Cómo manejar un negocio desde casa sin volverte loco

Como manejar un negocio

Ser emprendedor y llevar tu propia empresa puede ser una de las experiencias más gratificantes, pero si no sabes cómo manejar tu negocio correctamente, puede convertirse en un infierno realmente estresante.

Yo misma he trabajado tanto en oficinas como desde mi propia casa sin un jefe que me fijase unos horarios concretos, y al principio de esta experiencia trabajaba tanto que llegué a un punto de extremo cansancio tanto físico como mental.

Con el tiempo aprendí a trabajar de forma más inteligente, y desarrollé una serie de reglas personales que quiero compartir hoy contigo para que a ti no te suceda lo mismo que a mí.

Así que si estás pensando en iniciar un negocio, ya manejas uno (desde casa o en un comercio), o quieres empezar a trabajar desde tu habitación, estas son las 10 reglas que debes seguir para no volverte loco entre cuatro paredes.

 

1. Recarga energías con un buen sueño

En las primeras etapas de tu negocio serás pura adrenalina. Rebosarás excitación y habrá un millón de cosas que tendrás que hacer. Pero poco a poco, la gasolina de tu depósito se irá acabando – perderás energías -.

Por eso es vital que recargues esa energía cada noche con un buen sueño profundo.

 

Cómo manejar un negocio

 

Necesitas estar a tope de fuerzas y preparado para empezar el día cuando te despiertes. A mí me gusta centrarme en la calidad en vez de la cantidad cuando se trata del número de horas que duermo.

Personalmente, rindo mejor en mi trabajo si duermo seis horas de profundo sueño que con ocho o nueve horas de mal descanso. Si te cuesta dormir, prueba infusiones relajantes antes de ir a la cama (valeriana, tila, pasiflora) o a hacer meditación para liberar tu mente.

 

2. Sé activo

Sentarte todo el día enfrente de una mesa no es sano. Yo lo sé. Y tú también lo sabes. Numerosos estudios médicos demuestran que sentarse todo el día nos está matando poco a poco. Entonces ¿por qué seguimos pegados a nuestras sillas?

 

Cómo manejar un negocio

 

Los emprendedores se centran tanto en sus metas que muchas veces quedan ciegos y pasan por alto cuestiones importantes como la salud y el bienestar. Para evitarlo, lo mejor es levantarte de tu silla y ser activo.

Apúntate a un gimnasio para crearte una obligación y moverte, o si lo prefieres, introduce una rutina de ejercicios de una hora cada día. Intenta ir andando a todos los sitios que puedas, y levántate cada hora para estirar un poco tus piernas.

 

3. Tómate un poco de tiempo libre

Muchos emprendedores dicen que quieren ser sus propios jefes para tener más tiempo libre o trabajar desde casa para estar más con sus familias; suena muy bien, pero la realidad es que empezar y manejar un negocio puede consumir todas tus fuerzas y tiempo si no tienes cuidado.

 

Cómo manejar un negocio

 

Si te das cuenta de que precisamente esto es lo que te está pasando a ti, fuérzate a tomar un poco de tiempo libre. Ese tiempo que pases alejado de tu trabajo o tu negocio desde casa recargará tus energías y tu concentración, haciéndote más productivo cuando vuelvas a tus tareas.

 

4. Ocupa tu tiempo libre con aficiones

Cuando no estés sumergido en tu negocio, es importante que ese tiempo libre lo ocupes con algunas aficiones. Por ejemplo, ir al cine, leer un libro en un parque, o hasta juntar a la familia para dar un agradable paseo en bicicleta con ellos.

 

Cómo manejar un negocio

 

Si no tienes aficiones o actividades planeadas ¿sabes qué vas a hacer? ¡Trabajar en tu negocio! Un día libre en el que pienses “voy a mirar un momentito los emails del negocio” se convertirá en una jornada completa de trabajo.

Así que pasa tu tiempo libre haciendo cosas que realmente disfrutes y te hagan feliz. Al fin y al cabo te convertiste en el dueño de tu propio negocio para eso: tener más tiempo para hacer lo que te gusta.

 

5. Organiza un espacio de trabajo cómodo

Me fascina ver cómo tantísimas personas invierten cientos de dólares en el último iPhone pero apenas gastan dinero en una silla decente para sus negocios desde casa.

Una buena silla cómoda para no fastidiar tu espalda, una buena mesa de escritorio, mucha luz natural y una buena organización pueden crear un placentero y agradable lugar de trabajo para construir tu imperio.

 

Cómo manejar un negocio

 

6. Establece límites de comunicación

Gracias a la tecnología, puedes estar conectado a tu negocio 24 horas al día, 7 días a la semana, desde cualquier parte del mundo; pero aunque los smartphones, las apps para tu negocio y poder comprobar tu email desde el celular son convenientes, también pueden ser muy dañinos para tu vida.

La presión de estar conectado a cada momento puede explotar afectando al balance entre tu vida personal y tu trabajo.

 

Cómo manejar un negocio

 

Una solución es establecer límites: yo por ejemplo no enciendo mi computadora y desactivo el correo en mi celular todos los sábados después de comer, para así pasar un fin de semana más relajada y no estar pendiente del trabajo en los momentos en que debería estar divirtiéndome.

 

7. ¡Habla con personas!

A veces los emprendedores quieren mantenerse tanto en su área creativa y se centran al 100% en sus esfuerzos y el tiempo en construir sus sueños que se olvidan que hay personas a su alrededor que también son necesarias.

Esto tampoco es sano: necesitas interactuar socialmente con amigos y familia para no volverte loco y terminar hablando sólo con tu computadora.

 

Cómo manejar un negocio

 

Quedar con un grupo de amigos te ayudará a despejar tu mente de problemas potenciales en tu negocio y mantenerte conectado con el mundo exterior. No dejes pasar una noche de cena con ellos porque tienes un plato lleno de tareas que hacer.

Ese plato siempre va a estar lleno y normalmente podrá esperar hasta el día siguiente; pero las personas llegan a cansarse, y puede que no estén ahí para siempre.

 

8. Impón un horario definido para trabajar entre semana

Otra de las “obsesiones” de los emprendedores es trabajar día y noche para mantener su sueño y su negocio a flote. Y el resultado final suele ser cansancio tanto físico como mental que termina por afectar severamente a la productividad en el trabajo.

¡Tómatelo con más calma!

Cómo manejar un negocio

 

Establece un horario concreto en el que pararás de trabajar cada día, y no te salgas de ese horario.

Así empezarás a darte cuenta que cada día que te pongas a manejar tu negocio lo empezarás con más energía y ganas, y te convertirás en alguien más productivo y con más posibilidades de tener éxito.

 

9. Come bien

Cuando no tienes tiempo, la comida rápida es extremadamente conveniente; pero también hará que tu salud empeore a pasos agigantados.

La combinación de estar muchas horas sentado y una pésima alimentación hará que cojas unos kilos extra más rápido de lo que el Titanic se hundió – además de incrementar tu riesgo de enfermedades del corazón –.

Así que cambia esas comidas por otras más saludables.

 

Cómo manejar un negocio

 

Un buen truco para esto es planificar la preparación de comidas sanas con unos días de antelación. Así podrás combinar una alimentación beneficiosa para tu cuerpo que puedes preparar de forma rápida si no quieres perder mucho tiempo.

 

10. Motívate y sé optimista

Como dueño que maneja un negocio, vas a estar recibiendo pelotazos donde más te duele con frecuencia; por eso, sea cual sea la situación en la que estés, debes mantenerte optimista y pensar siempre que al final todo saldrá bien.

 

Cómo manejar un negocio

 

Los pensamientos negativos nunca proporcionan resultados positivos, y tu negocio será muy vulnerable en el momento en el que tú empieces a tener dudas.

 

Ser emprendedor, manejar un negocio o querer trabajar desde casa no es fácil y puede volverte un poquito loco, pero te aseguro que si usas estas 10 reglas a diario no sólo mantendrás tu cabeza sana, también tu negocio gozará de buena salud.

The following two tabs change content below.
Jenny del Castillo
Soy periodista especializada en negocios pero mi gran pasión es la motivación personal y ayudar a otros a lograr sus metas. Creo firmemente que las oportunidades en la vida no ocurren: las creas tú.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *