8 formas de fidelizar a tus trabajadores cuando no rinden

La primera vez que tuve trabajadores a mi cargo, pensé que sería un caos.

Pero tras leer estos valiosos libros de negocios  y de interiorizar algunas frases de grandes visionarios como Steve Jobs o Bill Gates, me di cuenta de una cosa importante:

Fidelizar y motivar a mis empleados es una oportunidad única para hacer crecer mi negocio.

Al principio, es normal que te sientas inseguro porque nunca antes habías dirigido a un equipo. Pero una vez que arrancas y conoces el mecanismo, ese miedo a lo desconocido desaparece.

Y te das cuenta de esto: tener a un trabajador feliz en tu empresa te hará ganar 10 veces más en tu negocio que tener a 5 empleados desmotivados que no rinden lo suficiente.

Un empleado motivado es alguien productivo, que aprovecha al máximo su tiempo y llega con facilidad a los objetivos marcados por su empresa.

Por tanto: fidelizar y motivar a los trabajadores de tu empresa tiene que ser un tema que tengas muy presente si quieres que tu empresa sea productiva y genere mucho dinero.

 

¿Es importante el salario para motivar a tus empleados?

Recién cumplidos los 18 años, me moría de ganas de trabajar en cualquier sitio para ganar dinero. No quería depender más de mis padres y valoraba muchísimo la plata. Tuve muy claro lo que quería: ahorrar para viajar y para poder montar mi propio negocio.

Pero cuando pasó el tiempo y cogí experiencia me di cuenta de que el dinero no lo era todo.

 

 

Hace un tiempo, en uno de mis trabajos empecé a ganar más de $ 5.000 dólares al mes. Mi mujer también trabajaba y tenía un buen sueldo. Pero yo no era lo suficientemente feliz.

Me levantaba por las mañanas sin ninguna motivación y por las noches llegaba de trabajar cansado, pensando que podía haber pasado más tiempo con mi familia.

Desde mi experiencia, hoy puedo decir esta gran verdad, escucha bien: el secreto para ser feliz en el trabajo y en tu vida no está solo en el salario.

Existen otros muchos más factores que te ayudarán a levantarte todos los días motivados y a ser feliz en tu vida y en el trabajo. Y estos factores están relacionados con el denominado “salario emocional”.

 

¿Qué es el salario emocional?

Es importante que entiendas que el trabajo hoy en día no es solo un lugar para ganar dinero y desarrollar una carrera profesional.

Por un lado, se necesitan empleados productivos pero por otro lado, también se necesitan jefes que fidelicen y motiven a sus empleados. Las dos piezas van de la mano para que una empresa funcione.

Cualquier empleado necesita una palmadita en la espalda cuando consiga un logro. Y del mismo modo, un jefe debe saber cuándo un empleado no está rindiendo lo suficiente para motivarle y guiarle en su camino.

 

 

El salario emocional consiste en ofrecer a los empleados un bienestar, donde lo laboral se combine con el tiempo libre, las relaciones familiares y sociales.

Y tengo que decirte que la única forma de fidelizar a tus trabajadores es haciéndoles sentir  bien. Y esto solo se consigue a través del salario emocional.

Si interiorizas estas 8 acciones de fidelización, te aseguro que tus trabajadores se comprometerán más contigo y lograrás crear un buen clima laboral.

 

8 formas de fidelizar a tus empleados mediante un salario emocional

 

1. Elige un día de la semana para tomar una cerveza o comer algo juntos

El primer trabajo en el que noté que mi jefe quería dar un paso más con sus empleados me impactó.  Nunca antes había visto algo así en ninguna empresa.

Todos los jueves a las dos de la tarde, nos reuníamos en una de las salas de la oficina para beber una cerveza y comer algo. Una excusa, sin dudas, para charlar con los compañeros, conocerlos un poco más fuera del trabajo y echar algunas risas.

 

 

En el caso de empresas de mayor tamaño, otra forma que muchos jefes utilizan para hacer sentir cómodo al trabajador es mediante bonos de restaurantes.

De esa forma, aquellos empleados que no tienen tiempo de ir a sus casas a comer, pueden comer algo cerca del trabajo o llevárselo a la oficina.

 

2. Organiza planes fuera del trabajo

Planifica en tu calendario al menos un evento al año para reunir a tus empleados.

 

 

Y no me refiero a invitarles el viernes cuando sales del trabajo al restaurante de al lado. Planifícalo con tiempo y organiza algo grande. Incluso podrías pensar un nombre para ese evento.

Por ejemplo, fija cada año el primer sábado de octubre para celebrar el Día de la Familia. Un evento en el que reunirás a tus empleados con sus familias para pasar un día divertido y agradable.

Aunque te parezca ridículo, es una oportunidad para relacionarse y generar un buen clima.

 

3. Acuérdate de sus cumpleaños

Sé que es difícil acordarse de los cumpleaños de todos tus empleados.  Demasiado tienes ya con acordarte del cumpleaños de toda tu familia.

Pero eso no es excusa para no hacerlo.

Crea una lista con los nombres de todos ellos y coloca al lado el día de sus cumpleaños.

