muchas personas elegir su idea de negocio basándose sólo en lo rentable que sería y los ingresos que conseguirían; y esas mismas personas han tenido que cerrar sus empresas a los pocos meses de comenzar.

Una empresa no es únicamente algo con lo que ganar dinero: es un proyecto en el que deberás estar involucrado, trabajar en él todos los días, y tener la fuerza suficiente para superar los obstáculos que se te presenten en el camino.

Y si lo eliges pensando en lo rico que te va a hacer, muy pronto lo odiarás, lo verás como un trabajo más en el que no estás a gusto, y lo abandonarás porque no tendrás motivación para seguir adelante.

Por eso debes asegurarte de dos cosas muy importantes: que tu idea de negocio sea algo que te apasione, que te guste, y que sea sobre algo de lo que ya tienes conocimientos y sepas hacer.

 

Cómo poner un negocio

 

Para elegir bien tu proyecto haz este ejercicio: toma papel y lápiz, y en una columna escribe todas las cosas que te gustan, y en otra todas aquellas que sabes hacer.

Escribe un mínimo de 10 ideas en cada columna, y luego mira cómo puedes aplicar lo que sabes hacer a alguna de las cosas que te gusta hacer.

Por ejemplo, si te gusta hablar con muchas personas, y sabes cómo decorar una casa para que quede bonita, una idea de negocio para ti podría ser organizar eventos como bodas, cumpleaños, etc.

Si te gusta la tecnología y tienes buenos conocimientos de Internet, podrías crear tu propio blog, una página web de venta de aparatos electrónicos como accesorios de ordenador, o cursos online para enseñar a otros sobre computadoras.

Recuerda que poner un negocio al principio consumirá mucha parte de tu tiempo y de tus energías, y por eso debes elegir algo que realmente te motive y te ilusione.

Así que apunta todo lo que se te ocurra en otro papel, y luego ve al siguiente paso.

 

2. ¿Tu idea de negocio es realista?

Antes de empezar a preparar todo para lanzar tu negocio es muy importante que analices si ese negocio que has elegido es realista o no.

Hazte algunas preguntas como estas:

  • Durante los primeros meses ¿podré manejar yo solo mi emprendimiento?
  • ¿Es un negocio para el que necesitaré dinero? ¿O con los ahorros que tengo es suficiente?
  • ¿Es algo por lo que la gente pagaría?
  • ¿Me dará este negocio los beneficios suficientes para vivir?
  • ¿Seguirá gustándome trabajar en este negocio dentro de 5 años?

 

Estas son preguntas muy importantes a las que debes contestar con sinceridad si quieres que tu emprendimiento tenga verdadero éxito.

 

Cómo poner un negocio

 

Si no tienes dinero para arrancar tu negocio, los primeros meses tendrás que hacerlo tú TODO, así que debes estar preparado para aguantar esa presión hasta que puedas contratar a alguien que te ayude.

Debes revisar el capital con el que cuentas: si no tienes apenas dinero, no podrás comenzar algo grande como una tienda física donde deberás pagar por el alquiler, los artículos, etc., a no ser que estés dispuesto a pedir un préstamo al banco.

También es importante que pienses si hay clientes que estarían dispuestos a comprarte lo que quieres ofrecer. Quizás a ti tu idea te parezca fantástica, pero eso no significa que al mundo entero le vaya a entusiasmar.

La mejor forma de averiguarlo es realizando un estudio de mercado en el que analices quiénes serán tus compradores, cuál es su poder adquisitivo, si compran productos o servicios similares a los tuyos, etc.

 

3. Crea tu plan de negocios para triunfar

Un plan de negocios es VITAL en cualquier tipo de emprendimiento. Es como un mapa que te dirá cuál es el camino con los pasos que debes dar en cada momento, y lo que te permitirá hacer una predicción del éxito de tu empresa.

En cualquier plan de negocios hay 5 elementos fundamentales que debes analizar y dejar escritos:

 

A) Los costes y beneficios que conseguirás

Aunque quieras poner un negocio con muy poco dinero, es importante que calcules todos los posibles gastos que tendrás.

Si tu empresa va a ser online, deberás calcular costes como el hosting y el dominio de tu página web, el envío si vas a vender productos físicos, el precio de los materiales si eres tú quien va a fabricar los artículos, etc.

Después tendrás que ver por cuánto vas a vender cada producto o servicio que proporciones, y restarle a eso el coste de producción para analizar los beneficios netos que conseguirás por cada unidad.

 

Cómo poner un negocio

 

B) Tu mercado potencial

Aquí deberás analizar cuál va a ser el mercado en el que vas a operar, quién es tu cliente ideal, y si ese comprador está dispuesto o no a adquirir y pagar por tus productos.

Debes hacerte preguntas como ¿quién va a comprar mis productos? ¿Qué edad tiene? ¿Es hombre, mujer, niños? ¿Cuáles son sus intereses y gustos? ¿Por qué me comprarán a mí y no a mis competidores?

 

C) Los proveedores para adquirir tus artículos

Si tú mismo eres quien va a fabricar tus productos o a crear tus servicios, puedes pasar al siguiente punto.

Pero si vas a necesitar comprar los artículos para vender, debes buscar buenos proveedores que te proporcionen la mercancía que necesitas.

Asegúrate de contactar con un mínimo de 3 proveedores para que cada uno te dé su presupuesto, y no tengas miedo a preguntarles cosas como si hacen descuento a partir de cierta cantidad de unidades, o cuáles son sus políticas de devolución.

 

Cómo poner un negocio

 

D) Las estrategias de marketing para promocionarte

Quizás una de las partes más importantes del plan de negocios es la que corresponde al marketing. La publicidad que hagas de tu emprendimiento es lo que conseguirá que atraigas a muchos o pocos clientes.

Por eso debes establecer buenas estrategias en las que determines qué medios usarás para promocionarte, cómo lo harás, qué mensajes serán mejores para llegar a tus compradores potenciales…

Las técnicas y los medios de marketing que vayas a utilizar deben ser los adecuados para el público que vaya a adquirir tus productos.

Si por ejemplo son personas jóvenes que acostumbran a utilizar las nuevas tecnologías, lo más lógico será que utilices las redes sociales e Internet para publicitarte.

Pero si son personas mayores que no están acostumbradas a estas plataformas, es una tontería anunciarte en esos sitios; lo más recomendable sería utilizar medios tradicionales que ellos vean, como revistas, periódicos, radio…

 

Cómo poner un negocio

 

E) Quiénes serán tus competidores

La competencia es otro de los puntos clave que debes tener en cuenta. Pero no tengas miedo: si hay competidores, eso significa que también hay un buen mercado de clientes que quieren comprar lo que tú vendes.

Lo importante es analizar en qué te puedes diferenciar tú de tu competencia, qué les puedes dar a tus compradores que el resto no pueden darles.

 

Estos puntos están explicados de forma básica, así que si quieres ver una explicación completa sobre cómo hacer un plan de negocios, mira este artículo: Cómo crear un plan de negocios exitoso.

 

4. Elige un sitio para arrancar tu negocio

Cuando ya tengas tu idea de negocio, hayas comprobado que es realista, y tengas tu plan de negocios hecho, es el momento de pensar dónde establecerás tu empresa.

Si tienes poco (o nada) de dinero, no podrás hacerlo en un local físico, por ejemplo, por los gastos que conlleva.

Incluso aunque tengas un local ya comprado que no tienes que pagar, o un familiar te lo preste sin tener que pagar el alquiler, debes pensar que conllevará gastos como electricidad o agua que no podrás pagar.

Pero hay otras alternativas para iniciar tu empresa en las que no tendrás que invertir ni un solo centavo.

¿Has pensado en establecer tu negocio en tu propia casa? Si tienes una habitación libre que apenas usas, un garaje bien acondicionado, o la entrada a tu casa es amplia, puedes comenzar ahí tu emprendimiento.

Conozco a mucha gente que por falta de capital empezó así: poniendo en el garaje una tienda de ropa, en una habitación grande una consultoría o una guardería…

Estos espacios de tu hogar te pueden ser muy útiles especialmente para emprendimientos de cara al público en los que el contacto con los clientes es imprescindible.

Pero si vas a comenzar un negocio en el que no necesitas tratar con tus compradores, sin duda la mejor opción para lograrlo es con un blog o una página web.

 

Cómo poner un negocio

 

La gran ventaja de hacer un blog o una web es que no necesitarás nada salvo tu ordenador y tu conexión a Internet para empezar.

Bastará con que compres el dominio y el hosting (te costará menos de $4 al mes), instales una plataforma como WordPress o Woocommerce, y lo configures con las imágenes y los colores que quieras.

Una vez hecho eso, podrás agregar todos los elementos que quieras: una tienda online con miles de productos, una sección de contacto, un pequeño blog para hablar de tus productos o servicios…

Además otro beneficio de una página web es que tu mercado se ampliará al mundo entero; podrán comprarte clientes de cualquier país y a cualquier hora. Así que los beneficios serán mucho mayores.

Más adelante, cuando tu negocio online tenga éxito y consigas los ingresos suficientes, podrás expandirlo al mundo físico con tiendas si es lo que quieres.

 

5. Si lo necesitas, busca financiación

Quizás al poner tu negocio te des cuenta de que aunque no necesites mucho dinero, sí te hará falta un pequeño capital para arrancar, especialmente si vas a ofrecer productos que tienes que comprar a proveedores.

Y seguramente si has llegado hasta este artículo es porque quieres comenzar tu empresa, pero sin pedir dinero prestado a un banco.

Sin embargo, piensa bien en esto, porque una pequeña ayuda económica te puede venir muy bien para hacer despegar tu proyecto, y hay muchas alternativas a los bancos con las que puedes lograrlo.

Hoy en día existen todo tipo de organizaciones que quieren ayudar a los nuevos emprendedores a construir sus empresas.

Hay plataformas de crowdfunding en las que puedes inscribirte para conseguir capital, entidades financieras que conceden microcréditos a distintos colectivos, inversores que desean participar en nuevos proyectos…

Pero no te olvides de organismos oficiales como los gobiernos de cada país, los cuales suelen tener subvenciones que conceden a las pequeñas empresas sin necesidad de devolver ese dinero.

Así que si crees que una pequeña ayuda económica (entre $500 a $3.000) es lo que te hace falta para impulsar tu negocio, no lo dudes y busca alternativas a los tradicionales préstamos de los bancos.

 

Cómo poner un negocio

 

6. Empieza a montar tu centro de operaciones

Después de todos los pasos anteriores, ya estás preparado para montarlo todo y abrir las puertas a tu público.

Si decidiste crear tu negocio en casa, elige la habitación en la que vas a establecerlo, decora y acondiciona ese espacio correctamente para recibir a tus clientes, y empieza a promocionarte en distintos medios para captar tus primeros clientes.

Si vas a crear un blog o una página web, elige tu dominio y tu hosting, confíguralo para que se vea como tú quieres, y abre perfiles en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram para publicitarte.

No debes tener miedo o dudas en este momento: ya has decidido que quieres emprender tu negocio.

Ahora te toca actuar y pasar a la acción cuanto antes. Cada día que te retrases en la apertura de tu empresa será un día perdido, y estarás más lejos de tu sueño si dejas que pase demasiado tiempo.

 

Cómo poner un negocio

 

7. Piensa en los métodos de pago que aceptarás

Aunque hay muchos emprendedores que no le dan importancia a esto, lo cierto es que el método que elijas para que tus clientes te paguen es muy importante.

Si vas a poner tu negocio en casa o vas a tratar cara a cara con tus compradores, lo normal es que que cobres en efectivo o con tarjeta si dispones de un datáfono.

Pero si vas a crear una tienda online o una página web, la cosa cambia…

Tienes que pensar bien en todas las formas de pago que existen, las que están disponibles en tu país, cuáles son más seguras para ti y tus compradores, y las comisiones que te cobrarán por utilizarlas.

Por ejemplo, PayPal es uno de los métodos más seguros para comprar o vender online y el más utilizado (alrededor del 67% de las personas que compran por Internet lo hacen con PayPal).

Pero hay países en los que PayPal no permite retirar el dinero a una cuenta bancaria, y las comisiones suelen ser un poco altas (el 3.4% de cada venta).

 

Cómo poner un negocio

 

Los ingresos o transferencias bancarias son un buen método porque no te descontarán dinero al recibir el pago, pero si el cliente pertenece a otro banco o está fuera de tu país, puede salirle caro hacer la operación y finalmente no hacer la compra.

Sin embargo, otra buena forma de pago es a través de tarjeta de crédito o débito: así el comprador tendrá que pagar inmediatamente, y es bastante fiable y seguro.

Sea como sea, debes analizar todos los métodos de cobro que tengas disponibles, ver sus beneficios y sus desventajas, y elegir los que mejor te convengan a ti.

Lo que sí te recomiendo es que aceptes al menos 2 formas distintas de pago, porque de esta manera atraerás a más clientes que podrán elegir cómo quieren pagarte.

 

8. Utiliza distintos medios para promocionarte

Ahora ya no es necesario pagar grandes cantidades de dinero para conseguir publicidad que atraiga a muchos clientes a tu emprendimiento.

Puedes hacerlo abriendo una página de Facebook en la que subas fotos, ofertas y noticias sobre tus productos, al igual que en otras redes sociales como Instagram, Twitter, o incluso Snapchat.

Pero también hay otros modos, como enviar uno de tus productos a un blogger o youtuber para que le hable de ello a sus seguidores, haciendo publicidad por email, o incluso colaborando con otros negocios similares al tuyo.

Aquí te comparto 2 artículos en los que encontrarás varias estrategias para promocionar tu empresa sin invertir nada de dinero:

 

Cómo poner un negocio

 

9. ¡No pongas excusas!

Hoy mismo puedes crear un negocio por menos de $4 al mes comprando un hosting y un dominio y lanzando tu propia página web, y tardarías menos de 3 horas en hacer que estuviese en línea.

Con esto lo que quiero decirte es que no tener dinero tan sólo es una excusa para no poner tu negocio.

He visto a muchísimas personas que sólo con sus manos, su esfuerzo y su ilusión han creado empresas de verdadero éxito, sin ayuda de nadie y sin un centavo en sus bolsillos.

Así que si ellas han conseguido crear un emprendimiento que les ha permitido generar más ingresos de los que necesitan para vivir cada mes, ¿por qué tú no vas a lograr lo mismo?

Los límites sólo existen en tu cabeza, NADIE te los va a poner porque tú eres el dueño de tu vida y el que toma tus propias decisiones.

Sé que es más fácil y cómodo seguir en la misma situación en la que estás, culpando a la vida, a tus circunstancias, a tu jefe, o al dinero de que te haya tocado vivir así.

Pero tienes que darte cuenta de que en realidad eso sólo son excusas que tú te estás creando – quizás por miedo, o puede que por inseguridad – para no avanzar en la vida.

Así que tú decides: seguir quejándote de todo y quedarte en el mismo lugar donde estás ahora, o dejar de poner pretextos, empezar tu negocio YA, y mejorar tu vida a partir de ahora.

 

Cómo poner un negocio

 

¿Qué negocio te gustaría poner a ti? Déjame un comentario aquí abajo y cuéntame el emprendimiento que elegirías.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

2 comments on “Cómo poner un negocio cuando no tienes dinero (9 pasos)

  1. Yo vendo productos de belleza por catálogo de una marca europea, cómo puedo hacer para poder incrementar mi cartera de clientes? sobre todo para incorporar gente que emprenda en el negocio ya que hay mucha competencia en mi zona. gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *