Cómo hacer un currículum vitae perfecto [+7 plantillas 🔝 ]

¿Quién no ha tenido que hacer un currículum y aplicar por un trabajo? Si eres de los pocos que aún no lo ha hecho, no te preocupes, pronto estarás en esa etapa o llegará el momento de que lo hagas.

Lo que debes recordar al momento que vayas a hacerlo, es que tu currículum vitae debe resaltar y no ser una copia para todos los empleos que has aplicado antes o deseas postular ahora, de lo contrario, simplemente te rechazarán.

¿Cómo lo sé? Porque a mí me devolvieron más de uno o peor aún, nunca me llamaron por un detalle tan grande y simple como ese.

Por eso, quiero enseñarte cómo puedes hacer un currículum vitae perfecto siguiendo estos consejos y evitando los errores más comunes. ¡Vamos a por ello!

 

 

¿Qué información debes incluir en tu currículum vitae?

Un currículum vitae perfecto debe incluir esta información:

  • Tu información básica (nombre y apellidos) y de contacto (tu número de teléfono y correo electrónico)
  • Una foto tuya actual para que te recuerden 😉
  • Tu formación (estudios que hayas realizado)
  • Tu experiencia laboral relacionada con el puesto al que aspiras
  • Qué idiomas hablas y su nivel
  • Tus aptitudes informáticas (como manejo de Word, Excel, navegadores…)
  • Y alguna información adicional como intereses, aficiones…

 

Tu currículum vitae no debe estar saturado de información y mucho menos incluir cada aspecto de tu vida punto por punto. Lo que te interesa agregar es la información que es realmente relevante dependiendo del puesto al que aplicas.

La mayoría comete el error de pensar que mientras más “relleno” incluya en el currículum, más oportunidad tienen de ser elegidos cuando eso no puede distar más de la realidad.

Antes de empezar a hablar sobre qué debes incluir exactamente en tu hoja de vida, debes saber que no debes entregar la misma copia en cada compañía o sitio de trabajo del que quieras formar parte.

Aquí es donde debes estar pensando “¿pero no se supone que en todos sitios quieren saber hasta de qué color es tu ropa interior?”. Pues no, no quieren.

Un currículum vitae debes hacerlo con la información relevante para cada puesto de trabajo al que estás aplicando.

Por ejemplo, si quieres conseguir empleo como asistente en una compañía de productos electrodomésticos, de nada les sirve que coloques en el campo de experiencia laboral que fuiste mesera en el bar cerca de tu casa.

No es porque intente menospreciar el trabajo que hiciste, sino porque no tiene nada que ver con el puesto al que quieres aplicar.

Dicho esto, comencemos parte por parte sobre qué debes incluir en tu currículum.

Primero que nada, por nada del mundo olvides la información básica y de contacto.

Puede parecer tonto que te diga esto, pero te sorprenderías de la cantidad de personas que olvidan a veces colocar el número de celular o correo al que deben contactarlos la compañía y al final, obviamente nadie los llama o se comunica con ellos.

Así que, tómalo con calma y llena la información de a poco sin olvidarte de lo más básico: tu nombre completo, fecha de nacimiento, tu número de teléfono y un correo electrónico donde puedan avisarte si rechazaron o quieren saber más sobre ti.

Podrías incluir tu dirección, pero no es estrictamente necesario. Sin embargo, aunque muchos dicen que NO debes incluirla, a mí me gusta hacerlo, aunque esto ya es cuestión de preferencia personal y si el reclutador la requiere.

Por otro lado, no necesitas colocar información más personal como tu estado civil o la religión a la que perteneces (si es que tienes una).

Estos datos no son relevantes para postular a un puesto de trabajo a menos que tu reclutador o empleador quiera conocer sobre ello por motivos de horarios y disponibilidad.

Por ejemplo, si estás casado o casada y tienes hijos, es posible que estés menos disponible que alguien que está soltero y sólo se da cuenta de sí mismo.

Lo que SÍ te recomiendo incluir es algún enlace o usuario a una de tus redes sociales, pero sólo si es una red “seria”.

Con seria me refiero a que tenga tu nombre y apellido y preferiblemente, donde no publiques cosas fuera de fotos tuyas o información que cualquier público querría compartir como frases, consejos, etc.

¿Ya agregaste esa información? Entonces continuemos con tu formación.

Si tienes un título universitario, no es expresamente necesario que coloques el colegio y secundaria en la que te graduaste.

En una entrevista de trabajo, lo que más aprecian son personas con un título profesional (lo queramos admitir o no), por lo que la información en cuanto al sitio donde estudiaste, la más relevante es a partir de tu universidad.

Por supuesto, si has realizado cursos pertinentes a tu carrera o que pudieran beneficiar tu desempeño en la empresa o sitio de trabajo al que estás postulando, no olvides incluirlos.

Además, si aprendiste otro idioma o más de uno, es un plus que nunca debes olvidar.

Ahora, cuando vayas a incluirlos en tu currículum, no los coloques junto a tu formación más relevante como tu título universitario, postgrado, maestría, doctorado y cualquier otro estudio que hayas realizado.

Intenta hacer una pequeña división, es decir, inclúyelo en la sección de “formación”, pero dale relevancia a los datos referentes a tu carrera y con una línea o en otro recuadro, agrega los cursos que realizaste.

Cuando estés agregando tu formación, asegúrate de colocar el título con el que te graduaste, en qué institución y el año en el que te recibiste.

 

Hacer currículum vitae perfecto

 

Pasando a la siguiente parte de tu currículum, debes agregar tu experiencia laboral.

Como te venía diciendo, no tienes que agregar TODA la experiencia que tengas. Si no es relevante para el puesto, no la pongas.

Sin embargo, si has tenido un cargo importante en una empresa o negocio, pero es de un área distinta a la que piensas aplicar, igualmente inclúyela.

Cuando anexas una experiencia laboral que demuestra un nivel de responsabilidad y capacidad para llevar a cabo un trabajo con un dificultad mayor o igual, ganas muchos puntos en comparación a otros.

Pero incluir experiencia sobre haber sido mesera, bartender o barista, no es relevante a menos que estés postulando para un trabajo igual o similar a eso.

Recuerda, todo depende del trabajo al que quieras postular.

Al agregar esta información, debes colocar el nombre de la empresa o el sitio para el que trabajaste y el puesto que ocupaste, durante cuánto tiempo y un resumen de las funciones y responsabilidades que asumías en él.

Continuando con la información, aún te queda incluir las aptitudes que tienes en el área de informática y cómo te manejas utilizando programas como Word, Excel, etc.

Esto es sumamente importante hoy en día porque así como tú te la pasas pegado al celular o al computador para hacer varias actividades, es casi 100% que necesitarás al menos un conocimiento básico en ellos y en algunos programas para poder tomar responsabilidad del puesto.

Por ejemplo, las empresas y muchos sitios donde debas efectuar tu trabajo en un ordenador, requieren que tengas conocimientos en programas como Word, Excel, PowerPoint, Office e incluso PhotoShop.

Si no lo tienes, sudarás un poco.

Algunos sitios ofrecen una capacitación o un intensivo para que aprendas a utilizarlos y así poder desempeñarte bien en el trabajo, pero de esos hay muy pocos.

Volviendo al tema, debes incluir qué tipo de sistemas operativos, procesadores de texto, programas de diseño, bases de datos y otro más, sabes utilizar y qué tan hábil eres con ellos.

Si sabes utilizar muy bien Word, pero no estás muy familiarizado con Excel, debes señalarlo en el currículum.

Sin embargo, no te extiendas y sé conciso con la información que vas a dar.

Te recomiendo que sólo menciones el programa o sistema y coloques un pequeño diseño donde midas de 1 al 5 tu habilidad con ellos.

Por último, puedes añadir una información adicional para hacer tu currículum un poco más atractivo e incluso divertido.

Un ejemplo es colocar algunos de tu hobbies (que preferiblemente puedan relacionarse con algo del puesto de trabajo) y también agregar la disponibilidad o limitación de horarios que tengas.

Pero la más importante es colocar algunas de tus aptitudes y si puedes hablar más idiomas, esto te ayudará un montón al postularte.

Esta información adicional harán que te conozcan un poco más de forma íntima, pero sin exagerar o inmiscuir en tu vida personal; además, colocar tu disponibilidad les otorgará el conocimiento de ajustar un poco los intereses con los tuyos si el horario es el único motivo por el que no querrían contratarte.

Incluyendo toda esta información verás que consigues el trabajo que tanto deseas. Y por supuesto, ¡no olvides tu foto al inicio del currículum! Sino, no se acordarán de tu rostro 😋.

 

¡Mira cómo puedes hacer un currículum vitae PERFECTO!

¡Compártelo! Icono de Facebook Icono de Twitter Icono de Whatsapp

 

¿Cuántas páginas debe ocupar un currículum vitae perfecto?

Para hacer un buen currículum vitae, no necesitas llenar miles de páginas con información, sobre todo si la que colocarás es tan concisa y resumida.

Si quieres que el reclutador le dé prioridad y tu currículum le llame la atención, limítalo a una sola hoja.

Contrario a lo que muchos creen sobre “si es una sola hoja significa que no tienes experiencia”, en realidad es todo lo opuesto.

Alguien con experiencia y que sabe armar un buen currículum, sabe que no necesita más que una página para colocar toda la información que quiere presentar ante el reclutador o su empleador.

La única forma en la que llenes más de una hoja es que tengas muchísima información en tu formación y experiencia laboral que realmente requieres incluir, lo cual no es imposible, pero no se da en la mayoría de los casos.

Por ello, intenta ordenar tu currículum de forma que toda la información pueda entrar en una sola página.

Aquí es donde debes estar diciendo que estoy loca y que aunque la información sea corta, no puede entrar en una sola página.

Si sabes optimizar toda la extensión de la página y renuncias al estilo tradicional de colocar todo en tablas, entrará perfectamente.

Además, no es necesario que coloques un Arial 14 o 16 para que lean la información. Estos detalles ya son más de lógica y cuestión de que conozcas en qué tipo y tamaño de letra se puede visualizar.

Una Arial, Calibrí o Times News Roman en 11 o 12, es perfecto.

Ahora, para que toda la información entre en una sola página, te recomiendo usar algunos trucos como colocar la información en columnas.

Por ejemplo, en la primera columna puedes colocar tu foto con la información básica y de contacto, tus redes sociales y el conocimiento de informática.

Para la segunda columna, intenta colocar sólo tu experiencia laboral para que en la tercer, incluyas tu formación, aptitudes y hobbies.

El espacio de una página en Word sólo te dejará ocupar tres columnas, pero son todas las que necesitas para incluir tu información.

 

Persona revisando currículum vitae

 

¿Cuál es el mejor modelo de currículum vitae?

Hay varios modelos de currículum vitae que puedes utilizar para armar el tuyo, pero cuando vayas a hacer tu elección, ten en mente el tipo de empleo al que vayas a aplicar para saber cuál es el mejor para ti.

Pero por supuesto, antes de elegir uno debes conocerlos y saber en qué se diferencian para así saber exactamente cuál te conviene más.

 

Modelo americano

El modelo americano es uno de los más comunes y el que suele hacer la mayoría sin ni siquiera darse cuenta.

En él suelen colocarse los datos personales en el encabezado del currículum para que resalte más tu nombre completo y quién eres.

Es la mejor opción si no tienes mucha experiencia laboral o si la que tienes para el puesto de trabajo es muy poca y piensas que no resaltarás mucho cuando el reclutador vea tu hoja de vida.

Es el modelo más conciso de todos y mantiene la información bastante resumida, lo que te permite captar la atención del reclutador con sólo un par de párrafos.

Personalmente, utilicé mucho este modelo cuando apenas comencé a buscar empleo y obtuve algo de experiencia en varias áreas de trabajo, como el de profesora de inglés por ejemplo.

La distribución me ayudó muchísimo al no tener mucha experiencia y formación en el momento y que a pesar de eso, me contrataran en varios sitios de trabajo.

Si eres recién graduado o estás comenzando, es una gran opción.

 

Currículum americano ejemplo

 

Modelo cronológico

Un modelo cronológico de currículum vitae no es nada raro o muy difícil de entender, simplemente consiste en ordenar la información tan como dice su nombre: de forma cronológica.

Esto quiere decir que todo lo que es tu formación y experiencia que estarán incluidos en tu currículum, deben estar ordenado desde lo más antiguos hasta lo más recientes.

De esta forma el reclutador podrás ver toda tu carrera profesional en un orden para atar cabos de todos los trabajos que has realizado y los estudios que finalizaste.

En algunos casos, a algunas personas les gusta hacer todo lo opuesto y en lugar de ordenarlos desde lo más antiguo a lo actual, es viceversa.

No es una mala idea, pero sólo hazlo si crees que las experiencias o la formación más reciente es mucho más relevante que las más antiguas.

En este modelo de currículum es importante que intentes colocar una línea de tiempo con la fecha en la que llevaste a cabo cada estudio o desempeñaste un trabajo.

 

Modelo funcional

Pasando al siguiente modelo, el funcional es todo lo opuesto al principio que sigue el cronológico.

¿Por qué? Porque la fecha no es fundamental y tampoco relevante para organizar tu currículum y la información que colocas en él.

De hecho, si bien es bueno que igual coloques la fecha de cada estudio que finalizaste y el puesto que ocupaste en otro sitio, organizarla de lo más antiguo a lo actual o viceversa NO es la idea.

En el modelo funcional necesitas organizar la información desde la más importante que puede ayudarte a obtener el puesto de trabajo, hasta la que menos relevancia tendría para el empleo al que vas a aplicar.

Cuando estés armando tu currículum con este modelo, debes agrupar la información a modo de “capítulos” y experiencia específica.

Por ejemplo, si vas a aplicar a un empleo como traductor, asegúrate de, en lugar de poner la fecha como punto principal, coloca un título que haga referencia a la experiencia que vas a presentar a continuación como: “Experiencia en trabajo de traducción legal”.

Lo mismo debes continuar haciendo con toda la formación y experiencia que vayas agregando.

Si hay aptitudes o experiencias que quieres incluir pero no son tan relevantes para el empleo, este modelo es perfecto ya que podrás darles importancia si sabes presentarlas de la forma correcta e intentas colocarlas al final de todas.

 

Currículum funcional ejemplo

Modelo combinado

¿En qué consiste? Es tal como su nombre lo dice, una combinación entre el cronológico y el funcional.

Este es uno de los modelos más complejos y difíciles de armar ya que debes organizar la información teniendo en cuenta la relevancia de la formación y experiencia según el puesto de trabajo.

Pero también debes tener en cuenta hacer un buen orden cronológico que tenga sentido y no desoriente al reclutador al momento de leerlo.

Para ello, debes comenzar por el enfoque funcional, es decir, este modelo será la mayor referencia cuando comiences a hacer tu currículum.

Cuando termines de organizar la información por temas de relevancia, pasa a ordenarla según la fecha en la que ocurrió cada uno.

En este caso, no hay un orden de específico para las fechas porque de ser así, no podrías coordinar ambos modelos.

Lo importante es que no intentes saltar tanto de fechas y encuentres una buena conexión entre la experiencia y formación organizada con el enfoque funcional, para luego remitirla a un orden cronológico.

Sí, sé que puede sonar como mucho trabajo, pero este es de hecho el modelo de currículum que yo prefiero a pesar de que debo hacer uno distinto para cada puesto de trabajo.

La razón por la que me gusta tanto está en las posibilidades que te da para jugar con la información y ser creativo al momento de ordenarla.

Como este currículum está organizado de una forma muy puntual y específica, no puedes hacer uno e imprimir el mismo para cada compañía a la que apliques.

Para cada puesto, debes elaborar uno nuevo o que al menos contenga la información organizada de acuerdo al sitio donde aplicarás.

 

Modelo infográfico

La mejor forma de hacer que alguien se tome el tiempo de leer la información que les presentamos, es por medio de los medios visuales donde no tengan necesidad de pasar más de 30 minutos leyendo un currículum con “lo mismo de siempre”.

Así que, te sorprenderá saber que para cumplir este propósito, el uso de las infografías será tu mejor aliado.

No es un misterio para nadie que las imágenes o infografías en este caso, son cada vez más populares porque le permite al lector poder leer la información de una forma más consica y agradable a la vista.

Además, en la actualidad, son más los currículum que envíamos por medio de correo o formularios que los que imprimimos y presentamos en papel.

Esto significa que tienes un gran campo para experimentar con las infografías y agregarlas a este para captar la atención de tu reclutador.

No todos utilizan este tipo de modelo porque encuentran que es difícil añadir una infografía, cuando no pueden están más alejados de la verdad.

Este modelo de currículum es fácil de diseñar si aprendes a hacer una infografía y ordenar toda la información en ella de forma de que se presente por sí sola. Es decir, la infografía es tu currículum vitae.

Hacerlo con este modelo te brindará una imagen mucho más profesional, pero sobre todo, creativa.

Sin embargo, tampoco exageres con esto último: la creatividad.

Una infografía debe ser sencilla y que resuman bastante bien todo lo que tienes que presentar, el problema es que es muy probable que para mostrar bien tu formación y experiencia debas no recurrir mucho a ella.

Con esto quiero decir que recuerdes que no siempre más, es mejor, de hecho, es todo lo opuesto.

Así que dale un buen uso sin exagerar y sin desplazar un estilo limpio y nada cargado de currículum.

 

Ejemplo de currículum con infografía

 

Currículum en vídeo o videocurriculum

Es un modelo bastante original ya que sales del típico uso de la hoja y el papel o de los correos electrónicos con los archivos de Word enviando un currículum, pero ten cuidado, porque hacer un currículum en vídeo no es para todo el mundo.

Para optar por este tipo de modelo debes ser muy consciente de tus capacidades para hablar delante de una cámara sin tartamudear o dejar espacios de silencio incómodos o en lugar de lucirte, terminarás siendo rechazado antes de que llegaran al minuto 1 en tu vídeo.

Lo bueno de este currículum es que puedes difundirlo fácilmente en varias redes y empresas sin necesidad de repetirlo o crear uno nuevo constantemente.

Te recomiendo irte hacia este modelo sólo si te sientes lo suficientemente confiado para hacer un vídeo que durará al menos 2 minutos porque no se trata de soltar todo un “vómito” de palabras sobre tu formación y experiencia como si estuvieras leyendo tu currículum en papel.

El secreto es destacarte con carisma y saber conquistar a tu reclutador o empleador por medio de él al contar no sólo la información relevante que colocarías en tu currículum, sino demostrar también tus puntos fuertes como otro idioma, facilidad de comunicación, entre otros.

La mayor ventaja es que puedes ganarte a tu reclutador y el trabajo en sí.

Yo encuentro un poco anticuado tener que enviar una página con tu información cuando los sitios de trabajo deberían tener en cuenta también la personalidad de la persona y no sólo la que ven en una entrevista de trabajo cuando están bajo presión.

Para hacer este currículum necesitas sólo una cámara con una buena resolución de preferencia, que te veas bien presentado (pulcro y con buena imagen) y si te cuesta expresarte, escribe un guión con el que puedas guiarte más adelante cuando vayas a grabarte.

 

Mujer grabándose para hacer un currículum en vídeo

 

Cómo armar un buen currículum vitae

Lo más difícil de armar un currículum vitae no es saber qué información vas a agregar a él, sino en qué orden y dónde debes colocar cada una según la sección que le corresponde dentro del currículum.

Aunque es difícil, tampoco es algo de vida o muerte cuando ya aprendes cómo hacerlo e incluso basta con que lo practiques un par de veces nada más.

Al inicio será lento porque te costará organizar y colocar la información con todos los puntos y parámetros que harán el currículum perfecto, pero luego verás que lo haces hasta con los ojos cerrados.

Para empezar, el currículum vitae SIEMPRE debe comenzar con la información personal y de contacto junto a la foto de tamaño carnet que debe ir obligatoriamente en todos los currículum que hagas.

Independientemente de si decides utilizar un formato vertical y por columnas como el que te comenté anteriormente, o uno más tradicional con tablas y abarcando todo el ancho de la página con cada categoría, la información debe tener el mismo orden.

La foto carnet debe ir en una esquina superior de la página. Si estás utilizando el formato vertical, debe ir del lado izquierdo todo el tiempo, pero si es el más tradicional, puedes colocarla tanto en la derecha como en la izquierda.

En cuanto los datos personales, deben ir justo al lado de la foto o debajo de ella dependiendo de cómo prefieras colocar tu nombre.

Pero dependiendo de la plantilla que estés utilizando para tu formato vertical, puedes colocar el correo, tus redes y teléfono al final en un apartado distinto o al inicio tal como te indiqué antes, debajo del nombre. En la foto final te mostraré ambos casos ;).

Por ejemplo, tu nombre y apellido puedes colocarlos como si fueran un título en el currículum vitae o como una información como el resto:

  1. Coloca tu foto y escribe tu nombre al lado o debajo de esta junto a tu profesión y coloca el nombre en título 1 o 2 (letras grandes para títulos o subtítulos) y la profesión en una letra más pequeña, pero sin ser del tamaño del resto del texto.
  2. Coloca tu foto y debajo o al lado, comienza a escribir tu nombre con el resto de los datos señalando cuál es cada uno (Nombre: María. Apellido: Ng).

 

Ejemplo de cómo armar un currículum

 

En la parte de tu educación o formación académica, asegúrate de colocar la fecha en la que cursaste, la ciudad, país y por supuesto, el título que recibiste así como el centro en el que estudiaste.

En el caso de ser un currículum con formato vertical, es mejor que no coloques la ciudad y el país ya que ocupará algo de espacio y no es información indispensable ya que la mayor parte del tiempo el reclutador sabe asociar la institución con la ciudad donde se localiza.

Pero si tu currículum es en todo el ancho de la página, bien puedes colocarlo o no, es cuestión de preferencia.

Esta información debe ir justo después de la personal e irá en un orden cronológico o funcional dependiendo del que prefieras y eligieras.

 

 

Ejemplo de cómo armar un currículum

Pasando a las habilidades, muchas personas suelen colocarlas justo debajo de la educación para poder complementar un poco la información.

Por ejemplo, si sabes hablar otros idiomas o tienes conocimientos en informática valiosos, es beneficioso que lo añadas debajo de la formación.

Pero también puedes colocarlas al final de todo el currículum. Sin embargo, yo seguiré el ejemplo de hacerlo luego de la educación ya que es la que yo suelo utilizar.

Esta área no tiene un formato específico sobre qué debes colocar para expresar la habilidad que tienes.

Si hablas un idioma, fácilmente puedes colocar algo como:

  • Inglés: bilingüe, nativo, fluido (o lo que corresponda).

También puedes simplemente hablar directamente de ellas. Algo parecido a esto:

  • Capaz de hablar inglés a fluido y español como idioma nativo.

En ambos formatos es idéntico y no hay una diferencia en el orden o cómo se escribiría uno del otro.

 

Ejemplo de cómo hacer un currículum vitae

 

Para la experiencia laboral, siempre debes colocar los años en los que ocupaste el cargo, el puesto de trabajo que desempeñaste y el nombre de la compañía o el sitio donde trabajaste.

Es un orden muy parecido al de la formación ya que tiene el mismo principio y debes organizarlo dependiendo de si es cronológicamente o con el modelo funcional.

Lo que no debes olvidar, independientemente del formato y el modelo, es que debes colocar algunas tareas (si es que no todas) que realizabas mientras estuviste en ese puesto.

Así el reclutador podrá hacerse una idea de todas las tareas y actividades que puedes o podrías cumplir en el puesto de trabajo al que postulas.

Por último, puedes añadir un apartado de actividades e intereses que realizas día a día o en lo que inviertes tu tiempo cuando no es trabajando o en otra responsabilidad.

En el formato de todo el acho de la hoja, es mejor que lo coloques al final y de forma muy breve.

En el vertical, como te venía diciendo más arriba, puedes colocar tu información de contacto como el correo o tus redes al final o al inicio debajo del nombre.

¿Por qué te repito esto nuevamente? Porque dependiendo de dónde lo coloques, el sitio en el que pondrás tus actividades e intereses (si es que quieres) será en el sitio que NO ocupe la información de contacto.

Personalmente, no está mal colocar tus redes al final del currículum en este caso, pero sólo si no colocarás tus actividades e intereses ya que considero que agregarlas justo debajo de tu nombre le da más relevancia de la que tiene.

Así que yo colocaría la información de contacto debajo de la foto y las actividades e intereses debajo de la experiencia de trabajo o en el apartado adicional. Todo dependerá de lo que prefieras.

Aquí abajo te dejo una imagen con ambos currículum terminados y te señalo cada información.

 

Cómo armar un currículum vitae perfecto

 

Aunque en estos ejemplos se ven primero la formación académica tal como te he explicado, también puedes elegir colocar antes la experiencia laboral y luego tu formación.

Muchos recomiendan que este es de hecho, el orden correcto, pero yo pienso que depende mucho de lo que más destaque de ti.

Si has tenidos estudios brillantes y que puedes fácilmente presumir, ve por la formación primero, pero si tienes experiencia laboral de sobra o que sabes despertaría mucho el interés del reclutador, colócala antes.

Todo depende de que juegues con tus puntos fuertes y los más débiles.

 

6 consejos para hacer un currículum vitae perfecto

 

Infografía hacer currículum vitae perfecto

 

1. No hagas el mismo currículum para todos

Si quieres hacer un currículum vitae perfecto que te garantice una entrevista de trabajo en el sitio de tus sueños, entonces no puedes imprimir el mismo que llevas usando hace más de 1 año o que has utilizado con otras compañías.

Unos párrafos más arriba, discutíamos sobre lo importante que es destacar tus habilidades, formación y experiencia laboral según el puesto al que postulas.

Al hacer un currículum del que imprimes decenas de copias para entregárselo a todos, no habrán estos detalles tan importantes.

Imagínate que estés buscando empleo como profesor de inglés en una universidad y la primera experiencia laboral que aparezca fue cuando trabajaste 2 meses en un club nocturno cerca de tu casa.

Para empezar, no necesitarías incluir tal información en tu currículum porque no tiene nada que ver con el puesto que buscas y por supuesto que no será nada relevante para que lo obtengas; a menos que sea a otro club nocturno a donde irás a dejar tu hoja de vida.

Personaliza cada currículum y modifica la información cuando sea necesario.

También intenta utilizar colores y un formato distinto que con todas las plantillas que existen hoy en día, no es nada difícil.

Esto hará que siempre tengas el currículum perfecto según el empleo que quieras conseguir.

 

2. Si no tienes redes sociales, es momento de crearlas

No subestimes nunca el poder de las redes sociales y lo mucho que te beneficiaría si las agregaras a tu currículum, en especial si tienes buena presencia en ellas.

Sé que la mayoría nos creamos cuentas en las redes sociales para publicar contenido divertido y un poco más personal, pero si en tus perfiles compartes información relevante y que muchos usuarios querrían compartir, que no te dé verguenza colocarlas en tu currículum.

Esto va aún más para ti si eres alguien que se desempeña en profesiones como periodista, comunicador social, publicista, diseñador y todo lo que está en ese mundo.

Si fuera a buscar un trabajo como publicista, imagina que seas alguien sin perfil en al menos una red social.

Puede sonar un poco dramático o drástico, pero es inaceptable si realmente quieres conseguir ese puesto.

Por eso, dales más importancia y si tu cuenta es muy personal hasta ahora, comienza a compartir algún contenido valioso y que tenga que ver con tu carrera y el trabajo que desempeñas actualmente o al que vas a postular.

Entre todas las redes que hay, dale aún más importancia a LinkedIn tomándote el tiempo necesario para construir un perfil perfecto y que pueda ir con el currículum que vas a construir.

Tampoco te olvides de otras redes más influyentes como Instagram y Twitter.

 

tipos de publicidad

 

3. No te extiendas

Un currículum no es un testamento ni una novela donde vas a contar la historia de tu vida en cada sección de información.

Siguiendo el principio de “menos es más” y recordando que la cantidad de páginas que debe tener un currículum perfecto es sólo una, entonces es mejor que seas breve y conciso.

En la información que más te extenderás será en la de tu formación y experiencia, pero no debes o tienes que colocar específicamente todo lo que hiciste, desempeñaste o estudiaste.

La información debe constar, como ya te dije anteriormente, de la fecha, el puesto que desempeñaste y el título que recibiste por tus estudios, así como las actividades que realizaste en tu trabajo anterior.

Tampoco olvides el nombre de la institución o compañía.

Cuando te pones a repasar todo lo que debes agregar, notas que ya es un montón, ¿cierto?

Así que mantenlo resumido, pero que siga siendo conciso y destaque lo que realmente interesa sobre ti y lo que crees que al reclutador le encantaría saber.

No escribas párrafos o líneas largas parecidas a una presentación.

Si fuiste redactor de contenidos, traductor de inglés a español, secretaria del presidente de la compañía, etc; colócalo tal cual en tu currículum y no uses una frase para llegar hasta ello.

 

4. No mientas

Entre cielo y tierra no hay nada oculto, pero aparte de eso, no es nada difícil descubrir cuando una persona está mintiendo en su currículum e inventando alguna información.

Por ejemplo, si dices que sabes inglés u otro idioma (la cual es una de las mentiras más comunes), lo más seguro es que el reclutador vaya a hacerte la entrevista de trabajo en ese idioma o al menos intente tener una conversación fluida contigo.

¡Boom! Se descubrió la mentira.

Sé que es difícil encontrar empleo en general, pero sobre todo si no tienes ninguna formación que destaque mucho y no tienes ni un poco de experiencia en el área.

No obstante, todos comenzamos por ahí y eventualmente, conseguimos un empleo y la oportunidad de comenzar a formarnos.

Así que no mientas y sé tú mismo.

Puede parecer que es todo lo contrario, pero mientras más honesto seas y te destaques por ser alguien que se muestra tal cual es, más punto ganarás con el reclutador y tu empleador en sí.

Nadie quiere alguien que falsifica sus logros y si no tienes experiencia, entonces hazle saber que pondrás todo tu esfuerzo para que esa primera oportunidad valga.

 

Mujer cruzando los dedos en su espalda

 

 

5. Utiliza gráficos y otros elementos

Si te has ido por un modelo de currículum más convencional y menos moderno, puede que estés en un poco de desventaja, pero no es nada que no se pueda solucionar.

Además, incluso si eligieras un modelo más pintoresco y moderno, podrías seguir este mismo consejo.

Cuando estés armando tu currículum y agregando la información, no dejes que las letras se apoderen completamente de él.

¿Qué quiero decir con esto? Que debes utilizar más elementos visuales y gráficos que te ayuden a presentar la información de forma más concisa y llamativa para que el reclutador no considere tu currículum “aburrido”.

Por ejemplo, si quieres indicar el nivel de tus habilidades o aptitudes, puedes utilizar gráficas o un pequeño elemento donde puedas colocar un número o señalar hasta donde llegan.

De igual forma, puedes añadir algunos detalles decorativos en las esquinas o en el centro del documento que no opaquen el la información, pero sí que la resalten más y se vea más colorido.

Juega con los elementos visuales (pero tampoco te pases) para diseñar un currículum que te diferencie del resto.

 

6. Revisa siempre la ortografía y gramática

Todos cometemos errores, sobre todo en el área de la escritura, pero la parte buena es que son fáciles de corregir con tan sólo tomarnos el tiempo de revisarlos con detenimiento.

Si hay algo que es inadmisible en un currículum, son las faltas ortográficas o errores gramaticales.

No porque los hayas cometido, sino porque si están ahí, eso indica que no te tomaste el tiempo adecuado y tampoco prestaste suficiente atención cuando armabas tu currículum.

Es normal que no sepas escribir una palabra, si va un punto o una coma y otros aspectos más.

La verdad, son muchísimas las normas que se deben seguir, pero si no sabes cómo escribir o expresar algo, siempre puedes buscar información e informarte.

Hoy en día, también hay muchos programas de ortografía y gramática donde sólo necesitas copiar y pegar el texto.

Son sumamente útiles, pero yo te recomendaría que los utilices nada más para certificar que el texto que escribiste, después de haberlo revisado por tu cuenta, está perfecto.

De lo contrario, ¿de qué te sirve que un programa lo corrija por ti si no aprenderás dónde están tus fallas?

Para un reclutador, ver una falta de estas es algo que le resta muchos puntos al postulante, si es que corres con la suerte de que no tire tu currículum inmediatamente a la papelera o a la pila de papeles para copias e impresiones.

Ten mucho cuidado y siempre es mejor revisar 2 y 3 veces o las que sean necesarias.

 

leer currículum vitae

 

Siguiendo estos consejos, podrás hacer tu currículum fácilmente y que te permita buscar y conseguir el trabajo que quieres.

Luego lo que queda es asistir a tu entrevista y destacarte sin llegar a ser exagerado.

Si no sabes cómo comportarte o actuar durante una entrevista, te recomiendo leer este post: 15 consejos para hacer una entrevista de trabajo exitosa.

 

Cómo tomar la foto perfecta para poner en tu currículum

Uno de los aspectos más importantes de tu currículum es sin duda alguna la foto que debes incluir. Por eso, es sumamente importante que al momento de hacerla te veas impecable y desprendas un aura de seguridad al momento de tomarla.

Una foto puede transmitir muchas cosas si se captura en el momento correcto y la persona que quedará plasmada se ve tan como debería: fresca y única.

Si te soy sincera, el tipo de fotos que se solicitaban o debían colocar anteriormente en un currículum no te debajabn espacio para nada de eso y en general, en lo único que me hacía pensar sobre el postulante es “qué aburrido es”, aunque realmente fuera culpa de la foto.

Afortunadamente, ya no es tan necesario seguir todos esos estándares de tomarse la foto en un fondo blanco o azul, usar una camisa blanca, cabello recogido y estar de traje y corbata en el caso de los hombres.

Hay muchas maneras de verse bien o mejor dicho, perfecto para la foto que irá en tu currículum que no tenga que llevar toda la etiqueta de antes.

Si quieres tomar la foto perfecta para tu currículum hoy en día, debes preocuparte por 4 cosas:

  • Tu vestimenta.
  • Tu apariencia física (al menos la de tu rostro).
  • Sentirte fresca en el momento que la tomen, sin presiones.
  • Sonreír, pero no de forma forzosa.

 

Tu ropa

Tu vestimenta no debe cumplir con un código siempre y cuando luzca limpia y sea presentable.

Sin embargo, si eres mujer, evita los escotes o las blusas que muestren demasiada carne en la parte del frente.

En el caso de los hombres, no necesitas ponerte un traje y una corbata para verte bien, ¿o sí?

Con usar una camisa de un color que te haga resaltar y te favorezca en todos los sentidos, te verás muy bien vestido apra tu foto al arreglarla y llevarla puesta de la forma correcta (acomodando el cuello y estando bien planchada).

 

Hombre bien vestido posando para cámara

 

Tu cara

En cuanto a tu rostro, debes dedicarte un tiempo en arreglar un poco ese desastre que a veces tenemos con ojeras.

Las mujeres tenemos el gran secreto del maquillaje, aunque en sí, los hombres también pueden utilizarlo.

Cuando vayas a utilizarlo, no exageres y mantén un aspecto fresco donde sólo resaltes los rasgos naturales de tu cara y cubras las imperfecciones como las ojeras y te dale más color a tu piel para verte mucho más vibrante.

En el caso de los hombres afeita tu barba de 2 o 3 días y si es una que utilizas siempre, asegúrate de rebajarla el día que vayas a tomar tu foto.

Piensa en el peinado y para las mujeres, intenta no cubrir tu rostro al momento de tomar la foto para que no te opaques u obstruya la imagen en sí.

Estos pueden parecer aspectos poco relevantes, pero son de suma importancia para que puedas tomar tu foto perfecta.

 

Sonríe ¡y hazte una foto!

Por último, no tengas nervios, es sólo una foto más donde sólo te arreglaste un poco más para salir aún mejor y usarlo como carta de presentación en tu currículum.

No fuerces mucho una sonrisa si crees que en la foto se notará, a veces no es necesario que lo hagas y te muestres más natural. Para conseguir eso no siempre debes reír mostrando todos los dientes.

Para tomar tu foto, no es necesario que visites un estudio de fotografía o pagues por alguien para que lo haga por ti.

Lo bueno de no tener que cumplir con la foto “perfecta” de antes, es que puedes tomarla en sitios más pintorescos o que tengan un fondo un poco neutral.

Por ejemplo, puedes hacerla en un parque o en un sitio que ayude a resaltar el fondo y a ti en la foto.

Muchas personas utilizan incluso una selfie, cosa que no apoyo y NO debes hacer sin estar seguro, pero debo admitir que muchas de ellas se ven impecables y transmiten muy buena vibra.

Busca un lugar con buena iluminación, ten tu teléfono o cámara a la mano y tómala con la mejor sonrisa que puedas dar en el momento.

 

Mujer con lentes sonriendo

 

¿Es buena idea hacer una carta de presentación para acompañarla con el currículum?

Sí, siempre es bueno que incluyas una carta de presentación con tu currículum ya que te ayudará a sumar puntos con el reclutador.

Las entrevistas de trabajo son bastante tediosas y no siempre las empresas o compañías tienen el tiempo suficiente para realizarlas. Por ende, se enfocan demasiado en el currículum del candidato.

Sin embargo, si lo que te hará obtener un empleo será 100% tu currículum, ¿cómo puedes destacarte de todos y mostrar un poco de tu esencia?

Puedes y debes modificar y diseñar bien tu currículum tal como te dije antes, pero aún más importante que eso, debes trabajar en tu carta de presentación.

Si no sabes qué es, te lo explico brevemente.

Una carta de presentación es donde debes escribir una pequeña presentación sobre ti y por qué eres el más adecuado para el puesto al que postulas.

No tienes que contar tu vida ni tus experiencias o formación, más bien, es tu oportunidad de destacar tus virtudes que pueden favorecer al sitio para el que podrías trabajar.

Si quieres ponerlo de una forma, es una mini entrevista de trabajo, pero plasmada en un papel con nada más las respuestas o aspectos que destacarías de ti.

No debe ser larga o perderá todo el sentido.

Si hablábamos de que el currículum debe ser sólo una página, lo mismo ocurre con la carta y ni siquiera debe abarcarla toda.

La carta servirá para que el reclutador despierte un interés en tus capacidades más allá de las que se basan en tu experiencia laboral y formación académica.

Si haces una carta de presentación adecuada, tienes el trabajo casi asegurado sumándola a tu currículum.

Para aprender cómo hacerla, mi compañera María escribió un artículo donde te enseña paso a pasa a hacerla junto a varias plantillas para que no tengas que diseñarla desde cero: Cómo crear una carta de presentación (+14 plantillas Word).

 

Persona escribiendo en un computador

 

Errores que debes evitar al hacer tu currículum vitae

Hay errores que por muy pequeños que sean, pueden costarte toda la oportunidad de obtener el empleo que tanto quieres y necesitas.

Por eso, a veces tienes que prestar más atención a lo que debes evitar en lugar de estar tan concentrado en lo que debes incluir y cómo.

Por ejemplo, el primer error es algo de lo que ya hablamos: las faltas ortográficas.

No te preocupes, no volveré a repetirte lo mismo de hace rato, pero sí recordártelo para que se quede grabado en tu cabecita 😉

Uno de los errores más comunes que cometen las personas en su currículum, es colocar la misma dirección de correo electrónico que crearon cuando tenían 11 u 12 años.

Lo más probable es que sea bastante inapropiado o se encuentra lleno de spam y correos interminables de todos los mensajes y suscripciones que has recibido.

Por ejemplo, una vez vi a una amiga haciendo su currículum e iba a colocar su correo de siempre “chiquitababe12@…”.

Yo quería pegar el grito al cielo cuando vi eso y le dije exactamente lo mismo que te diré a ti: crea un correo único para el trabajo que preferiblemente contenga tu nombre y apellido o al menos, las iniciales de estos.

Deja el otro para seguir recibiendo información de tus suscripciones y documentos personales.

 

Hombre haciendo bolas de papel

 

Por otro lado, no utilices un lenguaje difícil de entender y limítate a lo sencillo, pero elegante.

Cuando se arma un currículum, suele pensarse que mientras más palabras llamativas o raras utilices que son sinónimo de otras mucho más sencillas, más llamarás la atención.

Sí, efectivamente obtendrás su atención, pero no de la buena.

Los reclutadores tienen que leer un montón de currículum e información para poder elegir al candidato perfecto y si tú los saturas con palabras complicadas o difíciles de entender, simplemente desecharán tu hoja y pasarán a la siguiente.

Mantén el lenguaje simple y exprésate sin redundar mucho y utilizar tantas palabras.

Recuerda, breve y conciso.

Por favor, de todos los errores, NO escribas “Currículum Vitae” en tu currículum.

Para empezar, se supone que está sobreentendido que si se lo entregas al reclutador o lo envías a la dirección de correo que te indican, es un currículum. Entonces, ¿para qué repetirlo?

Muchos piensan que colocar ambas palabras hace que se vea “bien” cuando es todo lo contrario.

Por eso, cuando te explicaba cómo debes armar tu currículum perfecto, te indiqué que puedes colocar tu nombre en letra grande tipo título o subtítulo.

Si quieres algo llamativo, es la mejor opción que tienes.

Además, si hablamos en un punto más técnico, no es nada cómodo escribir “Currículum Vitae” porque te ocupará espacio valioso que puedes utilizar para colocar la información personal y de contacto.

Así que si lo hacías, es mejor que dejes de hacerlo.

 

Ejemplos de currículum vitae

Para que tengas una idea de cómo puedes diseñar tu currículum y todas las posibilidades que tienes en diferenciarte de los demás a través de él, quiero compartir contigo varios ejemplos que te servirán como guía.

 

Ejemplo de modelo americano

El primero es un ejemplo de un modelo americano donde se encuentra la información personal al inicio del currículum, pero también puedes tomar el principio del modelo funcional y organizarlo de esa manera.

En ambos casos, puedes agregar tu propio toque de color y no tiene que ser específicamente como el ejemplo, sino más bien puedes cambiar algunos detalles.

Para hacer tu currículum puedes utilizar el modelo que quieras, incluso el más básico de todos, pero lo importante es que recuerdes organizar bien la información, darle color y estilo a la vez, para poder destacar.

 

Ejemplo de currículum vitae

 

Ejemplo de modelo cronológico

El segundo ejemplo es un modelo cronológico que está organizado desde la actualidad hacia lo más antiguo.

Aunque también puedes copiar el mismo estilo y simplemente cambiar el orden de las fechas de lo más antiguo o lo actual si así lo deseas.

Este diseño de currículum, personalmente, solía utilizarlo mucho durante los primeros empleos que busqué en las compañías relacionadas a la carrera que estudio.

Así pude organizar la información con mayor relevancia y desarrollar un buen historial de mi experiencia y formación.

 

Ejemplo currículum vitae

 

Ejemplos de currículums en vídeo

Además de utilizar documentos o toda una hoja de Word para escribir tu currículum, no olvides que hay otra forma más didáctica y divertida de hacerlo.

Por ejemplo, los currículum en vídeo.

Aunque tienes que verte bien presentable, eso no significa que no puedas ser un poco más original y quizás hasta cantar en él para presentarte, aunque claro, ten en cuenta el puesto al que quieres apuntarte para hacer esto.

Sin embargo, a lo que quiero llegar es que los videocurrículum puedes ser más creativo y dejar que tu inspiración flote.

Un ejemplo perfecto es el vídeocurrículum de aquí abajo:

 

 

En este caso, la persona del vídeo hizo un currículum en el metro de su ciudad para simpatizar con las personas y en el caso de ser alguien que busca empleo en un área de comunicación social o marketing, es una gran forma de impresionar a tu reclutador.

Otro videocurrículum un poco más sencillo y que puede ajustarse a varios puestos de trabajo que quieras aplicar, es uno donde te muestres como si estuvieras atendiendo una entrevista de trabajo, pero con algo de diversión.

Lo más importante, no olvides que no debe durar más de 2 o 3 minutos como mucho, así que sigue el ejemplo de aquí abajo y seguro aprenderás cómo organizar y hacer el tuyo.

 

 

7 plantillas descargables para hacer tu currículum vitae

Después de todos estos consejos y pasos que te he dado para hacer tu currículum vitae perfecto, si todavía sigues teniendo dudas de cómo crear el tuyo, aquí te dejo 7 plantillas que puedes descargar en tu computador para que sólo tengas que escribir tus datos, y así tener una hoja de vida que enviar al puesto de empleo que quieres.

 

Plantilla para currículum vitae tipo americano 

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Esta plantilla es perfecta para resumir toda la información sobre tu formación y experiencia laboral, en especial si no cuentas con una larga lista y deseas agregar relevancia a cada una para poder destacar en los ojos del reclutador.

● Puedes organizar tu currículum utilizando el formato cronológico o funcional, incluso puedes editar un poco el encabezado de la plantilla para poder agregar tus datos personales en un estilo más tipo membrete y así obtener un resultado como el del modelo americado.

Fácil de editar para cualquier empleo que desees aplicar y no tendrás problemas para quitar, añadir o modificar alguna información.

 

 

Plantilla para currículum vitae básica tipo funcional

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Puedes colocar más información sobre las funciones que realizaste en cada sitio de trabajo e incluir los aspectos más relevantes de este.

● La información de contacto, habilidades de informática y conocimientos en idiomas, está organizada hacia el lado izquierdo en la columna para que ocupe menos espacio y cree relevancia al momento de leer tu currículum.

● Perfecto para solicitar empleo en una compañía o empresa que requiera una aplicación formal.

 

 

Plantilla para currículum vitae sencilla y profesional

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Si quieres una plantilla sencilla, pero que se siga viendo profesional, esta es perfecta ya que puedes editar la información con un mínimo de esfuerzo y no se ve sobrecargada.

● Incluye diseños de estadísticas al final para que puedas indicar tu nivel en el uso de programas informáticos y tu fluidez en algún idioma.

Puedes cambiar el color si no quieres presentarlo en blanco y negro o porque simplemente quieres agregarle algo de vida a tu currículum.

 

 

Plantilla para currículum vitae moderno 

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Plantilla moderna para organizar la información en orden cronológico, funciona o combinado.

● Puedes colocar información de tus intereses, competencias como informática e idiomas en un apartado adicional sin ocupar mucho espacio y que se vea profesional y moderno.

● El formato es mucho más limpio y es bueno si quieres aplicar para algún trabajo de diseño o en una compañía de tecnología.

 

Plantilla para currículum con estilo minimalista

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Si te gusta el estilo minimalista, ¡esta es la plantilla para ti! Puedes editarla y modificar toda la información a tu gusto cuantas veces quieras y así poder hacerla apta para cualquier puesto de trabajo que desees aplicar.

● Trae incluida una hoja adicional con la plantilla para hacer una carta de presentación que puedes incluir en tu currículum y vaya acorde al estilo y formato de este.

● Viene con distintos tipos de letras incluidos y puedes realizar el diseño en un tamaño de hoja carta o A4 según lo que mejor vaya con tu currículum o la presentación que quieres hacer mediante él.

 

 

Plantilla para currículum vitae para puesto de ilustrador y diseño

 

Plantilla para currículum vitae

● Plantilla con temática colorida y moderna para postularte a un puesto de trabajo relacionado con el diseño o ilustración.

● Puedes jugar con el tipo de letra y personalizar el color para hacerlo interesante, moderno y agradable a la vista.

Incluye más iconos y estadísticas con los que puedes especificar el nivel de tus habilidades en varios idiomas o programas de informática.

 

 

Plantilla para currículum vitae como fotógrafo

 

Plantilla para currículum vitae

 

● Puedes añadir imágenes en HD para personalizar tu currículum vitae con fotografías que has tomado y así impresionar a tus futuros clientes o reclutadores.

● Incluye una página adicional en caso de que necesites más espacio para agregar informaicón y también trae una plantilla para escribir tu carta de presentación.

● El diseño es completamente moderno, agradable, fresco y perfecto para cualquier fotógrafo que quiera presentar su experiencia, formación, hobbies y habilidades.

 

 

Hacer el currículum vitae perfecto requiere paciencia y esfuerzo, además de todo el tiempo que necesites invertirle, así que ¡no desesperes!

Siguiendo todos los consejos de arriba y evitando cada error que te he mencionado, conseguirás hacer el currículum adecuado para el puesto de trabajo que quieras.

Si te ha gustado el post, ¡ayúdame compartiéndolo con tus amigos! Así ellos también sabrán cómo hacer su currículum perfecto y obtener el trabajo por el que tanto han luchado.

Shares
The following two tabs change content below.

María Ng García

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot

Deja un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

About the Author

Soy amante de la literatura y escribir es mi pasión de toda la vida. Me encanta compartir mis experiencias con otros para ayudarlos a perseguir sus sueños y que aprendan a nunca rendirse. "Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido". -George Eliot