 

 

Aunque no lo creas, este detalle de enviarle un email felicitándolo, sacará una sonrisa a tu empleado y le harás sentir una pieza valiosa en tu empresa.

 

4. Ofrece un plus de vacaciones

Muchos de tus empleados pasan horas y horas en tu empresa. ¿Te has preguntado cómo se sienten al pasar tantas horas fuera de sus casas?

Sienten que la vida pasa y no están todo el tiempo que querrían con sus familias. Yo también lo he sentido alguna vez.

Por eso, tú como jefe tienes que valorar a tus empleados.

Si no lo haces, pasará esto: tus empleados te abandonarán. Tarde o temprano perderás a ese talento que ha trabajado como una hormiga para sacar a flote tu empresa.

Pero no está todo perdido, tranquilo.

Ofrece a tu empleado un plus de vacaciones para equilibrar esa falta de tiempo con su familia.

 

 

No tienes por qué agobiarte por el hecho de pensar que si les das más vacaciones a tus empleados, perderás productividad. Si lo haces de forma organizada, incluso tendrás más beneficios.

Asegúrate de conocer en qué fechas hay menos trabajo y ofréceles un extra de vacaciones esos días.

Ellos se sentirán mejor y tú notarás a tus empleados más contentos y motivados.

 

5. Dales la oportunidad de formarse cuando lo necesiten

Otra forma de fidelizar a tus empleados es ofreciendo formación gratuita si necesitan conocimientos específicos para desarrollar su trabajo y para seguir aprendiendo.

 

 

No solo la empresa debe percatarse de esa necesidad de formación. El empleado si lo ve necesario, también debe pedir la formación necesaria que crea conveniente.

Un ejemplo muy sencillo para que lo entiendas: un vendedor atiende llamadas a diario de otros países, pero no sabe hablar inglés. Aquí el empleado tiene una necesidad real de aprender el idioma para poder cerrar una venta o negociar un trato.

Para mí, un buen jefe debe observar estas necesidades que tienen sus empleados y por el bien de la empresa, ofrecerles la formación que necesiten.

 

6. Realiza una entrevista al año para conocer sus preocupaciones

Estoy seguro de que dedicaste mucho tiempo en buscar al mejor candidato para ocupar ese puesto.

Para no perderlo, asegúrate de hacer las cosas correctamente.

¿Hace tiempo que no preguntas a tus empleados cómo se sienten? Si la respuesta es afirmativa, no vas por buen camino. Pero puedes arreglarlo ahora mismo.

Planifica al menos una entrevista al año con cada uno de tus empleados para saber cuál es su grado de satisfacción. O envíales un cuestionario por email, es otra herramienta que también funciona muy bien.

 

 

Hazles preguntas relacionadas con sus expectativas de futuro, sus objetivos dentro de la empresa, o qué aspectos mejorarían.

Con esta información podrás hacerte una idea de qué hacer para mejorar su bienestar en la empresa y conseguir fidelizarlos para que tu empresa sea productiva.

 

7. ¿De qué se quejan tus empleados?

Una vez realizada la entrevista o hayas recibido los cuestionarios, es el momento de dar el siguiente paso.

Como responsable de tu empresa tienes que tener un plan de acción. Y este debe incluir pasos específicos para mejorar las condiciones de tus empelados cuanto antes.

 

 

Estos pasos básicos son:

  • Ser flexibles en los horarios (si tu empleado lleva una semana trabajando duro en un proyecto y lo ha finalizado con éxito, ¿por qué no le das la tarde libre?)
  • Reconocer los logros (dale un feedback positivo si ha hecho algo bien)
  • Mejorar la comunicación con los empleados (crea reuniones para que el empleado conozca qué se espera de él y se genere un debate)

 

8. ¿Qué empleados están listos para un ascenso?

Uno de los mayores motivos de desmotivación de los empleados es el estancamiento laboral.

El empleado que lleva tiempo en el mismo puesto, percibe su trabajo como una rutina. No aprende nada nuevo y cae en el espiral del aburrimiento y la desmotivación.

Esto significa que debes tomarte tiempo para estudiar los perfiles de tus empelados, ver cómo han evolucionado y qué han aportado hasta el momento.

Es el momento de que valores un ascenso y analices si están realmente preparados para ocupar ese puesto.

 

 

Analiza si necesitan más formación para conseguir los nuevos objetivos y pregúntale a tus empleados si es lo que realmente están buscando.

Escuchar a tus empleados y ofrecerles oportunidades de crecimiento son dos grandes armas que como jefe debes saber manejar cuanto antes.

Quizás al principio te parezca algo complicado fidelizar a tus empleados, pero si sigues todos mis consejos que te he señalado más arriba, te aseguro que conseguirás que tu empresa sea 100 % productiva y rentable.

Ahora es tu turno: ¿cuál de estas estrategias crees que es la mejor para fidelizar y motivar a tus empleados? ¡Déjame un comentario  aquí abajo para saber tu opinión!

The following two tabs change content below.
Andres Gananci
Andrés Gananci es un emprendedor y aventurero apasionado de la vida que fundó su primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigue viajando por el mundo mientras trabaja desde casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *